Preocupantes datos sobre el calentamiento de la Tierra

 

Aumento de temperatura desde 1990

Aumento de temperatura desde 1990


Hace unos meses, la Nasa y otras oficinas que vigilan el clima habían informado que 2016 había sido el más caliente de los 137 años de registros, desplazando al año 2015, que a su vez había destronado a 2014 como el más caliente.
Continuar leyendo

2011-2015: cuando el hombre enloqueció el planeta

Imagen OMM

Imagen OMM

Hicimos el daño y solo queda reducir los efectos: el periodo 2011-2015 fue el más caliente de la historia de los registros confirmó la Organización Meteorológica Mundial, que además reveló un dato preocupante aunque no inesperado: de 79 estudios publicados en el Bulletin of the American Meteorological Society, entre 2011 y 2014 más de la mitad encontró que el cambio climático inducido por el hombre contribuyó a los eventos climáticos extremos que generaron altos costos en vidas humanas y dinero.

El Acuerdo de París que acaba de entrar en rigor busca que la temperatura a 2050 no aumente más de 1,5 °C con respecto a la era preindustrial, pero en 2015 hubo un momento en el que alcanzó 1 grado. El margen de maniobra es mínimo.

El quinquenio fue duro. La sequía de África oriental de 2010 a 2012 produjo 258 000 muertos junto a la de África del sur de 2013 a 2015.

Las inundaciones de 2011 en el sudeste asiático representaron pérdidas por US $40 000 millones, mientras el solo huracán Sandy generó daños por US $67 000 millones mientras el tifón Haiyan mató 7800 personas en Filipinas.

Solo algunos de los fenómenos extremos que el mundo afrontó.

Pero el reporte de la OMM contiene muchos más datos. Algunos de ellos son:

Las temperaturas de esos 5 años estuvieron 0,57 °C encima del periodo 60-90. El año más caliente fue 2015, que superó a 2014.

La temperatura de los océanos superó las marcas previas en casi todas las aguas del globo.

El hielo del Ártico se redujo de manera sostenida. El promedio estuvo en 4,7 millones de kilómetros cuadrados, 28% debajo del periodo 1981-2010. En contraste la Antártida estuvo por encima de este periodo de referencia.

El deshielo de Groenlandia se mantuvo sobre los niveles promedio de 1980 a 2010, mientras las montañas nevadas siguieron perdiendo área glacial.

Las altas temperaturas en Estados Unidos en 2012, las de Australia en 2013, los veranos supercalientes en Asia oriental y Europa occidental en 2013, las olas de calor en la primavera y otoño de 2014 en Australia, el récord de calor en Europa en 2014 y la ola de calor en Argentina en 2013 se debieron a los efectos del hombre sobre el clima, mientras en otros eventos no tuvieron incidencia tan fuerte.

Las 10 noticias científicas de la semana

El mapa galáctico. Foto ESA

El mapa galáctico. Foto ESA

1. Ubicándonos

La agencia espacial europea (ESA) publicó el primer catálogo de estrellas de nuestra galaxia, más de 1000 millones de objetos celestes ubicados con precisión gracias al trabajo del satélite Gaia. El más grande sondeo del cielo y la Vía Láctea cuya meta es medir las distancias y movimientos de más de dos millones de estrellas. El satélite fue lanzado hace 1000 días y comenzó a trabajar en julio de 2014.

2. Envidiosos somos

Un estudio del comportamiento humano reveló que 90% de las personas pueden ser clasificadas en cuatro tipos de personalidades: optimista, pesimista, confiable y… envidiosa. Pero esta última característica prima en 30% de ellas, frente a 20% de cada una de las otras, revelando que somos una raza envidiosa según el estudio publicado en Science Advances en el que se trabajó con 541 voluntarios.

3. Incas a la moda

Un investigador de la Universidad de Washington identificó la primera fábrica de índico en el planeta, encontrada en Huaca, Perú, que data de hace 6.200 años, constituyendo el primer uso conocido del índigo azul en las prendas de algodón. Un hallazgo que muestra además el adelanto tecnológico de esos antiguos pobladores. El textil fue encontrado en 2009 en un sitio bien conservado en la costa norte peruana. El hallazgo apareció en Science Advances.

