Los cuervos son tan inteligentes como los chimpancés

Cuervo mirando la cámara. Foto cortesía Helena Osvath

Cuervo mirando la cámara. Foto cortesía Helena Osvath

A cerebro más grande, mayor inteligencia ha dicho la ciencia, pero los cuervos crean una ruptura con esa afirmación ampliamente sostenida.

Sí, un estudio reveló que estas pequeñas aves, de cerebro pequeño, son tan listas como los chimpancés y otros grandes simios.

De su capacidad para resolver problemas la literatura científica se ha nutrido en los últimos años. Y en la última investigación de científicos de Lund University en Suecia se comprueba que son tan inteligentes como esos primates pese a sus cerebros mucho más pequeños, algo que sugiere que antes que el tamaño del cerebro, es la densidad de neuronas y la estr5uctura cerebral la que juega un rol esencial en términos de inteligencia.

El tamaño cerebral absoluto no es toda la historia. Hallamos que los córvidos se desempañan también como los grandes simios pese a tener cerebro más pequeño”, comentó Can Kabadayi, estudiante de doctorado en Ciencias Cognitivas.

Medir la inteligencia no es sencillo. Una de sus claves está en el control inhibitorio y la capacidad de contener los impulsos animales para elegir un comportamiento más racional.

Científicos en Duke University hicieron un estudio en 2014 al comparar el control inhibitorio de 36 especies animales, sobre todo grandes simios y micos. Usaron el test del cilindro, en el que se pone alimento en un tubo transparente con aperturas a ambos lados. El reto para el animal es obtener la comida usando los orificios en vez de cogerla de manera directa.

Para tener éxito el animal debe mostrar control y elegir la estrategia más eficiente.

El estudio a gran escala concluyó que los grandes simios se desempeñan mejor y que el tamaño del cerebro era clave en la inteligencia.

Así, Can Kabadayi, con científicos de la Universidad de Oxford y el Max Planck Institute for Ornithology en Alemania, hicieron el test con cuervos, cuervos de Nueva Caledonia y grajillas para conocer su control inhibitorio.

Primero entrenaron las aves para obtener una recompensa de un tubo opaco con un agujero en cada extremo. Luego repitieron el experimento con uno transparente. El impulso natural sería ir directo al alimento, pero los cuervos elegían ingresar por los extremos. Los logros fueron casi del 100 %, comparable al desempeño de bonobos y gorilas.

Eso muestra que los cerebros de estas aves son muy eficientes a pesar de un tamaño absoluto más pequeño. Como lo indicó el estudio, podría haber otros factores aparte del tamaño que son importantes para la inteligencia, como la densidad neuronal”, dijo Can Kabadayi.

Aún hay mucho por entender y aprender sobre la relación entre inteligencia y tamaño cerebral, así como de la estructura del cerebro de las aves, pero este estudio muestra que los cerebros de las aves no son solo cerebros de aves después de todo”.

El estudio apareció en Royal Society Open Science.

Tiburones tienen amigos en el mar

Tiburón tigre. Foto Universidad de Delaware

¿Ha escuchado hablar de la agitada vida social de los tiburones? ¿Cierto que no? Es que no la tienen. Bueno, o la creencia de que son animales solitarios sin mayor interacción con sus congéneres.

Un nuevo estudio pondría fin a esa creencia. Dos tiburones tigre rastreados revelaron que tienen entre 170 y 200 conocidos y también sus mejores amigos, entre 7 y 17 en estos casos, con los que se encontraron más de 10 veces.

Y no se crea que solo tratan con los de su especie. No, dentro de sus conocidos hay tiburones de otras especies y otros peces, como tiburones blancos, tiburones limón, tollos, esturiones y otros.

Mediante dispositivos de rastreo en estos individuos en océano abierto encontraron que los tienen redes sociales complejas, algo que se creía reservado para mamíferos.

“Los procesos de toma de decisiones superiores han sido asociadas con mamíferos o especies que pensamos que son muy inteligentes, como delfines, elefantes o chimpancés”, explica Danielle Haulsee, de la Universidad de Delaware. “Nuestro estudio muestra que es importante para la comunidad científica no descartar esas conductas en especies de no mamíferos, dado que a menudo nos dan una ventana a cómo interactúan con sus ecosistemas y cómo recursos de los que los humanos dependen están distribuidos por el mundo”.

