Las 10 noticias científicas de la semana

Escena del crimen prehistórico. Foto Marta Mirazón

1. La primera masacre de la prehistoria

A 30 kilómetros al oeste del lago Turkana en Kenya científicos de la Universidad de Cambridge encontraron los restos parciales de 27 individuos, incluyendo al menos 8 mujeres y 6 niños que fueron masacrados hace 10.000 años en una lucha de cazadores-recolectores de ese entonces. 12 estaban casi completos y 10 mostraban claras señas de muerte violenta, con traumas craneanos, manos, costillas y rodillas quebradas, lesiones de flechas en el cuello y puntas de proyectiles de piedra en el cráneo y el tórax de dos hombres. Varios esqueletos fueron hallados boca abajo con fracturas severas de cráneo. El estudio fue publicado en Nature.

2. Internet cerebral

Una investigación publicada en eLife reclama una nueva estimación de la capacidad de memoria del cerebro humano, 10 veces más que previas estimaciones. Para los investigadores de Salk University esa capacidad es de al menos 10 petabytes (10 a la 15 potencia). Los científicos estudiaron las conexiones neuronales de axones y dendritas y otras estructuras para llegar a la conclusión de que esa capacidad es similar a la de la web mundial. Cada neurona tiene miles de sinapsis con otras miles neuronas.

3. Bombeo de agua

En un artículo en Science Reports científicos explicaron cómo los árboles bombean agua de las raíces hasta la copa, un misterio que rodeaba aun la botánica. Hallaron además que ese bombeo se da hasta unos 15 metros, mucho más del límite barométrico de 9 que se tenía estimado. El agua es mantenida en el vacío por periodos de tiempo casi indefinidos aún bajo alta tensión y sin formar burbujas o romperse.

4. 1, 2, 3, 4… 9

Dos astrónomos reconocidos, de Caltech, publicaron un artículo en The Astrophysical Journal en el cual presentan lo que consideran evidencias serias de que hay un noveno planeta en el Sistema Solar, que se acerca hasta unas 200 a 300 veces la distancia Tierra-Sol y se aleja entre 600 y 1.200 veces esa distancia. Las evidencias se basan en la forma como se encuentran dispuestos varios cuerpos en el lejano cinturón de Kuiper, lo que supone un jalón gravitacional por algún cuerpo mayor, que sería el planeta 9, con una masa al menos 5 veces la terrestre. Falta detectarlo ópticamente, dicen.

5. Calores

El año pasado fue el más caliente en la historia de los registros de 136 años, revelaron la Nasa y la NOAA (oficina del clima de Estados Unidos), superando el calor vivido en 2014, que era el año más caliente. La temperatura promedio de tierra y océanos excedió 0,90 grados el promedio del siglo 20. Al calentamiento global por los gases de invernadero se sumó El Niño, que rigió buena parte del año. Los expertos consideran que 2016 podría a su vez destronar a 2015.

6. Comenzó a temblar

La Tierra unos rasgos únicos en el Sistema Solar, aparte de sus océanos de agua, su atmósfera rica en elementos para soportar la vida. Es el único planeta con una capa externa de placas tectónicas que se desliza una debajo de la otra, creando montañas, valles y… terremotos. Esa característica surgió hace 3.000 millones de años, reveló un estudio en Science que utilizó trazos de elementos químicos. Todo se fundamenta en la alta presencia de granito, que se formó cuando el agua se filtró debajo de la corteza.

7. Apostemos

Agregarle luces centelleantes y música a los sitios de juego o casinos, aumenta el índice de decisiones arriesgadas de los jugadores, sugiere un estudio en el Journal of Neuroscience a cuya luz se puede explicar su presencia en casi todos esos sitios. El estudio, con ratas, demostró además que al bloquear un receptor de la dopamina se podría tratar la adicción al juego en humanos.

8. El amor, el amor

La atracción física tiene razones poco románticas sugiere un estudio en Genome Biology: está relacionada con nuestros genes, en especial aquellos vinculados con la estatura de la persona. Eso de acuerdo con un análisis del genotipo de más de 13.000 personas heterosexuales. Es decir: los genes que determinan su estatura influyen su elección de pareja por la estatura. Un ingrediente más para un tema tan complicado.

9. Araña mentirosa

Un artículo en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que existe un límite de tamaño con el cual los animales pueden adherirse a superficies verticales. Es el del lagarto o geco. Más allá, se requerirían extremidades muy grandes, difíciles de manejar. Para un humano, sería el 40% de su tamaño, lo que deja en claro que el hombre araña no tiene bases científicas.