4. El cuervo se las trae

Mucho reconocimiento han recibido los cuervos de Nueva Caledonia por sus habilidades para usar herramientas para proveerse alimentación con insectos y otras presas. Pero no es exclusivo de estas aves. Científicos publicaron en Nature que el cuervo Alala, de Hawai, amenazado de extinción también es hábil en el empleo de herramientas y es parte de su comportamiento habitual. Hay cerca de 40 especies de cuervos en el planeta, la mayoría poco estudiados.

5. La suerte de los osos

Una situación que no solo despista sino que afecta su futuro. Las 19 poblaciones de osos polares se están enfrentando a un derretimiento más pronto del hielo del Ártico en primavera y una más tardía consolidación en otoño, lo que incide en las temporadas de alimentación y cría, dejándoles menos tiempo. Los hechos los presenta un artículo en The Cryosphere, basado en datos satelitales de la Nasa durante 35 años que revelan que la tendencia es firme. En promedio el derretimiento se da de 3 a 9 días antes por década e igual al final, lo que da más de dos semanas de menos hielo.

6. Nace un gigante

Astrónomos encontraron señales de un planeta grande que crece alrededor de la joven estrella cercana TW Hidra, que se cree es helado, similar a Urano o Neptuno, hallazgos realizado con el Alma (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). Esa estrella está a 184 años luz, tiene solo 10 millones de años y a su alrededor ya se había visto un disco de polvo y en él se hallaron vacíos donde se forman planetas. El hallazgo apareció en Astrophysical Journal Letters.

7. Una buena protección

Un estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology encontró que a mayor factor de los protectores solares el riesgo de melanoma puede decrecer hasta 33%. El factor base tomado con el que se lograba aumentar la protección fue 15, de modo que uno mayor garantiza mejor protección solar y reduce más el riesgo. En distintas regiones del planeta hoy es mayor la exposición al Sol debido al cambio climático, incidiendo en el número de personas con ese cáncer.

8. No se estrese durante el período

Las mujeres que se consideraban más estresadas durante el periodo de ovulación tenían 40% menos probabilidad de embarazarse ese mes. Y aquellas que se consideraban estresadas la mayor parte del tiempo tienen 45% menos probabilidad, de acuerdo con un estudio en Annals of Epdiemiology. La investigación se hizo con 400 mujeres de hasta 40 años, activas sexualmente que informaban sobre su menstruación, sus relaciones sexuales, los métodos anticonceptivos y el alcohol, cafeína y cigarrillo.

9. Menos bosques

Un estudio revelado por el Ideam mostró que el año pasado se deforestaron 124 000 hectáreas en todo el país, con un descenso de 12% frente a 2014 pero más que en 2013 cuando comenzaron las mediciones. De nuevo, los cultivos ilícitos, la tala ilegal, la minería, la frontera agrícola y los incendios son las principales causas de pérdida de selva. Deforestación avanzada.

10. Óvulos burlados

Los óvulos pueden ser inducidos a crear embriones sin fertilización, pero estos mueren pronto al no existir la presencia de espermatozoides. En un avance, científicos inyectaron espermatozoides a esos embriones (partenogenotes) y lograron producir ratones saludables. A futuro podría tener aplicaciones en tratamientos de fertilidad y cría de especies amenazadas, pero hay que falta perfeccionar en la técnica. El logro apareció en Nature Communications.

Hielo del Ártico alcanzó mínimo histórico

Extensión de hielo en el Ártico. Foto Nasa

Extensión de hielo en el Ártico. Foto Nasa

Otra marca que impone el calor: el hielo del Ártico alcanzó su mínimo histórico por segundo año consecutivo, revelan los datos de la Nasa.

Cada año, la capa de agua congelada que flota sobre el océano Ártico y los mares adyacentes se derrite en la primavera y el verano y crece en el otoño y el invierno en el Hemisferio Norte, alcanzando el máximo entre febrero y abril.

