¿Sirve vacunarse contra la influenza cada año?

Vacuna contra la influenza. Foto Daniel Paquet

Vacuna contra la influenza. Foto Daniel Paquet

Vacunarse con la influenza o no, he ahí el dilema anual. ¿Sirve? Tal vez es mejor que nada, ante las severas consecuencias que tiene adquirir el virus: alta incapacidad hasta hospitalización y amenaza de muerte en no pocos casos. Continuar leyendo

Así daña el zika el cerebro de los fetos

Este es el virus del zika: los puntos coloreados de azul. Foto CDC

Este es el virus del zika: los puntos coloreados de azul. Foto CDC

Un detalle pequeñito, pero enorme: científicos detectaron una de las formas como el zika afecta las células cerebrales de los fetos produciendo daños irreversibles.

El avance se hizo en la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, demostrándose además que al inhibir ese mecanismo se reduce el daño, lo que abre las puertas a tratamientos terapéuticos.

El logro fue publicado en Cell Stem Cell.

Mediante un modelo de células madre en 3D para el primer semestre del cerebro humano, el grupo descubrió que el zika activa la TLR3, una molécula que las células utilizan para defenderse de virus invasores. De hecho, las TLR3 hiperactivadas silencian los genes que las células madre necesitan para especializarse como células cerebrales y activan los genes que promueven el suicidio celular. Cuando los investigadores inhibieron esa molécula, el daño se redujo según su modelo.

Todos tenemos un sistema inmunitario que evolucionó para combatir los virus, pero acá el virus vuelven ese mecanismo de defensa contra nosotros”, explicó Tariq Rana, PhD, profesor de pediatría en esa universidad, cabeza del estudio.

Al activar las TLR3, el zika bloquea los genes que les dicen a las células madre convertirse en varias partes del cerebro. La buena noticia es que tenemos inhibidores de TLR3 que pueden impedirlo”.

Pero no es hora de lanzar campas al vuelo. Esta investigación se realizó con células humanas y de ratón en laboratorio. Además, la cepa de virus empleada es la MR766, originada en Uganda, mientras el brote actual en Latinoamérica involucra una cepa algo diferente, surgida en Asia.

¿Funcionará en ella? Al menos es un buen principio.

El trasplante fecal sí sirve

No suena agradable, pero es una alternativa que se comienza a explorar: el trasplante de materia fecal.

Es de andar con las heces de otro… tampoco, pero si se trata de mejorar la salud… tal vez.

El trasplante de materia fecal a través de la colonoscopia es un tratamiento efectivo para la infección recurrente por Clostridium difficile, de acuerdo con un estudio publicado en Gastroenterology, el órgano oficial de la American Gastroenterological Association.

Además, se dijo, la tasa de mortalidad en el estudio no parece ser mayor que en algunas series reportadas previamente, lo que sugiere que esta clase de trasplante en sí sería un procedimiento seguro.

Esa enfermedad es una causa común de diarrea adquirida en comunidad o en hospital, presentándose usualmente tras la exposición a los antibióticos.

Las Clostridia son bacterias móviles que están en la naturaleza en todo el planeta, en especial en la tierra. La C. difficile es una bacteria comensal del intestino humano en una minoría de la población.

“Nuestros resultados sugieren que el trasplante fecal es mucho mejor que cualquier otro tratamiento para la ifnección recurrente por C. difficile”, dijo Eero Mattila, del Helsinki University Central Hospital (Finlandia) y líder del estudio. “Aunque este trasplante no es fácil de hacer y tiene sus riesgos potenciales, es una opción efectiva”.

En la investigación, un grupo de investigadores revisó los registros de 70 pacientes de 5 hospitales con infección recurrente que habían recibido trasplante fecal mediante colonoscopia. Las heces donadas se habían homogeneizado antes del trasplante , que se practicó por colonoscopia infundiendo las heces frescas de donante en el cecum (la primera porción del intestino grueso). Durante las 12 primeras semanas tras el trasplante, los síntomas se aliviaron en todos quienes no tenían la peligrosa cepa 027 de C. difficile. De los 36 con esta cepa, 89% tuvo respuesta favorable. Y tras las 12 semanas iniciales de seguimiento y hasta el año no hubo eventos adversos relacionados con el trasplante fecal.

En los últimos años, la infección por C. difficile se ha tornado más común, más severa y más resistente al tratamiento estándar y más proclive a renacer.

El tratamiento actual con antibióticos es óptimo y tiene eficacia limitada, permitiendo una recurrencia de hasta un 50%. Sin embargo, hay nuevos tratamientos en el dispensario médico que se convierten también en alternativas.

Foto del intestino mediante colonoscopia

El helicobacter ayuda a producir… mal de Parkinson

Si a usted le diagnosticaran gastritis o una úlcera y le dijeran que es por causa del Helicobacter pylori, pues no hay problemas. A iniciar el tratamiento correspondiente.

Pero si le dijeran que el H. pylori podría provocarle el mal de Parkinso, ¡quieto ahí! Barájemela más despacio, por favor.

Esa bacteria podría jugar un rol en el desarrollo del parkinson, de acuerdo con Traci Testerman, quien presentó esta conclusión en el encuentro de la American Society for Microbiology.

“La infección con una cepa particular de Helicobacter pylori en ratones de edad media derivó en el desarrollo de síntomas del mal de Parkinson luego de 3 a 5 meses”, explicó la investigadora de la Universidad del estado de Louisiana en Estados Unidos.

Los médicos han notado una correlación entre las úlceras estomacales y la enfermedad de Parkinson al menos desde los años 60, antes de que se supiera que H. pylori es el ente que causa las úlceras. Más recientemente, distintos estudios hallaron que pacientes con Parkinson eran más dados a resultar infectados con la bacteria y que aquellos que eran aliviados del H. pylori presentaba cierta mejoría del Parkinson.

En el estudio con ratones, los ratones de más edad infectados con el H. pylori presentaban mayor deterioro de la locomoción, tal como sucede en los humanos.