Entrevista al empresario japonés Carlos Kasuga

 

Primero que todo agradezco a nuestro amigo mexicano Juan Edgar Herrera por compartir en su facebook este video.

A pesar de que en este blog tocamos mucho los temas de neurociencias estos videos son necesarios a la hora de entender muchas actitudes en el comportamiento empresarial. Es un hecho que los japoneses y sus descendientes son espectaculares, personalmente los admiro mucho y cada día quiero saber un poco mas de ellos, son seres humanos como nosotros, idénticos desde el punto de vista de la biología pero culturalmente son otro cuento que en cierto modo los hace especiales. Hace muchos años me mandaron al correo unas diapositivas que llamaron mi atención y de las cuales tomé muchas cosas, y eran parte de una conferencia con este gran ser humano, Los invito a ver estas dos entrevistas a Carlos Kasuga, Japones y mexicano a la vez, alguien de quien se pueden tomar ideas muy interesantes, les garantizo que el aprendizaje es bastante.

Un saludo y mis mejores deseos en este fin de año, que todos sus objetivos se cumplan y estén llenos de buena energía

Dany Sánchez.

Twitter:

@cerebropractica

Facebook:

http://www.facebook.com/cerebroenpractica

 

 

Las personas cambian su forma de actuar, el error es creer que nunca lo hacen.

Luis David Agudelo es uno de esos amigos con los que se habla por horas, en una de esas charlas me dijo lo siguiente:

“lo difícil no es cambiar, lo difícil es que la gente no te recuerde quien eras”

Ya lo había pensado aisladamente pero esa frase aterrizó la idea de esta publicación (Igual muchas cosas que el dice me aterrizan). Con frecuencia en mi trabajo de  coaching o en la vida diaria me encuentro  personas que dicen frases como: “el que es no cambia” …“Ese (a) siempre se va a quedar así, no hay nada que hacer”… ¿Cambió? “Eso es por unos días y volverá a actuar de la misma manera”… o peor aun… si  conocen a alguien bien intencionado  dicen: “De eso tan bueno no dan tanto, ese tan querido(a) quien sabe con que sorpresa viene”… claro es que a veces creemos que en vez de cerebro tenemos una bola de cristal para predecir comportamientos… pero nos damos unas equivocadas… que son cosa de locos.

Si observamos con calma, lo anterior ha sucedido desde hace muchísimos años en todo tipo de ambientes, en muchas culturas, sin importar el nivel educativo o condición social de las personas, nos formamos conceptos negativos de alguien fácilmente, así  demuestre que ha cambiado seguimos desconfiando, somos malos dando segundas oportunidades, nos cuesta demasiado creer ¿A quien no le ha pasado que lo juzguen  para siempre por un comportamiento inadecuado o por una reacción emocional de solo unos instantes?

Ahora hablaré de la parte que me gusta. Desde la neurociencia se ha demostrado científicamente que el cerebro a cualquier edad puede reinventarse, tiene la capacidad  de  modificar, eliminar, reestructurar y cambiar todo tipo de conocimientos, hábitos, acciones, recuerdos o patrones de comportamiento a través de la experiencia y la fuerza de voluntad proporcionada por el lóbulo frontal,  a ese proceso se le llama neuroplasticidad, así no lo creamos una persona esta capacitada para aprender algo nuevo, cambiar su comportamiento y evolucionar mentalmente tanto en su juventud como en su vejez, dentro de poco escribiré un articulo sobre una gran amiga mía que termino su carrera de historia en la Universidad de Antioquia graduándose con honores a los 65 años, esta cursando su maestría y va en sexto nivel de ingles con casi 70 años, a la edad que todo mundo esta comprando un ataúd y enterrándose en vida, cuando alguien me dice… “es que loro viejo no aprende a hablar”  Yo le miro a los ojos, sonrío y pienso… eres un ser humano, no un loro,  ese paradigma limitante esta solo en tu cabeza pero no es real dale a tu cerebro una nueva oportunidad, a veces termino diciéndolo y algunos lo toman… Para los estados emocionales y los comportamientos aplica lo mismo, si una persona lo decide puede cambiar su forma de actuar y ver la vida.