Los tiburones tigres de la arena viven en aguas costeras y han experimentado un rápido declive durante las décadas pasadas. Son unos reguladores importantes de las cadenas alimenticias marinas y han sido poco estudiados.

En el verano se congregan en las aguas de Delaware y no se sabía cómo interactuaban. Con los dispositivos se estudiaron las interacciones tiburon-tiburón en el curso de un año.

El número de tiburones en un grupo y los individuos de este cambian en cada localidad y tiempo del año. Se halló que permanecen juntos ciertos periodos y están aparte otras veces. Y vieron que se reencuentran con los mismos tiburones a través del año.

No se juntaban con otros tiburones tigre a finales del invierno y comienzos de la primavera, entran en una fase de dispersión, lo que podría relacionarse con otros aspectos de su vida, como el apareamiento y la búsqueda de comida, lo que sugiere que podrían estar realizando una especie de análisis costo-beneficio.

El hallazgo fue presentado en el congreso de Ciencias del Océano en Estados Unidos.

¿Tienen los cuervos la teoría de la mente?

Foto Universidad de Houston

Yo sé qué está pensando usted. No lo dice un humano, lo dice un… cuervo.

Siempre se ha dicho que solo los humanos poseen la llamada teoría de la mente, esa capacidad de entender que otros tienen mente como la de uno, de atribuir pensamientos e intenciones a otros.

Un estudio publicado en Nature Communications sugiere que los cuervos, tenidos en muchas culturas como un símbolo de inteligencia, comparten parte de la capacidad humana de pensar abstractamente acerca de otras mentes, adaptando su comportamiento al atribuir a otros sus propias percepciones.

La investigación encontró que guardaban alimento al escuchar sonidos de otros cuervos si había cerca un agujero, incluso si no veían al otro. No se preocupaban, en cambio, si no había un agujero por donde pudieran verlos.

Otros estudios han sugerido esa capacidad en animales cercanos a los humanos, sugiriendo que son capaces de entender que otros ven, pero para algunos solo se trata de atender señales superficiales sin entender en realidad qué ven los otros, dependiendo de pistas de la conducta.

La mayoría de estudios se han hecho con chimpancés.

Eso lo trataron de obviar los investigadores con los cuervos usando solo agujeros abiertos y sonidos que indicaban la presencia de un posible rival, pero los cuervos nunca veían otro cuervo en el experimento.

La capacidad de almacenar comida es importante para los cuervos. Estudios previos han demostrado que se comportan diferente cuando perciben que un competidor los observa. Cuando saben que los ven, esconden la comida más rápido y es menos probable que regresen para evitar que el otro la robe. Cuando piensan que no los están viendo, se demoran más.

Resumen científico de la semana

Especie de myxozoo

1. La degeneración más extrema

Los organismos nacen, crecen, evolucionan. Bueno, eso era lo creído hasta ahora. Científicos en Tel Aviv mostraron el primer caso de un organismo que fue grande y terminó como… un parásito, un caso de degeneración evolutiva extrema. Los investigadores encontraron un primo cercano de las medusas que se convirtió en un minúsculo parásito: al analizar el genoma de myxozoos, que invaden vertebrados e invertebrados, detectaron que son cnidarios degenerados, un filo al que pertenecen corales, medusas y anémonas. El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences. Foto de un myxozoo, de Ivan Fiala.

2. El descanso de los chimpancés

En una noticia esperada hace tiempo, los Institutos Nacionales de Salud anunciaron que no proseguirán usando chimpancés en investigaciones médicas. Los 50 que permanecían para posible uso luego de que en 2013 fueran retirados de la actividad científica otros, serán enviados también a santuarios de fauna para que vivan bien lo que les resta. Un punto a favor de la defensa animal.

