10 noticias científicas

Así debió lucir el enorme cazador de Carolina. Cortesía S. Reports

1. El rey de la tierra

El carnicero de Carolina. Así se bautiza ahora un enorme cocodrilo, de unos 3 metros de largo, que caminaba en sus patas traseras y que debió ser el terror de su tiempo, antes de la aparición de los dinosaurios. Vivió hace unos 231 millones de años al comienzo del triásico tardío según el estudio en Scientific Reports, cuando existía el gran continente Pangea. Carolina del Norte era entonces una cálida región comenzando a separarse del supercontinente.

2. Así se crea gente caritativa

Con solo una pastilla la gente podría volverse más caritativa y compasiva con los menos afortunados, según un estudio de científicos de la Universidad de California en Berkeley y San Francisco. Esa droga altera el balance neuroquímico en la corteza prefrontal que genera una gran voluntad de involucrarse en causas sociales. A los participantes en el estudio publicado en Current Biology se les dio placebo o la droga aprobada tolcapone usada para el párkinson. Las personas que la recibieron se mostraron más sensibles y menos tolerantes con la injusticia.

3. La selva en emergencia

La selva amazónica captura hoy solo la mitad del carbono que recogía en los años 80 debido a la alta tasa de mortalidad de sus árboles debido a dos prolongadas sequías y aun efecto del mismo dióxido de carbono que hace crecer más rápido los árboles, que mueren más jóvenes. El estudio, con implicaciones serias en materia de cambio climático, fue publicado en Nature y sugiere que se deben redoblar esfuerzos para controlar las emisiones antropogénicas.

4. Molécula en el cometa

La sonda Rosetta descubrió nitrógeno molecular en el cometa 67P, la molécula más grande en la atmósfera terrestre también presente en Plutón y Tritón, luna de Neptuno. Debió ser la molécula predominante en la nebulosa a partir de la cual se formó el Sistema Solar. No se había detectado antes en un cometa. El hallazgo sugiere que el cometa se formó en una región fría. El estudio apareció en Science.

5. Cautivos por un bicho

El Toxoplasma gondii, que completa su ciclo sexual en gatos y que llega a animales y humanos por diferentes medios y produce cambios en ellos. Por ejemplo, los ratones dejan de sentir miedo hacia esos felinos. Investigadores encontraron el mecanismo por el cual hace cambios en células cerebrales esenciales, algo que logran antes de entrar en estado inactivo para evadir al sistema inmunitario del cuerpo. El estudio aparece en Plos One.

6. Mucha, mucha vida

Al analizar los cientos de sistemas planetarios encontrados por el satélite Kepler, científicos calcularon la probabilidad de la existencia de planetas en zona habitable alrededor de sus estrellas, concluyendo que cientos de millones de estrellas deben tener entre 1 y 3 planetas en esa zona, en donde se posibilita la presencia de agua líquida. El estudio apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society y permite vislumbrar mejor la posible existencia de vida en nuestra galaxia.

7. Ojos y moral

Nuestras decisiones morales pueden ser afectadas por lo que estemos mirando al momento de tomar la decisión, reveló un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences. Los investigadores lograron influenciar las decisiones de personas sobre preguntas como si el asesinato tiene defensa, con solo rastrear el movimiento de los ojos. las reflexiones que llevan a un juicio moral están reflejadas en nuestra mirada, siendo influidas por lo que estemos mirando en el momento de decidir.

8. Leche materna a inteligencia

Recibir alimento materno tiene muchos beneficios reiteró un estudio en The Lancet Global Health: una mayor duración en la alimentación vía seno está ligada a una mayor inteligencia en la edad adulta, , mayor escolaridad y mayores ganancias en la adultez. Es decir, los efectos no solo se reflejan en la niñez sino que persiste en el tiempo de acuerdo con la investigación.

9. Más anillos a la cuenta

Solo cinco cuerpos del Sistema Solar poseen anillos. Obvio, Saturno, pero además Júpiter, Urano y Neptuno. Y Charikko, un cuerpo menor, de la categoría de los centauros, pequeñas rocas que poseen características de asteroides y cometas. Astrónomos hallaron uno más: Chiron, al cual le fueron detectados cuando pasó frente a una estrella en 2011. El Sistema Solar puede ser toda una joyería. El estudio fue publicado en Icarus.