Como ya lo he mencionado en este blog, una persona es capaz de modificar  su patrón neuronal en cuestión de horas, días o semanas, dependiendo del suceso emocional o la fuerza de voluntad que le imprima, en el mundo hay historias increíbles de personas que cambiaron su forma de actuar para mejorar, desde que una persona tenga su cerebro sano a nivel fisiológico tiene la capacidad de dejar sus malas conductas  en el pasado, ¿Será que somos nosotros quienes no  brindamos a alguien esa posibilidad de querer  cambiar, dejar atrás su pasado, ser alguien productivo, de mejor carácter y con excelentes valores?

¿Saben que pienso? El problema esta en las personas que se resisten a los cambios de los demás y creen que la mente es estática y rígida. Si uno es imperfecto y puede  equivocarse debería pensar un poco mas en cambiar el concepto que tiene de los demás, simple…hemos estado o podríamos estar en esa situación y anhelaríamos de nuestras personas cercanas o del mundo una segunda oportunidad ¿o me equivoco?

Por nuestra  misma calidad de vida es bueno considerar la posibilidad de pensar positivamente respecto a otros, si pensamos mejor la química de nuestro cerebro cambia, recuerda que si piensas positivamente el cerebro genera un tipo de neuroquímicos que también llegan al cuerpo y pueden beneficiarte, si piensas negativamente se generan otro tipo de neuroquímicos que pueden incluso hasta enfermarte y alterar tu organismo.

.Si alguien nos dice “quiero dejar atrás mis conductas negativas, si te ofendí o te hice daño por favor perdóname” que bueno sería que le respondiéramos con sinceridad “Me heriste pero ¿en que puedo ayudarte? ¿Puedo ser parte de tu cambio? ¿Quieres que hablemos y trato de dejar a un lado mis prevenciones y prejuicios? Que bueno seria empezar a dar mas oportunidades a las personas de que  demuestren su capacidad biológica de usar la consciencia y que incluso podrían ayudarnos en un futuro con sus nuevos comportamientos, ¿Por qué no darle la oportunidad a alguien que quiere vivir mejor y dejar de recordarle sus errores? Es difícil, pero incluso es una oportunidad que nos damos a nosotros mismos, no hay que ser un monje budista o estar sentado en una nube al lado de Dios para lograrlo… por lo menos intentarlo ya es una buena práctica.

Tal vez “personas” como  un ex convicto, un drogadicto, una prostituta, un ladrón, un malgeniado, una persona negativa, depresiva o conflictiva… que pueden ser nuestros propios familiares, parejas, hijos, enemigos, amigos y hasta desconocidos  tienen toda la intención de cambiar, lo están haciendo  o ya lo hicieron pero los etiquetamos, los señalamos, cuando ellos nos piden a gritos que los tratemos desde la posibilidad no desde la limitación.

En este escrito te invito a enfocarte mas en las personas que en las situaciones y el pasado, he conocido personas por las que nadie daba nada y ahora son totalmente exitosos, empecé a creer que las personas pueden demostrar  cambios significativos de actitud ante las situaciones, que pueden romper totalmente sus patrones y adicciones emocionales, he aprendido mucho de ellos, siendo sincero las mejores lecciones y conocimientos que tengo hoy en día los he obtenido de ellos, incluso son grandes amigos míos actualmente.

grandes personas de la historia y de la actualidad fueron unos totales perdedores para el mundo, fracasados hasta mas no poder y luego alcanzaron éxitos imposibles para muchos, han dejado grandes legados que perduran para siempre, esa persona que ahora se equivoca puede estar a tu lado luchando por hacer cosas grandes en su vida pero por tus prejuicios y paradigmas no te das ni cuenta, te invito a que mires desde la posibilidad y no desde la limitación, algún día tu puedes pedir esa oportunidad si llegaras a equivocarte, o tal vez ya lo hiciste y no te la dieron.