3. Niños con cáncer con alta predisposición

El 8,5 por ciento de los niños con cáncer tienen una predisposición genética, reveló un estudio en el New England Journal of Medicine. Hasta ahora se pensaba que esas mutaciones eran raras en la población pediátrica y los resultados plantean que debe haber una modificación en la forma como se evalúan los pacientes, a los que debería practicárseles un examen genético. Aunque fue hecho en Estados Unidos puede dar pautas interesantes en otras latitudes.

4. A comer salmón alterado

La FDA de Estados Unidos aprobó, luego de 20 años de revisión, la comercialización de un salmón modificado genéticamente, que se asegura no tiene problemas para el consumo humano. Este salmón crece dos veces más rápido, lo que para algunos ambientalistas disminuye la presión sobre la aporreada población natural de la especie. Será criado en dos sitios confinados: Canadá y Panamá.

5. Hablando desde el laboratorio

Científicos crearon tejido de cuerdas o pliegues vocales que en ensayos funcionaron bien, lo que sugiere que el desarrollo de la técnica podría ser algún día ayuda para personas con problemas de afonía y disfonía, una técnica que es parece mejor que los procedimientos actuales e incluso que el trasplante. Las cuerdas creadas no generan rechazo del cuerpo según estudio con ratones. El artículo apareció en Science Translational Medicine.

6. Quieto, ébola

La vacuna desarrollada contra el ébola desarrollada por un consorcio global ofrece una protección efectiva y es bien tolerada por las personas, reveló un estudio publicado en Lancet Infectious Disease. De seguir así en otros ensayos clínicos será un arma esencial para cortar la transmisión del virus cuando se presente un nuevo brote, una ayuda de la cual se carecía ahora. No se dijo cuándo podría ser aprobada.

7. Antigüedad andina

Mucho se ha especulado sobre cuándo surgió la cadena montañosa de Los Andes. El estimado promedio aceptado hasta hoy habla que entre hace 10 a 6 millones de años. Pero ahora un artículo publicado en Geophysical Research Letters sugiere que comenzaron a formarse lentamente hace 30 millones de años, resultado basado en el análisis de rayos cósmicos que crean una forma rara de helio.

8. Gigantes viejas y escondidas

Astrónomos presentaron el mayor hallazgo de galaxias masivas de las primeras etapas del universo: 574 que existían cuando el universo tenía entre 750.000 millones de años y 1.100 millones, un hallazgo útil para entender la evolución del universo y cuándo se crearon las primeras galaxias. El descubrimiento sugiere que fueron más comunes de lo que se pensaba. El estudio apareció en The Astrophysical Journal.

9. Latidos galácticos

Las galaxias no solo tienen estrellas, planetas, gases y polvo. No, también tienen un corazón que late. Astrónomos usaron una técnica nueva para estudiar la galaxia M87 a 53 millones de años luz y detectaron miles de pulsos emitidos por las estrellas, que tienen vida, que nacen, viven y mueren. Esos latidos sugieren la edad, con lo que se logró determinar la de esa galaxia, 10.000 millones de años, lo que concuerda bien con otro tipo de mediciones. El estudio apareció en Nature.

10. Cómo cambia la vida

En la Noruega ártica científicos descubrieron restos de selvas que estuvieron allí, en lo que hoy es Svalbard, hace 380 millones de años, un recorderis de cómo cambia no solo el clima del planeta sino la ubicación y configuración de los continentes. Esos bosques crecieron en el Devónico cerca al ecuador y podrían ayudar a dar pistas sobre la reducción 15 veces de los niveles de carbono en ese entonces. El estudio apareció en Geology.

Resumen científico de la semana

1. Estrellas viajeras

Aunque no se crea, un tercio de las estrellas en nuestra Vía Láctea han modificado su órbita. No están en su lugar original, según el artículo en The Astrophysical Journal. El estudio se basó en la observación de 100.000 estrellas durante 4 años. El desplazamiento ha sido largo, así como muchas personas van a vivir a países muy distintos y lejanos al que nacieron. De la composición química de cada una se deriva su historia de vida, dijeron los astrofísicos.

