Resumen científico de la semana

Trayectoria de neutrinos y región de procedencia. Cortesía Nasa

Trayectoria de neutrinos y región de procedencia. Cortesía Nasa

1. Mensajero intergaláctico

Hace cerca de 10.000 millones de años hubo una explosión en una galaxia conocida como PKS B1424-418. La luz de ese acontecimiento comenzó a llegar a la Tierra en 2012. Ahora un grupo de astrofísicos y físicos han demostrado que unos neutrinos observados por ese año probablemente provienen del mismo y dramático evento. El estudio apareció en Nature Physics. Los neutrinos son las partículas fundamentales más rápidas, ligeras y antisociales así como las menos entendidas. Difícilmente interactúan con otras partículas y por eso es difícil su detección.

2. Reparación de tejidos

Científicos del Instituto Gladstone, en un avance sorprendente, transformaron células de la piel en células del corazón y del cerebro mediante una combinación de químicos, sin agregar genes adicionales como habían hecho otros grupos, un avance que un día permitirá regenerar células dañadas o perdidas mediante medicinas en el punto donde está el daño, un proceso más cercano a la regeneración natural. El avance fue publicado en Science y Stem Cell Biology

3. Los amigos tipo morfina

Una investigación de científicos de la Universidad de Oxford publicada en Scientific Reports sugiere que las personas con más amigos tienen mayor tolerancia al dolor, un resultado explicable por los niveles de endorfina, ese químico cerebral relacionado con el dolor y el placer así como con los vínculos sociales en humanos y otros animales. Así, parecería ser que a más amigos, menos dolor.

4. Tatequieto al cáncer

De 29 pacientes 27 se curaron de una agresiva forma de leucemia que había sido resistente a otros tratamientos, un logro gracias a la modificación genética de sus células T, esas que combaten la enfermedad. Una muestra más de la eficacia de la inmunoterapia, una arma contra el cáncer que suscita gran interés así no se comprendan varios aspectos, como por qué no se curan todos los pacientes. El estudio apareció en el Journal of Clinical Investigation.

5. Células estudiosas

Científicos franceses reportaron en Proceedings of the Royal Society B que la capacidad de aprendizaje se encuentra incluso en organismos unicelulares que carecen, lógico, de cerebro y sistema nervioso, algo que no se creía posible. El estudio se hizo con un moho, protista, Physarum polycephalum, que tiene otras capacidades llamativas como evadir trampas y resolver un laberinto.

6. Genes felices

Un artículo en Nature Genetics presentó el hallazgo de 3 variantes genéticas relacionadas con la felicidad, siendo los primeras que se vinculan con ese estado aunque se considera que existen más. Esas variantes también se superponen con síntomas de la depresión, lo que sugiere que estudiando la felicidad pueden develarse secretos de la segunda. En el estudio se encontraron además 11 puntos del genoma vinculados con el neuroticismo.

7. Enano con hija

Mucho más allá de Plutón, en una región del espacio y del Sistema Solar llamada el cinturón de Kuiper, habita infinidad de cuerpos fríos, asteroides y cometas, También unos planetas enanos, como Makemake. Usando el telescopio Hubble, astrónomos observaron que tiene una luna, de unos 160 kilómetros de diámetro, cuyo origen está por precisar. Este satélite hace pensar que las lunas son comunes en cuerpos de Kuiper.

8. Me falta el oxígeno

Se quedan sin oxígeno los océanos debido al cambio climático, según evidencias en algunas áreas, según estudio publicado en Global Biogeochemical Cybles, el cual indica que hacia 2030-2040 será más evidente en zonas más extensas, situación que podría incidir en la menor disponibilidad de vida marina. El mar obtiene oxígeno de la atmósfera y del fitoplancton.

9. Polución y embarazo

Mujeres embarazadas expuestas a altos niveles de aire contaminado tenían casi el doble de riesgo de las expuestas a bajos niveles de presentar inflamación intrauterina, que en el primer trimestre ofrece el mayor riesgo, lo que incidiría en nacimientos prematuros y problemas respiratorios en los niños, según el artículo en Environmental Health Perspectives.

10. Minitermómetro

Hoy que el mundo se mueve en lo nano, científicos desarrollaron el más pequeño termómetro de ADN, 20.000 veces más pequeño que un cabello humano, que ayudaría no solo a entender la nanotecnología natural y humana sino que podría servir para medir la temperatura a esa escala. El avance fue presentado en Nano Letters.

