10 noticias científicas de la semana

Galaxia Messier 63. Foto Nasa

Galaxia Messier 63. Foto Nasa

1. Se multiplicaron las galaxias

Al menos 2000 millones de galaxias existirían en el universo de acuerdo con un nuevo estimativo que aumentó el número por 10 y que se basó en datos proporcionados por el telescopio espacial Hubble y otros observatorios. El hallazgo tiene implicaciones para entender la formación de galaxias, que no han estado distribuidas uniformemente a través de la historia universal según el artículo en The Astrophysical Journal, siendo menos hoy que antes debido a la fusión galáctica. Esto sugiere además que más del 90% de las galaxias no han sido estudiadas

2. Anemia editada

Aunque la solución está a varios años, científicos usaron la llamada edición genética (CRISPR-Cas9) para corregir en ratones la anemia falciforme que en humanos deriva en anemia, bloqueos sanguíneos y la muerte. Se editó el gen responsable de la enfermedad para repararlo en células madre de la sangre del paciente, aliviando esa condición. Esas células luego se reintroducen a la persona. En los ratones el beneficio duró meses. El avance fue publicado en Science Translational Medicine.

3. Volver a sentir

Mediante una interfaz de computador conectada directamente a su cerebro, un hombre de 28 años cuadripléjico pudo mover un brazo prostético y sentir la sensación de tocar algo según estudio en Science Translational Medicine, un avance más en la búsqueda de funcionalidad para personas que han perdido movilidad. Todo resultado de la microestimulación de la corteza sensorial que permitió tener la sensación natural del tacto.

4. El gran agujero

De 22 kilómetros de longitud, 9 son de un enorme cráter en su superficie. Un estudio mostró que el gran agujero que tiene la luna Fobos de Marte se produjo por el choque de un asteroide o cometa, una respuesta que hasta ahora había sido esquiva al considerarse que un gran impacto hubiera destruido el pequeño satélite. Pero bajo ciertas condiciones el impacto sin daño total es posible, según el estudio en Geophysical Research Letters.

5. Calcio endurecedor

Ojo con el calcio. Mientras su adquisición vía alimentación es segura, mediante suplementos no. Eso sugiere un estudio en el Journal of the American Heart Association. Aunque el estudio no estableció una relación causa-efecto, quedó claro que quienes ingieren calcio adicional tenían problemas de aterosclerosis. Este hallazgo se suma a otros que sugieren un alto daño de estos suplementos, que solo deben ser recetados por un médico calificado.

6. Aprendiz de chimpancé

Científicos presentaron en Scientific Reports una evidencia de mamás chimpancés enseñándoles a sus hijos a usar herramientas para cazar termitas, detección lograda en el Triángulo Goualougo y que para los investigadores constituye una prueba de enseñanza en los grandes simios. Los chimpancés son conocidos por su repertorio en el uso de herramientas. Un caso de cultura animal.

7. El motor que enamora

Los ratones cortejan con canciones en ultrasonido que no podemos escuchar, pero se sabía cómo sonaba. Hasta ahora. Científicos publicaron en Current Biology que para cantar usan un mecanismo solo escuchado en las turbinas de los aviones supersónicos. El sonido no se había escuchado en ningún otro animal según uno de los autores.

8. Locura en Marte

Aunque Barack Obama instruyó para llegar a Marte en los años 30, las dificultades no se han resuelto. Un estudio en Scientific Reports indica que los astronautas podrían sufrir demencia en el viaje por la incidencia de los rayos cósmicos de alta energía. Se encontró en ratones daño cerebral por esa causa. En viajes largos la amenaza estaría allí. La radiación es uno de los obstáculos que persisten para viajes espaciales prolongados.

9. Las manchas de Próxima

La estrella enana roja Próxima Centauri B, en la que se detectó hace poco la existencia de un planeta en zona de habitabilidad (es la estrella más cercana a nosotros) sería más parecida a nuestro Sol de lo que se ve a primera vista. Pese a ser más pequeña y mucho menos masiva y luminosa que el Sol, posee un ciclo regular de manchas según estudio en Monthly Notices of the Royal Society.

