¿Saben quién come pájaros? ¡La mantis religiosa!

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Los pájaros pequeños tienen una amenaza natural no conocida hasta ahora: la mantis religiosa.

Una amenaza natural que presentaron zoólogos de Suiza y Estados Unidos. Estos insectos carnívoros incluyen pájaros en su dieta y no solo en determinadas regiones: en todo el globo.

Las mantis tienen poderosas patas delanteras, raptoras y usualmente dependen de artrópodos como insectos y arañas para alimentarse.

En pocas ocasiones se les ha visto alimentarse con pequeños vertebrados, ranas, lagartijas, salamandras o serpientes.

El nuevo estudio de Martin Nyffeler (Universidad de Basilea), Mike Maxwell (National University, La Jolla, California), y James Van Remsen (Louisiana State University) revela que en todo el mundo también comen pájaros pequeños.

Los investigadores recogieron un amplio número de casos, encontrando que nueve especies y nueve géneros han sido observados atrapando pájaros.

Esa conducta ha sido documentada en 13 países distintos, en todos los continentes, salvo Antártida. Se les ha visto cazando aves de 24 especies y 14 familias.

El hecho de que sea una conducta tan diseminada, taxonómica como geográficamente hablando, es un descubrimiento espectacular”, según Martin Nyffeler, cabeza del estudio.

Con frecuencia los capturan en cebaderos de colibríes o plantas que estos polinizan. Estos son los pájaros más atrapados según el estudio. Uno d ellos más comunes es el colibrí de garganta roja (Archilochus colubris).

En Estados Unidos por ejemplo, para controlar pestes, fueron liberadas hace décadas especies como Mantis religiosa y Tenodera sinensi, que ahora constituyen una amenaza para colibríes y pequeños pájaros paserinos. Pero también hay muchas otras especies nativas que los consumen.

Un proceso natural que no era conocido y que muestra las sorprendentes capacidades cazadoras de las mantis.

El estudio apareció en The Wilson Journal of Ornithology

Ojo parejas: el contacto reduce el dolor

Foto Pixabay

Foto Pixabay

La importancia de una caricia, de una cogida de manos. Un estudio demostró que cuando la pareja toma la mano de su mujer con dolor, la respiración y los latidos se sincronizan y el dolor se disipa.

Y mientras mejor sea la relación y la empatía con la pareja, será más fuerte el efecto analgésico y más alta la sincronización entre los dos cuando se tocan”, dijo Pavel Goldstein, cabeza del estudio, de la Universidad de Colorado en Boulder.

El estudio publicado en Scientific Reports se hizo con 22 parejas y es el último de una creciente ola de investigaciones sobre la ‘sincronización interpersonal’, “el fenómeno en el cual los individuos comienzan a verse fisiológicamente con las personas con las que están unidas”.

Hace tiempo se sabe que las personas sincronizan subconscientemente sus pasos con quien están caminando o ajustan su postura con la del amigo en una conversación. Estudios recientes también han revelado que cuando la gente ve una película emotiva o cantan juntos, sus tasas cardíaca y ritmo respiratorio se sincronizan. Y cuando líderes y seguidores tienen buena compenetración, sus ondas cerebrales siguen un mismo patrón. Cuando parejas románticas están en la presencia del otro, sus patrones cardiorrespiratorios y de ondas cerebrales se sincronizan.

Este nuevo estudio según los autores es el primero en explorar la sincronización personal en el contexto de dolor y contacto. Para los autores, podría ser mirado como una opción libre de opioides para el dolor.

La idea surgió cuando la esposa de Goldstein tenía un dolor y este le tomó la mano, lo que pareció aliviarle. Quiso entonces averiguar más.

Así, reclutó 22 parejas heterosexuales de 23 a 32 años, que llevaban tiempo juntas y las puso a seguir una serie de pruebas para imitar el escenario de un parto.

El hombre solo era observador, la mujer la que padecía el dolor. En un escenario se sentaban juntos, en otro estaban tomados de la mano y en otro en cuartos separados.

En los tres, ellas fueron sometidas a un pequeño dolor en el antebrazo.

Las parejas se sincronizaban fisiológicamente con solo estar sentadas juntas, pero cuando ella sentía dolor y él no podía tocarla se rompía la sincronización. Y cuando la tocaba se sincronizaban y el dolor disminuía.

Parece que el dolor interrumpe totalmente la sincronización entre personas y el contacto lo restablece”, dijo Goldstein.

En un estudio previo había demostrado que mientras más empatía mostrara el hombre por la mujer, más se aliviaba el dolor al tocarla. A mayor sincronización, menor dolor.