Dedico este artículo a mi gran profesor Sergio Restrepo Ochoa, jefe del departamento de matemáticas  de la Universidad de Antioquia en Colombia, quien creyó en mi desde la posibilidad y lo hace con muchas personas sacando grandes profesionales al mundo, una de las mejores personas que he conocido en mi vida.

 

Hasta pronto. Un abrazo para todos, nos vemos en la próxima publicación.

 

Daniel Sánchez.

 

Twitter:

@cerebropractica

Facebook:

http://www.facebook.com/cerebropractica

 

 

La adicción emocional: La influencia de la química en lo que sentimos

Uno de los estudios fascinantes de la neurociencia es la adicción química emocional, explica en parte porque nos quedamos dando vueltas en lo mismo y así queramos cambiar muchas veces seguimos casi igual. Se habla de la adicción química emocional negativa pero también puede ser positiva, por ejemplo a estar felices y llenos de energía, podemos hacer que las emociones beneficien gran parte de nuestra vida usando las capacidades del cerebro consciente y en especial de los lóbulos pre frontales.

Nos volvemos adictos a los químicos que se producen cuando tenemos pensamientos, casi todos los recuerdos tienen asociado un componente emocional, cuando recordamos, los neuroquímicos (Como los péptidos, las hormonas o los neurotransmisores) estimulan el cerebro y el resto del cuerpo a través del torrente sanguíneo, cada pensamiento llega a ser una sensación de manera inconsciente , es decir sin darnos cuenta de lo que pasa.

Una adicción es algo que no podemos dejar de hacer, pondremos el ejemplo de una pareja que discute y hace de un motivo pequeño casi la tercera guerra mundial, detener ese tsunami de emociones que se genera en la mente y el cuerpo no es fácil ¿Por qué sucede esto? ¿Por qué no pueden parar de discutir e incluso podrían agredirse? la razón es que estar mal los hace sentirse bien, suena ilógico pero están acostumbrados a eso y son adictos químicamente, eso los hace continuar juntos en la relación así vivan peleando. Sólo hemos mencionando un caso cotidiano, pero sucede con frecuencia en las relaciones con los hijos, los amigos, los padres, los compañeros de trabajo, los desconocidos e incluso con nosotros mismos, también podemos ser adictos a emociones que sentimos cuando estamos solos.

Las emociones son indicadores químicos de experiencias anteriores, hay un punto de la vida donde pensamos que ya hemos vivido casi todo, dejamos de pensar en nuevas situaciones, empezamos a tomar decisiones pensando en como nos sentiremos, si sabemos que algo será bueno lo hacemos, si no podemos predecir la sensación de una situación posiblemente no nos involucremos, como estamos en los limites de la caja dudamos en salir de lo familiar para experimentar algo desconocido así parezca mejor y decimos cosas como “Mejor malo conocido que bueno por conocer”.

Una nueva experiencia trae una nueva sensación que activa los mecanismos de supervivencia por tratarse de algo desconocido, cuando el “Yo” recorre la base de datos de emociones y no encuentra nada parecido quedamos fuera de la zona de confort y decimos “No quiero experimentar eso, estoy bien así”, esa es una de las razones del miedo a cambiar así la situación actual sea negativa y nos traiga problemas. Siguiendo con el ejemplo de la pareja conflictiva se les dice: Los vamos a llevar a un seminario y les garantizamos que pueden cambiar totalmente su situación y vivir bien, pero no vamos a decirles de que se trata… Es muy probable que alguno de los dos diga “Eso no se lo cree nadie, esto no va a cambiar” y se niegue a ir.

¿Como llegamos a ser adictos emocionalmente?

Queramos o no, somos adictos a los químicos y emociones que se producen en nuestro cerebro y cuerpo como reacción al entorno y a nuestros pensamientos, esos químicos afectan el estado de animo, las acciones, las creencias, las percepciones sensoriales e incluso lo que aprendemos, cualquier interrupción de ese nivel químico habitual nos provocara incomodidad y haremos todo lo posible consciente o inconscientemente para restablecerlo.