10. Cazando en el paleolítico

El análisis de restos de elefante de hace 500.000 años reveló marcas óseas que debieron haber sido hechas por herramientas rudimentarias de los pobladores de entonces, en este caso el sitio Revadim en Israel. El estudio publicado en Plos One sugiere que en la necesidad de copar con nuevas exigencias cerebrales, los homos de entonces desarrollaron herramientas para proveerse la necesaria carne.

Así fue la semana científica (17-23)

1. Se perdió el calor

No se sabe a dónde ha ido. El caso es que desde 2000 la temperatura del planeta se ha mantenido constante, pese a que la acumulación de gases de invernadero es cada vez mayor. ¿Cómo explicarlo? Diversas hipótesis han corrido. Esta semana científicos muestran en Science que ese calor está siendo almacenado en el fondo del océano Atlántico. Antes las hipótesis apuntaban a situaciones en el Pacífico. El caso es que no sube la temperatura. Los eventos del Atlántico duran de 20 a 25 años, por lo que se cree que en 15 años el calentamiento volverá a su curso. Los océanos almacenan hasta el 90% del calor del planeta.

2. Oh, oh… se está volteando la torta

Casi erradicado, aunque aún subsiste en algunos pocos países, la polio tiene desde hace muchas décadas una vacuna efectiva que impide el desarrollo de la incapacitante y deformadora enfermedad, a la vez que mortal. Pero parece que hay problemas. Científicos de la Universidad de Bonn reportaron un virus mutado que es capaz de evadir la acción de la vacuna, según trabajo realizado en Gabón (África). En 2010 resultaron infectadas allí 445 personas, en su mayoría adultos. Fallecieron 209. Los hallazgos aparecieron en Proceedings of the National Academy of Sciences.

3. No se le dañó la cola

Perder la cola no es el mayor problema, no para las lagartijas: se regeneran. Científicos las estudian para ver cómo lo logran. En el proceso activan unos 326 genes en específicas regiones de la cola que se regenera según encontraron investigadores. Este lagarto es el más cercano a los humanos de aquellos animales que logran ‘reconstruir sus apéndices’. El estudio publicado en Plos One reveló además el hallazgo de una célula clave en la regeneración. El interés radica en la posibilidad de que algún día los humanos puedan regenerar miembros perdidos.

4. El fin de una era

Análisis de datos de 40 sitios arqueológicos de Europa, de España a Rusia, revela que la desaparición de los neandertales se produjo hace unos 40.000 años y antes que un remplazo rápido por los humanos modernos fue un proceso gradual que duró miles de años dice un estudio en Nature. El análisis realizado muestra que estos cohabitaron con los humanos durante 2.600 a 5.400 años posibilitando un intercambio cultural y genético entre ambos grupos, como lo han demostrado investigaciones previas.

5. Vida extrema en sitios extremos

A 800 metros bajo el hielo de la Antártica se encontró una nutrida comunidad de microorganismos según un artículo publicado en Nature, una muestra de la diversidad de ecosistemas que pueden existir en lugares extremos de oscuridad total y temperaturas bajo cero bajo la gruesa capa helada. Las aguas extraídas del lago Whillans que permaneció cubierto durante millones de años revelaron al menos 3.931 especies o grupos de especies de esos microorganismos. Muchos parecen obtener nutrientes del derretimiento del hielo y de la roca y sedimentos bajo el hielo. Una muestra de la diversidad de vida del planeta y de la capacidad de coexistir en condiciones extremas.

6. Se acababan los días de las trompas

Al ritmo actual durarán unas pocas decenas de años más. Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences estimó que entre 2010 y 2012 fueron sacrificados 100.000 elefantes africanos por cazadores ilegales en busca del marfil de sus colmillos, un 2 a 3 por ciento de la población total diezmado cada año. Durante la década pasada además la cacería de estos emblemáticos animales pasó del 25 al 60 o 70 por ciento. Toda una tragedia para la vida.

