De la próstata y los bloqueadores solares

La caída del bloqueador solar, un problema de salud. Foto Maxpixel

La caída del bloqueador solar, un problema de salud. Foto Maxpixel

Ciencia para mejorar la calidad de vida de las personas, tiene un valor especial. Y dos ejemplos claros se presentaron en el encuentro de la Sociedad Americana de Química (ACS).

Con uno, se tendría una prueba de sangre sencilla para descartar o confirmar la presencia de cáncer de próstata, lo cual se hace hoy con técnica invasiva. Y con el otro se busca un bloqueador solar de acción prolongada, sabido que con el agua los actuales se disuelven.

Vayamos por partes.

Para confirmar la existencia del cáncer en la próstata se necesita un biopsia, que se toma con un pinchazo en la glándula (sabida su posición y por ende la molestia). Miles de personas se la hacen, pero al final no tienen cáncer.

Los científicos identificaron moléculas claves responsables de la ‘esencia’ de esta clase de cáncer, que se pueden detectar en la orina.

En 2014 investigadores demostraron que los perros podían oler en la orina si una persona tenía cáncer de próstata, con una precisión del 97%.

Si los perros pueden, los humanos también deberían, se plantearon los investigadores encabezados por Mangilal Agarwal.

Este cáncer está en el top 5 de los cánceres más comunes y de ahí la necesidad de su pronta detección.

Para llegar a la biopsia, los médicos se basan en un examen de sangre como el antígeno específico de próstata. La glándula produce esa proteína en pequeña cantidad. Los niveles altos pueden sugerir la presencia de cáncer o… de otros padecimientos.

Hoy cerca del 60% de los hombres que se someten a la biopsia no la necesitan”, explicó Amanda Siegel, investigadora.

En el estudio, mediante cromatografía espectrometría de masas detectaron la presencia de un pequeño grupo de moléculas en 90% de las muestras de pacientes con el cáncer

La idea es confirmar los hallazgos y perfeccionar el método, para que en la oficina del médico se pueda confirmar el diagnóstico sin necesidad de enviar a un laboratorio.

Bloqueador

Cada dos horas en promedio una persona debería volver a aplicarse el bloqueador solar, pero pocos lo cumplen por distintos motivos y ese es un problema de salud.

Para hallar un bloqueador que dure, científicos se preguntan ¿cómo actúan sus componentes?

Así, han estudiado 10 filtros químicos comunes. Cuando esas moléculas que absorben los rayos UV, entran en un estado de excitación electrónica y algunas se descomponen liberando radicales libres nocivos.

Con láseres para semejar la estimulación del sol, encontraron que un 10%de las moléculas del ingrediente oxibenceno se bloquean en un estado de rotación, por lo que se debe encontrar el modo de desbloquearlas para volver a su estado inicial.

Así, lo que pareciera un asunto de mala calidad en la fabricación de los bloqueadores, no lo es. Es un asunto complejo que… quema.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>