10. Sexo para qué

Cuando un espermatozoide y un óvulo se unen, comienza una nueva vida. Es el caso en humanos, otros animales y en principio en plantas. Pero científicos israelíes y alemanes descubrieron un activador genético que hace que el musgo Physcommitrella patens tenga descendencia sin fertilización alguna, un mecanismo conservado a través de la evolución. El artículo apareció en Nature Plants.

Las mujeres se ponen rojas cuando ovulan

Se sabía ya que los hombres encuentran más atractivas a las mujeres cuando ellas están ovulando, pero no se sabe bien cómo lo perciben. Ahora un estudio avanza un poco más: muestra cómo su rostro se torna más rojizo en esos días, un cambio que permanece bajo el rango de capacidad de detección por el ojo humano.

Sí, su cara se pone más roja, pero ¿por qué el hombre no lo visualiza? Tal vez la evolución ha ocultado la situación para beneficio de ellas.

Las señales involuntarias de ovulación pueden prevenir una inversión de largo tiempo por parte de los machos. En varias especies de primates los machos solo se interesan en ellas cuando son fértiles. En humanos es menos clara y la conducta sexual no está restringida al periodo de máxima fertilidad.

En el estudio, publicado en Plos One, se fotografió a 32 mujeres a la misma hora cada día por un mes, en el mismo ambiente, usando una cámara modificada para capturar el color rosado (usualmente usada para estudiar el camuflaje en la naturaleza).

Se diseñó a la vez un programa de computador para seleccionar un parche idéntico de cada fotografía. Las participantes también fueron examinadas para ver los cambios hormonales en momentos claves.

El aumento de una hormona decía a los investigadores que la ovulación ocurriría en las siguientes 24 horas, por lo que conocían cuál fotografía pertenecía a la fase de mayor fertilidad.

El equipo convertía las imágenes en valores de rojo/verde/azul para medir los niveles de colores y los cambios.

Encontraron que el rojo variaba mucho durante el ciclo evolutivo, con pico en la ovulación y permaneciendo alto durante las etapas finales del ciclo luego de que los niveles de estrógeno habían descendido. La piel rojiza subía mucho una vez la menstruación comenzaba. La investigación sugiere que la cara rojiza iguala la temperatura corporal durante el ciclo.

Pero al contrastar los resultados con modelos de la percepción visual humana, la diferencia más grande del rojo era de 0,6 unidades y se requiere un cambio de al menos 2,2 para ser detectado por el ojo humano.

“Las mujeres no avisan de la ovulación, pero parecen filtrar información de ella, como han mostrado los estudios que sugieren que los hombres las consideran más atractivas cuando están ovulando”, dijo Hannah Rowland, del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge, quien condujo el estudio con Robert Burriss, sicólogo de la Universidad de Northumbria.

Los primates, incluidos los humanos, son atraídos por el rojo, dijeron los autores. Es posible que las mujeres aumenten inconscientemente el rojo natural de su cara durante la ovulación mediante el maquillaje o un vestido rojo.

Aparecen 9 galaxias en el vecindario

Ubicación de las 3 galaxias más visibles halladas. Cortesía Y. Beletsky

De una, sin dolor, astrónomos anunciaron el descubrimiento de nuevas vecinas. Sí, 9 galaxias, minigalaxias para ser exactos, satélites de nuestra Vía Láctea. La más cercana se encuentra a unos 95.000 años luz y la más lejana a más de 1 millón de años luz.

Son 9 que orbitan nuestra galaxia, detectadas por el rastreo Deep Energy que trata de descubrir los misterios detrás de la materia oscura, esa sustancia no vista que mantiene juntas las galaxias.

Se trata del primer descubrimiento de galaxias enanas en una década, luego de que muchas fueron halladas en 2005-06 en el Hemisferio Norte. Las nuevas fueron encontradas en el sur, en la región de las nubes de Magallanes.

Son galaxias mil millones de veces más tenues que la Vía Láctea y 1 millón de veces menos masivas.

El grupo descubridor, astrónomos de la Universidad de Cambridge, indicó que 3 son definitivamente galaxias enanas mientras las otras podrían serlo o ser cúmulos globulares, que tienen propiedades visuales similares pero no mantenidos juntos por la materia oscura.

Las galaxias enanas son estructuras muy pequeñas. La más débil tiene unas 5.000 estrellas, frente a los billones de la Vía Láctea.

Modelos cosmológicos sugieren que debe haber cientos de galaxias enanas alrededor de la nuestra, pero son difíciles de detectar.

Alrededor de la Vía Láctea se conocen alrededor de 26 galaxias, formando un subgrupo local que pertenece al Grupo Local con unas 54 galaxias, que a la vez es parte del Supercúmulo de Virgo.

Como las minigalaxias contienen hasta 99% de materia oscura y 1% de observable, son ideales para examinar los modelos de materia oscura, que compone cerca del 25% de toda la materia y energía del universo. Y en su búsqueda hallaron las nuevas galaxias enanas.

