Resumen científico de la semana

Artritis. Foto Flickr

Artritis. Foto Flickr

1. Problemas mentales en el cuerpo

Los problemas de la mente los siente el cuerpo, viejo dicho reconocido por la ciencia también. Pero ¿cómo? Un estudio europeo de psicólogos en el journal Plos One sugiere que en la gente joven tras la depresión aparecen problemas como artritis y digestivos, mientras que los desórdenes de ansiedad son seguidos por enfermedades de la piel. El estudio incluyó 6500 adolescentes.

2. Cómo estudiar

Hacer pruebas prácticas de conocimiento ayuda a proteger la memoria de los efectos negativos del estrés, sugiere un estudio en Science. Cuando se recurre al método tradicional de memorizar los beneficios no son tan evidentes, lo que indica que no se trata necesariamente de cuánto o por cuánto tiempo alguien estudia, sino cómo se estudia. Una manera de tomar exámenes con más calma y… mejores resultados.

3. Una gota de sudor

Científicos desarrollaron un dispositivo flexible de microfluidos que se adhiere con facilidad a la piel para medir el sudor de la persona y ver cómo es el comportamiento del cuerpo frente al ejercicio. Analiza biomarcadores que le permiten al usuario saber si requiere más agua o electrolitos, o si algo no anda bien médicamente. Está diseñado para un solo uso, es de bajo costo, y se pone en el antebrazo o espalda. El avance fue presentado en Science Translational Medicine.

4. Aspartame cuestionado

El aspartame, endulzante de amplio uso, no ayudaría a perder peso. Un estudio en Applied Physiology, Nutrition y Metabolism sugiere que un subproducto de este, fenilalanina, interfiere con la acción de una enzima que se sabe previene el síndrome metabólico, ese conjunto de síntomas asociados con la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiovascular. En ratones demostraron además que ratones a los que se les daba aspartame en el agua ganaban peso.

5. Lago sin bañistas

Bajo Utopia Planitia, una región de llanuras en Marte, habría más agua que la que contiene el lago Superior, el mayor de los grandes lagos en Estados Unidos según estudio en Geophysical Research Letters con base en datos aportados por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter. Un depósito de unos 170 metros por 80, con 50 a 85% de hielo de agua mezclado con polvo y partículas de rocas. Un depósito a mitad de camino del ecuador al polo, donde hoy es imposible que exista agua en la superficie.

6. Por las abejas

Con 10 medidas los gobiernos ayudarían a proteger a quienes nos dan buena parte de los alimentos: las abejas y demás polinizadores, sabida el declive en el que se encuentran sus poblaciones. Entre las medidas sugeridas en un artículo en Science figuran más control en el uso de pesticidas, promover el manejo integrado de pestes, favorecer la diversidad de cultivos en las granjas, monitorear la presencia de estos insectos.

7. Enanas viejas

Astrónomos detectaron un gran número de galaxias enanas formadas cuando el universo tenía solo 2.000 a 6.000 millones de años de edad, lo que sugiere que se formó un número alto y jugaron un papel preponderante en la formación de estrellas. Son galaxias 10 a 100 veces más débiles que las previamente observadas de ese periodo. El hallazgo apareció en The Astrophysical Journal.

8. A ellas les va mejor

El doble cromosoma X protege a las mujeres contra el cáncer, por lo que la incidencia de los distintos tipos de esta enfermedad en ellas es mucho menor que en los hombres, según un artículo en Nature Genetics. La copia extra de ciertos genes brinda un escudo que no poseen los hombres, que solo tienen un cromosoma X.

9. Perros con memoria

Los perros tienen memoria episódica también, sugiere un estudio en Current Biology y recuerdan lo que hacen las personas, incluso acciones complejas tiempo después de observadas y sin razón alguna para recordarlo y sin recompensa de por medio según los científicos del grupo de ecología comparativa en Budapest.

10. Amenaza industrial

Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que el declive fuerte de los vertebrados comenzó hace 123 años, de la mano del proceso de industrialización. Algunas poblaciones se han reducido hasta 95%, notándose además una menor variedad genética que les dificulta luchar contra los cambios ambientales.

Descubren porqué lluvia o calor disparan enfermedades

Cortesía Nature Communications, Castro Dopico et al

¿Por qué enfermamos más en ciertos momentos del año que en otros? Pues la respuesta comienza a aparecer.

Un estudio publicado en Nature Communications revela que la expresión de ciertos genes varía a lo largo del año, siguiendo una especie de huella molecular estacional en las personas.

Los investigadores hallaron que genes asociados con con inflamación son más activos en el invierno. En los meses fríos del invierno en el norte del ecuador y de junio a agosto en el hemisferio Sur, esos genes están más activos.

