Para llegar al delicioso tomate del siglo XXI

¿Sí habrá una planta que haya sido más estudiada que el tomate? Para citar un caso: hoy es común oír hablar del tomate larga vida. Y hay mucha ciencia detrás de él, fuera de la que está en camino para crear el… tomate del siglo XXI.
Si ha estado en una finca, puede haber visto cómo crecen los tomates, pasan de duros y verdes a frutos coloridos, aromáticos y sabrosos. Este lugar común enmascara una serie de componentes que interactúan de una manera regulada y… compleja.
Por generaciones, los agricultores han mejorado el tomate en tamaño, forma, textura, sabor, duración y composición de nutrientes… un rasgo a la vez.
Hoy, con el advenimiento de la biología molecular, la mutagénesis y la transformación genética podría producirse tomates que fueran cosechados más fácilmente o transportados o… convertidos en pasta. Pero resulta que, con frecuencia, al optimizar una característica, se deteriora otra: el mejorar el sabor, podría tener efecto negativo en la cantidad.
Con la revolución genómica, con una gran riqueza de datos que surgen de la secuenciación y de la expresión simultánea de miles de genes, es posible estudiar numerosas reacciones y conexiones que operan para producir el fruto deseado. Estos sistemas en los nuevos campos de la genómica metabólica y funcional está produciendo las herramientas, la información y los materiales biológicos requeridos para la modificación del tomate y otros miembros de las solanáceas.
El tomate (Solanum lycopersicum) es un miembro de esa familia, que incluye además la papa, la cebolla de huevo, el tabaco y el ají. El centro del origen y diversidad de las especies de tomate se encuentra en el norte de Los Andes, donde aún crecen poblaciones salvajes de la planta, poblaciones que representan una variedad genética considerable, mientras la de los tomates cultivados es reducida.
El Consorcio del Genoma del Tomate es un esfuerzo colaborativo internacional que secuencia, mapea y analiza los genomas de las variedades salvajes y cultivadas, cuyos datos permiten ir trabajando en varias modificaciones a la vez.
Los trabajos con este fruto permitirán hacer lo mismo con otros. Eso sí, si le cambian de color, ¿a quién le apetecerá un tomate morado o amarillo?

La preservación de la homosexualidad

¿Se ha preguntado por qué se da la homosexualidad? Esta semana hubo un nuevo avance sobre las bases genéticas de esa condición. Y veámosla, que aunque parece complicada, no lo es tanto:
En PLoS One, un equipo italiano integrado por Andrea Camperio Ciani y Giovanni Zanzotto de la Universidad de Padova y Paolo Cermelli, de la de Torino, encontró que el origen evolutivo y el mantenimiento de la homosexualidad en las poblaciones humanas se podría explicar por un modelo basado en la idea de una selección sexualmente antagonista, en la que los factores genéticos se expanden en la población dándole una ventaja reproductiva a un sexo, mientras no lo hace con el otro.
Se piensa que la homosexualidad de los hombres es influenciada por factores sico-sociales, como por un componente genético. Esto es sugerido por la alta concordancia de la orientación sexual en gemelos idénticos y el hecho de que la homosexualidad es más común en hombres que pertenecen a la línea materna de homosexuales hombres. Estos efectos no se han visto en la homosexualidad femenina, indicando que los dos fenómenos pueden tener orígenes y una dinámica diferentes.
Bajo los modelos evolutivos de Darwin se hace difícil explicar la homosexualidad masculina, dado que los portadores de genes que predisponen hacia la homosexualidad de los hombres deberían reproducirse menos que el promedio, lo que sugiere que los alelos (la localización espacial de un gen en un cromosoma) que influencian la homosexualidad deberían desaparecer progresivamente de una población dada. Esto cambió cuando Camperio y colaboradores publicaron en 2004 un trabajo que demostraba que las mujeres en la línea maternal de los homosexuales masculinos eran más fértiles que el promedio.
Retados por esos datos empíricos, se lanzaron a investigar algunas hipótesis para la difusión genética de la homosexualidad en los hombres.
Al analizar la dinámica y los factores genéticos, encontraron que el modelo que se adecuaba era el de la selección sexualmente antagonista, que muestra la interacción de la homosexualidad de los hombres con una fertilidad más alta en las mujeres dentro de las poblaciones, en una compleja dinámica que deriva en el mantenimiento relativamente estable y en baja frecuencia de esa homosexualidad, a la vez que enfatiza los efectos de la herencia a través de la línea materna.

Tome café y ¡actívese!