2. Un planeta especial

Mediante el telescopio espacial Spitzer se confirmó el hallazgo del planeta rocoso más cercano al Sistema Solar. Está a 21 años luz y aunque no puede ser visto de manera directa no por los telescopios, la estrella donde está sí es visible al ojo desnudo hacia la constelación Casiopea. Pese a ser rocoso no tiene condiciones para la vida pues orbita muy cerca de su estrella. Tiene una masa 4,5 veces la terrestre y su año dura 3 días de los nuestros. Alrededor de esa estrella giran además un gran planeta exterior y otras dos Supertierras.

3. Qué estrés

Las plantas siguen sorprendiendo. Otra sorpresa más: Aunque no poseen un sistema nervioso utilizan señales normalmente usadas por los animales cuando se encuentran bajo condiciones de estrés. El estudio fue publicado en Nature Communications. Responden al ambiente de manera similar a los animales, con una combinación de respuestas eléctricas y químicas pero con un mecanismo diferente. Un aporte más que muestra la increíble versatilidad de las plantas, consideradas antes como simples organismos inmóviles.

4. Extraños grafitis en otro mundo

La Nasa reveló imágenes tomadas por la sonda Cassini en abril en un sobrevuelo de la luna Tetis de Saturno. Se observan unas rayas rojas sobre la superficie, a manera de grafitis, como si hubieran sido pintadas con aerosol. No se sabe a ciencia cierta a qué se deben, podría ser hielo impuro, pero todo es mera especulación. En otro sobrevuelo a finales de año se tomarán fotos en mayor resolución para ver si se resuelve el misterio.

5. Arcilla apetitosa

Chimpancés en las selvas de Uganda están comiendo cada vez más arcilla como suplementación mineral en su dieta reportaron investigadores en Plos One. Estos primates han sido observados comiendo y bebiendo de hoyos arcillosos y de los nidos de las termitas. Parece que han comenzado a ingerir más minerales consumiendo la arcilla que les ayuda a desintoxicarse y digerir el alimento. Además, la disminución de las palmas en las cuales obtenían minerales ha incidido igualmente.

6. Era el ébola

Ensayos con la vacuna experimental VSV-ZEBOV en 7.500 participantes en Guinea sugieren que confiere alta protección contra el ébola a los 10 días de la vacunación en adultos que han estado expuestos al virus por contacto cercano con una persona recientemente infectada. Los resultados fueron publicados en The Lancet y sugieren además que la vacuna es segura y se registraron efectos secundarios mínimos en las pruebas. El estudio fue patrocinado por la Organización Mundial de la Salud. Una esperanza.

7. Mis dos manos nuevas

Médicos del hospital infantil de Filadelfia reportaron el primer trasplante bilateral de manos en un niño que había sufrido amputación de manos y pies tras una infección después de un trasplante de riñón. La complicada cirugía del trasplante fue en un niño de solo 8 años, que hasta el momento avanza en su recuperación. En cuanto a sus pies, había recibido ya prótesis, con lo cual se espera puede desenvolverse mejor en sus actividades.

8. Microbios que deprimen

Bacterias depresivas. O que la causan. Científicos reportaron en Nature Communications una relación entre las bacterias intestinales y la ansiedad y depresión en las personas. Se encontró que no son solo las bacterias sino la doble comunicación alterada entre el sujeto estresado temprano en su vida y su microbiota lo que conduce a esas situaciones. En el estudio ratones fueron sometidos a estrés y luego a bacterias intestinales, derivando en ansiedad y depresión.

9. Auroras en una enana

Astrónomos lograron deducir la existencia de auroras en una lejana estrella enana marrón, todo un logro pues solo se han observado en planetas del Sistema Solar. Se trata de una enana a 20 años luz según la revelación en Nature. El hallazgo sugiere que esos cuerpos tienen más características de planetas, pues no alcanzaron la masa para generar reacciones de hidrógeno. Estas enanas son muy tenues, poco brillantes, y la observación se confirmó con radiotelescopio.

10. Un cometa orgánico

Los análisis realizados por la sonda Philae sobre el cometa 67P en el cual descendió y se perdió, detectaron compuestos orgánicos formando aglomerados y no disueltos de manera aislada. Eso no se había visto en otros cometas y para algunos reafirma la hipótesis de que fueron esos viajeros del espacio los que trajeron la vida al planeta en el intenso bombardeo inicial luego de su formación.

