Estudio comprueba que los relojes no hacen ejercicio

Foto Wikipedia

Foto Wikipedia

No se meta mentiras: ese reloj inteligente para medir su actividad física de poco le servirá para adelgazar si ese es su propósito porque el reloj no puede ir al gimnasio por usted.

Y así como les sucede con frecuencia a quienes quieren perder peso por obra y gracia de los espíritus, en este caso el reloj no les ayudará.

Un estudio publicado en Jama y a cargo del Departamento de Salud y Actividad Física en la Facultad de Educación de la Universidad de Pittsburgh sugiere que los dispositivos personales que monitorean la actividad física no son confiables para perder peso.

El estudio se centró en los rastreadores de actividad comercialmente disponibles y se hizo con un seguimiento de 24 meses.

El uso del dispositivo portátil tipo reloj, con un programa de pérdida de peso derivó en una menor baja de peso en comparación con quienes solo seguían el programa. Los participantes sin el dispositivo seguidor de la actividad física perdieron casi dos veces más peso al final de los 24 meses. Los que usaban el reloj perdieron unas 7,7 libras, los que no bajaron 13 libras.

Por esto los investigadores concluyeron que los dispositivos que monitorean y retroalimentan sobre la actividad física no ofrecen ventajas sobre los métodos tradicionales para rebajar peso que incluyen consejos sobre el comportamiento y la dieta. Tal parece que no ayudan a comprometerse con las metas de un estilo de vida más saludable, que es lo más importante de cualquier régimen para perder peso.

Si bien el uso de esos dispositivos es un método popular de rastrear la actividad, los pasos caminados por día o las calorías quemadas en entrenamiento, nuestros hallazgos muestran agregándoles consejerías de pérdida de peso que incluya actividad física y reducción de calorías no mejora el objetivo ni el compromiso. En este contexto, esos dispositivos no deberían ser herramientas confiables para rebajar peso”, comentó John Jakicic, cabeza de la investigación.

Las palomas aprenden a leer

Foto Wikipedia

Foto Wikipedia

Solo les falta hablar porque… leer ya saben las palomas.

Bueno, no exactamente, pero un estudio reveló que aprenden a distinguir palabras reales de otras que no lo son gracias al procesamiento visual de las combinaciones de letras.

La investigación demuestra que el desempeño de estas aves está a la par con el de los babuinos en este tipo de pruebas complejas. Así, es la primera vez que se identifican capacidades ‘ortográficas’ en una especie no primate.

Las palomas fueron entrenadas para picotear palabras en inglés de cuatro letras cuando aparecían en una pantalla o picotear un símbolo cuando las cuatro letras no dijeran nada, como ursp. Poco a poco se agregaban palabras a las cuatro palomas construyendo vocabularios de 26 a 58 palabras y cerca de 8000 no-palabras.

Para controlar que no memorizaran, introducían palabras que nunca les habían presentado.

Las palomas identificaron correctamente las nuevas palabras a una tasa mucho más allá del azar.

El estudio, de las Universidades de Otago en Nueva Zelanda y la alemana Ruhr, apareció en Proceedings ot the National Academy of Sciences.

Resuelto el caso del pintor espacial

Caronte rojo, la obra del pintor. Foto Nasa

Caronte rojo, la obra del pintor. Foto Nasa

Nadie ha sabido de un pintor que viva en el espacio y si lo hubiera su historia sería increíble, pero astrónomos acaban de encontrar al primer pintor espacial, pero no es humano.

Cuando la nave New Horizons pasó por Plutón y su sistema de lunas en 2015, varias imágenes impactaron a los científicos: la gran luna Caronte tenía su polo pintado, rojo. Algo que los dejó perplejos.

Pero un año después, pudieron explicar el origen de esa capa de pintura rojiza y lo hicieron en un artículo en Nature.

El pintor es nada menos que… Plutón. Sí. De la atmósfera de este planeta enano escapa metano, que queda atrapado por la gravedad de Caronte y se congela sobre la gélida superficie de la luna. Luego la luz ultravioleta del lejano Sol transforma el metano en hidrocarburos pesados y eventualmente en materiales orgánicos denominados tolinas.

Sí, Plutón es un artista que usa esprays para pintar sus grafitis sobre Caronte. “Cada que exploramos hallamos sorpresas. La naturaleza es muy inventiva en el uso de las leyes de la física y de la química para crear paisajes espectaculares”, dijo Will Grandy, investigador d ella misión y cabeza del estudio.

