Las 10 noticias científicas de la semana

1. Tocamos cometa

En una hazaña comparable a la conquista de la Luna, el módulo Philae, que durante 10 años viajó dentro de la nave Rosetta, descendió sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko para una serie de experimentos sobre la composición y condiciones de ese objeto. La sonda aterrizó con algunos problemas y aunque envió información, había problemas para asegurar una mayor supervivencia por problemas para recargar baterías, apagándose al finalizar la semana. De todas maneras, un paso importante en el conocimiento del Sistema Solar.

2. Un gato indomable

Los gatos, a decir verdad, solo están semidomesticados, reveló un estudio genético publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Pero la domesticación ha incidido ya en genes relacionados con la memoria, el temor y la obtención de recompensas. El estudio hace parte del proyecto del genoma del gato, ideado originalmente para estudiar ciertas enfermedades en el felino similares en algunos casos a las que afligen a los humanos. El estudio permitió detectar que además los gatos tienen genes para el consumo de carne que evita la acumulación de grasa.

3. Dice la célula: grabando, grabando

La grabadora más pequeña del mundo es una… tira de ADN. Sí, en un sorprendente desarrollo científicos lograron que tiras de ADN almacenen datos dentro de las células, datos que no solo se almacenan sino que se pueden leer. Es información relacionada con la actividad dentro o alrededor de las células. Un paso en la biología sintética con aplicaciones varias, como conocer la exposición de una célula a diferentes ambientes. El artículo fue publicado en Science.

4. Infaticidios, hembras y testículos

Como el infanticidio no es ajeno a muchas especies, en especial en especies donde ellas viven en grupos sociales dominados por uno o unos pocos machos, un estudio publicado en Science encontró que las hembras tratan de aparearse con una mayor cantidad de machos de modo que no les sea posible determinar la paternidad, lo que ha derivado en la competencia de estos, la llamada competencia del esperma, que ha contribuido a que posean testículos más grandes.

5. El mosquito que nos pica

Un estudio publicado en Nature reveló que un gen sería el principal responsable de la predilección del mosquito Aedes aegypti, transmisor del dengue y la fiebre chikungunya, por picar humanos. Las personas liberan más que otros animales una molécula que atrae al mosquito, dada la activación del gen en sus antenas. Eso no ocurre en un pariente cercano, Aedes aegypti formosus, que prefiere las zonas boscosas.

6. Un toque eléctrico

Un estudio aparecido en Science reveló que un análisis de 11 modelos climáticos sugieren que debido al aumento de las temperaturas asociadas con el cambio climático los rayos aumentarán un 50%. Si bien el estudio se hizo para Estados Unidos, podría extrapolarse a otras regiones del planeta. Por cada grado de más de la temperatura, aumentan 12% los rayos establecieron los científicos. Lo que se viene será muy eléctrico.

7. Alivio sobre la polio

Se siente cierto descanso: un informe de la Organización Mundial de la Salud indica que una de las cepas del virus que causa la polio, fue probablemente erradicada del mundo. En los últimos dos años no ha habido reportes de infección por el polivirus tipo 3. El número de casos de polio se ha reducido 99% desde 1980, siendo el tipo 1 el que ha atacado recientemente en tres países. Una cepa menos es una buena noticia

8. La mancha que no se borra

La enorme mancha roja de Júpiter que lo identifica ante el mundo, no sería una tormenta sino una ‘quemada de sol’ según un nuevo artículo de científicos de la Nasa. En él sugieren que sería fruto de la rotura de algunos químicos por la acción solar en la parte superior de la atmósfera del llamado planeta joviano. La mancha es un rasgo en movimiento, del tamaño de dos tierras. Su ubicación, sugieren, se debería a la altitud en la atmósfera.

9. Intestino deprimido

El autismo y la depresión parecen relacionados con la bacteria intestinal, de acuerdo con nuevas y crecientes evidencias que serán presentadas la próxima semana en el encuentro de la Sociedad de Neurociencias de Estados Unidos. De esa relación se tenían conocimientos precarios, pero es un campo que comienza a abrirse espacio y que conduciría a nuevas y mejores formas de tratamiento de esas condiciones.

10. Otro planeta tormentoso

El clima en Urano es increíblemente activo. Eso dicen astrónomos profesionales y aficionados que han estado observando poderosas tormentas en el planeta azulado. Estas podrían haber sido comunes en 2007, cuando ocurrió el equinoccio en ese lejano planeta, que se presenta cada 42 años, pero no se esperaba verlas ahora. Los observadores han detectado enormes y brillantes sistemas de nubes que incluso han logrado apreciar los aficionados. El hallazgo fue difundido por la Universidad de California en Berkeley.

Machos paranoicos se aparean más de la cuenta

Machos paranoicos. Qué será lo que les pasa a los moscos. Algo les sucede. Científicos de la Universidad de Liverpool encontraron que machos de las moscas de las frutas experimentan una especie de paranoia en presencia de otro macho, lo que duplica el tiempo que duran apareándose con una hembra, aunque… la hembra de esta especie sólo se aparea una vez.

Las hembras de muchas especies tienen varios machos. Estos por tanto han desarrollado características reproductivas particulares para asegurar que sus espermatozoides tengan éxito y sean los que fecunden la hembra en la llamada competencia del esperma. Esas adaptaciones incluyen rasgos físicos como un mayor conteo de esperma, así como de comportamiento, apareándose hasta un 21% más del tiempo. Algunas mariposas, por ejemplo, tienen testículos más grandes para producir más esperma.

En algunas frutas de la mosca, en las que la hembra sólo se aparea una vez, gastar tiempo extra parece un desperdicio de esfuerzos. Científicos de Liverpool detectaron y publicaron en Biology letters que cuando el macho entra en contacto con otro macho, incrementa 93% el tiempo que pasa con la hembra.

El estudio sugiere algunas explicaciones para esta paranoia. Una posible: las hembras a veces se aparean con más de un macho, por lo que el macho cambia su conducta reproductiva. Otra: la presencia de un competidor trae el temor de no poder obtener otra oportunidad de aparearse, por lo que hace un gran esfuerzo para mantener la hembra fértil durante toda su vida con una buena disposición de esperma.