7. Las estrellas fabrican crema dental

El flúor que se adiciona a las cremas dentales fue creado en las estrellas. Eso concluye un estudio publicado en The Astrophysical Journal. Los astrónomos estudiaron estrellas para ver su contenido de flúor. Se encontró que se forma, como otros elementos, hacia el final de la vida de estrellas más grandes que el Sol debido a la increíble presión y temperatura del proceso. El flúor formado es lanzado con el gas al medio interestelar, sirviendo de material para la formación de otras estrellas y planetas.

8. Alguien ataca la capa de ozono

Pese a que el Protocolo de Montreal que regula la emisión de compuestos dañinos para la capa de ozono parece marchar bien, científicos encontraron en la atmósfera más tetracloruro de carbono del que debería haber, lo que indica que existe una fuente desconocida de emisiones o que el proceso de destrucción natural tienen algo que aún no se entiende bien. Las emisiones sugeridas del CCl4 son de 39 kilotoneladas por año desde 2007, se reveló. El estudio fue publicado en Geophysical Research Letters.

9. Los primeros anillos de la historia

No fueron ancestros humanos los que fabricaron los primeros anillos. No, fue Saturno. Sí. Un estudio que analizó la información de la nave Cassini que se encuentra desde 2004 en ese lugar, encontró que la tasa de acumulación de polvo es muy baja por lo que los sorprendentes y espectaculares anillos del gran planeta se debieron formar hace 4.400 millones de años, casi con la formación misma del Sistema Solar. Durante 7 años solo se detectaron 140 partículas cayendo hacia los anillos. La información apareció en Nature.

10. Sí, el Sol es el culpable

La liberación de grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) almacenado en el Ártico no se debe a la acción de las bacterias que disuelven el carbono orgánico en aquel gas, como se ha creído hasta ahora. Un estudio publicado en Science indica que el responsables es el Sol. Sí, la luz solar actúa más rápido que las bacterias sobre los ríos y lagos de la fría región. Un hallazgo importante para determinar cómo se afecta el derretimiento de la capa de hielo por el cambio climático.

Mis 10 noticias científicas de la semana (23-29)

1. Primer cromosoma sintético

De la nada. Surgió de la nada, podría decirse. En un desarrollo que allana más el camino hacia un genoma sintético, científicos reportaron en Science la creación del primer cromosoma sintético de la levadura. Los investigadores tomaron pequeñas piezas de ADN hecho por ellos y lo pegaron para crear la versión sintética del cromosoma, un avance importante en el campo de la biología sintética, que apunta a diseñar microbios para producir productos útiles. El avance también acerca a los científicos a la creación de plantas y animales sintéticos.

2. El mapa del genoma

El proyecto Famtom5 que duró dos años publicó en la revista Nature dos informes en los cuales se presentó la la imagen más clara de cómo los genes humanos son controlados en una amplia variedad de tipos de células del cuerpo, lo que permitirá luego enfocarse en genes asociados con enfermedades. En el estudio se determinó cómo una red de interruptores en el ADN, controla dónde y cuándo los genes se encienden y se apagan. Los humanos tenemos unos 400 tipos distintos de células y la diferencia proviene del sitio del genoma que utilizan.

3. Me falta el aire

La Organización Mundial de la Salud reveló que 1 de cada 8 muertes en el planeta se deben a la contaminación del aire, que provoca cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias graves y que además ingresa al torrente sanguíneo produciendo infartos cardíacos y derrames cerebrales. Un estudio asustador que pone el dedo en la llaga y que hasta ahora no había sido hecho por la OMS. Del total de muertes por el aire, 20% se deben al cáncer y otros males respiratorios serios.

4. Como anillo al dedo

Se habían visto hace mucho en Saturno, llamado el planeta de los anillos. Luego distintas naves mostraron que Júpiter, Urano y Neptuno también los tenían. Por primera vez, astrónomos brasileños y noruegos reportaron la existencia de anillos en un asteroide de unos 250 kilómetros, Chariklo, que se encuentra más allá de Júpiter, entre Saturno y Urano. Los anillos tendrían unos 20 kilómetros de grosor. El artículo apareció en Nature.

5. Cuidar los niños paga

Cuando niños de 0 a 5 años reciben toda la atención que merecen, hacia los 30 años de edad presentan mejor salud metabólica y cardíaca, según un estudio publicado en Science. El estudio analizó 122 niños en cuatro cohortes reclutadas en los 70. Las conclusiones indican que el cuidado permanente en esos primeros 5 años ofrece resultados importantes ya de adultos.