Al 24 de marzo, el hielo se extendía por 14,52 millones de kilómetros cuadrados, una nueva marca de mínima extensión según el registro satelital que comenzó en 1979.

Es solo un poco menos que los 14,54 millones de 2015, pero hay un dato poco alentador: los 13 registros más bajos han sucedido en los últimos 13 años.

La nueva marca se da tras los calurosos meses de diciembre, enero y febrero alrededor del planeta, lo que pudo contribuir a la menor formación de hielo, según Walt Meier, científico del Centro Goddard de la Nasa.

El patrón de vientos en enero y febrero tampoco favoreció la formación de hielo porque trajo aire caliente del sur. Pero en definitiva el factor que tendrá un papel más importante en el futuro del hielo del Ártico es el calentamiento de las aguas del océano dijo Meier.

Es probable que vayamos a tener máximos más pequeños en el futuro porque adicional a una atmósfera más caliente el océano también se ha calentado. Eso impedirá que el borde del hielo se expanda al sur como era usual”.

Y aunque “la máxima extensión puede variar cada año dependiendo de las condiciones en el invierno, estamos viendo una tendencia significativa hacia abajo y eso está relacionado con el calentamiento de la atmósfera y los océanos.

Es que desde 1979 esa tendencia ha llevado a una pérdida de casi 1 millón de kilómetros cuadrados de cobertura de hielo, casi el territorio de Colombia.

El mar Ártico juega un papel importante en la regulación de la temperatura del planeta: su superficie refleja la energía solar que de otra forma absorbería el océano, un efecto más relevante en el verano, cuando el Sol está alto, directo sobre la región. En el invierno el Sol no sale durante varios meses en el círculo polar Ártico y el impacto se siente en la temperatura de la atmósfera.

Enero-noviembre: el periodo más caliente de la historia

Temperatura del planeta. Cortesía NOAA

Sí, este año no solo se fue rápido, sino que se calentó rápido.

Noviembre fue el noviembre más caliente desde que se llevan registros (1880) con 0,97°C por encima del promedio de estos 136 años de datos.

El noviembre más caliente hasta ahora había sido el de 2013 con solo 0,15°C encima del promedio histórico reveló la NOAA (agencia del clima de Estados Unidos).

Además noviembre fue el séptimo mes consecutivo más caliente rompiendo marca.

Pero no solo el mes. El periodo enero-noviembre ha sido el más caliente también de la historia, un calor en el que El Niño ha jugado su parte.

Por lo general El Niño adiciona al menos 0,1°C a la temperatura global. Así, junto a las emisiones de gases de invernadero, todo indica que 2015 será el año más caliente de los registros. Hasta hoy es 2014.

Y de continuar El Niño, nada raro que 2016 también fuera el tercer año consecutivo más caliente.

La NOAA reportó que la temperatura de la superficie terrestre fue 1,31°C más alta que el promedio, mientra la de los océanos estuvo 0,84°C por encima.

En noviembre, además la extensión del hielo del Ártico fue un 8,3% menor al promedio de 1980 a 2010 mientras la de la Antártica estuvo 1,2% encima de ese promedio.

La temperatura promedio de tierra y océanos en el periodo enero-noviembre fue 0,87°C más que el promedio de 136 años, mientras que la sola temperatura de la superficie en esos 11 meses estuvo 1,27°C por encima y la de los océanos 0,72°C encima.

Los datos confirman la tendencia creciente del calentamiento global, debido a la actividad humana como ha reportado el Panel Intergubernamental del Cambio Climático.

La meta de la Cumbre del Clima de París es que la temperatura del planeta no aumente más de 2°C con respecto a la era preindustrial. De esa cantidad, ya nos hemos gastado la mitad.

Groenlandia se derrite dos veces más rápido

Glaciar Kulusuk. Foto Wikipedia Commons

Los glaciares de Groenlandia se retraen a un ritmo devastador: el siglo pasado a una velocidad dos veces mayor a la vivida en los pasados 9.600 años. Eso revela un estudio publicado en Climate of the Past.