La célula que no estudia pero aprende

Imagen de P. polycephalum. Foto Audrey Dussutour (CNRS)

Imagen de P. polycephalum. Foto Audrey Dussutour (CNRS)

¿Puede aprender un cerebro hueco? Si se trata de un organismo simple, sí. Científicos demostraron por primera vez, dijeron, que un organismo carente de sistema nervioso es capaz de aprender.

Los investigadores del Centre de Recherches sur la Cognition Animale (CNRS/Université Toulouse III — Paul Sabatier) tuvo éxito demostrando que un organismo de una sola célula, Physarum polycephalum, un protista, es capaz de un tipo de aprendizaje llamado habituación, un descubrimiento que aporta sobre el origen de la capacidad de aprendizaje durante la evolución, incluso antes de que aparecieran el sistema nervioso y el cerebro.

También crea preguntas acerca de esas capacidades en otros organismos simples como virus y bacterias.

El logro fue publicado en Proceedings of the Royal Society B.

La capacidad de aprender y la memoria son elementos claves en el reino animal: aprender de la experiencia y adaptar la conducta entonces son vitales para un animal en un ambiente fluctuante y potencialmente peligroso.

Se ha pensado que esa facultad es prerrogativa de organismos con cerebro y sistema nervioso, pero los organismos unicelulares también necesitan adaptarse al cambio. ¿Presentan una capacidad de aprendizaje? Las bacterias muestran adaptación, pero toma varias generaciones desarrollarla y es más el resultado de la evolución.

Por eso los científicos querían ver si hallaban una prueba de aprendizaje en un organismo unicelular, eligiendo un protista, un moho que habita en ambientes sombreados y que había probado tener capacidades sorprendentes como resolver un laberinto, evitar trampas y optimizar su nutrición, pero hasta ahora no se conocía su capacidad de aprendizaje.

Este organismo tiene una célula con miles de núcleos y puede cubrir un área de 1 metro cuadrado y se puede mover en su ambiente a una velocidad de 5 centímetros por hora.

Makemake tiene una ‘hija’

Makemake con su luna (señalada por la flecha). Foto Hubble

Makemake con su luna (señalada por la flecha). Foto Hubble

En las afueras del Sistema Solar, más allá de Plutón reside otro planeta enano, Makemake, descubierto en 2005 y bautizado en honor a una deidad de la gente de la Isla de Pascua.

En esa región del cinturón de Kuiper, astrónomos acaban de detectar la presencia de una luna alrededor de aquel planeta menor, un satélite de solo 160 kilómetros de diámetro, frente a los 1.400 de Makemake.

Se trata de un cuerpo oscuro, unas 1.300 veces más tenue que el planeta enano.

El cinturón es una zona repleta de restos de material congelado de la formación del Sistema Solar hace cerca de 4.500 millones de años. Algunos de los cuerpos allí tienen satélites, pero este es el primero alrededor de de Makemake, uno de los 5 planetas enanos reconocidos por la Unión Astronómica Internacional.

La luna fue detectada en abril del año pasado con una cámara del telescopio Hubble especial para detectar objetos tenues cerca a otros brillantes. El hallazgo fue anunciada en una circular de Planetas Menores (Minor Planet).

El satélite está inmerso en el brillo de Makemake, que aunque tenue debido a la lejanía del Sol, al cual orbita cada 308 años nuestros dificulta su visibilidad.

Makemake tiene su mayor acercamiento al Sol a unas 38 veces la distancia Tierra-Sol.

El descubrimiento de una luna. Calculando su órbita se puede calcular la masa del sistema y tener pistas sobre su evolución.

Además se podrán hacer comparaciones con Plutón y determinar si tienen composición similar.

Con nuevas observaciones se precisará su órbita, que si es circular sería de unos 12 días.

Al determinar la forma de la órbita permitirá resolver el origen de la luna. Una órbita circular estrecha significa que fue producto de la colisión entre Makemake y otro objeto. Si es elongada, podría ser un objeto capturado por el planeta enano. Cualquiera de las dos posibilidades debió ocurrir hace miles de millones de años.