Cuando el cuerpo piensa por nosotros.

las células del cuerpo están acostumbradas a una cantidad determinada de químicos producidos por el cerebro, si el cuerpo termina convirtiéndose en la mente se pierde el control consciente o racional, porque la química de las emociones solicitada por las células del cuerpo es producida en el cerebro subconsciente o emocional y allí tenemos poco o ningún control, esto sucede cuando hay ansiedad por algo o alguien, por ejemplo cuando una persona que queremos se va de nuestra vida definitivamente quedamos como perdidos y sentimos que algo nos falta, eso es porque ya no tenemos quien nos haga sentir y nos haga generar esa química interna.

la otra situación es cuando la cantidad de neuroquímicos es excesiva, las células del cuerpo llegan a un punto donde no pueden procesar tanta información enviada por el cerebro, empiezan a funcionar mal (incluso bloquean), imagine una relación donde la mujer siempre hace quedar al hombre como el malo de la película, con el tiempo la persona afectada se va volviendo menos susceptible y deja de reaccionar a las acusaciones o se lo toma como algo sin importancia, las células (en especial las nerviosas) pierden sensibilidad, se necesita mas de las mismas sensaciones para volver a activar el cerebro a producir otra gran cantidad de neuroquímicos, en parte esa es la base de la adicción a drogas como la cocaína que produce una gran descarga de dopamina generando una enorme sensación de placer al ser consumida, pero la próxima dosis tendrá que ser mucho mayor para producir la misma respuesta, el ciclo es similar en el caso de la química de la adicción emocional.

Muchos piensan que las emociones son tan fuertes que toca resignarse a convivir con ellas, donde eso fuera verdad aun estaríamos en las cavernas, seriamos instintivos y las emociones primarias de ira, miedo, tristeza y alegría serian muy dominantes, se trata de confiar en que tenemos un cerebro potencialmente capaz de lograr muchas cosas, que puede romper los patrones químicos que nos traen problemas y reinventar nuestra forma de pensar, usar el cerebro consciente es a lo que debemos apostarle para mejorar nuestra vida.

Lo que hemos dicho aquí son ideas básicas sobre la adicción emocional, existen bastantes herramientas y métodos para cambiar, la neurociencia proporciona soluciones poderosas y eficaces si se combina con coaching, programación neurolingüística y psicología, cada persona escoge como hacerlo, todo vale desde que se tenga la convicción y las ganas de lograr resultados positivos.

Hasta la próxima.

Twitter:

@cerebropractica

Facebook:

http://www.facebook.com/cerebropractica

 

La disciplina vence finalmente a la inteligencia

Quiero compartir este video con todos, en especial para mis amigos de otros países que no entienden como acá lo tenemos todo y no aprovechamos porque nuestros paradigmas mentales y sociales simplemente no nos dejan, mucha gente ha visto ya este video, yo lo he repetido muchas veces, simple, es actitud mental y hay que reprogramar el cerebro, pero ya…

Saludos, buen día

 

Daniel Sánchez.

Twitter:

@cerebropractica

Facebook:

http://www.facebook.com/cerebropractica

 

Un ambiente laboral agradable marca la diferencia.

La neurociencia tiene muchas aplicaciones en el mundo de los negocios y la gerencia de organizaciones por los descubrimientos que se han hecho sobre las emociones, a esta especialidad se le llama “Neuromanagement”,  quienes la estudiamos concentramos la atención en algunos aspectos clave: comprender los procesos cerebrales vinculados a la toma de decisiones, Incrementar el compromiso de las personas, como implementar cambios con un mínimo de conflictos, como comprometer a otros para lograr un mejor desempeño, como reducir los niveles de estrés y muchas otras cuestiones donde el ser humano es el protagonista, se trata de aprovechar los estudios del cerebro para hacer las cosas mas agradables, incrementar la productividad y por supuesto, las ganancias…

Un gerente o propietario se preguntaría ¿Para que me sirve conocer el cerebro si ya mi empresa esta obteniendo muchos beneficios y las ventas van bien? Siempre hay posibilidad de mejorar, de crecer, de vender mas, estamos en una época donde la estabilidad financiera es muy importante pero no  suficiente, si una organización  logra crear o mantener  una motivación positiva en los empleados puede alcanzar mejores resultados, las grandes multinacionales lo tomaron en cuenta y actualmente  invierten muchísimo dinero en expertos de las neurociencias para conservar, potenciar y capacitar su recurso humano, el mas preciado de todos.

