Dormir mal ayudaría a desarrollar alzheimer

Si duerme mal, podría hasta olvidársele: tiene mayor riesgo de desarrollar Alzheimer. Eso según un estudio publicado en Nature Neuroscience.

Investigadores de la Universidad de California en Berkeley hallaron evidencias serias de que dormir mal, en especial la falta de ese sueño profundo, restaurador, necesario para afirmar los recuerdos, es una puerta por la cual la proteína beta amiloide que se cree activa el Alzheimer, ataca el cerebro y la memoria de largo plazo.

“Nuestros hallazgos revelan un nuevo camino por el cual la enfermedad de Alzheimer puede provocar una declinación de la memoria tarde en la vida”, según Matthew Wlaker, autor senior del estudio.

Los depósitos excesivos de beta amiloide son claves en la patología de esa enfermedad, una forma agresiva de demencia causada por la muerte gradual de células en el cerebro. Es una de las enfermedades de mayor crecimiento en el mundo, a medida que la población envejece.

Pero no todo estaría perdido en opinión de Walker: hay formas de mejorar el mal dormir a través del ejercicio, terapia del comportamiento y con estimulación eléctrica que amplifica las ondas cerebrales al dormir, tecnología empleada con éxito en adultos jóvenes para incrementar la memoria en la noche.

“Este descubrimiento ofrece una esperanza”, dijo. “El sueño podría ser un enfoque terapéutico novedoso para luchar contra la pérdida de memoria en los adultos mayores y aún en aquellos con demencia”.

A diferencia de otros estudios, este se realizó con personas.

Willian Jagust, uno de los coautores, experto en alzheimer, explicó que “nuestro estudio muestra que la deposición de beta amiloide puede llevar a un círculo vicioso en el cual el sueño resulta alterado y la memoria disminuida”.

De cómo el café combate el Alzheimer

¿Qué será lo que tiene? Uno lo toma y quién sabe cómo le irá después. Quienes lo tomaron, quizás sufren el problema. Pero no deja de sorprender después de todo.

Que el café protege contra el Alzheimer lo dicen estudios. Algún compuesto no conocido actúa con la cafeína para brindar esa ayuda no pedida.

Esa interacción, de acuerdo con un estudio nuevo en ratones hecho por científicos de la Universidad del Sur de la Florida, impulsa los niveles sanguíneos de un factor crítico que parece combatir el proceso hacia el Alzheimer.

Los hallazgos aparecen en el Journal of Alzheimer’s Disease.

Mediante ratones criados para desarrollar los síntomas de esa enfermedad, los científicos presentaron evidencias de que el café descafeinado ofrece protección contra la pérdida de memoria que no es posible con otras bebidas con cafeína ni con el café descafeinado.

Estudios anteriores con personas reportaron que la ingestión diaria de café durante la edad media y en edades más avanzadas disminuían el riesgo de desarrollar el Alzheimer.

Cafeína parecía ser el compuesto que brindaba protección contra la producción anormal de la proteína beta-amiloide, que se cree provoca la enfermedad.

El nuevo estudio no desestima la importancia protectora de la cafeína, sino que muestra que el café con cafeína induce un aumento en los niveles en la sangre de un factor de crecimiento llamado GSSF, una sustancia disminuida en pacientes con Alzheimer.

Para contrarrestar la patología se deberían tomar de 4 a 5 pocillos de café al día.