Esta luna, de 1212 kilómetros de diámetro, orbita con Plutón el Sol una vez cada 248 años, generando condiciones extremas en los polos de la luna: 100 años de luz solar continua se alternan con 100 de oscuridad total, permitiendo el congelamiento del metano. Un invierno durante el cual la temperatura desciende hasta -257 °C.

Las moléculas de metano rebotan por el planeta hasta que regresan al espacio o quedan atrapadas en el polo, donde se congelan formando una cobertura de hielo de metano que dura hasta que regrese la luz solar en la primavera. Pero mientras el metano se sublima pronto, los hidrocarburos creados permanecen sobre la superficie.

Entonces la luz solar irradia esos residuos tornándolos rojizos, que se han acumulado en el polo durante millones de años.

Así, resuelto el misterio del pintor espacial.

Las 10 noticias científicas de la semana

El mapa galáctico. Foto ESA

El mapa galáctico. Foto ESA

1. Ubicándonos

La agencia espacial europea (ESA) publicó el primer catálogo de estrellas de nuestra galaxia, más de 1000 millones de objetos celestes ubicados con precisión gracias al trabajo del satélite Gaia. El más grande sondeo del cielo y la Vía Láctea cuya meta es medir las distancias y movimientos de más de dos millones de estrellas. El satélite fue lanzado hace 1000 días y comenzó a trabajar en julio de 2014.

2. Envidiosos somos

Un estudio del comportamiento humano reveló que 90% de las personas pueden ser clasificadas en cuatro tipos de personalidades: optimista, pesimista, confiable y… envidiosa. Pero esta última característica prima en 30% de ellas, frente a 20% de cada una de las otras, revelando que somos una raza envidiosa según el estudio publicado en Science Advances en el que se trabajó con 541 voluntarios.

3. Incas a la moda

Un investigador de la Universidad de Washington identificó la primera fábrica de índico en el planeta, encontrada en Huaca, Perú, que data de hace 6.200 años, constituyendo el primer uso conocido del índigo azul en las prendas de algodón. Un hallazgo que muestra además el adelanto tecnológico de esos antiguos pobladores. El textil fue encontrado en 2009 en un sitio bien conservado en la costa norte peruana. El hallazgo apareció en Science Advances.

4. El cuervo se las trae

Mucho reconocimiento han recibido los cuervos de Nueva Caledonia por sus habilidades para usar herramientas para proveerse alimentación con insectos y otras presas. Pero no es exclusivo de estas aves. Científicos publicaron en Nature que el cuervo Alala, de Hawai, amenazado de extinción también es hábil en el empleo de herramientas y es parte de su comportamiento habitual. Hay cerca de 40 especies de cuervos en el planeta, la mayoría poco estudiados.

5. La suerte de los osos

Una situación que no solo despista sino que afecta su futuro. Las 19 poblaciones de osos polares se están enfrentando a un derretimiento más pronto del hielo del Ártico en primavera y una más tardía consolidación en otoño, lo que incide en las temporadas de alimentación y cría, dejándoles menos tiempo. Los hechos los presenta un artículo en The Cryosphere, basado en datos satelitales de la Nasa durante 35 años que revelan que la tendencia es firme. En promedio el derretimiento se da de 3 a 9 días antes por década e igual al final, lo que da más de dos semanas de menos hielo.

6. Nace un gigante

Astrónomos encontraron señales de un planeta grande que crece alrededor de la joven estrella cercana TW Hidra, que se cree es helado, similar a Urano o Neptuno, hallazgos realizado con el Alma (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). Esa estrella está a 184 años luz, tiene solo 10 millones de años y a su alrededor ya se había visto un disco de polvo y en él se hallaron vacíos donde se forman planetas. El hallazgo apareció en Astrophysical Journal Letters.

7. Una buena protección

Un estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology encontró que a mayor factor de los protectores solares el riesgo de melanoma puede decrecer hasta 33%. El factor base tomado con el que se lograba aumentar la protección fue 15, de modo que uno mayor garantiza mejor protección solar y reduce más el riesgo. En distintas regiones del planeta hoy es mayor la exposición al Sol debido al cambio climático, incidiendo en el número de personas con ese cáncer.