6. Andaba escondido

Astrónomos reportaron el posible hallazgo de otro planeta enano que reside en la nube de Oort, una región del Sistema Solar más allá de las 2.000 veces la distancia Tierra-Sol hasta 50.000 o más veces. El objeto fue denominado 2012 VP113 y es el segundo más grande detectado allí luego de Sedna, otro planeta menor. Su órbita va de los 12.000 millones de kilómetros a los 67.000 millones de kilómetros del Sol (la Tierra está a solo 149 millones de kilómetros del Sol). El objeto, reportado en Nature, unos 450 kilómetros.

7. Agua en las rocas

Seis glaciares de la Antártida occidental se están moviendo más rápido que hace 40 años provocando una mayor descarga de hielo en el océano y aumentando el nivel del mar según un estudio presentado en Geophysical Research Letters. La cantidad de hielo drenando de esa media docena de glaciares aumentó 77% de 1973 a 2013. El glaciar de Pine Island, el más activo , se ha acelerado un 75%. El glaciar Thwaites comenzó a acelerar el drenaje en 2006 luego de una década de calma.

8. El matrimonio alivia

Las personas casadas tienen tasas más bajas de varias enfermedades cardiovasculares, comparadas con las que son solteras, divorciadas o viudas, según un estudio presentado en el congreso del Colegio Americano de Cardiología. La relación entre matrimonio y baja probabilidad de enfermedad cardíaca es más notoria antes de los 50 años: 12%, mientras que entre los 50 y 60 el riesgo es del 7 y del 4 luego de esa edad.

9. 10.000 años con ganado

Un estudio en Plos Genetics que analizó 134 razas de bovinos de todo el planeta encontró que el ganado fue domesticado por primera vez en el llamado Creciente Fértil, esa región del planeta donde hoy están Irak, Jordania, Siria e Israel. Hasta ahora se creía que había sido domesticado primero en África. La investigación permitió establecer además el lazo entre distintas razas, mostrando a la vez cómo se ha movido la humanidad de un lado a otro.

10. Muerte en cautiverio

Criticado hasta más no poder en febrero por haber dado muerte a una jirafa adulta saludable, el zoológico de Copenhague volvió a generar un escándalo esta semana cuando mató cuatro leones sanos: dos adultos y dos bebés de solo 10 meses, con el objeto de abrirle paso a un león nuevo. Para los encargados del zoológico esa es la decisión correcta. Zoológicos de otro lugares del mundo esterilizan animales cuando hay sobrepoblación.

Cosa extraña ¡un asteroide con anillos!

Hace décadas se creía que solo Saturno los poseía. Luego se sumaron Júpiter, Urano y hasta Neptuno. Planetas con una característica: tienen anillos.

Científicos reportaron ahora, en Nature, un caso extraño: un asteroide que también los tiene. Su origen es un misterio pero podría ser el resultado de una colisión d ella que habría quedado un disco de escombros.

La observación del asteroide se hizo desde varios observatorios, incluido el de La Silla (Chile) de la ESO.

Este asteroide, Chariklo, fue observado mientras pasaba delante de una estrella brillante, detectándose que tiene dos anillos

“No estábamos buscando un anillo y no creíamos que cuerpos pequeños como Chariklo los tuvieran, por lo que el descubrimiento ha sido toda una sorpresa”, expresó Felipe Braga-Ribas (del Observatorio Nacional/MCTI en Río de Janeiro, Brasil) autor principal del nuevo artículo.

Chariklo es el miembro de mayor tamaño de un tipo de objetos, los centauros. Su órbita se encuentra entre la de Saturno y Urano. Los centauros  tienen órbitas inestables y cruzan las de los planetas gigantes.

El seguimiento se efectuó cuando pasó frente a la estrella UCAC4 248-108672 el 3 de junio del año pasado 2013, visto desde el sur de América.

Poco antes y poco después del tránsito hubo disminución en el brillo aparente de la estrella, indicando que algo en el asteroide bloqueaba la luz. Con la información se pudo reconstruir luego la forma, el tamaño del objeto y la forma, la anchura, la orientación y otras propiedades de los anillos.