Ese aroma a café… tiene algo que uno no puede explicar, ¿cierto? Pues bien, ¿quiere una taza de esta aromática bebida? Solo oler trae sus cosas.
Sí, un grupo de científicos reportó la primera evidencia de que con solo inhalar café se altera la actividad de algunos genes en el cerebro.
En experimentos con ratas de laboratorio, encontraron que el aroma del café orquesta la expresión de más de una docena de genes y algunos cambios en las expresiones de proteínas, en formas tales que ayuda a reducir el estrés por la privación del sueño.
El estudio se presentó en el Journal of Agricultural and Food Chemistry
Con razón, los estudiantes toman café para mantenerse despiertos en sus largas jornadas de estudio.

Bueno, entonces ¿qué es un planeta?

Se recalentó el ambiente. Decíamos hace pocos días que la Unión Astronómica Internacional, que hace dos años le retiró a Plutón la categoría de planeta, llamó al cuerpo y a todos los de su tamaño y condición: plutoides.
Cuando se le cambió de categoría a planeta menor (antes de ser llamado plutoide) muchos astrónomos se opusieron. Pues bien, ahora también.
La UIA define un planeta como un cuerpo que gira alrededor de una estrella (Sol), que tiene suficiente masa para tener gravedad y asumir una forma casi redonda y que ha aseado su vecindario: es decir, que ha absorbido las rocas-meteoritos-asteroides en sus cercanías.
Un plutoide es un cuerpo que orbita alrededor del Sol más allá de la órbita de Neptuno, tiene equilibro hidrostático (redondo) y no ha aclarado su vecindario.
Hay además planetas menores, como Ceres, que está entre Marte y Júpiter, en el cinturón de asteroides.
Tras este contexto, vamos al grano. Alan Stern, experto en planetas, quien trabajó hasta hace poco para la Nasa, no cree conveniente ninguna de esas definiciones. Para él, la mayoría de los astrónomos d ela UAI que tomaron la decisión de degradar a Plutón, no son astrónomos planetarios, entonces no conocen tanto del tema y considera que es más simple adoptar la definición de los geofísicos, que es más simple según dice: Un planeta es un objeto natural en el espacio con suficiente masa para tener gravedad APRA ser casi esférico, pero no tan masivo que genere energía térmica por fusión nuclear interna (una estrella). La definición separa planetas d eotros cuerpos más pequeños.
¿Qué dice usted?
En la foto se aprecia a la izquierda a Plutón con sus lunas Caronte, Hidra y Nix, y, derecha, a Eris y su luna Disnomia. Son dos plutoides.

Más, más y más agua para ahogarnos

En Medellín la lluvia ha descendido 95 milímetros, si se considera lo que se tenía hace cien años. No parece, ¿cierto? Menos bajo las actuales condiciones del fenómeno La Niña, que ha traído un invierno duro.
LO que sucede: llueve torrencialmente más seguido, así la cantidad de lluvia no se haya incrementado.
En ese sentido apareció un estudio de Millman y colegas en Global Planet en el que se recuerda que una consecuencia potencial del calentamiento global es la intensificación del ciclo hidrológico, incluyendo más precipitación y más eventos extremos de precipitación. ¿Es un fenómeno mundial?
La situación es preocupante. Analizaron registros de 50 años en 137 ríos en seis continentes. No ha variado la cantidad de lluvia que cae en el planeta, pero hay cambios regionales: llueve menos en África, Asia y Australia y con más frecuencia en Europa, Norte y Suramérica. Tal como se ha visto acá en los últimos años.
Aunque 50 años es poco para medir una tendencia… ¡todos al charco.
Foto de las inundaciones en Margento (Caucasia) al finalizar mayo.

El cráter más grande del Sistema Solar

El asteroide que chocó contra la Tierra y cambió el clima al punto que desaparecieron los dinosaurios, hace 65 millones de años, medía unos 20 kilómetros.
Pues bien, la sonda Mars Reconnaissance Orbiter, que hace años se encuentra estudiando el planeta rojo, acaba de encontrar lo que sería el cráter más grande del Sistema Solar.
Se trata de la región conocida como Boreales, que cubre cerca del 40 por ciento de la superficie marciana. Su longitud es de unos 8.500 metros, cuatro veces mayor que la siguiente región, Hellas, en el sur.
Para producir semejante cráter, informó la Nasa, el asteroide debía medir casi 2.000 kilómetros de largo: mayor que Plutón.
Desde que se comenzó a explorar el planeta en los años 70, esos dos rasgos en la superficie llamaron la atención de los científicos.
La MRO ayudó a resolver el misterio al proporcionar información detallada de las elevaciones y la gravedad marcianas.
En la imagen de la Nasa se observa un dibujo de cómo se vería la sonda sobre el planeta que estudia.