En el estudio con más de 16.000 personas se encontró que la actividad de cerca de 4.000 genes parece afectarse según la estación.

En la región ecuatorial, donde está Colombia, se notó que la inmunidad y la inflamación estaban relacionadas con la temporada de lluvias, cuando enfermedades como la malaria son más comunes.

Se sabe que ciertas enfermedades crónicas son estacionales, como el trastorno afectivo estacional o la enfermedad cardiovascular y la diabetes 1, así como la artritis reumatoidea, explicó John Todd, genetista de la Universidad de Cambridge, quien dirigió la investigación.

Todas esas condiciones están relacionadas con la inflamación y el sistema inmunitario.

“Ahora sabemos que todas los tipos de células inmunitarias tienen sus propios relojes circadianos, como sucede virtualmente con todos los tipos de células de los órganos del cuerpo”, en palabras de Nicolas Cermakian, del Douglas Mental Health University Institute y McGill University en Montreal, citado por The Scientist.

Es más, agregó, “las respuestas inmunitarias controladas por los relojes circadianos varían según el momento del día”. Cermakian no participó en el estudio.

El hallazgo, que fue confirmado con personas de distintas regiones del planeta, será útil en el momento de que el médico considere la situación del paciente: hay personas propensas a ciertas enfermedades en determinadas épocas del año.

Así, podría decirse que hay personas de invierno y otras de verano.

Hallan una rana que ‘hace magia’

Transformación de la rana. Cortesía Zoological Journal

La maga del disfraz que bien podría ser la actriz principal de una buena película de acción. Sí, científicos documentaron una pequeña rana -del tamaño de una uña- que cambia su apariencia de una piel espinosa a lisa en solo minutos, el primer anfibio en ser documentado con tal característica.

Se trata de la rana mutante Pristimantis mutabilis descubierta en las montañas andinas ecuatorianas, en la reserva Las Gralarias, donde también residen pájaros y mariposas bien especiales.

El hallazgo lo hicieron investigadores del Cleveland’s Case Western Reserve University and Cleveland Metroparks durante un sondeo de la población anfibia: Katherine Krynak y Tim Krynak, que han caminado la selva en las noches siguiendo el canto de las ranas y buscando especies raras.

La rana fue vista en 2006 y solo se tomó una foto. Aparecía como llena de espinas y la llamaron la rana punk. Eso lo vieron al ampliar la foto.

La rana es de 20 a 23 milímetros, mientras los machos son menores. Las ranas de la lluvia pertenecen a un grupo que se saltan la etapa de renacuajos y se desarrollan como ranas directamente de los huevos.

El autor principal del estudio, Juan Guayasamín, de la Universidad Tecnológica Indoamérica en Ecuador, fue el primero en sugerir que podría tratarse de una nueva especie, reportó el portal LiveScience.

Fue así como se logró tomar una y colocarla en un contenedor para tomarle fotos al día siguiente. Y en la mañana al abrir el recipiente encontraron que no tenía espinas. Pensaron que se habían equivocado de rana y agregaron musgo a la caja para retornar la rana a su medio al anochecer. Cuando la volvieron a abrir ¡las espinas habían reaparecido!

Luego registraron en fotos el cambio de textura de la piel.

El análisis mostró que se trata de una nueva especie.

El estudio revelando el increíble hallazgo apareció en el Zoological Journal de la Sociedad Linneo.

Mis 10 noticias científicas de la semana (26-1)

1. Donde se bañaban los marcianos

Hubo ríos en Marte. Aunque se ha comprobado la existencia de agua y un pasado más mojado, falta información sobre la forma como corrió o estuvo contenido el líquido. Un análisis de imágenes del robot Curiosity muestra con claridad la existencia de piedras redondeadas que revelan que allí hubo un río en un pasado lejano. La cámara en estéreo del explorador tomó fotos de una zona densa en esas piedras, reunidas como en un muro de concreto, un área de unos 180 por 40 centímetros. Cuando las rocas son moldeadas por el viento se vuelven angulares y ásperas, pero estas son redondas dijeron los investigadores que publicaron sus análisis en Science.

2. Solo de paseo

Aunque causó cierto temor en personas, el viernes a las 315:59 hora colombiana pasó a 5,8 millones de kilómetros de la Tierra el asteroide 1998 QE2, de 1.700 metros de longitud, la mayor aproximación en los próximos dos siglos. Lo interesante es que muchos grandes telescopios estuvieron enfocados en él con el fin de allegar la mayor cantidad de información sobre las características de su superficie, rotación y forma. El cuerpo no supone peligro alguno para el planeta.

