Este animal depende de que se acelere su evolución

Un cuol en su medio. Foto Wikipedia

Un cuol en su medio. Foto Wikipedia

¿Pueden los humanos acelerar la evolución? Pues eso es lo que se está intentando en Australia con un objetivo claro: salvar al cuol o satanelo septentrional (Dasyurus hallucatus) de la extinción. Continuar leyendo

Humanos exterminaron ave de 2 metros

El gran ave depredada por un gran lagarto. Cortesía Peter Trusler, Monash U.

Claro las condiciones eran muy diferentes, pero los humanos siempre han dejado su huella sobre el planeta. Científicos reportaron la primera evidencia directa, según dijeron, de que los humanos fueron decisivos para exterminar un ave gigante, de más de 2 metros de altura y 500 libras de peso que vivió en Australia hace 50.000 años.

El ave, que no podía volar, conocida como Genyornis newtoni, habitó la zona antes que los grupos de aborígenes, en apalabras de Gifford Miller, profesor de la Universidad de Colorado. La evidencia, se estableció, son patrones de cáscaras de huevo quemadas, lo que sugeriría que las personas los tomaban para alimentarse, reduciendo la posibilidad reproductiva de esos grandes animales.

Los restos de huevos cocinados se han encontrado en cerca de 200 lugares en ese continente, según el estudio aparecido en Nature Communications.

Ninguno de los cascarones desenterrados en dunas en más de 2.000 sitios es más joven de hace 45.000 años. Los fragmentos de unos 200 sitios estaban parcialmente ennegrecidos lo que indicaría que estuvieron sometidos a distintas temperaturas.

Para los investigadores los pedazos probablemente fueron quemados por fuegos humanos presumiblemente para cocinar los huevos y no en fuegos por otras causas. Eso se deduce del análisis de los aminoácidos.

Además encontraron muchos cascarones en grupos compactos de menos de 3 metros de diámetro sin más en las cercanías. Presentaban distintos gradientes de temperatura, lo que no se explicaría por incendios naturales.

El calor afecta el sexo

Los investigadores con los dragones. Cortesía M. McAulay

Hace calor y… ¡magia! Lo que era macho se convertirá en hembra. Y no hay operación de cambio de sexo de por medio.

Bueno, no es magia: es la naturaleza en acción. Científicos de la Universidad de Canberra confirmaron por primera ve el cambio de sexo en lagartos inducido por el clima, estudio publicado en Nature.

Los investigadores, que han estudiado por mucho tiempo los lagartos dragones barbudos Pogona vitticeps de Australia, pudieron demostrar el proceso de determinación del sexo en esos reptiles, que puede cambiar de uno determinado por los cromosomas a otro determinado por la temperatura.

En laboratorio ya se había demostrado, explicó Clare Holleley, autora principal del artículo. Las temperaturas altas convierte los dragones genéticamente machos en hembras.

Ahora se demuestra que en la naturaleza está ocurriendo lo mismo, un hallazgo

“Demostramos que estos individuos con sexo revertido son fértiles y eso es un proceso natural”.

El estudio incluyó análisis moleculares que revelaron que algunos lagartos más calientes tenían cromosomas de macho pero eran realmente hembras.

También se encontró que las madres con sexo reversado, hembras que son machos genéticamente, ponían más huevos que las normales.

Los investigadores seguirán los estudios para ver las respuestas evolutivas ante el cambio climático u el impacto que podría tener en la biodiversidad global.

Resumen científico de la semana

La férula en impresión 3D. Cortesía U. Michigan

1. Bebés a salvo con tecnología 3D

Un bebé que ahora tiene 3 años nación con traqueobroncomalacia, que hace que las vías aéreas colapsen periódicamente impidiendo respirar bien. La expectativa de vida es poca, aparte del sufrimiento. Científicos revelaron en Science Translational Medicine que usaron un dispositivo de impresión 3D que permite mantener bien los canales. El niño tiene un futuro promisorio, se evitaron cirugías complicadas, estar conectado a un ventilador y la traqueotomía. El procedimiento fue repetido luego con otros 2 pacientes, cada uno con una impresión de férula 3D personalizada. Un gran avance.

2. Clima amenazante

Una de cada seis especies del planeta enfrentan la extinción debido al cambio climático si las emisiones de carbono continúan al ritmo actual sugiere un estudio en Science, con un mayor riesgo en Suramédica, Australia y Nueva Zelanda donde el encogimiento de los hábitats y las barreras para la migración constituyen un problema adicional. Se halló que 16% de las especies tienen un gran riesgo.