Qué manos tan primitivas tienes

Mire sus manos: ¿cómo las encuentra? ¿Extrañas? ¿Agradables?

Bueno, un estudio publicado en Nature revela que las manos humanas son más primitivas que las de los chimpancés, el último ancestro común.

El estudio de los investigadores de Stony Brook University, Sergio Almecija, Jeroen Smaers y William Jungers dice que las proporciones de nuestras manos han cambiado poco desde que nos separamos de nuestro ancestro. Eso indica que la estructura es primitiva y no es el resultado de presiones selectivas en el contexto de la fabricación de herramientas de piedra.

La mano humana tiene un pulgar largo en comparación con los dedos. Es uno de los rasgos más distintivos nuestros en comparación con los grandes simios y con frecuencia es citado como una de las razones del éxito de la especie, pero hay diversas teorías sobre cómo evolucionó la mano en todo este tiempo.

Los científicos midieron las proporciones de las manos humanas, simios vivos y fósiles así como de nuestros ancestros humanos incluyendo el Ardipithecus ramidus y el Australopithecus sediba, para entender su evolución.

Los resultados mostraron que la más reciente evolución convergente de la elongación del dedo en los chimpancés y orangutanes y en comparación poco cambio entre los humanos, nuestros ancestros y los gorilas.

Por tanto, los resultados apoyan la hipótesis de que la relación grande del pulgar con respecto a los dedos fue adquirida convergentemente con otros antropoides altamente ágiles.

Lo hallado también desafía la creencia de que una mano como de chimpancé fue el punto inicial de la divergencia humanos-chimpancés.

Gracias al dedo gordo

El dedo gordo es el responsable. Nos ayudó a caminar erguidos y sacar ventaja sobre nuestros parientes más cercanos, los simios. Y cuándo esos cambios en el esqueleto nos permitieron avanzar es una de las preguntas que aún no se responden de nuestra historia evolutiva. Un caso para la paleoantropología.

Científicos encabezados por investigadores de la Universidad de Witwatersrand en Sudáfrica combinó técnicas de visualización, principios de ingeniería y análisis estadístico para analizar la estructura de los huesos largos.

En el artículo en Plos One documentaron las diferencias en los pies humano y de otros simios. El grupo se enfocó inicialmente en el hueso conectado al dedo gordo, conocido como el metatarsiano hallucal, en humanos modernos, gorilas y chimpancés. Ese dedo, hallux, desempeña un rol central en la fase de propulsión de caminar y correr en los humanos, mientras en aquellos simios es más una especie de pulgar que les ayuda a asir, útil para trepar y otras conductas en los árboles.

Ese dedo fue al parecer clave en la evolución de los humanos, aunque falta conocer el momento exacto cuando esto ocurrió.

Las diferencias estructurales del pie encontradas con gorilas y chimpancés son sorprendentes a juicio de los investigadores y ameritarán futuros trabajos.

La forma del hueso permite una gran resistencia a la rotación y flexibilidad, y a la carga a la que es sometido.

El pie, valga aclarar, ha sufrido modificaciones por el calzado, inicialmente documentado hace 15.000 años pero cuyo uso se sugiere desde hace 40.000.

3 + 4 = 9 dice el perro

Foto Donaldo Zuluaga

Dos más dos son cuatro diría el lobo, pero el perro no estaría tan seguro.

Sí, la capacidad de considerar mentalmente cantidades es un valioso recurso para las especies sociales, una habilidad importante en la búsqueda de alimento o para determinar si un grupo oponente sobre pasa al suyo en número.

Así, científicos del Messerli Research Institute en el Vetmeduni Vienna estudiaron si los perros podían discriminar entre diferentes cantidades y descubrieron que los lobos se desempeñan mejor. Tal vez aquellos perdieron con la domesticación esa capacidad.

La investigación fue publicada en Frontiers in Psychology.