¿Porque hay tanta atención en el cerebro emocional de los empleados?  En esa parte del cerebro humano se producen y controlan muchos químicos como las hormonas y los neurotransmisores, que actúan dentro del  sistema nervioso y viajan por todo el cuerpo a través de la sangre,  influyendo en el comportamiento, la  capacidad física y mental. Los pensamientos determinan una buena parte de esa neuroquímica, si son  positivos hacen que una persona se sienta totalmente productiva, concentrada, motivada, con ideas innovadoras y soluciones ingeniosas, si son negativos la misma persona puede sentirse disminuida en sus capacidades, volverse irritable, conflictiva, depresiva y estresada.

Los directivos y socios de las organizaciones saben que los pensamientos y emociones pueden transmitirse entre empleados, por eso cada vez son mas las empresas que tratan de crear mejores ambientes laborales usando técnicas de neurociencias que puedan ser implementadas en todos los niveles, desde el jefe de ventas o director de producción hasta el obrero o la persona del aseo, piensen en empresas como Google o la ensambladora colombiana de vehículos Sofasa, son empresas excelentes y su capital humano es totalmente comprometido, difícilmente alguien quiere irse de allí.

En la actualidad es común ver organizaciones que  tienen buenos productos, ventas crecientes y un sistema de producción tecnificado, pero un ambiente laboral deficiente por no decir que insoportable, la consecuencia es que los empleados hablan mal de su trabajo aun teniendo buen sueldo, duran poco tiempo, no adquieren sentido de pertenencia y buscan trabajos mas agradables así ganen menos dinero. A muchos les ha sucedido que consiguen trabajo y desde las primeras semanas empiezan los problemas con los temperamentos de los compañeros, las indirectas, los chismes, las discordias en los grupos de trabajo  y los malos tratos de jefes que tienen un gran poder,  todo eso termina afectando negativamente el desempeño y la productividad, bajo esas condiciones no es de extrañar que una empresa muy exitosa termine en serios problemas que afecten sus finanzas en el largo plazo por no tomar correctivos adecuados.

Estoy convencido de algo, es muy costoso renovar constantemente el personal porque toca invertir tiempo productivo y dinero en capacitaciones e inducciones, en un mundo tan globalizado como el de hoy esos lujos se pagan caros con el pasar de los meses o los años, no es gratuito que las empresas que mas invierten en capacitar y hacer sentir lo mejor posible a sus empleados también generen ganancias asombrosas y niveles de ventas por encima de sus competidoras, la pregunta es ¿Por qué algunos directivos y socios no  han tomado medidas si eso genera tan buenos resultados? Lo veremos en próximas publicaciones.

 

Hasta pronto, un saludo.

 

Twitter:

@cerebropractica

Facebook:

http://www.facebook.com/cerebropractica

 

Charla gratuita: La transmisión de emociones y las neuronas espejo.

Invitamos a los lectores de nuestro blog Cerebro en Práctica a una charla gratuita donde profundizaremos sobre la transmisión emocional y las neuronas espejo,  habrá espacio para preguntas y podremos conversar sobre diversos temas relacionados.

Que pasen una feliz tarde.

Twitter:

@cerebropractica

Facebook:

http://www.facebook.com/cerebropractica

 

 

 

 

 

Adultos de acción, niños soñadores.