3. Para verte mejor

Un estudio en Corea del Sur ha sido el primero en probar la seguridad de una terapia con células madre embrionarias para detener la progresión de enfermedades degenerativas del ojo. Los pacientes padecían degeneración macular progresiva por la edad y no presentaron efectos laterales, lo que demuestra que es una aproximación segura. El estudio apareció en Stem Cell Reports. Los cuatro pacientes registraron una mejoría visual.

4. Genes que enferman

Con el estudio de los exomas, partes codificantes de los genes, de más de 8.500 personas, científicos están analizando mutaciones naturales que inactivan un gen, con lo cual se determina el riesgo de las personas de padecer cierta enfermedad y se ayuda a desarrollar medicinas eficaces, personalizadas. Un resultado parcial reveló 8 nuevas relaciones entre genes y enfermedad, como un gen relacionado con la diabetes tipo 1, otro con una función pulmonar reducida. El avance fue publicado en Nature Genetics

5. Manual para quebrar nueces

Se sabía que los capuchinos barbados usan piedras para reventar las nueces. Un nuevo estudio en Current Biology va más allá y muestra la habilidad que poseen. No es golpear y listo. No, saben con qué fuerza hacerlo según la forma de la nuez y su consistencia, golpeando con menos fuerza si la caparazón es más débil. Un nivel de destreza no probado antes en micos.

6. Conductas apagadas

Científicos desarrollaron un método no invasivo para activar y desactivar neuronas asociadas con determinada conducta, como el comer vorazmente, lo cual lograron enfocándose en la superficie de dos células receptoras distintas responsables de activar señales químicas específicas que controlan los comportamientos complejos en el cerebro. El estudio apareció en Neuron. Una herramienta para comprender mejor el funcionamiento cerebral.

7. Los pilares en 3D

Una imagen en 3D de los famosos Pilares de la Creación en la nebulosa del Águila, Messier, 16, permitió detectar varios detalles, como un chorro proveniente de una joven estrella. La intensa radiación y el viento estelar de las estrellas más brillantes los han esculpido y harán que se desintegren en unos 3 millones de años según el estudio aparecido en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

8. Un enano sorprendente

Fotografías tomadas por la nave Nuevos Horizontes a 113 millones de kilómetros reveló rasgos de Plutón no conocidos hasta ahora, como aspectos oscuros y brillantes en su superficie que sugieren la existencia de casquetes polares. La nave llegará a ese planeta menor en julio. En las fotos divulgadas por la Nasa también se aprecia la luna mayor de ese sistema, Caronte.

9. Capturando carbono

Un estudio publicado en Nature Communications reveló que el 1% de las especies de plantas de la Amazonia capturan el 50% del carbono. Son unas 200 de 16.000, en su mayoría árboles grandes con diámetro de al menos 70 centímetros. Un estudio que muestra el impacto que podría generarse de perderse esas especies aunque otras podrían asumir el rol.

10. Las 3 nuevas supertierras

A solo 54 años luz en torno a la estrella HD 7924 giran varios planetas reveló un artículo publicado en el Astrophysical Journal. Son 3 planetas, que orbitan muy cerca a la estrella (órbitas de 5, 15 y 24 días) y son considerados supertierras, con masas 7 a 8 veces la terrestre. El descubrimiento es otro aporte de la misión Kepler. Un hallazgo que confirma la existencia de planetas en casi cualquier estrella.

10 noticias científicas de la semana

1. No es infidelidad… es una opción

Un artículo publicado en Biology letters indica que las personas caen naturalmente dentro de dos grupos: aquellos que desean una relación duradera y los que buscan encuentros casuales, sugiriendo que tanto la monogamia como la poligamia son naturales en los humanos. Tanto las mujeres como los hombres caen en los dos, aunque estos tienden más hacia los encuentros pasajeros.

2. Tres padres verdaderos

El Reino Unido se convirtió en el primer país en aprobar la donación de mitocondria que mediante la fertilización in vitro permitirá que nazcan niños sanos que de no haberse realizado el procedimiento podrían padecer enfermedades serias. En la técnica, la mitocondria anómala de la madre es remplazada por la de una donante. Así, los niños serán fruto de 3 padres. Falta solo la aprobación de la Cámara de los Lores.

3. Sé cuándo morirás

En un sorprendente hallazgo científicos encontraron que los patrones de la metilación están relacionados con la edad y que los estados de metilación que parecen más viejos pueden predecir cuándo vivirá la persona. La exactitud es alta y mayor que factores como el cigarrillo, la diabetes y la enfermedad cardíaca, según el estudio publicado en Genome Biology. La metilación son los cambios químicos en el ADN.