Para su análisis los científicos extrajeron núcleos de sedimentos de un lago alimentado por un glaciar que permitió la primera observación continua de cambio del glaciar en el sur de Groenlandia. Luego compararon los resultados con nucleos similares de Islandia y la isla Baffin de Canadá.

“Aparecieron dos cosas”, explicó el coautor William D’Andrea, paleoclimatólogo del Observatorio de la Tierra Lamont Doherty de Columbia University. “Uno es que si usted tiene una disminución gradual en la cantidad de luz solar incidiendo en latitudes altas en el verano, si eso fuera lo único que estuviera sucediendo, esperaríamos que esos glaciares se movieran lentamente. Pero cuando agregamos los combustibles fósiles y el dióxido de carbono a la atmósfera y los glaciares que estarían creciendo comenzarían a derretirse por las temperaturas más altas del verano”.

Los glaciares son dinámicos y pesados. A medida que se mueve, muele la roca debajo, creando sedimentos que el agua derretida lava hacia el lago. Mientras más grande e3l glaciar, más roca muele. Así, los científicos pueden tomar núcleos de sedimentos del fondo de los lagos para ver cuánto material se acumuló en el tiempo, junto a otros indicadores de cambio climático. Y pueden usar radiocarbono para determinar cuándo fue depositado el sedimento.

Los sedimentos del lago Kulusuk permitieron rastrear cambios en dos glaciares cercano hasta hace 9.500 años. Antes del siglo 20, la tasa más rápida de retraimiento reflejada en el núcleo era de hace unos 8.500 años, época cuando la posición relativa de la Tierra con respecto al Sol resultaba en más luz sobre el Ártico.

“Si comparamos la tasa a la que esos glaciares se han retraído en los últimos 100 años con la retracción que los hizo desaparecer hace 8.000 a 7.000 años, vemos que la de los últimos 100 años fue el doble de lo que fue bajo la desaparición debido a causas naturales”

La historia capturada en las muestras del lago Kulusuk muestran que el período de calentamiento comenzó hace unos 8.500 años, cuando la tasa de erosión cayó rápidamente, sugiriendo que el glaciar se hacía más pequeño. Luego, hace unos 8.200 años las temperaturas comenzaron a enfriar y las tasas de erosión aumentaron. El periodo de enfriamiento ha sido documentado en toros estudios y ha sido conectado con grandes cambios en la circulación de los océanos.

Poco después del avance, hacia unos 8.000 años atrás, los glaciares debieron desaparecer por completo, con poca erosión en el sedimento entre hace 7.000 y 4.000 años.

Resumen científico de la semana

1. ¡Magia!

Podría ser un buen número para un mago, pero no, se trata de física y la aplicación de conceptos de óptica y metamateriales: científicos crearon un nuevo manto de la invisibilidad, que cubre totalmente un objeto y lo desaparece de la vista, El artículo apareció en Science y dice que por ahora solo se experimentó en el nivel microscópico pero que los principios desarrollados también podrían aplicarse al mundo macro. ¡Desapareció! En la imafen un concepto del neuvo desarrollo, cortesía del Laboratorio de Berkeley/Ziang Zhang

2. Un mar inerte

Un nuevo reporte de WWF reveló que las poblaciones de vertebrados marinos en los océanos del planeta se ha reducido 49% entre 1970 y 2012, con algunas especies de peces reducidas hasta en un 75%. Además reportó un declive en manglares, arrecifes coralinos y pastos marinos, una situación seria para el futuro del planeta y de quienes viven del mar, cientos de millones de personas.

3. Morir en la ciudad

En un provocativo estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B, investigadores encontraron que una ave habitante de la ciudad, un gorrión, tiene sus telómeros más cortos por la exposición al ruido. Esas estructuras, que cubren las puntas de los cromosomas están ligadas a la expectativa de vida. Los gorriones que viven en otros ambientes no tienen ese problema reveló la investigación. Las ciudades afectan la naturaleza.

4. Si Humboldt viviera

En 1802 Alexander von Humboldt en su expedición al Chimborazo en Ecuador dibujó la distribución de especies sobre las laderas del célebre monte. Investigadores visitaron la zona y analizando lo descrito por el sabio alemán encontraron que muchas de esas especies vegetales han subido 400 o 500 metros debido al calentamiento global. Un estudio de valor no solo histórico sino climático. Fue publicado en Proceedingas of the National Adademy of Sciences.

