Crean una rosa eléctrica

Concepto de la rosa eléctrica. Cortesía  PNAS

Concepto de la rosa eléctrica. Cortesía PNAS

Una rosa eléctrica. Sí, no es artificial, es realidad. Científicos presentaron una rosa con un material que se polimeriza adentro sin necesidad de activación externa, un fluido que fluye dentro de la planta que contribuye a crear largas tiras conductoras no solo en el tallo sino a través de la planta hasta las hojas y pétalos.

El profesor Roger Gabrielsson, explicó que “pudimos cargar la rosa una y otra vez, cientos de veces sin pérdida en el desempeño del dispositivo. Los niveles de energía almacenados son del mismo orden que los supercondensadores. La planta. Sin ninguna forma de optimización, puede dar energía a una bomba de iones, por ejemplo, y a varios tipos de sensores”, según Eleni Stavrinidou, otra profesora.

Los resultados fueron publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Es una investigación en fase inicial y lo que resulte es una pregunta abierta”, agregó Stavrinidou.

Algunos ejemplos se uso son sistemas autónomos de energía, la posibilidad de recoger energía de las plantas para accionar sensores y distintos tipos de suiches, además la posibilidad de crear celdas energéticas dentro de las plantas.

Hace pocos años demostramos que es posible crear plantas electrónicas, pero ahora demostramos que la investigación tiene aplicaciones prácticas. No solo mostramos que el almacenamiento de energía es posible, sino que podemos tener sistemas con un desempeño excelente”, en palabras de Magnus Berggren, cabeza del Laboratorio de Electrónicas Orgánicas en Linköping University.

El logro es un desarrollo más de un trabajo que en 2015 había tenido los primeros resultados esperanzadores en un campo de creciente investigación.