4. Espíritu antiinflamatorio

Las emociones positivas están asociadas con marcadores de buena salud reveló un estudio publicado en Emotion. En él se demostró que las emociones positivas, especialmente cuando nos sentimos tocados por la naturaleza, el arte y la espiritualidad reducen los niveles de las citoquinas disparadoras de la inflamación, esas proteínas que le dicen al sistema inmunitario que debe trabajar duro.

5. Tú nunca cambias

Científicos encontraron un microorganismo que no ha evolucionado en 2.000 millones de años, casi la mitad de la edad de la Tierra. Una situación que concuerda con lo expresado por Charles Darwin, pues para cambiar se requiere que el ambiente lo exija y a este no se lo ha exigido. El microorganismo fue hallado al occidente de Australia. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

6. Música que habla

Ser músico paga con creces. Un entrenamiento musical en un instrumento antes de los 14 años y con duración de al menos una década, protegería al cerebro contra problemas asociados con el reconocimiento del habla en la edad adulta, reveló un estudio publicado en el Journal of Neuroscience en el que participaron 20 voluntarios.

7. Palomas poco despalomadas

Inteligentes las palomas. Un estudio publicado en Cognition revela que las palomas pueden categorizar objetos naturales y creados por el hombre y no solo unos pocos. En experimentos categorizaron 128 fotografías en 16 categorías, haciéndolo simultáneamente. Esto sugiere una similitud en la forma en la que las palomas aprenden el equivalente a las palabras y el modo en que lo hacen los niños.

8. Nacimiento tardío

Las primeras estrellas en el universo no se formaron unos 450 millones de años tras el Big Bang y la inflación subsiguiente sino 550 millones de años después, 100 millones más de lo estimado hasta ahora. Fue cuando la ‘edad oscura’ terminó con las estrellas que pudieron iniciar su formación y empezar a brillar y su luz comenzara a interactuar con el gas y más y más átomos regresaron a sus sus partículas básicas electrones y protones, una fase conocida como la reionización. El nuevo mapa fue posible gracias al satélite Planck de la ESA, que divulgó los datos.

9. Monos viajeros

Un estudio publicado en Science entregó luces sobre el origen de los monos suramericanos, que ha sido un misterio. Con base en 3 especies peruanas primitivas extinguidas se encontró una relación sólida con parientes africanos, sugiriendo que provinieron de allí al quedar aislados por el movimiento de placas tectónicas hace 65 millones de años. Los registros fósiles más antiguos en Sudamérica se tenían de hace 26 millones de años, mientras los nuevos son de hace 36 millones. Rompecabezas que cuadra.

10. El canario canta sus genes

Científicos del Max Planck Institute for Ornithology y el Max Planck Institute for Molecular Genetics descifraron el genoma del canario, esa ave esparcida hoy por el mundo, originaria de las islas Azores, Canarias y Madeira, que canta canciones estereotipadas en las condiciones de apareamiento y más versátiles en otras épocas. El trabajo ayudará a la investigación neurológica, de la cual esta ave ha sido objeto frecuente. El estudio apareció en Genome Biology.

Hallan organismo que nunca ha evolucionado

Que todo cambia no parece ser cierto. No, al menos para un microorganismo que ha permanecido igual durante ¡2.300 millones de años!

Científicos reportaron su hallazgo en Proceedings of the National Academy Of Sciences la mayor ausencia de evolución jamás reseñada. Se observa en un microorganismo de las profundidades marinas, una situación que de todas maneras está en la teoría de la evolución de Charles Darwin.

Piedra donde se encuentran microorganismos con 1.800 millones de años. Cortesía UCLA

Los investigadores analizaron unas bacterias de azufre de 1.800 millones de años de antigüedad, preservadas en rocas de la costa occidental de Australia.

Con tecnología de punta encontraron que parecían iguales a unas bacterias de la misma región de hace 2.300 millones de años. Ambos grupos son indistinguibles de las bacterias modernas que se hallan en el lodo afuera de las costas de Chile.

Es impactante que la vida no haya evolucionado en 2.000 millones de años, casi la mitad de la historia de la Tierra, según J. William Schopf, profesor de la Universidad de California que encabezó la investigación.

Pese a todo, esto concuerda con la teoría de la evolución: es una regla de la biología que los organismos no evolucionan a menos que los ambientes físico o biológico cambien y los ambientes en los cuales viven esos microorganismos han permanecido sin cambios en los últimos 3.000 millones de años.

“Son microorganismos muy bien adaptados a su simple y muy estable ambiente físico y biológico”, dijo.