5. Lávese como sea, pero lávese

Se desviven por limpiarse las manos con antibacterial, pero un momento: una investigación en el Journal of Antimicrobial Chemotherapy no encontró diferencias significativas entre el aseo logrado con esa clase de jabones y uno común usados bajo condiciones seguras. Se evaluó una lavada de manos durante 20 segundos y una temperatura tibia de 40°C.

6. Dino colombiano

En el Journal of Vertebrate Paleontology se reportó el hallazgo del primer dinosaurio colombiano confirmado, que vivió hace 130 millones de años en lo que hoy es Villa de Leyva, que entonces pudo ser una isla. Se trata de un braquiosaurio saurópodo herbívoro de cuello largo que medía hasta 18 metros y pesaba 10 toneladas. Fue bautizado como Padillasaurus leivaensis.

7. La Luna se relaja

Un estudio publicado en Geology reveló que la Luna es masajeada suavemente por la Tierra, lo que explica que las fallas surgidas en distintos sitios del satélite natural tengan la misma orientación, fallas nacidas el encogimiento de la Luna en el proceso de enfriamiento. Si no fuera por la influencia de la Tierra, esas hendiduras no tendrían una orientación homogénea según los investigadores.

8. Sí, sí mata

El material particulado del tamaño de 2,5 micrómetros sí puede provocar la muerte por fallas cardiovasculares reportó un estudio en Environmental Health Perspectives. El material también causa muerte por infecciones respiratorias. Ingresa al cuerpo y se aloja en los pulmones, donde genera diversa clase de inconvenientes, comenzando porque puede portar químicos que afectan la salud.

9. Y el hielo se esfumó

Un nuevo reporte de la Nasa reveló que la extensión de hielo en el Ártico durante el verano fue la cuarta más pequeña desde hace 35 años que se llevan registros meticulosos, lo que indica que cada vez pierde más hielo. El mínimo alcanzó 1,81 millones de kilómetros cuadrados, menos que el promedio del 80 al 10. Este año, además, no hubo factores extras que redujeran la cantidad de hielo. Para preocuparse.

10. Con ganas de mar

Bajo la superficie congelada de la luna Encelado de Saturno yace un océano que rodea todo el satélite, reveló un estudio publicado en Icarus con base en datos aportados por la sonda Cassini. En ese cuerpo hace años se conocen unos géiseres. Se precisó que por ellos sale el agua y el vapor de agua expulsados desde ese mar interior.

El 2014 tuvo un clima preocupante

Foto Donaldo Zuluaga

2014 fue un año especial. Y aunque suene raro que se siga hablando de él a mediados de 2015, el informe del Estado del Clima muestra razones de peso: el año pasado fue el más caliente que se ha tenido desde que se llevan registros.

Además otros indicadores claves vienen al alza.

El reporte compilado por el Centro del Tiempo y el Clima de Estados Unidos, basado en contribuciones de 413 científicos de 58 países, presenta los siguientes datos básicos:

Los gases de efecto invernadero siguieron en alza. Las concentraciones atmosféricas de CO2 se incrementaron 1,9 partes por millón, para un promedio anual de 397,2. En 1990, cuando comenzaron a publicarse los reportes, era de 354.

2014 fue el más caliente. El calor fue común en todas las regiones, salvo el este de Norteamérica.

También las temperaturas de la superficie de los océanos fueron las más elevadas, siendo más notable en el Pacífico norte.

El contenido de calor en la parte superior de los océanos marcó un nuevo récord, relejando la acumulación continua de energía térmica en las capas superiores de los océanos. Estos absorben más de 90% del exceso de calor de la Tierra por los gases de invernadero.

El nivel del mar también subió: ahora es de 3,2 milímetros año.

El Ártico sigue caliente: la extensión se hielo permaneció baja. El derretimiento de la nieve fue 2030 días antes que en el promedio 1998-2010. La región experimentó el cuarto año más caliente.