8. No se estrese durante el período

Las mujeres que se consideraban más estresadas durante el periodo de ovulación tenían 40% menos probabilidad de embarazarse ese mes. Y aquellas que se consideraban estresadas la mayor parte del tiempo tienen 45% menos probabilidad, de acuerdo con un estudio en Annals of Epdiemiology. La investigación se hizo con 400 mujeres de hasta 40 años, activas sexualmente que informaban sobre su menstruación, sus relaciones sexuales, los métodos anticonceptivos y el alcohol, cafeína y cigarrillo.

9. Menos bosques

Un estudio revelado por el Ideam mostró que el año pasado se deforestaron 124 000 hectáreas en todo el país, con un descenso de 12% frente a 2014 pero más que en 2013 cuando comenzaron las mediciones. De nuevo, los cultivos ilícitos, la tala ilegal, la minería, la frontera agrícola y los incendios son las principales causas de pérdida de selva. Deforestación avanzada.

10. Óvulos burlados

Los óvulos pueden ser inducidos a crear embriones sin fertilización, pero estos mueren pronto al no existir la presencia de espermatozoides. En un avance, científicos inyectaron espermatozoides a esos embriones (partenogenotes) y lograron producir ratones saludables. A futuro podría tener aplicaciones en tratamientos de fertilidad y cría de especies amenazadas, pero hay que falta perfeccionar en la técnica. El logro apareció en Nature Communications.

Decenas de nuevos genes ligados a la hipertensión

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Cada vez es más frecuente que personas incluso jóvenes padezcan de uno de los males de la modernidad: hipertensión arterial. ¿Por qué? Es un tema tan complicado que de a poco se dilucida. Y los genes tienen que ver.

Tres estudios aparecidos al tiempo en Nature Genetics más que duplicaron el número de regiones del genoma con genes relacionados con esa condición. Y, según los autores, faltan identificar cientos. O miles tal vez.

Científicos de Queen Mary University of London y University of Cambridge identificaron 31 regiones nuevas en el estudio con el genoma de 347.000 personas. El descubrimiento incluye cambios de ADN en tres genes que tienen muchos más efectos en la presión sanguínea de lo que se pensaba.

La presión arterial alta o hipertensión es un gran factor de riesgo enfermedad cardiovascular y muerte prematura. Es responsable de una gran proporción del conjunto de enfermedad global y de mortalidad prematura que cualquier otro factor de riesgo.

En otro estudio también de Queens Mary y de Harvard se hallaron 17 regiones asociadas a esa condición y que tienen un papel en tejidos más allá de los riñones.

Uno de los científicos reveló que que hay variantes en 66 sitios del genoma con asociaciones estadísticas significativas con los niveles de presión sanguínea , habiendo participado en el que identificó los 31 adicionales, investigación en la que se confirmó la participación de 39 reportados previamente.

El avance en el conocimiento de esta enfermedad tendrá beneficios en el futuro mediante la medicina personalizada.

La presión sanguínea es una condición que no avisa y se estima que son muchas las personas que la tienen sin saberlo.

Pillado árbol cuando se defendía

Trabajo con los árboles. Foto B. Ohse

Trabajo con los árboles. Foto B. Ohse

Es primavera y los jóvenes, delicados vástagos de los árboles se iluminan y reverdecen. Ellos y las yemas son el futuro del bosque al permitir que crezcan los árboles, pero tienen un problema, una amenaza: los corzos que los tienen por dieta, en especial las yemas.

Si tienen suerte, necesitarán unos años más para crecer. En el pero caso, serán árboles atrofiados o tendrán que detener su crecimiento un tiempo.

Los corzos son una amenaza real y pueden obstaculizar la regeneración de muchas especies de árboles frondosos.

Pero los árboles no se quedan quietos, Desean sobrevivir y preparan la lucha contra su gran enemigo.

Al estudiar jóvenes hayas (Fagus sylvatica) y maples (Acer pseudoplatanus), biólogos de Leipzig University y el German Centre for Integrative Biodiversity Research (iDiv) encontraron que son capaces de reconocer cuándo una rama o yema ha sido comida por un corzo o solo se ha roto por el viento u otro mecanismos.