Los anillos tendrían 3 y 7 kilómetros de ancho, separados por un espacio de 9 kilómetros. Chariklo mide 250 kilómetros.

Ría posible entonces que el asteroide tuviera una pequeña luna por ser descubierta, algo que no es inusual en otros objetos similares.

Neptuno tenía una lunita escondida

Es como ver una aguja en un pajar y bien pequeña. El telescopio espacial Hubble encontró una luna de 20 kilómetros de longitud alrededor de Neptuno, un planeta hoy a 4.372 millones de kilómetros de la Tierra.

Es la luna más pequeña del sistema neptuniano. Es tan pequeña y tenue que es unas 100 millones de veces más débil que la estrella más débil que pueda verse con el ojo. Tanto, que no fue detectada por la nave Voyager 2 cuando pasó por allí en 1989 informó la Nasa, tránsito durante el cual descubrió el sistema de lunas y anillos alrededor del gran planeta.

La nueva luna fue hallada por Mark Showalter el 1 de julio mientras estudiaba los arcos o segmentos de anillos alrededor de Neptuno. “Las lunas y los arcos orbitan muy rápido, por lo que tenemos que establecer una forma de seguir su movimiento para ver sus detalles”.

Es como tomar una foto de un atleta: permanece en foco, pero el fondo queda borroso, agregó.

El método se basó en rastrear el movimiento de un punto blanco que aparece una y otra vez en más de 150 fotos de archivo de Neptuno tomadas por el Hubble entre 2004 y 2009.

Showater miró más allá de los segmentos de anillo y advirtió un punto blanco a unos 105.000 kilómetros del planeta, entre las órbitas de las lunas Larisa y Proteo. Luego registró una órbita circular de la luna, que completa un giro cada 23 horas.

Neptuno es un planeta mayor que la Tierra, con un radio de 24.622 kilómetros y una masa 17,1 veces la terrestre. Su temperatura media des de unos -241 grados centígrados y su atmósfera está compuesta de hidrógeno, helio y metano. Su año es de 164 años terrestres.

Hasta ahora se habían encontrado 12 lunas. Posee 8 anillos y un sistema de arcos.

Mis 10 noticias científicas de la semana

1. Qué cantidad de energía

Para algunos se trata de cazar pispirispis, pero hay mucho más. El caso es que enterrado bajo cientos de metros de hielo en la Antártida se encuentra el IceCube, un telescopio de neutrinos, esas esquivas partículas que poco interactúan con la materia ordinaria.

Bien, se confirmó en Physical Review Letters que se detectaron 2 neutrinos, lo más energéticos jamás observados, provenientes de una lejana galaxia. Si hubieran llegado del Sol o de interacciones en nuestra atmósfera no tendrían tanta energía.

Se informó que ni el Gran Colisionador de Partículas donde se descubrió el bosón Higgs puede generar tanta energía.

2. ¿Aló, con el espacio?

A manera de experimentación la Nasa envió al espacio los tres primeros celulares inteligentes. Sí, smartphones. La intención es la de ver si funcionan para desarrollar algunas tareas de comunicación y recibo de datos. Los tres están funcionando bien y sus señales son recibidas en distintas antenas en el planeta. De este modo podría abaratarse el costo de algunos satélites indicó la agencia.

3. Me pica me pica, me rasco me rasco

Algunos sostenían que la picazón era una forma de dolor menor, otros que el funcionamiento defectuoso de alguna terminación nerviosa. Nada de eso. Según un estudio aparecido esta semana, fue aislado una clase de células nerviosas que nos hacen rascar y solo rascar.

neuronas picazón. En el estudio aparecido en Nature Neuroscience, se demostró que algunas neuronas sensoriales con terminaciones nerviosas en la piel tienen un único receptor de proteína denominado MrgprA3, que al final de cuenta es el que hace que nos rasquemos ante una picazón.

4. Granitos llegados de lejos

Dos granos de arena hallados en un par de meteoritos en la tierra, sugieren que se se formaron en una misma supernova hace miles de millones de años según un estudio aparecido en Astrophysical Journal Letters. La marca química de cada uno de ellos es muy rara y similar, lo que indica un mismo origen: contienen O18 que sólo se forma en esas poderosas explosiones. La supernova es una explosión de una gran estrella cuando consume su material. ¿Cómo llegaron hasta acá?