A los perros no les gusta la inequidad

El perro en el experimento. Foto Rooobert Bayer

El perro en el experimento. Foto Rooobert Bayer

 

A los lobos y los perros no les gusta la inequidad, como tampoco a los humanos y otros primates.

Eso sugiere un estudio de psicólogos de Messerli Research Institute de la University of Veterinary Medicine, Viena. Esos animales rehusaron cooperar en un experimento en el cual solo uno recibió una recompensa grande, mientras los demás una pequeña.

Parece que se trata de una conducta adquirida de un ancestro común según el estudio aparecido en Current Biology. No puede argumentarse que lo aprendieron de tantos años junto a los humanos.

El reconocimiento de la inequidad es una habilidad importante para las personas, en particular cuando se coopera con otros. Varias especies de primates muestran esa sensibilidad también. De otras especies poco se sabe. Varios estudios con perros han sugerido cierta aversión a esa condición, por ejemplo cuando no recibían una recompensa, pero otros sí luego de cumplir la misma acción.

Los parientes más cercanos de los perros, los lobos, exhiben la misma aversión, lo que se confirmó en este nuevo estudio. Cuando los perros presionaban un botón luego de que se los pedía el entrenador y no recibían nada o era algo de bajo valor frente a lo que recibían los demás, rehusaban participar en el experimento. Ese comportamiento fue observado también en los lobos, lo que sugiere que se trata de una conducta heredada de un ancestro común y no algo aprendido de los humanos. La domesticación de los perros no parece ser entonces la única razón por la que reaccionan frente a la inequidad.

En la prueba sin recompensa, solo el compañero obtuvo un premio en cada ronda. El otro nada. En la prueba de calidad, ambos recibieron recompensa, pero el otro recibía una mejor”, explicó Jennifer Essler, una de las investigadoras.

Esto, agregó, “mostró que el hecho de que el hecho de no recibir una recompensa fue la única razón por la que se rehusaban. No cooperaban porque el otro obtuvo algo, pero los demás no”.

También el la prueba de calidad, los lobos y los perros rehusaron continuar cooperando para presionar el botón. “Esta reacción no había sido obtenida en experimentos hasta ahora. Pero confirma aún más que perros y lobos entienden la inequidad”, dijo Essler. Los lobos son sin embargo más sensibles que los perros, requiriendo más órdenes del entrenador para continuar trabajando.

La jerarquía es importante, pero la domesticación, explicaron los investigadores, parece reducir el sentido de inequidad.

Los animales de más alto rango eran los que primero dejaban de cooperar, pues no obtener beneficios es algo a lo que no están acostumbrados.

El macho que no necesita de la hembra

S. alburnoides. Foto I. Catalao

S. alburnoides. Foto I. Catalao

No tuvo participación ninguna hembra. Fue obra de un macho. Eso fue lo que hallaron investigadores de Portugal al estudiar un extraño tipo de pez híbrido en el río Ocreza.

Sin presentirlo, encontraron un individuo que es la copia genómica exacta de su padre.

Eso, la androgénesis o reproducción de un macho sin el componente femenino, se da en algunos invertebrados y ha sido inducida de manera artificial en vertebrados, pero esta parece ser la primera descripción de una reproducción de vertebrados de este modo, según el artículo en Royal Society Open Science.

“Estaba sorprendido”, dijo Miguel Morgado-Santos, de la Universidad de Lisboa, coautor. “Pensé que era un error y habíamos capturado al padre”. Pero al examinar el ADN mitocondrial, que solo puede ser heredado de la madre, encontraron que difería del del padre. “De modo que definitivamente era un individuo androgenético”.

Esta forma de reproducción es en verdad escasa.

Mientras que se sabe que las hembras de varias especies, incluyendo algunos vertebrados, se reproducen solas sin necesidad de un macho, un proceso llamado partenogenesis durante mucho tiempo los biólogos pensaron que la reproducción clonal solo por machos era imposible. Pero existen unas especies que la tienen, como unas hormigas y almejas de agua dulce, en las que los machos usan una madre subrogada para clonarse.

Como son tan pocos los ejemplos, no se sabe bien cómo se da. Se cree que en algunas especies los machos producen espermatozoides con el doble de contenido genético (diploide) y el contenido genético del óvulo -huevo- está ausente o eliminado luego de la fertilización. También puede ser posible que un espermatozoide normal (haploide) pueda fertilizar un óvulo con genoma ausente o eliminado y entonces el genoma del macho se replica, o dos espermatozoides puedan cofertilizar un huevo sin genoma.