No solo las personas, también hay animales que discriminan bien entre cantidades. Los leones, las hienas y los chimpancés, para citar tres ejemplos. Solo se acercan a un grupo de atacantes si su grupo sobrepasa al de los intrusos. Utilizan información numérica para hacer decisiones sobre su vida social.

Ya en 2012, Friederike Range y Zsofia Virányi del Messerli Research Institute en University of Veterinary Medicine Vienna demostraron que los lobos eran capaces de discriminar diferentes cantidades de alimentos. En el estudio actual evaluaron si los perros tenían esa competencia.

Evaluaron 13 perros presentándoles pedazos de queso. Eran colocados secuencialmente en dos tubos opacos, uno a la izquierda y el otro a la derecha. Eventualmente los perros tenían que decidir cuál tubo contenía más queso que el otro y presionando el dispositivo correcto obtenían su recompensa del tubo. Los perros no veían cuando la persona colocaba el queso, lo que elimina la influencia humana en su decisión.

A ellos se les mostraban los pedazos secuencialmente, excluyendo la posibilidad de que decidieran por factores como el volumen total. Tenían que representarse mentalmente el número de pedazos en el tubo.

El análisis de los resultados mostró que los perros son incapaces de discriminar entre comparaciones difíciles como 2 pedazos de comida versus 3 o 3 versus 4. Los lobos, al contrario, se desempeñaron mejor.

Los perros son buenos distinguiendo las cantidades de comida cuando las pueden ver por completo, lo cual no requiere representación mental.

Para los investigadores tratan de discernir si el desempeño se debe a dificultades en el procesamiento de número o a que perdieron esa capacidad por la domesticación.

Y esta podría ser una buena explicación: los perros domésticos no tienen que buscar alimento: se los proporcionan las personas.

Mis 10 noticias científicas de la semana (15-19)

1. Qué cosa tan grande

Las grandes esencias vienen en envases pequeños dice la gente. Y eso se aplica a este caso: astrónomos descubrieron en una galaxia enana supercompacta un enorme agujero negro, convirtiéndose en la galaxia más pequeña en poseer un objeto de esta clase tan masivo. La galaxia, M60-UCD1 tiene un agujero que equivale a la masa de 21 millones de soles, 5 veces más masivo que el de nuestra galaxia. Constituye además el 15% de la masa total de esa galaxia que es de 140 millones de soles. El estudio apareció en Nature.

2. Endulzantes en entredicho

Los endulzantes artificiales parecen afectar la tolerancia a la glucosa a través de un mecanismo dependiente de los microbios en el intestino según un estudio con ratones publicado en Nature. Esos endulzantes desencadenan cambios en la flora intestinal promoviendo la intolerancia. Los cambios observados son similares a aquellos ligados a la obesidad y la diabetes en humanos.

3. Hay perros pesimistas

Los perros se perciben como alegres y cariñosos, pero también tienen un lado negativo: pueden ser pesimistas, dice un artículo publicado en Plos One. Esto ayudaría a entenderlos mejor en determinadas situaciones. El experimento se hizo enseñándoles a asociar dos tipos de sonidos que les darían bien una recompensa o… agua. Si respondían a un tono ambiguo se calificaban de optimistas, pues esperaban recompensa pese a la diferencia.

4. Requetecalientes

La National Oceanographic and Atmospheric Administration (NOAA) reveló que el período junio-agosto de 2014 ha sido el período junio-agosto más caliente desde que se llevan registros en 1880. Y el solo mes de agosto, sumadas las temperaturas de los océanos y tierra fue también el agosto más caliente en esos 135 años. Tal parece que 2014 podría ser el año más caliente superando a 1998 y 2005.

5. Más estrellas que en Hollywood

Si el ojo humano logra ver menos de 6.000 estrellas en la más despejada y oscura de las noches, cómo será contar millones. Eso hicieron astrónomos que hicieron un mapa del cielo con 219 millones de estrellas de la región norte, dando un detalle sin precedentes de estrellas de hasta magnitud 20, o sea 1 millón de veces más tenues que las que percibe el ojo. Cada objeto contiene 99 atributos. El estudio apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

6. Un gen inteligente

Al nacer con un gen humano insertado en sus madres, ratones mostraron mejor desempeño en pruebas en las que buscaban una jugosa recompensa en un laberinto reportaron científicos en Proceedings of the National Academy of Sciences. Se trata del gen Foxp2, que está involucrado en el habla y el lenguaje humanos, lo que sugiere que también jugaría un papel en el aprendizaje.