5. Hay rayos negros

Aunque del asunto comenzó a hablarse hace dos semanas, solo ahora salió la versión oficial. Sí, rayos negros que se pueden presentar invisibles entre las nubes pueden generar rayos gamma, la forma más potente de energía e irradiar los aviones, pero sin poner en peligro la vida de los pasajeros dijeron los científicos. Son rayos gamma terrestres tan brillantes que pueden enceguecer satélites situados lejos de la escena. Y se presentan a alturas a las cuales viajan los aviones comerciales. Se generan por una forma extrema de rayos y aunque pueden emitir gran cantidad de rayos gamma, emiten poca luz visible según un informe en LiveScience.

6. Einstein no se podía equivocar

Al medir las fuerzas gravitacionales en un pulsar, una estrella de neutrones que gira a gran velocidad y su compañera, una estrella enana blanca, se comprobó una vez más que la Teoría General de la Relatividad publicada por Albert Einstein en 1915 es muy sólida. El sistema medido se encuentra a 7.000 años luz de nosotros. El artículo apareció en Science.

7. A ponerse los anillos

Por estos días, con su máximo acercamiento hoy, Saturno se encuentra en oposición. Quiere decir que la Tierra está interpuesta entre él y el Sol, lo que hace de este fin de mes y de mayo los mejores momentos para observar el gran planeta, en el cual se encuentra desde hace años la sonda Cassini, que ha explorado ese complejo sistema de lunas y anillos. Con binoculares se puede apreciar muy bien el planeta con sus anillos.

8. Pasajeros con destino a su muerte, favor abordar

Se conocieron esta semana más detalles sobre la misión Mars One o Marte Uno, por medio de la cual una empresa privada quiere enviar una misión tripulada a Marte, misión que solo tendría tiquete de ida. En 2016 saldrían naves cargueras que llevarían al planeta rojo todo lo que requeriría la misión. En 2023 viajarían los pobladores del planeta. Para muchos se trata de un proyecto poco cuerdo por todas las dificultades que aún existen para que alguien llegue vivo a Marte y pueda vivir allí un tiempo siquiera.

9. De los bichos y el autismo

Una vacuna desarrollada por científicos de la Universidad de Guelph para bacteria intestinal común en personas con autismo, puede servir a la vez para eliminar ciertos síntomas de esa condición. El estudio liderado por la profesora Brittany Pequegnat apareció en el journal Vaccine. El desarrollo es una vacuna basada en carbohidratos para combatir el Clostridium bolteae. Más del 90% de los niños con autismo presentan desórdenes gastrointestinales y cerca del 75% sufren diarrea. La vacuna, parece, podría aliviar algunos síntomas asociados al autismo.

10. Mire y copie

Dos estudios publicados en Science presentan evidencia sólida de que los micos y las ballenas aprenden también como los humanos: mirando y copiando el comportamiento de los demás. En el primer estudio de Erica van de Waal, de la Universidad de San Andrés en el Reino Unido, se demostró que así obra el aprendizaje entre micos Chlorocebus aethiops. En el segundo, un grupo de esa universidad liderado por Jenny Allen encontró que en las ballenas jorobadas también lo hacen. Una transmisión cultural comprobada.

Sorprendente nave lleva 15 años en el espacio

Desde su lanzamiento el 15 de octubre de 1997, ha viajado 6.100 millones de kilómetros y no se siente para nada cansada. Es más: seguirá trabajando sin desmayo los próximos años.

La sonda Cassini de la nasa cumplió el lunes 15 años en el espacio y desde 2004 se encuentra en Saturno y sus lunas, a los que ha estudiado a la saciedad pero falta mucho más por conocer. Y con seguridad no todo quede conocido.

La nave ha hecho sorprendentes descubrimientos, como los géiseres de agua en la luna Encelado y mostrando las primeras vistas de los lagos de hidrocarburos en la enorme luna Titán.

Durante su vida espacial ha enviado más de 444 gigabytes de datos científicos, incluyendo más de 300.000 imágenes. Los científicos han publicado más de 2.500 papers con los datos que ha proporcionado.

