Noche sin alborada: Cuando Medellín deja una costumbre nociva unida por el respeto al duelo de una tragedia.

Por:

Daniel Sánchez García

Profesional en coaching y neurociencia aplicada.

Cerebro en práctica.

http://www.cerebroenpractica.com

Desde hace unos años en Medellín estábamos resignados a que entre las 11:30 pm del 30 de Noviembre y las 5:00 am del 1 de Diciembre de cada año la cantidad de pólvora quemada en las calles era tan absurda que la mayoría de gente que deseaba descansar tenía una mínima esperanza de poder lograrlo, el cielo de la ciudad se cubría de una inmensa nube de humo, y  en la mañana se volvía normal ver cientos  de mascotas afectadas o perdidas, animales desorientados, aturdidos o muertos en las calles, básicamente nos acostumbramos pasivamente a eso.

Llegó un punto donde lo mencionado anteriormente, las campañas preventivas, el número de quemados en los hospitales o la cifra aproximada del “dinero quemado” no eran argumentos suficientes para contrarrestar una desagradable y nociva costumbre que se había instalado en nuestra cultura, quemar pólvora en la denominada noche de alborada.

El Diciembre pasado mi madre me preguntó:

  • Dani ¿es posible que la gente deje esa costumbre tan nociva?
  • Mami la verdad es algo que está tan arraigado en el inconsciente colectivo de la sociedad y eso es tan difícil de cambiar, que tendría que surgir de una iniciativa muy positiva y fuerte donde la gran mayoría haga un compromiso contundente con la causa o que suceda  una tragedia que mueva muy fuerte las emociones para que la gente deje de hacer algo que lamentablemente ya hace parte de nuestra cultura, respondí yo.

Y tristemente sucedió…  el 29 de Noviembre de 2016 el equipo  Asociación chapecoense de fútbol, venía  a disputar la copa sudamericana contra Atlético nacional, y su avión se estrelló momentos antes de aterrizar en el aeropuerto de Rionegro dejando 71 personas muertas entre jugadores, directivos, periodistas y tripulación, lo que generó una profunda tristeza colectiva que nos hizo replantearnos mil cosas, nos hizo unir, nos hizo sacar nuestro lado más humano, mostrarle al mundo nuestra solidaridad y afecto ante situaciones tan lamentables como esta, y paradójicamente  por respeto, por solidaridad y en señal de duelo, se logró que la gente  hiciera lo que parecía imposible a pesar de tantos intentos anteriores por  evitarlo, al menos por este año  la gente dejo de tirar esa abrumadora cantidad de pólvora que tanto daño hace a la sociedad.

Yo pienso algo, lo ideal es que no tuvieran que suceder tragedias de ningún tipo para que la ciudadanía renuncie a conductas nocivas que nos afectan a todos, sin embargo este 1 de Diciembre de 2016 me quedó demostrado que si queremos, nuestra sociedad puede evolucionar, podemos construir un inconsciente colectivo positivo y podemos contribuir a tener una ciudad cada vez mejor tomando buenas decisiones desde cada uno de nosotros, me queda claro que se puede creer en la gente y podemos tener una mejor calidad de vida si así lo deseamos.

Si el día que más pólvora se tira en el año pudimos quedarnos tranquilos y sólo unos poquitos se hicieron sentir con  pólvora, ¿por qué no pensar que podríamos lograr este maravilloso resultado de ciudad  a partir de hoy y mejorar nuestra calidad de vida? Somos capaces, no lo merecemos, vale la pena y no tenemos que esperar sucesos tan desastrosos como un grave accidente de avión para tomar consciencia, lo podemos hacer porque lo queremos, no porque nos obligan ¿o ustedes que dicen?

 

Nos vemos, hasta la próxima.

 

Daniel Sánchez García

Profesional en coaching y neurociencia aplicada.

Centro de capacitaciones y asesorías integrales Cerebro en Práctica.

http://www.cerebroenpractica.com

 

 

Una de mis grandes pasiones siempre ha sido estudiar el comportamiento humano para entender los fenómenos sociales explicados desde la neurociencia, el coaching, el marketing, la administración, la inteligencia emocional, la comunicación, la programación neurolingüística y el comportamiento del consumidor. La combinación de mi pasión con estas disciplinas es lo que define mis actividades profesionales, académicas e investigativas en la actualidad. Al descubrir que todo lo anterior es de tanta utilidad para las personas y las organizaciones, investigué un poco más encontrando temas cada vez más fascinantes y de aplicación en la vida real. Consciente de que me falta mucho por aprender, me motiva el hecho que cada día hay una gran cantidad de conocimiento novedoso y surgen nuevos expertos que tienen mucho para aportarnos, sin embargo, me encanta aprender de cualquier persona con la cual interactúo en mis labores diarias, pues son ellos quienes determinan la dinámica social del mundo. Mi nombre es Daniel Sánchez García, certificado como experto internacional en coaching por International Coaching School (Valencia - España 2012), avalado ante ASESCO (Asociación Española de Coaching) y ante AIC (Asociación Iberoamericana de Coaching). Desde el año 2011 soy escritor de este blog del periódico El Colombiano,y en la revista especializada para PYMES Comunidad económica ACOPI Antioquia. Investigador académico en economía, comportamiento del consumidor y desarrollo económico local, con ponencias y publicaciones en congresos y revistas nacionales e internacionales. Desde el año 2008 fundé el centro de capacitaciones y asesorías integrales Cerebro en Práctica con el cual brindamos asesorías, consultorías, capacitaciones y cursos a personas y empresas, en diversos temas como neurociencia e inteligencia emocional en el trabajo, lenguaje no verbal, emoción y sentimiento en el servicio al cliente, neurociencia y programación neurolingüística para ventas, comunicación emocional, persuasión y asertividad, neurociencia y comunicación para negociación y resolución de conflictos y manejo del tiempo y diseño de objetivos. Me puedes contactar http://www.cerebroenpractica.com/ por whatsapp al movil 3004221515.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>