Los fósiles analizados datan de cuando hubo un aumento sustancial en los niveles de oxígeno en la Tierra, el evento de la Gran Oxidación, que se cree ocurrió hace 2.200 a 2.400 millones de años. Un evento que produjo además un dramático incremento en sulfatos y nitratos, los únicos nutrientes que requerían para sobrevivir en su ambiente de agua salada, que les permitió a las bacterias.

Los delfines que cazan con esponjas

Parece increíble, pero los delfines de la Bahía Shark en Austrlia aprendieron hace casi dos siglos una nueva técnica para cazar. No solo la aprendieron sino que es transmitida de madre a hijo.

El estudio, publicado en Animal Behaviour, fue realizado por científicos de la Universidad de Nueva Gales del Sur. Al mirar la conducta ya sabida de los delfines nariz de botella determinaron cuándo pudo ser adquirida.

Es común en ese lugar ver estos animales con esponjas en su boca, algo que los lugareños llaman ‘sponging’.

Los delfines usan las esponjas para no lastimarse cuando buscan alimento entre las rocas.

“En el pasado se pensaba que los comportamientos aprendidos solamente de uno de los progenitores no eran muy estables. Pero con nuestro modelo de análisis podemos demostrar que el uso de esponjas sí puede serlo”, dijo a la BBC Anna Koops, una de las investigadoras.

Fue así como desarrollaron una técnica para calcular la probabilidad de que la cría aprenda la estrategia y luego la transmita a las suyas.

“Los resultados indican que esta técnica habría surgido entre 120 y 180 años atrás. Es una estimación”, comentó Kopps.

En esa bahía los delfines han sido una atracción para la ciencia. Utilizan, por ejemplo, 13 acciones para buscar los alimentos. La de las esponjas ha sido muy estudiada por ser la más llamativa.

Kopps recordó que determinar cuándo surgió una conducta innovadora no es sencillo. Se sabe por ejemplo que los chimpancés usan herramientas para romper las nueces, algo que lleva alrededor de 3.400 años o unas 200 generaciones.

Detectan truchas con cáncer de piel

No usa bloqueador solar y tampoco puede esconderse bajo la sombra. Investigadores encontraron una trucha manchada de la Gran Barrera de Coral en Australia con cáncer de piel, lesiones en parches oscuros similares a como luce el melanoma en humanos.

No es el único. Los científicos confirmaron en un artículo en Plos One que las tres especies de truchas en la GBC padecen cáncer.

Aunque los científicos han ensayado a provocarles cáncer a los peces y lo han conseguido, esta sería la primera vez que se observa en el medio natural.

Al cruzar peces de cola de espada y un platy (Xiphophorus), ambos muy comunes, obtienen una variedad más sensible a la luz UV debido a razones genéticas. Los platy portan un gen de tumores y un regulador para controlarlo, mientras los cola de espada no tienen ninguno. Cuando se aparean, a veces sus descendientes solo heredan el gen del tumor sin el regulador, aumentando la incidencia de cáncer.

Así, han sido usados para estudiar el cáncer de piel en humanos.

Un grupo de biólogos marinos del Australian Institute of Marine Science en Townsville, que estudiaban tiburones en la Gran Barrera de Coral advirtieron que unas truchas que comían los tiburones, como la de manchas azules, tenían parches negros en su piel. Al comienzo pensaron que podrían ser por causa de un hongo, pero cuando enviaron tejidos al laboratorio a Newcastle University en el Reino Unido, no hallaron evidencias de infección microbiana. Es más, el grupo australiano no encontró contaminantes en la GBC, por lo que solo quedaba un sospechoso: el cáncer de piel.

Para los científicos, la enfermedad podría deberse a que la Gran Barrera se halla debajo del agujero en la capa de ozono, por lo que la región recibe más radiación ultravioleta que cualquier otro sitio en el planeta. O podría ser que las tres especies de truchas se estén cruzando entre sí, derivando en descendientes más dados a contraer ese cáncer.

En la foto cortesía del AI of MS se aprecia una de las truchas con el cáncer.

El pez que se convierte en mujer

Qué tal uno cortejar una mujer y tener que mostrar su… ¡lado femenino!

Bueno, eso es lo que hace el macho sepia (un orden de moluscos): mientras que un lado de su cuerpo muestra lo mejor de su figura para atraer los favores de la hembra, el otro se viste de hembra para alejar rivales y evitar que peleen con él.

El llamativo patrón fue observado por primera vez y publicado en Biology letters. Y no es de extrañar en sepias, verdaderos magos del disfraz.