Nuestros computadores nos conocen mejor que la familia. ¡Créalo!

Cortesía Phys.og

No valen amigos ni familiares. No. Los computadores juzgan mejor nuestra personalidad que cualquier persona, incluida nuestra pareja.

Mediante el uso de un nuevo algoritmo investigadores calcularon el número promedio de Me Gusta (Like) que la inteligencia artificial requiere para inferir con tanta precisión nuestra personalidad como quizás nuestra pareja o familia.

El estudio, publicado en PNAS, compara la capacidad de los computadores y la gente de realizar juicios certeros sobre nosotros. Mientras el juicio de las personas se basa en la familiaridad con el individuo juzgado, los modelos de computador utilizan una señal digital específica: los Me Gusta de Facebook.

Al analizar los Me Gusta, el computador logra predecir la personalidad con mucha mayor precisión. Solo la pareja -esposa- de la persona logra tal precisión al describir los rasgos sicológicos según el estudio.

Para los investigadores de las Universidades Cambridge y Stanford el hallazgo es una demostración de la capacidad de los computadores para descubrir los rasgos sicológicos mediante análisis de datos, mostrando que las máquinas nos pueden conocer mejor de lo que creíamos. Un paso, además, hacia una interacción computador-humano más social.

“En el futuro los computadores serán capaces de inferir nuestros rasgos sicológicos y reaccionar en consecuencia, conduciendo a la aparición de máquinas con habilidades sociales, inteligentes y emocionales, según Wu Youyou, del Centro de Sicométrica de Cambridge.

“En este contexto, las interacciones computador-humano visionadas en películas como Her están a nuestro alcance”.

El estudio podría, sin embargo, alimentar preocupaciones sobre la privacidad a medida que la tecnología se desarrolla.

Con solo 10 Me Gusta la máquina predecía con mayor precisión la personalidad de alguien que un compañero de trabajo; de un amigo con 70 Me Gusta; de un hermano con 150; y de la esposa con 300 Me Gusta.

Dado que el usuario promedio de Facebook tiene cerca de 227 Me Gusta (número que va creciendo), los investigadores dicen que esta clase de inteligencia artificial nos conoce mejor que nuestras compañías más cercanas.

Los elefantes son parceros

Inteligentes son. Su memoria es prodigiosa. Los lazos familiares entre madre e hijos muy estrechos. Los elefantes parecen especiales.

Foto LiveScience-TEI

Ahora un estudio sugiere que los elefantes asiáticos con ansiedad y desazón son reconfortados por otros tocándolos y hablándoles.

El estudio fue hecho en cautiverio, por lo que se requiere replicar el hallazgo en el medio natural en libertad.

En África los elefantes han sido más estudiados y se sabe que son muy sociales, tienen empatía y pueden pensar acerca de sus relaciones sociales y tomar decisiones que los impacten a ellos y los demás. Esto acaba de ser demostrado en Tailandia, reportó Josh Plotnik, de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido.

En la investigación los científicos observaron durante un año el comportamiento de 26 elefantes en cautiverio.

Observaron que cuando uno podría mostrar inquietud, los otros adoptaban el mismo estado -contagio emocional- algo que se aprecia en una reacción de empatía.

Luego los elefantes se movían hacia los otros, tocaban su rostro y genitales y ponían sus trompas en la boca de los otros y emitían un sonido.

“El toque que sucedía tras el evento de inquietud parecía presentarse muy pronto tras el evento, lo que sugiere que este comportamiento y las vocalizaciones deben estar relacionadas con esa ansiedad”, dijo Plotnik.

Una reacción parecida a la observada en chimpancés.

Para el experto Marc Bekoff, citado por LiveScience, quien no participó en la investigación, se trata de un estudio interesante pero limitado al estar en cautiverio los animales.

De todas maneras sirve para tener en cuenta a la hora de analizar el comportamiento de unos elefantes cada vez más comprometidos en conflictos con humanos a raíz de la reducción de su hábitat

Atacando el herpes

Quien lo posee, aún sin saberlo, puede vivir 3,7 años menos en promedio dicen algunos estudios. Y el 70% puede portarlo.

Es un virus común que además puede causar ceguera. Pues bien, ha sido eliminado obtenido por primera vez en una muestra de sangre.

Es el citomegalovirus, un tipo del virus del herpes, que aunque lo lleva tanta gente usualmente no enferma salvo en personas con sistema inmunitario débil: en ese caso despierta y puede provocar ceguera. En un problema, por ejemplo, en el caso de un trasplante de médula en el que el donante sea portador y el recipiente no.

