Las 10 noticias científicas de la semana

Domesticación de plantas. Wikipedia Commons

1. La agricultura alteró nuestros genes

La revolución genética agrícola. Y no tiene que ver con nuevos cultivos ni semillas modificadas. No. Un análisis genómico mostró genes humanos específicos que cambiaron durante y luego de la transición en Europa de una vida de cazadores errantes a agricultores hace 8.500 años. Sí, genes asociados con la estatura, la inmunidad, la digestión de la lactosa, la claridad de la piel, el color azul de los ojos y el riesgo de enfermedad celiaca. El estudio apareció en Nature.

2. De cómo mata la soledad

La soledad enferma y… mata. De hace tiempo se sabe que los adultos mayores que se sienten solos tienen mayor riesgo de muerte, incrementando 14% el riesgo de morir prematuramente. Ahora científicos detectaron que la soledad activa respuestas fisiológicas que pueden enfermarnos. El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences. La soledad conduce a señales de estrés que en últimas pueden afectar la producción de glóbulos blancos.

3. Me equivoqué de cabeza

Gusanos con cabezas y cerebros cambiados. Sí, es la novedad que presentaron biólogos de la Universidad Tufts: desarrollaron una especie de platelmintos con cabezas y cerebros de otras especies, un trabajo que muestra circuitos fisiológicos como una nueva clase de epigenética (información por fuera de la secuencia genómica) que determina la anatomía a gran escala. El hallazgo de que la forma de la cabeza no está ligada al genoma sino que puede ser controlada manipulando sinapsis eléctricas en el cuerpo sugiere que las diferencias en especies podría ser determinada en parte por la actividad de redes bioeléctricas. El estudio apareció en el International Journal of Molecular Sciences.

4. Corazón reventado

La cardiomiopatía ventricular arritmogénica es la condición del corazón más común que puede producir muerte súbita durante el ejercicio. Investigadores encontraron en ratones una versión mutada de la desmoplaquina, una proteína que ayuda a mantener la estructura del corazón, que durante el ejercicio afecta las paredes de ese órgano llevando a un desarrollo temprano de esa cardiomiopatía. Un hallazgo presentado en el American Journal of Physiology que muestra la necesidad de detectar personas con esa mutación para tener un entrenamiento adecuado.

5. Estoy repleto

¿Le sucede? ¿No le cabe una cucharada más de comida? Tal vez las bacterias intestinales le estén enviando un mensaje. Un estudio sugiere que 20 minutos después de haber comido esas bacterias producen unas proteínas que pueden suprimir el deseo de comer en los animales. Al ser inyectadas en ratones, las proteínas actúan en el cerebro reduciendo el apetito. Es decir, las bacterias pueden ayudar a controlar cuándo y cuánto comer. La investigación apareció en Cell Metabolism.

6. Una increíble inteligencia colectiva

Científicos reportaron que los puentes que forman hormigas unidas de la especie Eciton hamatum son más sofisticados de lo que se creía. Es un ensamblaje que hacen automáticamente en una expresión de inteligencia colectiva. Estas hormigas, temidas en la selva, no conocen de obstáculos y si en el camino se presenta un obstáculo, forman un puente de muchos individuos unidos para sortearlo en una muestra de conducta compleja. El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences.

7. Un anillo a la medida

Fobos se deshizo… esa será noticia esperada por la humanidad, si existiese entonces, en unos 10 a 20 millones de años. Sí, la mayor de las lunas de Marte pierde altura y en un momento dado el planeta causará su pulverización, esperando los astrónomos que el planeta rojo quede con un anillo, tal como otros planetas del Sistema Solar. Eso publicaron en un artículo en Nature Geoscience. El anillo perduraría entre 1 y 100 millones de años.

8. Calientitos

2015 pasará a la historia, por corto tiempo, como el año más caliente en 135 años de registro, en el que además se sobrepasó un límite psicológico: la temperatura parece que será 1°C más alta que la que tenía el planeta en la era preindustrial, reveló la Organización Meteorológica Mundial, que también reportó que el actual quinquenio ha sido el más caliente en ese periodo. Hasta ahora 2014 ha sido el más caliente y se cree que 2016 desbancaría a 2015.