Los cuervos son tan inteligentes como los chimpancés

Cuervo mirando la cámara. Foto cortesía Helena Osvath

Cuervo mirando la cámara. Foto cortesía Helena Osvath

A cerebro más grande, mayor inteligencia ha dicho la ciencia, pero los cuervos crean una ruptura con esa afirmación ampliamente sostenida.

Sí, un estudio reveló que estas pequeñas aves, de cerebro pequeño, son tan listas como los chimpancés y otros grandes simios.

De su capacidad para resolver problemas la literatura científica se ha nutrido en los últimos años. Y en la última investigación de científicos de Lund University en Suecia se comprueba que son tan inteligentes como esos primates pese a sus cerebros mucho más pequeños, algo que sugiere que antes que el tamaño del cerebro, es la densidad de neuronas y la estr5uctura cerebral la que juega un rol esencial en términos de inteligencia.

El tamaño cerebral absoluto no es toda la historia. Hallamos que los córvidos se desempañan también como los grandes simios pese a tener cerebro más pequeño”, comentó Can Kabadayi, estudiante de doctorado en Ciencias Cognitivas.

Medir la inteligencia no es sencillo. Una de sus claves está en el control inhibitorio y la capacidad de contener los impulsos animales para elegir un comportamiento más racional.

Científicos en Duke University hicieron un estudio en 2014 al comparar el control inhibitorio de 36 especies animales, sobre todo grandes simios y micos. Usaron el test del cilindro, en el que se pone alimento en un tubo transparente con aperturas a ambos lados. El reto para el animal es obtener la comida usando los orificios en vez de cogerla de manera directa.

Para tener éxito el animal debe mostrar control y elegir la estrategia más eficiente.

El estudio a gran escala concluyó que los grandes simios se desempeñan mejor y que el tamaño del cerebro era clave en la inteligencia.

Así, Can Kabadayi, con científicos de la Universidad de Oxford y el Max Planck Institute for Ornithology en Alemania, hicieron el test con cuervos, cuervos de Nueva Caledonia y grajillas para conocer su control inhibitorio.

Primero entrenaron las aves para obtener una recompensa de un tubo opaco con un agujero en cada extremo. Luego repitieron el experimento con uno transparente. El impulso natural sería ir directo al alimento, pero los cuervos elegían ingresar por los extremos. Los logros fueron casi del 100 %, comparable al desempeño de bonobos y gorilas.

Eso muestra que los cerebros de estas aves son muy eficientes a pesar de un tamaño absoluto más pequeño. Como lo indicó el estudio, podría haber otros factores aparte del tamaño que son importantes para la inteligencia, como la densidad neuronal”, dijo Can Kabadayi.

Aún hay mucho por entender y aprender sobre la relación entre inteligencia y tamaño cerebral, así como de la estructura del cerebro de las aves, pero este estudio muestra que los cerebros de las aves no son solo cerebros de aves después de todo”.

El estudio apareció en Royal Society Open Science.

Comidas rápidas, ¿fuente de químicos nocivos?

Foto Wikipedia Commons

Foto Wikipedia Commons

Son apetitosas pero engordan y su contenido puede ayudar al desarrollo de ciertas enfermedades. Y ahora tienen otro componente negativo.

Un estudio en Environmental Health Perspectives sugiere que quienes ingieran comidas rápidas podrían estar ingiriendo los peligrosos ftalatos, unos químicos asociados negativamente a la salud, creando entre otros, desórdenes endocrinos.

No parece ser que se produzcan en el proceso de elaboración. No, se sugiere que esos químicos llegan mediante el contacto con plásticos, muchos d ellos cuales los poseen.

La exposición de las personas a esos compuestos es muy común pese a medidas para restringir su uso.

En el estudio, investigadores en salud pública de The George Washington University en Washington, D.C., analizaron información de más de 8.800 personas en una encuesta nacional de salud en la que respondían también acerca del consumo de comidas rápidas. Los participantes también suministraron muestras de orina, que fueron analizadas en busca de dos tipos de ftalatos.

Se encontró que las personas que habían ingerido más comidas rápidas el día previo tenían metabolitos de ftalatos en niveles 24 a 40 por ciento más altos que quienes no las habían consumido.

Esos químicos también han sido vinculados a un menor coeficiente intelectual en niños y a problemas reproductivos en los adultos.

Aunque son muchas las fuentes de las que provienen, que estén en las comidas rápidas, tan acostumbradas hoy por muchas personas.