10. Gaseosas en el banquillo

La Organización Mundial de la Salud llamó a establecer impuestos sobre las bebidas gaseosas azucaradas con el fin de reducir la obesidad, la diabetes 2 y la caries dental en la población. La sugerencia es un impuesto del 20% para reducir esas enfermedades en igual proporción. En 2014 1 de cada 3 adultos de más de 18 años en el planeta tenía sobrepeso, aparte de 42 millones de niños menores de 5 años.

Resumen científico de la semana

1. La gota de la verdad

Tener su historial solo cuesta 25 dólares. El historial de los virus que lo han infectado en su vida. Investigadores del Howard Hughes Medical Institute desarrollaron y publicaron en Science un método para con una sola gota de sangre conocer las actuales y pasadas infecciones de cualquier virus que ataque los humanos. El método es denominado VirScan y podría entregar información valiosa sobre factores inesperados que estén afectando la salud de la persona, además de permitir realizar estudios comparativos en grandes poblaciones para asuntos de ciencia y salud pública.

2. Muerte en soledad

Con la máxima capacidad resolutiva del telescopio espacial Hubble astrónomos lograron ver 3 explosiones de supernovas (muerte estelar). Estas ocurren de tanto en tanto en cualquier galaxia. Pero lo sorprendente es que se trató de estrellas solas, alejadas de su galaxia, de la cual debieron ser expulsadas por algún mecanismo gravitacional en juego. El vecino más cercano estaba a unos 300 años luz, casi 100 veces más lejos que el Sol de su estrella más cercana. El estudio aparecerá en el Astrophysical Journal.

3. Se busca chimpancé que cocine

Un estudio sugiere que la habilidad para cocinar es compartida también por los chimpancés, lo que incluye preferencia por alimentos cocinados, la capacidad de entender la transformación de comida cruda en cocinada e incluso la de transportar alimento de un sitio a otro para cocinarlo, según la investigación publicada en Proceedings of the Royal Society B que indicaría que esa capacidad fue adquirida antes de la separación de humanos y chimpancés.

4. Luna atropellada

Ciertos rasgos en algunos sitios de la Luna han llamado la atención desde hace mucho. Son como parches más claros sobre la superficie. Ahora científicos traen una posible explicación en el journal Icarus: se trataría de impactos de cometas ocurridos en los últimos 100 millones de años, según las modelaciones que realizaron. La idea del estudio provino de la observación de los parches que dejaron los módulos Apolo sobre la superficie lunar, que eran más claros.

5. La virgen que da a luz

La hembra de una especie de pez sierra en ambiente estuarino produce descendencia sin necesidad de macho, mediante partenogénesis, reportaron investigadores en Current Biology. Esa situación no se había visto en vertebrados en su medio natural y podría deberse a la escasez de machos según los investigadores. En cautiverio se ha visto en aves, tiburones y reptiles entre otros.

6. Pájaro David vence a pájaro Goliat

Una pequeña ave australiana, la acantiza parda, de solo 6 gramos, es toda una tramposa según estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B, claro que por una causa muy noble: ¡salvarse! Cuando un depredador muchísimo mayor, el currowong, merodea el nido, emite el canto de una gran ave, el azor, confundiendo al atacante para poder escapar a sitio más seguro.

7. Pequeñas y alocadas

Ahora que Plutón cobra importancia por la nave que llegará en un mes, científicos determinaron que 2 de las 4 lunas de ese pequeño planeta enano, Nix e Hidra, se comportan de una manera errática, impredecible, al orbitar al doble sistema de Plutón y su gran luna Caronte. Estiman además que otras dos, Cerveros y Styx se comportan de igual modo. Si uno viviera en aquellas lunas, no sabría cuándo ni por dónde… sale el sol.