“Mientras Cassini realiza el estudio más profundo a un planeta gigante a la fecha, la nave ha estado volando con la más compleja trayectoria asistida por gravedad que se haya alcanzado hasta hoy, dijo Robert Mitchell, director del programa en el Jet Laboratory Propulsion de Nasa en California.

“Cada sobrevuelo de Titán, por ejemplo, es como enhebrando el ojo de una aguja”, agregó. “Y lo hemos hecho 87 veces hasta ahora, con precisión de una milla, todo controlado desde Tierra a 1.600 millones de kilómetros”.

Una de sus primeras misiones fue lanzar la sonda Huygens sobre Titán, para explorar de cerca ese mundo parecido a los inicios de la Tierra.

La nave ha sido enviada a visitar más de 1 docena de las principales lunas en los últimos 8 años. Las maniobras son complejas dada la influencia gravitacional del gigante Saturno y el combustible limitado que tiene la nave.

La nave está llegando a la mtiad de su vida, con señales del paso de los años, pero funciona bien y no requiere cirugías, dijo Mitchell.

Ahora recarga energías para entrar en sus años dorados. La primavera ha llegado al hemisferio norte de Saturno y sus lunas y se quiere conocer más de cerca lo que sucede en este cambio estacional.

En noviembre de 2016, la sonda se embarcará en una serie de órbitas que lo acercarán más a Saturno. Comenzarán justo afuera del anillo F, el más externo de los anillos principales.

En abril de 2017, un encuentro cercano con Titán lo pondrá en camino hacia los anillos internos, justo un pelo encima de la atmósfera del planeta. Cassini hará 22 pasos y luego un jalón gravitacional por un sobrevuelo más alejado de Titán, sellará su destino: chocará contra Saturno el 15 de septiembre de 2017.

En su zambullida mortal –para proteger de contaminación posibles mundos con vida en Titán y Encelado, Cassini será aplastada y vaporizada por la presión y la temperatura del planeta de los anillos.

“Cassini tiene más millas antes de que duerma, y muchas más preguntas que los científicos quieren responder”, expresó Linda Spilker, miembro del equipo científico.

Así, Cassini morirá a los 20 años, todos en el espacio, la mayoría zumbando como un mosco alrededor de las lunas y del gran planeta anillado.

Foto de Saturno y su luna Titán tomada por Cassini. Cortesía Nasa-JPL-Caltech

Objetos raros en anillos de Saturno

Extraños objetos de un kilómetro de largo han estado golpeando el anillo F de Saturno, revelaron imágenes de la sonda Cassini que explora, hace años, ese sistema.

Los objetos dejan una estela tras de sí, siendo llamados minijets por los expertos de la Nasa.

Los objetos golpean el anillo externo, que tiene una circunferencia de 881.000 kilómetros. Los científicos analizaron 20.000 imágenes y encontraron 500 de esos eventos durante los 7 años en que Cassini ha explorado el sistema.

Se sabía que objetos relativamente grandes podrían crear canales, ondulaciones, bolas de nieve o polvaredas de material congelado, pero no se sabía qué sucedería una vez creados. Se encontró que los más pequeños pueden sobrevivir a las fuerzas enormes del planeta, golpeando contra el anillo F.

“Los hallazgos nos muestran que el anillo F es como un zoológico de objetos de unos 800 metros hasta de 160 kilómetros (como la luna Prometeo), creando un show espectacular”, dijo Carl Murray, miembro del equipo investigador.

Los objetos pequeños parecen colisionar con el anillo a una velocidad de 2 metros por segundo. Los choques proyectan partículas hacia fuera del anillo, dejando una estela de 40 a 80 kilómetros.

En algunos casos esos objetos viaje en grupos, creando esos exóticos minijets.

Los anillos de Saturno están compuestos más que todo de hielo de agua. Los trozos de los principales anillos se diseminan unos 140.000 kilómetros del centro del planeta. Se cree que el grosor de los anillos es de apenas 10 metros.

Foto de los objetos contra el anillo F. Cortesía Nasa/Caltech

Vuelven invisibles objetos sumergidos

Qué cosas se ven… o no se ven. Lo que ha sido el sueño de muchos hombres desde muy atrás en la historia, cada día está más cercano: la invisibilidad.