Cuando está en estado dormitante solo expresa un puñado de genes. Uno de ellos es UL 138. Para investigar qué les hace a las células, Michael Weekes de la Universidad de

Cambridge y colegas cultivaron células humanas sanas junto a otras creadas para expresar UL 138 en presencia de aminoácidos marcados -esos ingredientes básicos usados para las proteínas. Luego con espectroscopia identificaron cómo UL 138 modificaba la expresión celular de las proteínas.

Las muestras de 15 pacientes con el virus fueron tratadas con vincristina y luego reactivaron el virus, reduciéndose o eliminando la capacidad de detectar el virus.

La vincristina tiene serios efectos adversos, por lo que no podría ser usada en un paciente, pero se podría utilizar para tratar sangre donada o células madre de la médula antes del trasplante.

La vincristina es un alcaloide de la planta Catharanthus roseus usada en casos de leucemia aguda.

Una esperanza médica, aunque aún lejos de aplicación clínica.

El pulpo está entre animales con conciencia

Se sabe que los elefantes cooperan para resolver problemas; los chimpancés enseñan a sus jóvenes a elaborar herramientas. ¿Y los pulpos? Pues parece que son capaces de planear.

Estos animales marinos fueron incluidos en la lista de animales con conciencia según un grupo de neurocientíficos cognitivos y computacionales, que suscribieron la Declaración de Conciencia de Cambrigde reportó Katherine Harmon en Scientific American.

La Declaración sostiene que el privilegiado estado de autoconciencia no es exclusivo del Homo sapiens.

“El peso de la evidencia indica que los humanos no son los únicos que poseen los sustratos neurológicos que generan la conciencia”, escribieron los científicos. “Animales no humanos, incluyendo todos los mamíferos y aves, y muchas otras criaturas, incluyendo los pulpos, también poseen esos sustratos neurológicos”.

El pulpo es el único invertebrado en la lista gracias a una copiosa serie de investigaciones que respaldan la aseveración. En 2009 un estudio mostró que algunos recogen conchas del coco y las usan como habitación portátil, un ejemplo de uso de herramientas. Otro estudio documentó su sofisticada navegación espacial y su memoria. Reportes anecdóticos de científicos, como Jennifer Mather, describen pulpos que vagan por el piso marino para recoger el número exacto de rocas que permiten hacer más pequeña la entrada a su cueva. Y experimentos en laboratorio muestran que pulpos mantenidos en tanques cambian su comportamiento por la ausencia de un ambiente rico que los mantenga estimulados.

Los científicos aceptan la existencia de conciencia en otros especies por una razón básica: la anatomía cerebral: muchas redes nerviosas involucradas en la atención, el sueño y la toma de decisiones parece haber surgido en el proceso evolutivo tan temprano como la gran radiación de invertebrados, siendo evidente en insectos y moluscos cefalópodos como el pulpo.

Incluso las emociones, dice la declaración, no dependen de que el animal tenga una estructura cerebral particular, como nuestra corteza. De hecho, muchas otras regiones neuronales se activan cuando nos emocionamos y son muy importantes en la generación de conductas emocionales en los animales, dice la declaración.

La cocaína encoge el cerebro

Una razón más para no consumir cocaína: quienes la consumen en sus años 30 o 40, presentan cambios cerebrales como los observados en personas de 60 o más años.

En esas personas su cerebro está envejeciendo a un ritmo rápido.

Diversos estudios han mostrado que consumidores de drogas de edad media presentan a menudo problemas que se ven más en personas de edad, tales como pérdida de memoria, mayor susceptibilidad a infecciones y tasas más altas de enfermedad cardiovascular.

También, las tasas de muerte prematura en ese grupo son 8 veces mayores que en la población en general.

Los adictos a la cocaína se desempeñan peor en tareas que involucran un área del cerebro, la corteza prefrontal, que incide en la memoria, la atención y el tiempo de reacción.

Al ver que estos drogadictos de edad media presentaban problemas similares a los de los personas de 60 y más años, Karen Ersche, de la Universidad de Cambridge en el Reino Unido y colegas se dieron a la tarea de investigar si el consumo habitual de cocaína aceleraba los cambios en el cerebro.

Para eso estudiaron 120 personas de 18 a 50 años de edad. La mitad había consumido cocaína al menos durante 10 años.

Con la edad, el cerebro se encoge. Entre quienes consumían cocaína, la tasa de encogimiento fue 2 veces mayor que en el grupo de los que no consumían (3 milímetros por año versus 1,7 milímetros). El estudio apareció en Molecular Psychiatry.

Los investigadores explicaron que el consumo de alcohol, que por lo general va de la mano con el consumo de cocaína, no parece incidir en el encogimiento.

Si la población en algunos países está envejeciendo, este hallazgo suma un ingrediente a esa problemática.