“Las sepias son uno de los grupos más listos de animales marinos”, dijo Culum Brown, líder del grupo en Macquarie University en Sidney, Australia. “Y es muy obvio que están usando esta exhibición de modo táctico”.

Se sabía que el Sepia plangon podía camuflar su piel para imitar los alrededores y que podía mostrar distintos patrones en cada lado. Su piel contiene capas concentradas de cromotaforas, células que contienen pigmentos de distintos colores, pero nunca se había visto un macho imitando una hembra solo por un lado como un truco para cortejar.

Brown y colegas observaron por primera vez esa conducta en el acuario en laboratorio y se preguntaron si los machos en su medio harían lo mismo y si era así, cuándo y por qué. Así, analizaron 108 fotos de distintos grupos de sepias tomadas en salidas previas en la bahía de Sidney y hallaron que cuando un macho estaba en un grupo con una hembra y otro macho, exhibía el patrón dual, un lado macho hacia la hembra y otro femenino hacia el macho, el 39% de las veces. En situaciones con un grupo de todos machos o dos hembras con un macho, no lo exhibían.

“Lo usan solo en un contexto particular”, dijo Brown. “Eso implica que la mejor estrategia del macho si halla una hembra atractiva es ser tramposo y disfrazar el punto de que ha hallado una pareja interesante”.

Este comportamiento podría ser aprendido, pero como dijo Brown, es un ejemplo de la compleja inteligencia social de los animales marinos. El sepia tiene una de las más grandes relaciones cerebro-cuerpo de los invertebrados, y la investigación en sus habilidades para engañar y cómo saben cuándo emplear la táctica, puede ayudar a explicar cómo el tamaño del cerebro contribuye a la compleja conducta.

Shelley Adamo, de Dalhousie University en Halifax, Canadá, el hallazgo es novedoso pero no sorprendente. Estos moluscos tienen una gran habilidad para engañar depredadores y unas veces pretenden ser corales, otras pasto marino y así por el estilo.

En la foto, el sepia con las dos caras.

Los agujeros negros no tienen buenos modales

No solo son comelones, se tragan toda la comida que hallan cerca, sino que no tienen buenos modales. Los agujeros negros no parecen sujetos de fiar.

Bueno, eso es lo que se desprende de una nueva teoría que trata de explicar porqué algunos son tan masivos.

Pareciera, hablando metafóricamente, que se meten todo en la boca, comiendo hasta dos alimentos a la vez.

Científicos del Reino Unido y Australia investigaron cómo algunos agujeros crecen tan rápido que se hacen miles de millones de veces más pesados que nuestro Sol.

El profesor Andrew King, del Departamento de Física y Astronomía de University of Leicester comentó que “casi toda galaxia tiene un enorme agujero negro en el centro. La nuestra tiene uno cerca de 4 millones de veces más pesado que el Sol, pero algunas galaxias tienen agujeros miles de veces más pesados. Sabemos que crecieron pronto tras el Big Bang”.

Estos enormes agujeros negros ya se habían desarrollado cuando el universo era aún muy joven, menos de 1/10 de su edad actual.

Los agujeros negros se alimentaban chupando gas, lo que forma un disco a su alrededor que cae en espiral, aunque por lo general a ritmo tan lento que no pueden explicar tal masa ni incluso considerando toda la edad del universo. “Necesitábamos hallar el mecanismo”, dijo Chris Nixon, también de Leicester.

Junto a King y Daniel Price, de Monash University en Australia, efectuaron una simulación en computador de dos discos de gas orbitando un agujero negro a diferentes ángulos. Luego de un corto tiempo, los discos se riegan y colisionan y grandes cantidades de gas cae al agujero. Así, pueden crecer 1.000 veces más rápido.

O sea: comen de dos platos diferentes.

“Si dos tipos en motocicletas dentro del muro de la muerte chocan, pierden la fuerza centrífuga que los mantiene en las paredes y caen”, explicó King. Eso le sucede al gas en esos discos y cae hacia el agujero.

Esto explicaría porqué son han crecido tanto en tan poco tiempo, aunque no se sabe cómo el gas fluía en las galaxias en el comienzo del universo.

Los dos agujeros negros más grandes jamás descubiertos son 10.000 millones de veces más grandes que el Sol.

El estudio será publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Nota: un agujero negro es una región del espacio-tiempo de la cual nada, ni la luz, puede escapar. La Teoría General de la Relatividad predice que una masa suficientemente compacta deformará el espacio-tiempo para formar un agujero.

En la imagen, el modelo que explicaría la gran masa de muchísimos agujeros negros, cortesía University of Leicester.

123