7. Otros ojos marcianos

Toda la semana ha sido de intensa actividad en la Nasa. ¿El motivo? Llega a Marte este domingo 21 la nave Maven, que se insertará en órbita para una prolongada misión. La sonda ha viajado durante 10 meses y recorrido más de 700 millones de kilómetros. Analizará durante dos años terrestres la estructura, composición y el escapa de gases de la atmósfera superior del planeta rojo.

8. Europeos provienen de 3 papás

No de dos sino de tres. Sí, los europeos actuales descienden de tres poblaciones fundadoras reveló un nuevo estudio publicado en Nature. Ese tercer ancestro provendría de antiguos euroasiáticos del norte, que también contribuyeron a los que viajaron a América a través del estrecho de Bering. Los otros dos grupos que ya habían sido identificados son los agricultores que llegaron del oriente Cercano y los cazadores-recolectores que estaban establecidos en territorio europeo desde hace decenas de miles de años.

9. Otra especie matona

Aparte de los humanos, hay otra especie cuyos miembros son inherentemente violentos: los chimpancés. Se sabe de hace tiempo que estos coordinan ataques para matar congéneres y desde las intervenciones de la conocida Jane Goodall se había creído que se debía a la intervención humana. Pero no. Eso dice un estudio publicado en Nature en donde se demuestra la violencia por sí de esos grandes simios, no influenciada por la irrupción humana en sus ambientes.

10. Invasora mortal

No es necesario profundizar en los peligros de la neumonía, enfermedad pulmonar provocada por la bacteria Streptococcus pneumonia. Bueno, un estudio publicado en Plos Pathogens reveló que esta puede traspasar barreras y llegar al corazón, afectándolo. Complicaciones cardíacas debidas a la neumonía. El estudio se hizo con corazones de ratones y macacos infectados y con muestras de autopsias en humanos.

Mis 10 noticias científicas de la semana (6-12)

1. La piel también hace sniff

No solo olemos por la nariz aunque eso es lo que siempre se nos dijo. Tejidos internos como el corazón, el hígado y el estómago tienen receptores olfativos. Es que solo una pequeña cantidad de olores son recogidos por la nariz. Bueno, científicos reportaron en el Journal of Investigative Dermatology respuestas olfativas de la piel. Pero los receptores en este órgano no cumplen especialmente el papel de oler, no: ayudan a cicatrizar. Hasta ahora se conocen más de 150 receptores olfativos por fuera de la nariz, en otros órganos, cumpliendo otras funciones. Tal parece que el olor tiene un papel secundario en el cuerpo humano.

2. Descuido mortal

Tras la erradicación de la fatal viruela, muestras del virus permanecen en solo dos sitios del planeta, en Rusia y Estados Unidos para el caso de que volviera a presentarse en la población. Y aunque se ha dicho que las muestras se mantienen bajo estrictas medidas de seguridad, el asunto podría no ser tan seguro. Es más, es inseguro. En una nevera en la sede de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos se encontró una muestra mientras se hacía un inventario. No estaba abierta, por lo que se descarta contagio, pero demuestra una ligereza absoluta con algo tan delicado. El virus dataría de los 50, pero es aún activo, reportó Scientific American.

3. Mi mamá era la inteligente

Sí, puede que los factores ambientales incidan, pero no son determinantes. La inteligencia de los chimpancés está determinada básicamente por los genes que heredan de sus padres sugiere un estudio de Georgia State University publicado en Current Biology. Los investigadores especulan que puede tratarse por la importancia de la búsqueda de comida y la solución de problemas en grupo: los más inteligentes pueden tener más acceso a comida y a parejas.