¿Cómo lo logran? La pista está en la saliva de los animales. Son la señal de alerta. Si el corzo se alimenta en el árbol y deja trazas de su saliva, el árbol incrementa la producción de ácido salicílico. Esta hormona, de hecho, avisa a la planta para aumentar la producción de taninos específicos, que inciden sobre el gusto de los corzos y entonces pierden su apetito por esas estructuras de la planta. Además, los arbolitos aumentan la concentración de otras hormonas, las del crecimiento en particular. Con ellas se alienta el crecimiento de los brotes que quedan para compensar los que fueron comidos.

Pero si una yema se quiebra sin la intervención del corzo, el árbol no estimula la producción de ácido ni de taninos. En vez de eso, genera hormonas para las heridas”, explicó Bettina Ohse, cabeza del estudio.

Los científicos llegaron a sus conclusiones al simular el ataque de un corzo y poniendo saliva recogida en el lugar de la herida. Luego analizaron las concentraciones de hormonas y taninos.

¿Funciona así con otras especies arbóreas? Esa es la pregunta que se hacen ahora los autores. El artículo apareció en Functional Ecology.

Si se le cae el cono, no chupe más

Si se le cae el helado, mejor llorarlo que recogerlo. Los alimentos húmedos se contaminan más rápido. Foto Pexels

Si se le cae el helado, mejor llorarlo que recogerlo. Los alimentos húmedos se contaminan más rápido. Foto Pexels

Recójalo rápido no parece una buena sugerencia cuando de un alimento caído al suelo se trata. Si se le cayó, tal vez lo mejor sería lamentarlo y no recogerla.

Hay personas que dicen que si es rápido no se contamina y hasta dan un límite de 5 segundos para proceder, pero ¿es verdad?

Eso respondieron en un estudio científicos de la Universidad Rutgers. Donald Schaffner, profesor experto en ciencias de los alimentos, encontró que la humedad, el tipo de superficie y el tiempo de contacto contribuyen a un tipo de contaminación cruzada. Y en algunas circunstancias, la contaminación comienza en menos de un segundo.

Sus hallazgos aparecen en el journal Applied and Environmental Microbiology.

La creencia popular es la regla de los 5 segundos que dice que si un alimento cayó al piso si se recoge rápido es seguro porque no ha habido tiempo de que se contamine con bacterias”, dijo.

Por eso quisieron ver si era verdad. Examinaron 4 tipos de superficies -acero inoxidable, azulejos de cerámica, madera y alfombras- y 4 tipos de alimentos -sandía, pan, pan con mantequilla y gomas dulces. Y midieron 4 tiempos: menos de 1 segundo, 5, 30 y 300.

Luego analizaron en laboratorio en medio de crecimiento, lo que encontraron de Enterobacter aerogenes, un primo no patógeno de la Salmonella.

La sandía fue la más contaminada y las gomitas dulces las menos. “La transferencia de bacterias de las superficies parece estar afectada por la humedad”, dijo Schaffner.

Las bacterias no tienen pies, explicó, se mueven en la humedad y mientras más mojado sea el alimento, mayor riesgo de transferencia. A mayor tiempo de contacto por lo general hay más transferencia de más bacterias de cada superficie al alimento.

Se encontró que en la alfombra hay menor transferencia, comparado con los azulejos de porcelana y el acero inoxidable, mientras que en la madera es más variable. Es decir, la topografía de la superficie y del alimento juegan papel importante en esa transferencia.

O sea que la regla de los 5 segundos solo funciona en cuanto a que mientras más rápido se recoja mejor, pero no elimina la contaminación que también depende de la superficie de contacto.

Las bacterias pueden contaminar de modo instantáneo.

124 000 hectáreas se deforestaron en Colombia

Tala en Antioquia. Foto Donaldo Zuluaga

Tala en Antioquia. Foto Donaldo Zuluaga

Al decir del Ideam, la deforestación en Colombia se redujo 12% en 2015 en comparación con 2014, cuando había aumentado con respecto a 2013. El año pasado se deforestaron 124.035 hectáreas en todo el territorio nacional según el informe de monitoreo, siendo Antioquia el segundo mayor deforestador con 15 888 hectáreas, 12,8% del total nacional.

En 704 municipios se deforestó al menos una hectárea en 2015.

La deforestación se concentró en la Amazonia, con46% del total y la zona Andina con 24%, aunque en la primera hubo una reducción del 9% representada en 56 900 hectáreas menos.

