Resumen científico de la semana

Foto Leif Richardson UVM

1. Desaparecen los abejorros

Si se considera que los polinizadores nos dan la comida, la noticia es seria: un amplio estudio encontró que en Europa y Norteamérica se está reduciendo la población de abejorros como consecuencia del cambio climático. El estudio, que apareció en Science, sugiere que si prosigue este declive eso incidirá en precios más altos de alimentos, menos variedades y otros inconvenientes. Los investigadores hallaron que la reducción no se debe a los pesticidas ni los cambios en los usos del suelo sino a aquel fenómeno climático.

2. La falta de educación mata

No tener educación mata. Un estudio aparecido en Plos One y limitado a Estados Unidos sugiere que la falta de educación es tan letal como ser un fumador. Solo en 2010 se pudieron haber evitado más de 145.000 muertes si los fallecidos hubieran recibido una mejor educación. Se encontró que la tasa de mortalidad se reduce a medida que se avanza en el escalafón educativo. La investigación confirma lo que se ha dicho desde hace mucho y puede ser extrapolado a distintos países.

3. Mueren las aves

Los ecosistemas marinos no están funcionando bien. Una investigación sugiere que las poblaciones de aves marinas se ha reducido 70% desde los años 50. Equivale a una disminución de 230 millones de aves en solo 60 años. El declive es ocasionado por la alteración de los ecosistemas marinos, el cambio climático y la introducción de depredadores invasores. El estudio apareció en Plos One

4. Agujero glotón

Astrónomos detectaron un agujero negro que surgió solo unos 2.000 millones de años tras el Big Bang y que creció mucho más rápido que la galaxia donde residía. Su masa es la de unos 7.000 millones de soles, demasiado grande para una galaxia típica como la suya, dijeron los investigadores en el estudio publicado en Science. El hallazgo reta nociones previas sobre el tamaño de los agujeros con relación a sus galaxias.

5. Cosas del nivel del mar

Lo que nos espera: un estudio sugiere que el nivel del mar aumentó varias veces 6 metros sobre el nivel actual en los últimos 3 millones de años, esto debido al derretimiento de las regiones polares. El estudio apareció en Science sugiere que el proceso toma su tiempo, pero no se detiene y eso es lo que podríamos estar experimentando en la actualidad. Un aumento de 6 metros será catastrófico para grandes ciudades de todo el planeta situadas en línea de costa.

6. Ojo con el exceso de agua

Tan mala la deshidratación. Y tan nociva la sobrehidratación. Una nueva guía internacional para deportistas advierte sobre los riesgos de esta última. Tomar agua o bebidas hidratantes en exceso durante la actividad física conduce a una condición llamada hiponatremia asociada al ejercicio, que se presenta cuando el cuerpo tiene mucha agua en relación con sus niveles de sal. Cuando se reducen mucho estos niveles, se presentan situaciones neurológicas serias y hasta fatales. El informe apareció en el Clinical Journal of Sport Medicine.

7. Escondites calientes

Los océanos Índico y Pacífico estarían escondiendo calor, reduciendo temporalmente el calentamiento global, algo que viene intrigando a los científicos en los últimos años. Esto sugiere un estudio de la Nasa publicado en Science. Sobre el tema han surgido distintas hipótesis, ninguna contundente, de investigadores preguntándose a dónde se ha ido el calor, pues los gases de invernadero no han disminuido. El Pacífico es la fuente principal de agua caliente bajo la superficie, aunque una parte ha ido a parar al Índico.

8. Ya no es sorda

Ahora la rata oye. Mediante una terapia genética investigadores recuperaron la capacidad auditiva en una rata con una forma genética de sordera. Se conocen más de 70 genes que provocan sordera cuando mutan. Los científicos se enfocaron en uno, TMC1, causa común de sordera, respondiendo por el 4 al 8 por ciento de los casos y el cual codifica una proteína que tiene un papel central en el oído, ayudando a convertir el sonido en señales eléctricas que viajan al cerebro. El avance fue publicado en Science Translational Medicine.

9- Habitantes del pasado

Algunos de los animales más antiguos del planeta, como gusanos con corazas y hasta una langosta gigante vivieron más de lo que se creía. El sorprendente hallazgo de una formación fósil muy bien preservada en Marruecos, permitió encontrar que unos 485 animales, de los primeros que poblaron los mares, vivieron hace 444 millones de años, en el Ordoviciense. Allí se han documentado 160 géneros. Muchos de ellos vivieron hasta 20 millones de años después en el cámbrico.

10. No estoy lleno

Ante una porción de papas fritas, pocos se resisten. Es más, se comen todo. Un estudio sugiere que los alimentos altos en grasa producen cambios en las poblaciones de bacterias en los intestinos alterando la comunicación con el cerebro. Como consecuencia este no recibe las señales de llenura, la persona sigue comiendo y se produce la obesidad. El estudio, con ratas, fue presentado por la Society for the Study of Ingestive Behavior.