Hace años hablando con una amiga nos hicimos una pregunta que no pudimos responder como quisimos:

¿Por qué a medida que crecemos nos vamos volviendo más limitados, se alimentan nuestros miedos al punto que ni intentamos las cosas y fracasamos antes de empezarlas?

En Julio estuve en una aseguradora para contarles sobre la neurociencia y sus aplicaciones en las ventas, mi amiga estaba allí, me reí con picardía e intentamos darle una respuesta a lo que alguna vez dejamos pendiente.

Joe Dispenza en uno de sus libros comenta: La ciencia ha demostrado que estamos preconfigurados por la herencia y somos cambiados por el entorno, mas de la mitad de los genes contribuyen a darle forma al cerebro, luego estamos sujetos a lo que aprendemos y experimentamos a través de los sentidos así vamos construyendo nuestra forma de ver el mundo, nuestras creencias y esos pensamientos que determinan la capacidad de soñar y trabajar por alcanzar lo que queremos.

Dicen que lo mas importante son las metas y los sueños pero ¿como vamos a tener sueños si al enfrentarnos a dificultades las personas solo ven limitantes y ayudan a que esos anhelos desaparezcan? esos sueños nacieron cuando éramos niños y se van muriendo por las circunstancias.

¿Cómo ve la vida un niño? Más o menos así:

  • Todo lo cree, todo lo puede, su cerebro está programado sin limitantes.
  • Todo lo disfruta, todo puede ser realidad, es alegre, juguetón e inquieto, investigador, persistente.
  • No se detiene fácilmente ante un obstáculo e insiste tanto que hasta hace ceder a los adultos.
  • Tiene gran cantidad de energía y deseo de participación, en un minuto se convierte en lo que quiere (Super héroe, astronauta, piloto, diseñadora, reina de belleza, etc…)
  • No se preocupa por la economía, la política, la crisis o porque sus caderas están flácidas mucho menos le importa una cirugía estética.
  • Tienen sueños de grandeza valor y posibilidades.

De Joe Dispenza también leí que los niños biológicamente tienen menos desarrollado el cerebro racional en comparación con los adultos pero su cerebro emocional es muy activo.

¿Será que la diferencia entre ellos y nosotros es que se dedican mas a sentir que a pensar? Esa posibilidad me gusta considerarla.

Cuando los niños crecen, aterrizan a la realidad y racionalidad del mundo, los adultos les imponen su estilo se muestran como un espejo o modelo a seguir, ahí comienzan a morir los sueños, también a programarse las limitaciones mentales. Cuando esos niños van llegando a adultos o antes en muchos casos pasa algo como esto:

  • Se  van transformando en personas rígidas y desconfiadas al punto de solo creer en lo que es tangible.
  • Confían mucho en su instinto, desarrollan gran sentido de la lógica pero poco de la imaginación.
  • Algunos por temor a soñar afirman cosas como: “Soy una persona con los pies sobre la tierra” ó “no se vive de ilusiones debemos aceptar la realidad”

Es ahí donde revivir el niño interior es bien importante, el está dentro de su mente esperando que lo deje salir a gozar del mundo y las oportunidades, eso se logra rompiendo paradigmas, rutina, temores, volviendo a vivir dinámico, alegre y feliz, volver a creer que si se puede, que vale la pena soñar sin importar la edad que se tenga.

Un niño tiene una gran imaginación para crear escenarios maravillosos en cambio el adulto esta lleno de temores que ponen fin a los intentos de triunfo y si surge alguna idea innovadora también aparecen las razones lógicas para no intentar comenzar, esa voz interior que dice:

¿Para que te vas a meter en eso? “Vas a fracasar”, “ponle sentido común a las cosas”, “eso ya muchos lo intentaron y no pudieron” ¿vas a ser uno mas? “en tiempos de crisis es mejor ir a lo seguro”.

lo mas preocupante es que sin darnos cuenta el cerebro exterioriza todo eso que tiene adentro, terminamos acabando los sueños de nuestra pareja, hijos, socios, amigos e incluso desconocidos, somos especialistas en llenar de dudas y limitaciones a los demás basados en nuestras experiencias sin embargo los pensamientos limitantes muchas veces no son tan reales, fueron creados por errores e intentos fallidos propios o de otros, en cambio el pintor de sueños esta presente y es la esencia de nuestro avance como especie.