Si algo así ocurre en este pez, no se sabe, dijo Morado Santos.

Laura Ross, de la Universidad de Edimburgo, que no participó en el estudio, dijo a The Scientist que”en varios de esos casos, esos tipos de reproducción parecen haber surgido por dos especies cercanamente relacionadas que hibridizan en algún punto de su historia evolutiva y algo irregular resulta en la reproducción.

La hibridación, con frecuencia, resulta en cromosomas disparejos y la consecuente esterilidad de los descendientes.

Y el pez encontrado, Squalius alburnoides, es el resultado de una hibridación natural entre Squalius pyrenaicus y una especie de pez extinta hoy, del linaje Anaecypris hispanica.

La reproducción asexual es una estrategia riesgosa para las especies porque reduce la variedad, lo que tal vez explique la escasez de androgénesis en la naturaleza. A largo plazo esas especies pueden extinguirse.

Esta rata vive sin oxígeno ‘imitando’ una planta

Ratas topo viven hacinadas. Foto Thomas Mark

Ratas topo viven hacinadas. Foto Thomas Mark

Ante la ausencia de oxígeno, los organismos mueren. Pero hay uno que hace trampa y usa un mecanismo particular que emplean… las plantas. Se trata de la rata topo desnuda. Continuar leyendo

¿Hay señales de vida en el Sistema Solar?

Comparación de los chorros en Europa. Foto Hubble/Nasa/ESA

Comparación de los chorros en Europa. Foto Hubble/Nasa/ESA

En busca de vida en otros mundos, el hombre mira hacia nuevos planetas extrasolares descubiertos, pero ¿qué tal que estuviera acá cerca? Continuar leyendo

De la próstata y los bloqueadores solares

La caída del bloqueador solar, un problema de salud. Foto Maxpixel

La caída del bloqueador solar, un problema de salud. Foto Maxpixel

Ciencia para mejorar la calidad de vida de las personas, tiene un valor especial. Y dos ejemplos claros se presentaron en el encuentro de la Sociedad Americana de Química (ACS). Continuar leyendo

Las abejas navegan con la ‘barriga’

Experimento con el imán. Foto G. Gries

Experimento con el imán. Foto G. Gries

Las abejas parecen seguir también el campo magnético para navegar, lo cual no sería de extrañar. En otros animales como roedores, aves, peces, reptiles, bacterias e insectos se ha encontrado esa sensibilidad también. Continuar leyendo

Un sistema reproductivo en la palma de la mano

Tracto reproductivo femenino. Dibujo Wikipedia

Tracto reproductivo femenino. Dibujo Wikipedia

Sí, ahora se tiene el sistema reproductivo femenino, con ovarios, trompas de Falopio, útero, cervix y vagina, en la palma de la mano.

Un desarrollo con miras a estudiar los problemas de ese tracto y probar nuevas medicinas y que hace parte del proyecto de crear un cuerpo humano en un chip.

Esta nueva tecnología en 3D, denominada Evatar, está hecha de tejido humano y ayudará a entender las enfermedades del tracto reproductivo femenino como endometriosis, fibromas (afecta más del 80% de las mujeres), cáncer e infertilidad.

La meta es usar células madre de una persona y crear ese modelo personalizado de su sistema reproductivo.

Evatar semeja un pequeño cubo con modelos 3D de aquellos componentes del sistema reproductivo, además de un fluido especial bombeado por todo el tracto para cumplir la función de la sangre.

Una tecnología revolucionaria, en palabras de Teresa Woodruff, investigadora en temas reproductivos y directora del Women’s Health Research Institute en Northwestern University Feinberg School of Medicine.

Los modelos de órganos se comunican entre sí mediante sustancias segregadas, incluyendo hormonas, para parecerse lo más posible al trabajo en un cuerpo.

El avance fue publicado en Nature Communications.

Si uno tiene sus células madres y crea un corazón, hígado, pulmón y un ovario, podría probar medicinas en 10 dosis diferentes y decir, esta es la que lo ayudará con su alzheimer, su párkinson o su diabetes”, dijo Woodruff. “Es lo último en medicina personalizada, un modelo de su cuerpo para probar drogas”.

Ayudará a desarrollar tratamientos individualizados y ver cómo las mujeres metabolizan medicinas diferente a los hombres.

La tecnología es revolucionaria, dijo la universidad, porque el tracto reproductivo crea un cultivo dinámico en en el que los órganos se comunican entre sí en vez de tener células estáticas en un plato de plástico.

Una tecnología de microfluidos que en unos 10 años será la más usada en investigación biológica.