3. Hasta que se blindaron las tortugas

Mediante el estudio de un fósil de reptil hallado en Sudáfrica, Eunotosaurus, que vivió hace 260 millones de años se llenó un vacío de unos 50 millones de años, permitiendo ver cómo fue que las tortugas obtuvieron su caparazón, la que está compuesta de unos 50 huesos, siendo los únicos animales que las desarrollan a partir de sus costillas y vértebras. El Eunotosaurus tenía 9 costillas y carecía de los músculos intercostales entre estas. De vuelta al pasado.

4. Un mundo achicharrado

Comenzaron a aparecer en la zona este de Estados Unidos millones de chicharras Magicicada luego de permanecer más de 17 años metidas bajo la tierra. Durante unas pocas semanas cantan con su sonido característico, se aparean y mueren. La nueva generación aparecerá en 17 años. Se trata del género de insectos con el ciclo de vida más largo y que ha confundido a los científicos durante siglos, por lo que en esta ocasión muchos están presentes siguiéndoles el paso. De las miles de especies de chicharras del mundo, solo 7 en el este de Estados Unidos tienen tan prolongado periodo de vida. Alcanzando una densidad de hasta 350 por metro cuadrado, pueden cantar a 95 decibeles.

5. Y estas son las vencedoras

Como lo hace desde hace 6 años, el Instituto Internacional para la Investigación de Especies de la Universidad de Arizona publicó la lista de las 10 más llamativas nombradas en 2012, escogidas por un grupo de taxónomos que analizan sus características, hábitat y hasta su cercanía a los humanos. Se destacan en la lista una cucaracha fluorescente de Ecuador, una violeta enana de Perú, una esponja marina con forma de lira y un mico del Congo con ojos parecidos a los de los humanos. Un suceso que recuerda la importancia de todas las formas vivas. Hasta hoy se han clasificado cerca de 1.960.000 especies en el planeta.

6. Egipcio abusador

Un niño de 2 a 3 años hallado en un cementerio en el oasis Dakhleh en Egipto es quizás el caso más antiguo de abuso infantil. El esqueleto presenta múltiples fracturas de distintos momentos de su corta vida, según el estudio aparecido en el International Journal of Paleopathology. Vivió hacia los años 50 a 450 después de Cristo, en el periodo romano-cristiano. Tantas fracturas no se explcian de otra manera. Una de ellas, en la clavícula, posiblemente fue la que le provocó la muerte.

7. Para pelear junto con la piel

La Food and Drug Administration de Estados Unidos aprobó una nueva droga de primera clase para controlar el crecimiento de melanoma, mortal tumor de la piel. Se trata de una medicina que inhibe una proteína, MEK. La FDA aprobó el medicamento Mekinist para usar en melanomas avanzados con mutaciones específicas. Además aprobó Tafinlar para formas mutantes de la proteína BRAF causantes de cáncer. Otra herramienta más.

8. Se nos creció la parentela

Datos del Wide-field Infrared Survey Explorer (Wise) de la Nasa, permitió mejorar el árbol familiar de asteroides residentes en el cinturón principal entre las órbitas de Marte y Júpiter, donde habitan al menos 600.000 cuerpos de esa clase de todos los tamaños. Se logró la identificación de 28 nuevas familias. Se pudo con los datos, además, colocar por primera vez en familias miles de asteroides no vistos o no categorizados antes. Todo un suceso astronómico.

9. ¿Que no es peligrosa?

Ahora que se habla de una misión de intrépidos tripulantes hacia Marte para vivir y morir allí, la Nasa reveló un estudio de la radiación en el planeta rojo de acuerdo con datos proporcionados por el robot Curiosity: si se usan los actuales sistemas de propulsión, la radiación excedería de lejos los límites establecidos por la agencia para un viaje seguro. El estudio fue publicado en Science y sugiere que se requieren más desarrollos para proteger los astronautas.

10. Yo estudio si me dejan los genes

Factores genéticos podrían tener una pequeñísima influencia en cuánta educación escolar recibiría una persona según sugiere un nuevo estudio que, sin embargo, insiste en que no se debe atribuir a los genes un determinismo cultural ni socioeconómico. El estudio publicado en Science por un grupo de más de 200 investigadores marca lo que podría ser la primera vez que factores genéticos han sido asociados con un rasgo social, según Richard Ebstein, genetista de National University of Singapore. “Les dice a los científicos sociales que algunas de las cosas que han estado estudiando que hacen la diferencia entre la muerte y la vida tienen base genética”.

Avalancha en pequeña luna Jápeto

Aunque no se crea, los planetas, sin contar la Tierra, lógico, no están quietos. Se mueven.