Tal parece que los componentes de las comidas rápidas, como el pan, la pizza, los burritos y otros son los grandes contribuyentes a la ingestión de los químicos al estar en contacto con las bolsas plásticas de los empaques o los tubos de PVC usados en el procesamiento. También podrían provenir de los guantes de plástico de los operarios procesadores de alimentos.

El estudio, valga aclarar, es de asociación, pero falta definir con claridad si los residuos hallados en las muestras son efectivamente de las comidas rápidas.

10 noticias científicas de la semana

Burbuja dejada por explosiones estelares en la Gran Nube de Magallanes. Foto Telescopio Gemini del Sur

Burbuja dejada por explosiones estelares en la Gran Nube de Magallanes. Foto Telescopio Gemini del Sur

1. Visitantes de la lejanía

La mayoría de los rayos cósmicos que están llegando a la Tierra provienen de cercanos cúmulos estelares de estrellas masivas según mediciones durante 17 años de un espectrómetro de Nasa en el espacio. Ha detectado cerca de 300.000 rayos cósmicos de núcleos de hierro ordinario y solo 15 del hierro radiactivo 60Fe: este es que proviene de una explosión de supernova, que debió ocurrir hace pocos millones de años. Entre los grupos que han estado ‘enviándonos’ rayos figuran Upper Scorpius y Lower Centaurus. El estudio apareció en Science.

2. El bebé

Quién creyera: un bebé con 3,4 kilos al nacer. ¿Mucho? Bueno eso tenían posiblemente los titanosaurios R. krausel cuando eclosionaban. De adultos medían 15 metros más o menos. Científicos analizaron los restos de un individuo que murió entre 39 y 77 días tras su nacimiento, tal vez de… hambre. En ese momento pesaba 40 kilos y medía 35 centímetros hasta la cadera. El estudio fue publicado en Science.

3. Dibujo, luego recuerdo

Al hacer dibujos de la información que se necesita recordar se refuerza la memoria y es mucho más fácil recordar después. En el artículo publicado en The Quarterly Journal of Experimental Psychology se analizaron varios métodos de recordación y hacer dibujos fue el que mejor funcionó, tal vez porque ayuda a formar una memoria más cohesionada que integra información visual, motriz y semántica.

4. Bacterias en acción

La conjunción de ciertas bacterias en el intestino produce sustancias que afectan el contenido de mielina en las neuronas lo que hace los ratones proclives a evitar el contacto social según el estudio publicado en eLife. Esas sustancias pasan la barrera del cerebro y reducen la mielina, que ha sido asociada a enfermedades como al esclerosis múltiple y a problemas psiquiátricos como la depresión.

5. Ciudades microbio

Cada ciudad tiene sus propias comunidades de microbios, diferentes a otras urbes, de acuerdo con un estudio en mSystems, comunidades que no varían mucho entre las oficinas situadas en la ciudad. El hallazgo provino del análisis del contenido microbiano en 9 oficias en 3 ciudades norteamericanas. La piel humana es gran contribuyente a esas comunidades, que se encuentran principalmente en el suelo.

6. El hombre tiburón

Análisis recientes sugieren que las extremidades de los humanos surgieron de un modo particular al encontrarse que comparten el programa genético con las agallas de los tiburones y otros peces cartilaginosos, una hipótesis lanzada hace más de 130 años que había sido rechazada por ‘loca’. Las nuevas técnicas genéticas permitieron establecer esa relación que suma al enigma del origen de nuestras extremidades. El estudio apareció en Development.

7. Yo voy acá

En una llamativa investigación científicos descubrieron que en especies de hormigas que se agrupan en cúmulos para actuar como una balsa y salvarse en inundaciones, cada hormiga ocupa siempre el mismo lugar, lo que sugiere que como los humanos actúan juntas para responder a emergencias con cada uno de los miembros del grupo cumpliendo distintas tareas. El estudio apareció en The Science of Nature.

8. Trasplante benéfico

Ensayos clínicos revelaron que el trasplante de células islote pancreáticas (grupos de células que contienen células productoras de insulina) previene caídas severas potencialmente mortales en el azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 1. Fue muy útil el tratamiento en aquellos con hipoglucemia severa según el estudio en Diabetes Care.