8. Bueno… y se creó la vida

La relación cercana entre las propiedades físicas de los aminoácidos, el código genético y el doblamiento de las proteínas fue quizás el paso necesario en la evolución para pasar de los bloques básicos de la vida a organismos cuando las primeras señales de vida surgían en el caldo primigenio de la Tierra, sugiere un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

9. Giros planetarios

Vistos desde arriba, los planetas del Sistema Solar tienen una órbita circular alrededor del Sol. Se creía que era una geometría exclusiva, pero no: astrónomos revelaron en el Astrophysical Journal que nuestras órbitas no son un fenómeno extraño. Su estudio cobijó 74 planetas extrasolares del tamaño de la Tierra que orbitan 28 estrellas a cientos de años luz. Hallaron que esos siguen una trayectoria circular, en contraste con planetas grandes cercanos a sus estrellas que siguen caminos elongados.

10. Esto no se ha enfriado

Diversos estudios han sugerido un intervalo en el calentamiento del planeta este siglo: una disminución en el ritmo en el actual siglo frente a la segunda mitad del pasado. Un estudio en Science sugiere que no ha habido tal y que el planeta sigue calentándose ahora tal como en el pasado. Muchas investigaciones han tratado de encontrar la causa de esa pausa pero según el nuevo informe, que creará dudas, no hay ninguna.

10 noticias científicas de la semana (23-29)

1. El libro de la vida

Son 49.056 especies conocidas hasta ahora las que habitan la geografía colombiana, una biodiversidad que apenas se conoce. Falta mucho por identificar. El Instituto Humboldt presentó el libro de la biodiversidad 2014 en el cual se muestran no solo las especies por grupos sino las amenazas que sufren, el tráfico ilegal, la pérdida de hábitat.

2. Vacuna efectiva

Una vacuna experimental contra el ébola mostró resultados alentadores en 20 adultos sanos sometidos a la prueba. Produjo una respuesta inmune adecuada y no causó efectos secundarios. Se trata de la vacuna con fragmentos del virus de dos especies, Zaire y y Sudán. Es desarrollada por los Institutos de Salud de Estados Unidos y la firma farmacéutica GSK. Dado el resultado, se acelerarán nuevas pruebas clínicas con más personas.

3. Que nada entre

Los cinturones de Van Allen son una bendición para la Tierra, al proteger el planeta de radiación nociva. Ahora investigadores reportaron en Nature el hallazgo de otro anillo a unos 11.000 kilómetros de altura sobre la superficie, que protegen de los llamados electrones asesinos, amenaza de astronautas y equipos en órbita.

4. Irrompible

El material genético del ADN puede sobrevivir un vuelo a través del espacio y su reingreso a la atmósfera terrestre, demostró un estudio publicado en Plos One, basado en un experimento a bordo del cohete Texus-49, indicando que puede resistir las condiciones más extremas. El hallazgo es útil al momento de considerar las condiciones de vida en otros mundos.

5. Nueva casa para las tortugas

Con base en una nueva tecnología de secuenciación, científicos de la Academia de Ciencias de California establecieron el árbol de la vida de las tortugas, revelando que están emparentadas con los dinosaurios, con los cocodrilos y las aves. Pertenecen al nuevo grupo Archelosauria, alejándolas de lagartos y serpientes como se tenían hasta ahora.

6. Unos perros muy entendidos

Cuando uno escucha alguien que le habla, le responde según su mensaje y según otros rasgos de su discurso, como el tono de voz y hasta el género. Un estudio en Current Biology demuestra que los perros también diferencian todos estos componentes del proceso cuando una persona les habla, lo cual no indica que entienden todo lo que se les dice. La investigación revela que el discurso es procesado también en ellos en los dos hemisferios cerebrales.

7. Mamá chimpancé ayuda a sus hijos

Cuatro décadas de observación permitieron concluir que las mamás chimpancés con hijos machos son un 25% más sociables que las madres con hijas hembras, dice un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences. Dedican 2 horas más cada día a estar con otros chimpancés. Esto podría deberse a que les ayudan así a adquirir las habilidades que necesitan para prosperar en la competencia entre adultos.