¿Quien pensaría en el siglo XVI que podría caer del cielo una persona colgada de un pedazo de tela? ¿Que un aparato de metal podría volar? para algunos fue posible, aunque no faltaba el que decía… “Esta loco, eso solo se le ocurre a usted”, ellos no escucharon a los que hacían comentarios de ese tipo, dejaron fluir de nuevo al niño interior, se unieron a el para lograr lo que se les venia a la mente y ahora esos pensamientos son realidad.

Terminaré con algo que me contó una señora en el Metro de Medellín y me recomendó el libro, se llama “La culpa es de la vaca”

En una tarde nublada de un país donde hay invierno dos niños patinaban, el hielo se rompió, uno de ellos cayo al agua. El otro recordó un incidente similar cogió una piedra golpeó el hielo con todas sus fuerzas hasta que logro quebrarlo y salvar a su amigo.

Cuando llegaron los bomberos se preguntaron: ¿Como lo hizo? el hielo está muy grueso habríamos necesitado herramienta, es imposible que lo haya quebrado con esa piedra y sus manos tan pequeñas, un abuelo respondió con una sonrisa:

Yo se como lo hizo… Todos se preguntaron ¿Como fue?

Fácil… no había nadie a su alrededor que le dijera que no se podía y que dejara de intentarlo.

La decisión de pensar en posibilidades solo la tiene una persona y es usted mismo, los demás solo pueden contárselo.

Una vez Einstein dijo: “Si lo puedes imaginar lo puedes lograr”

 

Hasta la próxima.

Daniel Sánchez.

Twitter:

@cerebropractica

Facebook:

http://www.facebook.com/cerebropractica

 

Transmisión de emociones y neuronas espejo.

¿Le ha sucedido que alguien le arruinó el día de un momento a otro? Hay Quienes logran hacerle pasar un día perfecto y otros en segundos pueden hacerle la vida imposible. Si se deja afectar negativamente es posible que luego le transmita su estado de ánimo a otros contribuyendo a que el ambiente se vuelva pesado. Echarle la culpa a quien lo indispuso es fácil, responder por si mismo y no dejarse contagiar es una alternativa saludable aunque no sea tan sencillo como decirlo, pero es posible lograrlo si se buscan los elementos para aprender a ser mas conscientes y pensar positivamente.

Existen en nuestro cerebro las llamadas neuronas espejo descubiertas por los científicos Giacomo Rizzolatti, Leonardo Fogassi y Vittorio Gallese en la universidad de Parma, en Italia. Dichas neuronas se activan cuando un animal o persona desarrolla la misma actividad que está observando ejecutar a otro individuo e incluso sin realizarla se activan las mismas zonas del cerebro. Los neurocientíficos suponen que estas neuronas desempeñan un importante rol dentro de la vida social, tales como la empatía (capacidad de ponerse en el lugar de otro) y la imitación.

A veces tratamos de esconder que no nos encontramos bien pero cualquier ser humano esta dotado biológicamente para detectar que alguien esta incomodo emocionalmente solo observando su lenguaje no verbal y sin ellos proponérselo imitan actitudes y emociones que usted esté sintiendo, motivo mas para intentar ser conscientes de lo que decimos y hacemos en ambientes sociales. Es muy común entre familiares o compañeros de trabajo que al interactuar unas horas o días lleguen a usar las mismas palabras de los otros y copiar sus estados de ánimo, sean positivos o negativos. Esos refranes populares de las abuelas que dicen “El que anda entre la miel algo se le pega” o “dime con quien andas y te diré quien eres” son evidencia de lo que hemos dicho.

Piense en lo siguiente:

¿Qué le estamos transmitiendo a nuestros seres queridos, amigos y personas con las cuales nos relacionamos?