9. El mal sueño de hotel

No es fácil dormir en un lugar nuevo, distinto al habitual, como en la cama de un hotel. Y tiene una razón, acaban de determinar científicos: se debe a que un hemisferio del cerebro permanece más activo que el otro, en un episodio que se denomina el efecto de la primera noche. Por eso la persona se duerme más tarde y duerme mal, y amanece más cansada. El artículo lo publicó Current Biology.

10. Orina energética

Científicos desarrollaron una minicelda eléctrica que puede generar electricidad a partir de la orina, una forma de generación carbono neutro. Un dispositivo que algún día podría usarse en zonas alejadas donde no llega la energía eléctrica, pues además es barato según los investigadores de la Universidad de Bath. El estudio apareció en Electrochimica Acta.

Bacterias intestinales afectarían nuestra conducta

El cerebro: un mundo sorprendente. Foto Wikipedia Commons

El cerebro: un mundo sorprendente. Foto Wikipedia Commons

¿Pueden las bacterias en los intestinos modificar nuestra conducta? Podría ser. Esto, por extraño que parezca, tiene su razón de ser según estudios con ratones. Podrían incidir en problemas psiquiátricos.

Una investigación publicada en eLife sugiere que unas combinaciones específicas de bacterias en el intestino producen sustancias que afectan el contenido de mielina y provocan conductas de evasión social en los ratones.

O sea que enfocándose en el contenido bacteriano intestinal o sus metabolitos podría ser una forma de enfrentar desórdenes psiquiátricos y enfermedades relacionadas con la mielina, como la esclerosis múltiples.

Esta es una enfermedad autoinmune caracterizada por el daño en la mielina, esa capa aislante alrededor de los axones de las neuronas que permiten la rapidez en la conducción de los impulsos eléctricos.

La ‘mielinación’ es vital en el desempeño diario del cerebro. Un daño en la mielina deriva en la transmisión sináptica defectuosa y en síntomas clínicos. Por ejemplo, estudios previos han mostrado en modelos clínicos de depresión un adelgazamiento de la mielina y una reducción en las fibras ‘mielinadas’.

En el nuevo estudio se identificaron metabolitos producidos por bacterias intestinales que afectan el contenido de mielina en el cerebro de ratones inducidos a mostrar síntomas tipo depresión.

Los científicos transfirieron bacterias fecales del intestino de los ratones deprimidos a otros modificados para no experimentar esa condición. Esa sola transferencia de microbiota fue suficiente para producir conductas antisociales en cambios en la expresión de los genes de la mielina y en el contenido de la sustancia en los cerebros de los ratones que recibieron las bacterias.

En un paso adelante, los científicos identificaron comunidades bacterianas asociadas con niveles más altos de cresol, sustancia que puede pasar la barrera de sangre del cerebro y que en ensayos en laboratorio ha mostrado su capacidad de impedir la formación de mielina en células.

Sí, nuestras bacterias nos modifican.

Mujeres viven más si hay vegetación alrededor de sus casas

Foto Wikipedia Commons

Foto Wikipedia Commons

Verde intenso: las mujeres viven más años si residen en zonas con vegetación dice un estudio financiado por los Institutos de Salud de Estados Unidos.

Las mujeres que bien en las zonas con mayor verde cerca de sus hogares tienen una tasa de mortalidad 12 % menor en comparación con quienes viven en zonas con menos vegetación.

El estudio apareció en Environmental Health Perspectives.

Las diferencias fueron mayores en las tasas de mortalidad por enfermedades renales, respiratorias y cáncer.

Los investigadores también exploraron cómo un ambiente con árboles, arbustos y plantas puede reducir esas tasas. Demostraron que una mejor salud mental y las relaciones sociales son los factores más fuertes y en menor escala una mayor actividad física y la menor contaminación del aire.

Es importante saber que las plantas y los árboles entregan beneficios saludables en nuestras comunidades, así como belleza”, según Linda Birnbaum, directora del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental. “El hallazgo de una mortalidad reducida sugiere que la vegetación puede ser importante para la salud de muchas maneras”.

El estudio, conducido por científicos de Harvard y el Brigham and Women’s Hospital en Boston, examinó el verdor alrededor de los hogares de 108.300 mujeres. Mapearon los sitios y con imágenes satelitales de alta resolución para determinar el nivel de vegetación a 250 y 1.250 metros de las viviendas. Luego hicieron seguimiento a las mujeres de 2000 a 2008, rastreando los cambios en vegetación y las muertes ocurridas, 8.604 en el periodo.