8. Tatequieto al cáncer

No pocos tumores persisten y crecen porque silencian el sistema inmunitario, pero una nueva técnica para fortalecer el sistema ha mostrado resultados prometedores. Cinco estudios presentados en Nature incluyen nuevos tipos de cáncer que responden a esa terapia, denominada ‘inmune chekpoints’. La estrategia no funciona en todos los pacientes, pero los nuevos estudios describen características de aquellos que sí lo hacen, abriendo nuevas posibilidades.

9. ¡Al fin la bridgmanita!

Se habían demorado. Es el mineral más abundante en la Tierra, comprendiendo cerca del 38% del volumen del planeta, pero no tenía nombre oficial. Se le llamaba perovskita, pero no se le había encontrado de modo natural y por eso no podía ser denominado oficialmente. El silicato de hierro magnesio. Se encontró en meteorito. Ahora se llama bridgmanita, en honor a Percy Bridgman, el padre de los experimentos de alta presión, que es donde se forma este material. El informe apareció en Science.

10. La suerte de las abejas

La pérdida de muchas de las plantas favoritas tendría que ver en el declive mundial de abejas sugiere un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences. Hasta hoy no se ha logrado determinar una causa precisa de esta disminución que podría derivar en una crisis de la polinización, habiéndose sugerido desde el cambio climático al tamaño de estos insectos. Para los autores al tratarse de la reducción de una sola especie, la pérdida de sus plantas asociadas las estaría afectando.

Cosa rara: Un simio a lo Michael Phelps

Cortesía Wits University

No resulta nada común ver un gran simio nadando. De hecho se ha creído que no podían hacerlo, pero dos científicos mostraron cómo nadan, con patada de pecho, a diferencia de otros animales lo que sugiere que humanos y simios adquirieron ese tipo de nadado muy pronto en su evolución.

La mayoría de las veces que chimpancés, gorilas y orangutanes se han aventurado en aguas profundas, se han ahogado, lo que para algunos es una diferencia entre la capacidad para aprender a nadar de humanos y simios, prefiriendo estos permanecer en tierra..

La distinción no es absoluta. Renato Bender, de la Escuela de Ciencias Anatómicas de Wits University y Nicole Bender, de la Universidad de Berna, estudiaron un chimpancé y un orangután en Estados Unidos que crecieron con humanos y han aprendido a nadar y sumergirse.

“Nos sorprendimos cuando Cooper, el chimpancé, se sumergía repetidamente en una piscina en Missouri y parecía estar pasándola muy bien”, dijo Renato.

Para evitar que se ahogara, tendieron unas cuerdas en la parte más profunda. Cooper se interesó en ellas y luego de unos minutos comenzó a sumergirse en la piscina de 2 metros de profundidad para recoger objetos en el fondo. “Muy sorprendente en un animal que se ha creído enemigo del agua”. Unas semanas después, Cooper nadaba sobre la superficie del agua.

El orangután Suryia, filmada en un zoológico en Carolina del Sur, también posee esa habilidad. Puede nadar sola más de 12 metros.

Ambos usan un movimiento de pierna similar a la patada de pecho. Mientras Cooper mueve las piernas de forma simultánea, Suryia las mueve alternadamente. Los científicos creen que este estilo puede deberse a una adaptación antigua a la vida arbórea. La mayoría de los mamíferos emplean el estilo perro, una manera de moverse instintivamente. Los humanos y los grandes simios, de otro lado, debieron aprender a nadar. Los ancestros de los simios tenían menos oportunidades de moverse sobre el piso, por lo que desarrollaron estrategias para cruzar pequeños ríos, cruzando en posición vertical o empleando puentes naturales.

Los simios perdieron el instinto de nadar, mientras los humanos tampoco nadan instintivamente. Pero a diferencia de los simios, son atraídos por el agua y pueden aprender a nadar y sumergirse.