9. Mosquitos antimalaria

mediante una técnica de edición de de genes científicos crearon mosquitos capaces de introducir genes que bloquean la malaria, eliminando la capacidad de estos insectos de transmitir la enfermedad a humanos, un esfuerzo más en la lucha contra ese mal. Los científicos insertaron un elemento de ADN en la línea germinal de Anopheles stephensi que derivaron en el gen que previno que no se transmitiera al 99,5% de los descendientes. El avance requiere ser confirmado en futuros estudios. Fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

10. Inmunoterapia que sirve

En una nueva forma de inmunoterapia contra la diabetes tipo 1, los pacientes no experimentaron reacciones adversas serias luego de recibir infusiones de al menos 2.600 millones de células seleccionadas especialmente para proteger la capacidad del cuerpo de producir insulina. El avance fue publicado en Science Translational Medicine. Las células fueron detectadas incluso un año después, mostrando la durabilidad del tratamiento.

Saturno está pariendo una luna

Abajo del anillo se nota la protuberancia. Cortesía Nasa

Que se encuentra una luna en otro sistema solar, vaya y venga, aunque apenas se está en eso, confirmando si han detectado una. Que se vea en nuestro sistema, también vale porque por ejemplo solo recientemente en Plutón se han visto otras lunas. Pero que se presencia el nacimiento de una luna eso sí es bien interesante.

La sonda Cassini de la Nasa que estudia el sistema alrededor de Saturno parece haber documentado la formación de un pequeño objeto helado dentro de los anillos del planeta que podría ser una nueva luna.

Eso indican las imágenes captadas con la cámara de ángulo cerrado en abril 15 del año pasado: alteraciones en el borde del anillo A, el más externo de los grandes y brillantes. Una de esas anomalías es un arco un 20% más brillante que sus alrededores, 1.200 kilómetros largo y de 10 kilómetros de ancho.

Los científicos también notaron protuberancias inusuales en el usualmente ‘liso’ perfil del borde del anillo. Se cree que el arco y las protuberancias son provocados por los efectos gravitacionales de un objeto cercano.

Los detalles de las observaciones fueron publicadas en Icarus.

No se espera que el nuevo objeto crezca mucho e incluso se puede despedazar, pero el proceso de la formación y movimientos puede revelar información sobre cómo se formaron otras lunas del gran planeta, como la enorme Titán, en anillos más masivos hace mucho tiempo.

“No hemos visto algo igual antes”, dijo Carl Murray de Queen Mary University de Londres, cabeza del artículo. “Podemos estar presenciando el nacimiento en el cual el objeto está saliendo los anillos para ser una luna por sí misma”

¿Lo logrará?

Pequeño y sorprendente Mercurio

Cortesía Nasa

Se deja ver poco a poco. Sí, un nuevo sobrevuelo de la sonda Messenger sobre Mercurio permitió apreciar otro 6 por ciento de su superficie, no vito antes.
Hoy se ha fotografiado el 98 por ciento de Mercurio. El otro dos será develado cuando la sonda finalmente se inserte en 2011 en órbita alrededor del planeta rocoso más cercano al Sol. El vuelo del 29 de septie4mbre fue para tomar impulso hacia su objetivo final.
“Aunque el área observada por primera vez por la sonda fue de menos de 560 kilómetros a través del ecuador, las nuevas imágenes nos recuerdan que Mercurio está lleno de sorpresas”, dijo Sean Salomon, principal investigador de la misión y director del Departamento de Magnetismo Terrestre en la Institución Carnegie en Washington.
Dentro de los rasgos revelados se encuentran un área brillante rodeando una depresión irregular, que se sospecha es de origen volcánico. Otras imágenes mostraron un impacto de doble anillo de unos 290 kilómetros. La cuenca es similar a otra vista durante el primer sobrevuelo en enero de 2008 y que fue denominada Raditladi.
Esa región con doble anillo está muy bien preservada, indicó Brett Denevi, del equipo de imágenes de la misión. Se cree que como la otra, tiene una edad de unos 1.000 millones de años. Es joven, pues la mayoría tiene cuatro veces esa edad.
La sonda también entregó datos sobre la delgada atmósfera o exosfera.