¿Que pasaría si usted se expresara más positivamente de las personas con las cuales interactúa?

¿Que pasaría si usted hablara mejor de si mismo y los demás percibieran esa mejora en su estado de animo?

¿Es posible que en ambientes estresantes usted se comporte diferente, sea parte de la solución y los demás lo sigan?

Pensar en eso conscientemente y considerar otras posibilidades sería la diferencia entre un día muy bueno donde se logren excelentes resultados y otro que le haga dar muchos dolores de cabeza.

Les dejo un video que ilustra lo comentado en esta entrada.

Hasta pronto.

 

Daniel Sánchez García.

 

Twitter:

@cerebropractica

Facebook:

http://www.facebook.com/cerebropractica

 

 

Lo que empezó como curiosidad pronto fue una gran pasión

cerebro y manos

Conocer un poco el cerebro, la estructura biológica más compleja, maravillosa y potente que existe es algo fascinante, una aventura llena de experiencias acerca de lo que somos, del por qué hacemos lo que hacemos racional o emocionalmente  y las implicaciones que tienen las decisiones en nuestra vida, más  aun cuando esas decisiones en muchos casos son automáticas y  no somos conscientes de lo que hacemos.

Cada día  hay más  personas interesadas en las neurociencia y sus  aplicaciones a los negocios, el mejoramiento de las organizaciones, la vida cotidiana, la salud, las relaciones sociales, las fobias, los miedos, etc… ya que los resultados en esas áreas son realmente sorprendentes, exitosos y documentados. Más que ser la solución a todos los problemas o reemplazar a otras ciencias conocer un poco del cerebro se ha vuelto un complemento muy interesante si se utiliza de manera positiva y proactiva, eso me animó a escribir este blog y seguir aprendiendo, pues cada día se descubren más y más cosas que no nos hubiéramos imaginado hace dos o tres décadas, en mi caso particular esto es todo un mundo que cada día me trae más sorpresas porque me ha enseñado a ser más sensible y más conectado con las personas

Mi interés por el cerebro tiene mezcla de experiencia personal y casualidad, hace 23 años en un accidente de tránsito me  fracturé  el cráneo en varias partes, cuando desperté mi neurocirujano me dijo: “Estás vivo de milagro, ojalá que la vida te de el regalo de disfrutar  plenamente y darle algo bueno a los demás a través de  tus logros profesionales, valora tu cerebro, está muy bien y es algo que pocos pueden decir después de lo que te pasó” compartió conmigo un rato y se despidió con una sonrisa. No comprendí mucho pero estaba impactado por sus palabras y me quedó dando vueltas en la cabeza  lo que dijo, hoy sé que las experiencias de la  infancia definen parte de la esencia para el resto de la  vida, esa me marcó para siempre.

Lo que empezó desde mi niñez como curiosidad de entender por qué   soy un milagro de la vida y la casualidad de encontrarme con una gran maestra y amiga como Anna Fortea de Valencia – España,  me llevo a unir lo aprendido en neurociencia e inteligencia emocional con el coaching personal, el desarrollo empresarial,  las habilidades comerciales  y la economía, una mezcla que se convirtió rápidamente en una gran pasión  que creo  perdurará por mucho tiempo, esta es mi primera entrada a este blog  y la intuición me dice que esto será para largo, lo puedo afirmar porque al escribir estas lineas tengo el corazón acelerado y una sonrisa en el rostro, eso solo me pasa cuando algo realmente me mueve y es una buena señal.

En Colombia somos muchos los que vemos el mundo desde la neurociencia incluso sin ser psicólogos y médicos,  hemos llegado a la misma idea, el deseo de divulgar esta valiosa información en un lenguaje sencillo que las personas sean capaces de aplicar a sus vidas de manera práctica, ese es nuestro verdadero reto, pues sabemos de los beneficios que se obtienen al saber un poco más de nuestro mayor regalo como especie.

Espero que disfruten este espacio y aprendamos juntos, estoy a su disposición.

Hasta pronto, muchos éxitos.

Daniel Sánchez García.