Un pariente del que ya no me acordaba

Parece que sí, que hace millones de años no en el este de África sino hacia el centro vagaban quienes fueron nuestros ancestros, los más antiguos conocidos.

Ese cráneo hallado en el desierto Djurab en lo que hoy es Chad en verdad pertenecería a una especie que vivió hasta hace 7 millones de años, bautizada tras el hallazgo como Sahelanthropus tchadensis.

Fue en 2002 cuando los cimientos de nuestros orígenes se removieron con el hallazgo. Toumaï, como se le llamó está muy cerca al punto en el que nuestro linaje se separó de esos que ahora vemos como simpáticos primos: los chimpancés.

Para algunos científicos, el cráneo debió haber pertenecido a unos simios, dados sus primitivos rasgos.

Un nuevo análisis, esta vez de la cavidad cerebral, apoya la idea de que sí se trató de un ancestro.

Thibaut Bienvenu y colegas franceses reconstruyeron la parte que revela la forma del cerebro. Como el fósil está distorsionado y relleno con una matriz mineralizada, lo reconstruyeron virtualmente mediante imágenes de rayos X en 3D por microtomografía sincrotrónica y con los datos corrieron un programa que les permitió remover esa matriz y corregir la distorsión en la pantalla.

Resultado: Toumaï tenía una capacidad craneana de 378 centímetros cúbicos, consistente con estimaciones previas, lo que lo coloca dentro del rango de capacidad craneana del chimpancé. La capacidad actual d ellos humanos es tres veces mayor.

Pese al tamaño, tiene otros rasgos homíninos.

En una presentación en la reunión anual de la Sociedad de Paleoantropología, Bienvenu reportó que la cavidad interna tenía lóbulos occipitales prolongados, un tallo inclinado y una corteza prefrontal expandida, entre otras características homíninas.

Para el investigador, el ejemplar ofrece una ventana única a las primeras etapas de la evolución cerebral humana y muestra evidencias de una reorganización del cerebro hacia la condición humana mucho antes de que el tamaño cerebral comenzara a expandirse.

Fuente: Scientific American

En la foto, el cráneo de Toumaï

¿Se creen humanos? Chimpancés exterminan otra especie

Que un animal sea más nocivo que los humanos para los demás, es mucho cuento. El título lo obtiene el chimpancé.

Los monos colobos rojos del Parque Nacional Kibale en Uganda están siendo llevados al exterminio por los chimpancés, de acuerdo con un estudio que publica el American Journal of Primatology.

Es el primer caso documentado de un primate no humano sobreexplotando otra especie de primates.

Eso a pesar de que la taxonomía de ese mico de Uganda está en disputa, pues algunos científicos lo consideran una especie (Procolobus tephrosceles) mientras otros creen que es una subespecie (P. rufomitratus tephrosceles).

El estudio examinó 33 datos de censo primate (1985-2007) y encontró que la amenazada población de colobos ugandeses cayó 89 por ciento en ese período, principalmente por la caza que de él hace el chimpancé común (Pan troglodytes).

También coinciden otros factores en este exterminio, como enfermedades y la competencia con otros micos herbívoros, qu abundan en una pequeña área a medida que su hábitat selvático se encoge. Esos factores son menores frente a la caza a que son sometidos por los chimpancés.

La amenaza es más seria al dedicarse los chimpancés a cazar sobre todo los micos jóvenes, que no se han reproducido, reduciendo las posibilidades de repoblamiento.

El número de chimpancés en el área ha subido un 53 por ciento, dijeron los investigadores.

La reducción en el número de colobos fue advertida en un paper de 2008 en Primates, pero sólo se analizaron tres años de datos en esa ocasión.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales colocó al colobo ugandés en la lista roja de especies amenazadas dado que la depredación por los chimpancés ha fragmentado severamente las subpoblaciones.

¿Se pueden autorreconocer los perros?