Sí “vemos deslizamientos de tierra por todos lados en el Sistema Solar”, dijo Kelsi Singer, de Ciencias Planetarias y de la Tierra en Washington University, “pero la luna Jápeto (Iapetus) de Saturno tiene los deslizamientos más grandes que cualquier otro cuerpo salvo Marte”.

Esto se debe, según William McKinnon, profesor de aquella materia, a la espectacular topografía de esa luna. “No solo no es redonda, sino que las zonas de impacto son muy grandes y existe un gran borde montañoso de 20 kilómetros de altura, mucho más que el Everest”.

“O sea que su topografía se está asentando y de tanto en tanto se mueve”, agregó.

Al caer de tales alturas, el hielo alcanza gran velocidad, entonces sucede algo extraño: el coeficiente de fricción se reduce y comienza a fluir antes que tropezar, desplazándose muchos kilómetros antes de disipar la energía de la caída y detenerse por último.

Singer, McKinnon y colegas Paul M. Schenk del Lunar and Planetary Institute y Jeffrey Moore, del Ames Research Center de la Nasa, describieron las avalanchas en Nature Geoscience.

Casi todo en Jápeto es raro. Debería ser esférica, pero es más gorda en el ecuador que en los polos y tiene un conjunto de montañas muy alto de origen desconocido alrededor de la mayor parte de su ecuador.

McKinnon, que se enfoca en investigar las lunas congeladas del Sistema Solar exterior, ha observado en las imágenes enviadas por la sonda Cassini 30 avalanchas masivas, 17 hacia las paredes de los cráteres y el resto por las faldas de las montañas.

Cómo ruedan tanto no se sabe, aunque se tienen hipótesis.

No se quedan quietos, aunque lo damos por hecho, los cuerpos de nuestro Sistema Solar.

Foto de deslizamiento en Iapetus, cortesía Nasa

Viento en popa va hacia Marte un laboratorio

A solo 97 días de llegar a su objetivo se encuentra hoy el más sofisticado laboratorio espacial construido por el hombre: el explorador marciano Curiosity que se desplaza a enormes velocidades en el Mars Science Laboratory.

La nave se encuentra a menos de 185 millones de kilómetros de su objetivo, al que se acerca a una velocidad de 21.000 kilómetros por hora, informó la Nasa.

“Cada día que pasa estamos más cerca de la parte más difícil de la misión”, dijo Pete Theisinger, director del proyecto en el Jet Propulsion Laboratory de la Nasa. Esa parte es el descenso del robot en el costado de una montaña marciana.

Hace una semana, los ingenieros del proyecto realizaron varias pruebas simulando las órdenes que deben enviar al explorador Curiosity cuando se encuentre sobre la superficie de Marte.

La MSL, lanzada el 26 de noviembre pasado, transportará a Curiosity a la superficie de ese planeta al amanecer del 5 de agosto próximo hora colombiana para comenzar una misión inicial de 2 años.

El sitio de llegada es un punto cerca de la base de una montaña dentro del cráter Gale, cercano al ecuador marciano.

Curiosity estudiará las capas de la montaña en busca de evidencias de un ambiente húmedo en el pasado.

Caen rayos sobre Saturno

Cosas, que asustan: las tormentas eléctricas. ¿Es la Tierra el único planeta donde se producen? No. Los rayos se han observado en otros. El equipo científico de la sonda Cassini presentó ayer una película de una tormenta en Saturno, en la que se escucha el sonido o interferencia que el fenómeno produce en los equipos a bordo de la nave.
“Es la primera vez que tenemos juntos la vista de un rayo y su sonido”, expresó Georg Fischer, científico del Space Research Institute en Graz (Austria). Esto refuerza la creencia de que existen fuertes tormentas eléctricas.
Brillan tanto como los famosos destellos en la Tierra. Son al menos tan fuertes como las que se presentan acá, pero no se presentan con tanta frecuencia, explicó Andrew Ingersoll, del California Institute of Technology.
Se suceden con menor frecuencia, en cualquier momento, pero pueden durar meses.
Desde que Cassini llegó a Saturno en 2004, ha sido difícil observar los relámpagos dado que el planeta es muy brillante y reflectivo. La luz que desprenden los enormes anillos hacen que incluso el área donde es de noche sea más brillante que una noche de Luna llena en la Tierra. El equinoccio, alrededor de agosto de 2009, cuando el Sol directamente cae sobre el ecuador de Saturno, produjo la suficiente oscuridad para tomar las imágenes. En el equinoccio, los anillos están de canto, lo que facilita la observación.
Foto cortesía Nasa.