Conociendo los perros

Si tiene un perro: ¿sabe qué hace a un pastor alemán un pastor alemán, a un boxer un boxer, a un shar pei un shar pei? ¿Qué tan relacionados están un Chihuahua y un gran danés?
Los perros, más que cualquier otro animal, varían en tamaño, forma, color, pelaje y conducta y estas variaciones, hasta ahora, no se han podido explicar.
Científicos desarrollaron un método para identificar la base genética de esta gran diversidad, lo que puede traerles beneficios a los perros y sus propietarios.
En el journal Genetics se reveló ayer un segmento del ADN de los perros que se cree contribuye a las diferencias en el cuerpo y la forma del cráneo, el peso, el color de la piel y el tamaño, y posiblemente a su comportamiento, capacidad de entrenamiento y longevidad. El coautor es Paul Jones.
Los perros surgieron de los lobos hace más de 15.000 años, un parpadeo en términos evolutivos. La reproducción selectiva produjo perros con rasgos físicos y de conducta diseñados por el hombre, tales como las capacidades para cazar o servir de pastores o el color de piel. Así, se conocen más de 350 razas. Y hasta ahora, los científicos estaban intrigados sobre cómo cambiaban con tanta rapidez los rasgos, desde que divergió del lobo.

Adictos al dolor

Que hay personas a las que les da muy duro, sí. Pero de ahí a que eso pueda ser un mecanismo especial ligado a otras condiciones… bueno, no se había pensado.
La aflicción es universal, un sentimiento de dolor que a veces nos embarga, como cuando se muere alguien cercano. Con el tiempo, aceptamos la pérdida y superamos la pena.
Eso sí, a algunas personas, la minoría, les resulta imposible hacerlo y el dolor como que se apodera de sus vidas. E incluso años después, tras el mínimo recuerdo de su pérdida, vuelven a llorar y a sentirse mal. ¿Por qué? ¿Qué hace que unos superen ese estado y otros no? No se trata solo de que son muy llorones o tratan de llamar la atención y recibir consuelo.
Científicos de la Universidad de California en Los Ángeles, sugieren que esa pena de larga duración activa neuronas en los centros de recompensa del cerebro, dándoles probablemente a los recuerdos propiedades casi adictivas. El estudio lo acaban de publicar en NeuroImage.
Es la primera vez que se comparan personas con una pena complicada o severa y otros que la llevan de mejor manera. El hallazgo, de todas maneras, abre campo para que los sicólogos puedan tratar el problema, según Mary-Frances O’Connor, profesora de Psiquiatría en UCLA y cabeza del estudio.

Abra la boca, encienda la luz

Nadie sabe para quien trabaja podría ser el título de esta nota. Pero miren lo que se encuentra, quizás por mera curiosidad. Odontólogos del Colegio Médico de Georgia encontraron que la luz azul, ese rayo que se usa para que las calzas sequen con mayor rapidez y se endurezcan… detiene el crecimiento de tumores bucales.
La luz envía ondas de luz violeta-azul a la calza, lo que acelera el endurecimiento, indicó el odontólogo Alpesh Patel. Esas ondas producen radicales libres que activan la catálisis y aceleran la polimerización de la resina. En las células bucales cancerosas, los radicales provocan un daño que reduce el crecimiento de las células e incrementa la muerte celular.
Los estudios se adelantaron en 10 ratones, que recibieron la luz durante unos segundos por 12 días. Luego de los análisis se encontró que un 10 por ciento se incrementó el suicidio de las células o apoptosis, aparte de que se presentó un decrecimiento celular de un 80 por ciento.
El hallazgo podría conducir a rápidos tratamientos frente a ese cáncer, dijo la odontóloga Jill Lewis.
En la foto, cortesía de Phil Jones, se aprecia al doctor Patel estudiando las muestras en laboratorio.

Los huecos que rejuvenecen

No siempre los rostros dicen la verdad. Y este es el caso que hallaron cirujanos plásticos en el UT Southwestern Medical Center. Un trabajo que permitirá… rejuvenecer a las personas.
Sí, aunque suene extraño. Los cirujanos identificaron unos compartimentos de grasa ocultos en la cara, que pueden ayudar a rejuvenecer el aspecto hueco al envejecer.
Mediante tinturas especiales identificaron y señalaron cuatro de esos compartimentos ocultos en lo profundo de la piel. Cuando se restauran mediante la aplicación de grasa, implantes artificiales o rellenos de tejido, lo que hace que el rostro quede más juvenil, según el doctor Joel Pessa, profesor de Cirugía Plástica,
¡Qué más hallarán!