No es nada difícil preguntarse, al mirar nuestros perros o gatos, ¿tendrán conciencia? Es lo que quisiéramos. Es decir: ¿saben quiénes son?

Mediante distintos experimentos se ha tratado de determinar qué animales tienen conciencia de sí. El más común: se les presenta ante un espejo y luego se les coloca una mancha en la cara, para ver si tratan de quitársela.

Pocos animales pasan la prueba. El chimpancé es uno de ellos. También orangutanes, gorilas, bonobos. Los micos no. Pero sí el elefante, que trata de quitársela con la trompa. El delfín también. La urraca la pasa, no así parientes como el cuervo.

¿Bueno, pero animales domésticos como el perro?

Marc Bekoff, de la Universidad de Colorado se ideó una prueba diferente para este animal. Como depende más de su olfato, siendo su cerebro mucho mejor con el olor que incluso los grandes simios, se ideó esta prueba: poner a oler un perro el orín de otros perros y el suyo en un recorrido. Le movió luego el propio, para que se lo encontrara después. Si lo considerara ajeno, lo olería más. Pero no le prestó tanta atención como al rastro dejado por otros perros y perras.

Esto, según el investigador, diría que se autorreconoce. No todos están de acuerdo, pues consideran más exigente la prueba del espejo.

¿Qué opina?

Internet caliente y otras curiosidades

Increíble: un par de esposos científicos, él en Villanova University, ella en Rutgers University, encontraron que los hombres en los estados que respaldaron a quien finalmente fue electo presidente de Estados Unidos en las dos últimas elecciones, e incluso en las de Congreso, buscaron más páginas pornográficas en Internet. No es que se les haya subido la testosterona, ni que se hayan vuelto más interesados en pornografía o en sus parejas, pero lo hallado sugiere, según Patrick Markey y Charlotte Markey, que el ambiente nos cambia de maneras que no creeríamos.

Quizás, explicaron, los votantes por el candidato ganador estaban de mejor humor y por ende más probable que desearan algo de sexo.

El virus chimp se nos pegó

Qué mal tan viejo: científicos de The University of Texas en Arlington, encontraron en el genoma de los pájaros cebra, fragmentos de virus de la misma familia de los virus de la hepatitis B humana. En un artículo publicado en PloS Biology expresaron que esos fragmentos han estado en ese genoma desde hace al menos 19 millones de años. ¿Cómo llegaron a los humanos? Es ese un tema de otro debate, seguramente. Para saber la edad, se localizaron los fragmentos en el genoma de cinco especies de anserinos y se rastrearon genéticamente hasta llegar a un ancestro común en aquellas lejanas épocas.

Hombres peleadores

¿Por qué peleamos los humanos? Científicos creen tener una pista más: los hombres bajo estrés que miran caras furiosas tienen una actividad disminuida en regiones cerebrales responsables de entender los sentimientos del otro. Más extraño: las mujeres no experimentan esa disminución, sino por el contrario un aumento. ¿Será por eso que los hombres muestran mayor belicosidad? El estudio de Mara Mather y colegas aparecerá en NeuroReport.

Los simios no extrañan

¿Es la humana la única especie que tiene la habilidad de referirse a cosas que están ausentes? Hay condiciones exclusivas de los humanos. Una de ellas, parece, es el llamado desplazamiento.
En un experimento publicado en Psychological Science, desarrollado por Ulf Liszkowski, Marie Schäfer, Malinda Carpenter, and Michael Tomasello chimpancés adultos y niños de 12 meses observaron una demostración entre una persona que daba algo y alguien que la pedía preguntando por un objeto que había sido puesto en una plataforma. Luego de que éste fuera retirado, sólo los niños señalaban la plataforma vacía (indicando que querían el objeto), sugiriendo que pueden referirse a objetos ausentes incluso antes de desarrollar la habilidad de comunicarse verbalmente.
Los resultados sugieren que el desplazamiento emergió luego de que los humanos divergieron de los grandes simios hace cerca de deis millones de años.