4. Bigotes táctiles

No son dedos pero parecen. Las ratas utilizan sus bigotes como los humanos usamos los dedos sugiere un estudio de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido publicado en Current Biology. De manera deliberada cambian el modo de sentir el ambiente empleando los bigotes faciales, dependiendo si el ambiente es nuevo para ellas, si hay riesgo de colisión o no pueden ver para dónde van. Las ratas mueven sus bigotes hacia adelante y hacia atrás mientras se mueven. Un interesante hallazgo.

5. Siguiendo las enormes huellas

En el Parque Nacional Denali en Alaska se encontraron miles de huellas fosilizadas de dinosaurios, de uno en concreto: el hadrosaurio, llamado el dinosaurio pico de pato. Las impresiones fueron dejadas hace 72 a 69 millones de años, tienen cuatro tamaños representando igual número de edades, una manada intergeneracional. Un 13% eran menores, quizás dinosaurios de menos de 1 año, 84% fueron hechas por adultos y solo 3% por jóvenes, lo que sugiere que había una rápida transición de la infancia a la edad adulta. El llamativo estudio fue presentado en Geology.

6. Muy, pero muy lejos

Astrónomos de reportaron la detección de las dos estrellas más lejanas observadas hasta hoy: se encuentran a entre 770.000 y 900.000 años luz, en el halo externo de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Hasta ahora solo se habían detectado 7 estrellas a distancias cercanas a los 400.000 años luz. La titánica tarea fue posible mediante análisis de rastreos celestes en infrarrojo. Son estrellas gigantes rojas, en su etapa final de vida. El medio donde habitan es parte del remanente de la fusión de galaxias enanas para formar la Vía Láctea. El hallazgo fue reportado en Astrophysical Journal Letters.

7. Señales de más allá

Un estallido rápido de radio fue detectado por el observatorio de Arecibo, lo que tiene pasmados a los científicos, que no saben de dónde proviene aunque aprece que es del espacio profundo, más allá d ella galaxia. Esa clase de estallidos solo habían sido detectadas por el observatorio Parkes en Australia, por lo que se creía que era un error y las ondas procedían de alguna fuente en la Tierra. Ahora se sabe que no, que algo, bien sea agujeros negros que se evaporan, la fusión de estrellas de neutrones o explosiones de un magnetar (un tipo poderoso de estrella de neutrones) podrían ser algunos de los orígenes, pero el abanico es mayor. En todo caso, algo llegó de lejos. El estudio fue publicado en el Astrophysical Journal.

8. Antioxidantes: ¿Y si lo que hacen es daño?

Desde hace años se sabe del beneficio de los antioxidantes y es común que la gente trate de ingerir alimentos que los contengan o suplementos. Una manera de contrarrestar los oxidantes que afectan el sistema celular. Pero dos investigadores publicaron en el New England Journal of Medicine un artículo en el cual sugieren que los antioxidantes podrían estar acelerando los cánceres. En algunos estudios la suplementación ha sido ligada a un mayor número de ciertos cánceres y en una prueba fumadores tomando dosis extras de betacaroteno tenían altas y no reducidas tasas de cáncer de pulmón, ¿Qué pasa entonces? La duda queda.

9. A madre desnutrida, el hijo le sale con líos

Cuando una madre gestante padece desnutrición, esto se reflejará en los espermatozoides de sus hijos reveló un estudio en Science, que demostró de manera clara cómo se afecta el epigenoma (factores no genéticos que intervienen en la determinación del desarrollo de un organismo) de sus descendientes machos. El estudio se hizo en ratones y es más difícil de seguir en hembras. Esa transmisión intergeneracional no se pasan a la segunda generación. Algunas de las regiones del ADN identificadas en los hijos estaban cerca a genes relacionados con la secreción de insulina y estudios previos han demostrado menor peso al nacer y una función alterada del páncreas.

10. Nos bajaron de tamaño

Un estudio publicado en Human Molecular Genetics sugiere que en nuestro genoma tenemos unos 1.700 genes menos de los estimativos previos, quedando con unos 19.000. El estudio mostró además poca evidencia de expresión de proteínas en los genes más recientemente evolucionados que solo se pueden rastrear hasta los linajes primates. Se halló que el número de genes que separan a los humanos de los ratones pueden ser menos de 10.

123