A la serie de nuevos materiales que han sido diseñados en diferentes laboratorios, los que doblan la luz de modo que no incida sobre ellos, haciéndolos invisibles al ojo humano de una u otra manera, se suma otro que hace invisibles los objetos bajo el mar. Ah, sí: para las ondas del sonar, de modo que, diríase, un submarino podría navegar sin ser detectado por instrumento alguno sobre la superficie.

En octubre de 2006 se anunció la producción de un manto de invisibilidad basado en metamateriales, que hacía que las microondas de una determinada frecuencia viajaran alrededor de un cilindro de cobre, de modo que parecía que no existiese nada.

En abril 30 de 2009, otros investigadores presentaron un manto que hacía objetos invisibles en la longitud de onda cercana al infrarrojo.

Hoy, encabezados por el profesor Nicholas Fang, científicos presentaron una tecnología que hace invisibles los objetos submarinos al sonar y otras ondas de ultrasonido.

“No estamos hablando de ciencia ficción. Estamos hablando de controlar las ondas de sonido doblándolas y torciéndolas en un espacio diseñado”, dijo Fang. “No se trata de uno de os trucos que hace Harry Potter”, agregó.

Los materiales que pueden envolver el sonido alrededor de un objeto en vez de reflejarlo o absorberlo han sido posibles, en teoría, por unos años, la realización del concepto ha sido un reto. En un artículo aceptado para publicación en el journal Physical Review Letters, el grupo de Fang describe cómo funciona su prototipo, capaz de ocultar un objeto de una amplia gama de ondas del sonido.

El manto está hecho con metamateriales, una clase de materiales artificiales cuyas propiedades han sido aumentadas como resultado de una cuidadosa ingeniería de su estructura. El grupo diseñó un manto cilíndrico de dos dimensiones hecho de 16 anillos concéntricos de circuitos acústicos estructurados para guiar las ondas del sonido. Cada anillo tiene un índice diferente de refracción, lo que hace que las ondas varían en velocidad de los anillos exteriores a los interiores.

“Lo que usted ve básicamente es una red de cavidades que están conectadas por canales. El sonido se propagará dentro de ellos, y las cavidades están diseñadas para reducir las ondas. A medida que viajen hacia adentro de los anillos, las ondas ganan más y más velocidad”.

Como la aceleración requiere energía, las ondas de sonido se propagan alrededor de los anillos exteriores, guiadas por los canales en los circuitos, que doblan las ondas para envolverlas alrededor de las capaz externas del manto.

El concepto fue probado con un cilindro que sumergieron en un tanque y luego con una variedad de objetos de diferentes formas y densidades.

El dispositivo ofrece invisibilidad para las ondas de ultrasonido de 40 a 80 KHz, aunque con modificación podría, en teoría, cubrir decenas de megahertz.

La idea ahora es estudiar las posibles aplicaciones militares y en la salud.

En la imagen, el dispositivo o manto de la invisibilidad submarina.

Caen rayos sobre Saturno

Cosas, que asustan: las tormentas eléctricas. ¿Es la Tierra el único planeta donde se producen? No. Los rayos se han observado en otros. El equipo científico de la sonda Cassini presentó ayer una película de una tormenta en Saturno, en la que se escucha el sonido o interferencia que el fenómeno produce en los equipos a bordo de la nave.
“Es la primera vez que tenemos juntos la vista de un rayo y su sonido”, expresó Georg Fischer, científico del Space Research Institute en Graz (Austria). Esto refuerza la creencia de que existen fuertes tormentas eléctricas.
Brillan tanto como los famosos destellos en la Tierra. Son al menos tan fuertes como las que se presentan acá, pero no se presentan con tanta frecuencia, explicó Andrew Ingersoll, del California Institute of Technology.
Se suceden con menor frecuencia, en cualquier momento, pero pueden durar meses.
Desde que Cassini llegó a Saturno en 2004, ha sido difícil observar los relámpagos dado que el planeta es muy brillante y reflectivo. La luz que desprenden los enormes anillos hacen que incluso el área donde es de noche sea más brillante que una noche de Luna llena en la Tierra. El equinoccio, alrededor de agosto de 2009, cuando el Sol directamente cae sobre el ecuador de Saturno, produjo la suficiente oscuridad para tomar las imágenes. En el equinoccio, los anillos están de canto, lo que facilita la observación.
Foto cortesía Nasa.

12