¿Hay señales de vida en el Sistema Solar?

Comparación de los chorros en Europa. Foto Hubble/Nasa/ESA

Comparación de los chorros en Europa. Foto Hubble/Nasa/ESA

En busca de vida en otros mundos, el hombre mira hacia nuevos planetas extrasolares descubiertos, pero ¿qué tal que estuviera acá cerca?

Dos mundos oceánicos, porque así se pueden llamar, presentan condiciones para la existencia de vida. Eso confirmaron datos de la misión Cassini (próxima a morir en Saturno) y del telescopio Hubble.

Lo que revelaron científicos de la Nasa asociados a esas misiones, es que existe una forma de energía química allí, de la cual podría alimentarse la vida, si existiese en Encelado, luna del planeta de los anillos que contiene un océano interno.

En Europa, luna de Júpiter, el Hubble confirmó la presencia de más chorros de agua.

Para los científicos, es lo más cerca que se ha estado de identificar un sitio con los ingredientes necesarios para un ambiente habitable, como explicó Thomas Zurbuchen, de la Nasa.

En el caso de Encelado, con base en la información de Cassini, se detectó que hay hidrógeno filtrando desde subsuelo debido a la actividad hidrotermal en el piso marino.

Esto significa que si existiesen microbios podrían usarlo para obtener energía al combinarlo con el dióxido de carbono disuelto en el agua, derivando en metano, que está en las bases de la vida en la Tierra.

La vida, como la conocemos, requiere tres ingredientes primarios: agua líquida, una fuente de energía para el metabolismo y los ingredientes químicos correctos, primariamente carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre. Y Cassini ha encontrado que Encelado los posee casi todos.

No ha detectado fósforo ni azufre, pero se sospecha que el núcleo rocoso de esta luna es similar a meteoritos que contienen los dos elementos.

El hallazgo de la fuente de energía es un hito en la búsqueda de vida extraterrestre, tal vez no la que muchos se imaginan, de seres malignos y con una morfología bien extraña.

Cassini no tiene equipos para analizar la posible existencia de vida en las lunas de Saturno.

En el caso de la luna Europa en Júpiter, el Hubble detectó chorros saliendo de la superficie en el mismo sitio en que lo había hecho en 2014, lo que sugiere que es algo real e intermitente.

Los chorros vistos en 2016 se proyectan unos 100 kilómetros sobre la superficie, mientras los de 2014 se elevaban unos 50 kilómetros. Corresponden a una región inusualmente tibia con rasgos semejantes a fisuras en la superficie observadas en los años 90 por la nave Galileo, que estuvo en ese sistema.

¿Será igual a lo observado en Encelado? Es que las ‘fumarolas’ en Encelado “están asociadas con regiones más calientes , así que tras las imágenes del Hubble miramos el mapa termal de Europa de Galileo. Descubrimos que está justo en la anomalía térmica”, dijo William Sparks, del Space Telescope Science Institute en Baltimore, Estados Unidos.

Entonces, si el chorro y la zona caliente están ligados, , significa que hay agua que es expulsada y los alrededores podrían estar calentándose.

La Nasa diseña hoy una misión a Europa, la Europa Clipper, que no aterrizará, para la próxima década.

Saber si en verdad existe vida en esas dos prometedoras lunas del Sistema Solar tardará varios años. Mientras, se siguen analizando, y se seguirá haciéndolo con nuevos aparatos, el espectro de la luz de lejanos mundos en busca de actividad biológica.

Todo sugiere que deben existir en nuestra galaxia (donde podemos mirar con mayor seguridad) sitios donde la maravilla de la vida se replique.

Cuándo se confirme su presencia es la pregunta con respuesta incierta.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>