También hubo una reducción de la deforestación en otras cuatro regiones, siendo las regiones Andina (29 263 ha 2015) y Caribe (16 785 ha 2015), las que muestran los mayores reducciones y la menor en la Orinoquia, con 9132 hectáreas.

Pero donde se presentó mayor deforestación en términos netos es la región Caribe, donde ser perdieron 16 785 hectáreas, 1% de la cobertura total, afectando principalmente el escaso ecosistema del bosque seco tropical.

El Ideam reportó que Caquetá, con 23 812 hectáreas, es el departamento que perdió más cobertura boscosa, un 19,2% de la tala nacional. Meta, Guaviare y Putumayo completan con Antioquia el quinteto deforestador.

En Guaviare y Meta aumentó la deforestación el año pasado, 39% y 12% respectivamente.

Por corporaciones ambientales, donde se deforesta más es en las jurisdicciones de Corpoamazonia, Cormacarena, CDA, Corantioquia y Corporinoquia.

Además, en jurisdicción de 27 municipios se concentra 60% de la deforestación nacional, siendo Cartagena del Chairá en Caquetá donde más se tala el bosque: 10 822 hectáreas devastadas el año pasado.

En Antioquia, Remedios en el Nordeste, municipio minero, lleva la delantera con 1849 hectáreas, llamando la atención el caso de Turbo, que no registraba tanto en el pasado, pero donde se perdieron 1785 hectáreas de bosques. En tercer lugar El Bagre, con 1308, seguido por Zaragoza y Yondó.

Para el Ideam, son 5 las causas principales de la deforestación:

Minería, con mayor presencia en el Pacífico y en el nororiente antioqueño;

La conversión a áreas agropecuarias, principalmente a nuevas áreas de pastos en Putumayo, Caquetá, Guaviare, Norte de Santander entre otros.

La tala ilegal en áreas de Nariño, Caquetá, Guaviare, Norte de Santander, Antioquia y Cauca.

Los incendios forestales en la Orinoquia y las regiones Andina y Pacífico.

Los cultivos ilícitos, que arrasaron 37 000 hectáreas en Caquetá, Norte de Santander, Putumayo, Cauca, Meta, Nariño y Antioquia.

El 4,6% de la deforestación se presentó en 6 áreas protegidas o Parques Nacionales Naturales, en los que se perdieron cerca de 5690 hectáreas.

Resumen científico de la semana

Foto Wikipedia/L. Galuzzi

Foto Wikipedia/L. Galuzzi

1. Se estiraron las jirafas

Son cuatro que se parecen una, pero no tienen orejas distintas, ni patas cortas, tampoco es diferente su cuello largo, pero un estudio genético presentado en Current Biology reveló que no hay una sino cuatro especies de jirafas, un dato que no se esperaba. Incluso, como en el caso de especies diferentes, no se aparean entre ellas. Hasta ahora se hablaba de una sola especie y varias subespecies, pero la genética reveló otra cosa. Un hallazgo que resalta más la necesidad de investigarlas y conservarlas.

2. Un 10% menos

El dato habla de una catástrofe en ciernes: un estudio en Current Biology reveló que desde 1990 el planeta ha perdido 10% de áreas naturales, cerca de 3,3 millones de kilómetros cuadrados, un área el doble de Alaska o de la mitad de la Amazonia. El desastre es peor en esta región y en África Central. La investigación encontró que 30.1 millones de kilómetros cuadrados, cerca del 20% del área terrestre, aún se conserva natural.

3. Dos años perdida

En noviembre de 2014 la sonda Philae se separó de su nave madre Rosetta y se dirigió hacia el cometa 67P Churyumov/Gerasimenko, donde debía anclarse y enviar información por un breve periodo. Pero la sonda no se ancló bien y se extravió. Se perdió comunicación con ella. Ahora la nave Rosetta, luego de casi 2 años, envió una foto en la que se ve Philae, recostado en un desfiladero. Aunque ya no tiene baterías, el hallazgo permitirá estudiar el terreno donde cayó y compararlo con otras áreas.

4. Jóvenes del Big Bang

Un artículo en Astronomy and Astrophysics sugiere que las primeras estrellas y galaxias se conformaron bien unos 700 millones luego del Big Bang y no 150 millones antes como se estimaba hasta ahora, una información obtenida con el satélite Planck. La galaxia más vieja conocida, con datos del Hubble, es de 400 millones de años tras la gran explosión, pero el nuevo estudio sugiere que eran pocas las que estaban formadas, tardando otros 300 millones de años en consolidarse.