En contraste el hielo de la Antártida mostró la mayor extensión, siendo el tercer año consecutivo con mayor extensión de hielo.

Hielo del Ártico llegó a su mínimo registro

Extensión del hielo a marzo 18. Cortesía Centro de las Nieves y el Hielo

No parecen buenas las noticias del norte: La extensión actual del hielo en el mar Ártico ha sido la más baja de los registros según reporte del Centro Nacional de Datos de la Nieve y el Hielo de Estados Unidos. Además, esa máxima extensión se logró dos semanas antes que en décadas recientes, el 25 de febrero.

Durante los meses de invierno el hielo crece hasta su máxima cobertura alrededor del 12 de marzo en un año típico de las dos décadas pasadas. Esta vez, desde el 25 el hielo se está derritiendo.

Hasta ahora la temporada 2011-2012 ostentaba la marca de la menor extensión de hielo en el Ártico.

Desde 1979 los científicos han medido la velocidad y el crecimiento del hielo en el tiempo. El hielo del mar creció hasta 14,54 millones de kilómetros cuadrados el 25 de febrero. Si se agregan 1,1 millones de kilómetros cuadrados de hielo al Ártico justo ahora, se estaría en el promedio del periodo 1981-2010.

En 2012 la extensión del hielo fue unos 200.000 kilómetros mayor al de este año. La disminución de este año equivaldría al tamaño de los estados de Texas y California combinados.

Que el máximo se hubiese tenido 15 días antes en 2015 que el promedio 1980-2010 podría deberse a una corriente inusual que se formó en Norteamérica en febrero. Un tiempo frío y tormentoso inusual se formó a lo largo de esa corriente en la mitad oriental de Estados Unidos y Canadá, mientras hubo un tiempo soleado mayor al promedio en el oeste. Esto supuso condiciones más tibias en el lado Pacífico del Ártico que condujo a una menor extensión de hielo en el mar de Bering y en el mar de Okhotsk.

También prevalece una Oscilación Ártica, o patrón del tiempo con vientos tibios del sur a travé del Ártico oriental gracias a un área de baja presión en Islandia y el sur de Groenlandia extendiéndose hasta el mar de Barents.

El Ártico no tuvo tiempo de permanecer frío y albergar más hielo.

No se sabe qué incidencia tendrá esta menor cantidad de hielo cuando lleguen los meses del verano, cuando usualmente desciende la cobertura.

Los 11 meses de 2014 superan marca de calor

Mapa con temperaturas de noviembre. Cortesía NOAALos 11 primeros meses de 2014 han sido el periodo más caliente de la historia de las mediciones reveló la Agencia Atmosférica y Oceanográfica de Estados Unidos (NOAA), al presentar un promedio de 0,68°C encima del promedio del siglo XX, sobrepasando el récord anterior de 2010 por solo 0,02°C.

Esto pese a que noviembre no fue el noviembre más caliente, sino el séptimo desde que se llevan registros: el promedio tierra-océanos estuvo 0,65°C encima del promedio del siglo pasado reveló la agencia.

La temperatura de la superficie terrestre fue la decimotercera en el registro histórico, mientras que la de los océanos en noviembre4 estuvo 0,59°C por encima del registro de la pasada centuria siendo el registro más caliente.

Mientras Estados Unidos experimentó un mes muy frío, en algunos países europeos como Austria, Dinamarca y Suiza registraron un mes más caliento de lo habitual.

El período septiembre-noviembre de la temperatura combinada superficie-océanos fue el más caliente para esos meses, con 0,70°C encima del promedio histórico. De nuevo fue mayor la temperatura de los océanos que la terrestre.

Si la temperatura de diciembre llega a los 0,70°C encima del promedio histórico, 2014 sería el año más caliente, sobrepasando 2010 que hasta ahora ostenta la marca.

La NOAA reveló también que el hielo del Ártico estuvo 5,7% debajo del promedio 1981-2010, siendo el noveno noviembre con el menor registro.

El hielo de la Antártida estuvo 2% encima del promedio de aquel periodo, el octavo noviembre con más hielo.