El sistema nervioso más antiguo

Pues sí, está ahí, pero ¿cuándo surgió? Un fósil muy bien conservado de hace 520 millones de años reveló el primer sistema nervioso central de un animal conocido hasta ahora.

La criatura, la primera descubierta de su clase, pertenece a un grupo extinguido de animales que tenían un par de grandes ‘garras’ que salían de su cabeza. Las estructuras de cerebro y nervios en este ejemplar de solo 3 centímetros sugieren que es un pariente lejano de arañas, escorpiones y cangrejos de herradura.

El hallazgo fue presentado en Nature hace unas semanas y ofrece pistas sobre la evolución primigenia de algunos animales. Hace más de 500 millones de años el curso evolutivo de los artrópodos se dividió en dos: una rama condujo a las arañas, escorpiones y cangrejos de herradura, la otra a insectos, milípedos y crustáceos.

Uno de los autores, Nick Strausfeld, profesor de la Universidad de Arizona, indicó que los megacheiranos tenían un sistema nervioso central como el de los escorpiones y cangrejos de hoy, lo que indica que los ancestros de las arañas y sus parientes vivieron lado a lado con los de los crustáceos en el Cámbrico bajo.

El fósil descubierto pertenece al ahora extinguido grupo de animales marinos conocidos como Alalcomenaeus, miembro del grupo megacheirano. Tenían segmentos alargados de cuerpo con cerca de una docena de pares de extremidades para nadar o caminar, así como un par distintivo de protuberancias tipo tijeras a partir de la cabeza, quizás usadas para detectar y agarrar presas.

La historia jamás contada se conoce de a poco.

Hallan animal con esqueleto más antiguo

Como que a veces uno da por sentado que todo siempre fue igual. Pero no: un equipo de paleontólgos acaba de reportar el descubrimiento del animal más antiguo con esqueleto.

Llamado Coronacollina acula, data de hace 560 a 550 millones de años, del periodo Ediacarano, antes de la gran explosión de vida y diversificación de organismos que se presentó en la Tierra en el Cámbrico.

Pero, ¿qué aporta este descubrimiento?

El fósil entrega una nueva visión acerca de la evolución de la vida, en especial las primeras formas vivas del planeta, de cómo se extinguieron los animales y cómo responden los organismos a los cambios ambientales.

El periodo Ediacarano, nombre que proviene de las colinas Ediacara al sur de Australia, va de hace 630 a hace 542 millones de años. Por su parte el Cámbrico, durante el cual la vida en la Tierra creció de manera sustancial. se sitúa entre hace 542 y 488 millones de años.

Los especimenes de Coronacollina muestran (foto) el cuerpo principal con espículas articuladas.

“Hasta el Cámbrico, se entendía que los animales tenían cuerpo blando y carecían de partes duras”, dijo Mary Droser, profesora de Geología en la Universidad de California en Riverside, cuyo grupo hizo el descubrimiento. Pero al hallar este organismo con esqueleto de antes del Cámbrico, se trata de una gran innovación en las formas de vida que no se había visto, una transición entre uno y otro periodo.

Los animales tienen unos 2 centímetros, pero pudieron haber sido de 5 o algo así. Llama la atención que tienen una estructura como las esponjas.

En la foto de M. Droser, aspectos del primer animal conocido con esqueleto.

Un primer habitante de tierra firme

¿Cuándo dejaron los cuadrúpedos las primeras huellas sobre la superficie terrestre? Fue hace 570 millones de años, según sorprendente hallazgo realizado en lo que hoy es Nevada, Estados Unidos.
En un pedazo de roca se observa lo que parecen ser dos pequeños puntos paralelos, cada uno de dos milímetros de diámetro y que según los análisis datan del periodo ediacariano y fueron 30 millones de años antes de lo creído.
Loren Babcock, profesor de Ciencias de la Tierra en Ohio University, explicó que se creyó que se trataba de microbios, animales multicelulares del cámbrico, pero no había convencimiento pleno.
El descubrimiento se hizo por casualidad en las montañas cerca de Goldfield.
No se sabe qué criatura las hizo, si así fue, ni cuántas patas tenía. Solo se deduce que sus pisadas eran suaves sobre el sedimento marino.
Se cree que pudo haber medido un centímetro y poseído varias patas, como un ciempiés.
En 2002 se había reportado un registro similar en Canadá, que data de hace 520 millones de años, en el cámbrico medio. Y otro fue encontrado en China, de hace 540 millones de años.
En la imagen se osberva el pedazo de roca con las huellas, cortesía de Kevin Fitzsimons, de Ohio State University.