5. Alimento genético

No fue en una publicación científica sino en el blog personal por medio del cual el mundo se enteró de que un repollo creado con tijeras genéticas o CRISPR-Cas9, una revolucionaria técnica, fue servido y comido ya en una cena de su creador en Suecia, lo que abre las puertas a una profunda transformación en la manipulación de todo tipo de organismos incluidos los humanos. Con la técnica se puede cortar un pedazo del genoma para alterar o crear una nueva función.

6. Un ojo para el zika

En Cell Reports científicos describieron que el virus del zika puede vivir en los ojos, habiendo sido identificado en lágrimas en estudio con ratones, hallazgo que ayuda a explicar porqué algunos enfermos con el virus resultan afectados de los ojos y pueden desarrollar una condición conocida como uveitis que puede conducir a la ceguera. El ojo podría ser entonces un reservorio del virus y no se sabe por cuánto tiempo.

7. La supernova que no fue

En los años 1800 astrónomos notaron algo extraño: en el curso de pocos años la estrella Eta Carinae se hizo más y más brillante, superando en brillo todas las demás estrellas, salvo Sirio, pero len la siguiente década se desvaneció hasta no ser visible con el ojo desnudo. El siglo pasado volvió a brillar. Un estudio dice que no se trató de una supernova como se creía, sino que esa estrella ha tenido tres explosiones o liberaciones de masa, pero sigue en su sitio. No ha muerto. En astronomía se conoce como una impostora de supernova. El análisis apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

8. El manuscrito maya

El Código Maya del siglo 13, sobre el cual ha existido una gran controversia, sí es el manuscrito más antiguo de América, según un estudio publicado en Maya Archaelogy que confirmó su autenticidad. Es uno de oso libros más raros del mundo y fue hallado en una caverna en Chiapas (México) en los años 60 del siglo pasado, junto a un cuchillo para sacrificios y na máscara de madera.

9. Ese aire que enferma

Más y más estudios vinculan la polución del aire con distintas enfermedades. Un estudio en en el journal Diabetes reveló que la contaminación del aire por el tráfico vehicular en el sector de residencia aumenta el riesgo de las personas de desarrollar resistencia a la insulina como estado prediabético del tipo de diabetes 2. Esta contaminación ha sido ligada además a problemas cardiovasculares y respiratorios, habiéndose encontrado también partículas en el cerebro.

10. Cazador cazado

En el sitio fosilífero Messel en Alemania, patrimonio Unesco, científicos realizaron un descubrimiento peculiar: un fósil de una serpiente en cuyo estómago había una lagartija, dentro de la cual había un escarabajo que se había comido. Una comilona de hace 48 millones de años. El artículo apareció en Palaeobiodiversity and Palaeoenvironments. Solo hay un caso similar que se presentó hace 280 millones de años en un tiburón.

Ojo con ultrasonido en primer trimestre de embarazo

Foto Pixabay

Foto Pixabay

No someter al feto a ultrasonido sin necesidad dice la recomendación de la FDA en Estados Unidos.

Una investigación nueva sugiere que los niños con autismo y una clase de desorden genético que son expuestos a ultrasonido en el primer trimestre de embarazo presentan una condición más severa.

El estudio publicado Autism Research estudió la variabilidad de los síntomas entre los niños con autismo, no las causas. Se halló que esa exposición aumenta la severidad del autismo en niños con ciertas variantes genéticas asociadas a esa condición. En el estudio 7% de los niños tenían esas variantes.

El hallazgo podría tener incidencias en nuevas recomendaciones médicas.

La relación solo se encontró en el primer trimestre, en el segundo y tercero no se detectó en la investigación que usó datos de 2.644 familias.

El resultado responde en parte porqué los niños con autismo son tan diferentes entre sí, pues hay factores que inciden en mejor cociente intelectual o mejores capacidades de lenguaje.

Dentro de los factores que inciden se ha propuesto el ultrasonido y en eso se centró el estudio.

Tal vez la mayor utilidad del estudio se encuentra en sugerir a las madres embarazadas no someterse a ultrasonido en el primer trimestre a menos que una condición especial lo amerite.

Ya los autores habían mostrado en 2014 en otro estudio que ratones expuestos a ultrasonido exhibían síntomas tipo autista.