De manera consistente hallaron menores tasas de mortalidad en mujeres a mayores niveles de árboles y plantas alrededor de sus hogares. Esa tendencia se vio en las distintas causas de muerte, así como por todas combinadas. Cuando compararon mujeres en las áreas más verdes con las menos verdes encontraron un 41 % de menor mortalidad por enfermedad renal, 34 % menor por enfermedad respiratoria y 13 % menos por cáncer en las zonas más verdes.

El estudio es una evidencia más en la lista de investigaciones que demuestran los beneficios que para la salud traen los espacios verdes, naturales.

Zika en el sexo anal, ¿y en el oral? ¿O en el beso?

Foto Wikipedia commons

Foto Wikipedia commons

Zika, sexo y verdad. Una trilogía que comienza a refirmarse con el creciente número de investigaciones sobre esta ‘moderna’ enfermedad.

Se sabe que el virus es transmitido vía sexo vaginal y ahora entra un nuevo actor: también es transmitido vía anal luego de un caso entre dos hombres.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos describieron el caso de un hombre en Dallas que fue infectado luego de retornar de un área donde circula el zika y lo transmitió a su pareja hombre, sugiriendo una nueva ruta de infección del patógeno.

El mensaje es que usted tiene que considerar todo tipo de contacto íntimo entre alguien infectado con zika y una persona no infectada como una persona con riesgo potencial, independiente del género”, en palabras del epidemiólogo Michael Osterholm, quien no participó en el estudio, citado por STAT News.

La transmisión del zika vía sexual fue reportada a comienzos de año, pero no se había visto una transmisión vía hombre-hombre. El individuo de Dallas fue infectado tras retornar de Venezuela. Tuvo sexo con su compañero un día antes y un día después de su regreso. Su pareja enfermó una semana después.

En la zona donde residen no se encontraron mosquitos Aedes aegypti.

Un artículo publicado el 13 de abril en The New England Journal of Medicine presentó el caso de una mujer que contrajo el virus luego de relaciones sexuales sin protección con su pareja hombre en la cual tuvieron sexo vaginal sin eyaculación y sexo oral con eyaculación. Se sabe que el virus se encuentra en el semen y la saliva, pero no se ha determinado si puede transmitirse a través de besos o con el sexo oral.

La recomendación sigue siendo la misma para las parejas: protegerse con condón en las relaciones sexuales.

Crean motor de un solo átomo

 

Al centro, el experimento con el átomo. Foto Quantum

Al centro, el experimento con el átomo. Foto Quantum

El motor de calor. Algo grande, como el de un vehículo. Pero no. Es que también los hay pequeños. Como de un solo átomo.

Sí, en Science científicos describieron una forma de esas máquinas que opera con un solo átomo. Es resultado de investigaciones del grupo Quantum en el Institute of Physics de Johannes Gutenberg University Mainz (JGU) en colaboración con físicos teóricos de Friedrich-Alexander-Universität Erlangen-Nürnberg (FAU).

Las máquinas a calor han sido muy importantes en el desarrollo de la sociedad desde hace varios siglos. Los motores de un auto transforman la energía térmica en fuerza mecánica. Son esenciales hoy, aunque cada vez se abre paso la miniaturización.

Así, investigadores encabezados por el profesor Kilian Singer, usaron una trampa Paul para capturar un solo átomo cargado de calcio, que es calentado con la ayuda eléctrica y enfriado con un rayo láser. Como resultado el átomo es sujeto de un ciclo termodinámico, o sea que la partícula se mueve adelante y atrás en la trampa replicando el golpe de un motor típico. El átomo no solo actúa como uno sino que almacena la energía.

Luego de pruebas extensas se determinó el comportamiento termodinámico y se precisó que la partícula puede generar una potencia de 10-22 vatios y opera con un 0,3 % de eficiencia.

Si la potencia de un solo átomo fuera escalada desde la pequeña masa del átomo, sería equivalente a la del motor de un auto.

Al reversar el ciclo, podíamos usar este dispositivo como un simple átomo refrigerador y usarlo apra enfriar nanosistemas acoplados”, explicó Johannes Roßnagel, primer autor del estudio.