La estrella que baila

Ilustración de cómo sería el proceso. Cortesía Nasa

Ilustración de cómo sería el proceso. Cortesía Nasa

Puede estar a solo 800 000 kilómetros de él y danza dos veces cada hora a su alrededor. El baile de la muerte.

Es una estrella enana blanca que gira alrededor de un agujero negro en el cúmulo globular 47 Tucanae, que tiene una compañera, un sistema binario a 14 800 años luz de la Tierra. Este cúmulo se extiende unos 120 años luz y es visible a simple vista en la constelación Tucana.

Y aunque había sido observada por varios años, solo en 2015 se encontró que la compañía era un agujero negro allí que succionaba material de la pequeña estrella que perdió ya casi todo su combustible nuclear.

El hallazgo se hizo con base en el observatorio espacial Chandra de la Nasa.

El sistema, conocido como X9, cambia el brillo en rayos X cada 28 minutos, probablemente el tiempo que le toma a la estrella dar una vuelta alrededor del agujero.

Los datos del Chandra muestran evidencia de grandes cantidades de oxígeno en ese sistema, característica de las enanas blancas. Parece que se encuentra del agujero a unas 2,5 veces la distancia Tierra-Luna.

Está tan cerca del agujero negro que el material está siendo jalado de la estrella hacia el disco de materia alrededor de este, cayendo por lo tanto en él”, dijo Arash Bahramian, director del estudio. “Por fortuna para esta estrella, no creemos que siga su camino hacia este sino que permanecerá en órbita”. De todas maneras su suerte es incierta.

Antes se pensaba que en los cúmulos globulares no existían agujeros negros, pero esta es una muestra de que sí están allí, explicó Jay Strader, coautor.

De cómo el agujero tiene una compañía tan cercana no se saben detalles. Tal vez el agujero dio con una gigante roja, entonces el gas de las regiones externa de la estrella fueron expulsadas. El núcleo remanente de la gigante terminó en enana blanca, la compañía del agujero. Luego la órbita de la binaria se habría encogido ante la emisión de ondas gravitacionales hasta que el agujero comenzó a jalar el material de la enana.

Otro posible escenario sería que la enana blanca sea compañera de una estrella de neutrones en vez de un agujero negro. En este caso la de neutrones gira más rápido y jala material de su compañía.

El estudio aparecerá en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Granos creados en una estrella llegaron a la Tierra

Dibujo de asteroide camino a la tierra. Foto Wikipedia commons

Dibujo de asteroide camino a la tierra. Foto Wikipedia commons

Una explosión en una estrella enana blanca en un sistema estelar doble llegó hasta la Tierra. Llegó pero en forma de granos de polvo. Granos que no cayeron por arte de magia sino que vinieron incrustados en un meteorito.

Eso sugiere un nuevo estudio publicado en Physical Review Letters.

Los científicos descubrieron que esos granos tuvieron un origen explosivo. Estos granos presolares, como se les llama, fueron probablemente expelidos por estrellas que explotaron millones de años antes de que se formara el Sistema Solar.

Al analizar los datos extraídos de esas partículas, se determinó el tipo de explosión que los creó hace 5.000 millones de años.

Para rastrear los orígenes del polvo estelar, los científicos construyeron modelos de computador simulando las condiciones explosivas que las pudieron originar para ver si su fuente fue una enana blanca en un sistema doble.

Hace décadas los científicos estudian estas partículas, según el coautor del estudio, Christopher Wrede en declaraciones a LiveScience.

Los científicos analizaron los isótopos de los granos, esas variaciones de un elemento que tienen distinto número de neutrones. Varios granos tenían isótopos de silicio 30, que ha sido relacionado con una clase de explosión estelar, una nova clásica.

Estas son erupciones estelares en un sistema binario y son distintas de las supernovas en que son explosiones que se pueden dar una y otra vez explicó Wrede.

La más pequeña de las estrellas en el sistema, una enana blanca, roba combustible de su compañera, calentándose y eventualmente liberando gas y polvo al espacio.

Luego de una nova clásica, la enana blanca puede continuar aspirando material de su compañera y encenderse de nuevo. En una supernova toda al estrella explota y solo sucede una vez”.

El investigador explicó que cuando el Sistema Solar se estaba formando, las colisiones calentaban y mezclaban bloques de polvo y gas, cocinándolos de modo uniforme de modo que compartían muchos de los mismos isótopos. Los granos con isótopos inusuales -como silicio 30 que es escaso en la Tierra- se destacan. Eso sugiere que deben haberse producido antes de la formación del Sistema Solar hace unos 5.000 millones de años.

La alta cantidad de silicio 30 en comparación con otros isótopos de silicio en los granos sugiere que se originaron en una nova clásica, pero los científicos están inseguros de cuánta cantidad deberían tener en relación con los otros isótopos, lo que amerita seguir investigando para saber si el origen es definitivo.

Mis 10 noticias científicas de la semana (22-28)

1. Cinco años para morir

Nunca había habido tan pocos peces en el mar. Nunca había estado tan degradado. Son solo dos de las conclusiones del informe de la Comisión Mundial del Océano revelado la semana que termina. En ella los miembros de la comisión proponen un plan de rescate de 5 años, antes de que sea demasiado tarde y mucha más costosa la recuperación, un plan en el que deben comprometerse todos los gobiernos. El estudio de la comisión se realizó durante 18 meses en los cuales se analizó la más actual información sobre los distintos aspectos de la salud oceánica.

2. La fuerza más pequeña jamás medida

Lo que se cree la fuerza más pequeña jamás medida fue detectada por investigadores del Lawrence Berkeley National Laboratory y la Universidad de California en Berkeley. Con una combinación de láseres y un sistema óptico especial que suministra una nube de átomos ultrafríos, midieron una fuerza de aproximadamente 42 yoctonewtons. Un yoctonewton es un septillón de un newton y hay cerca de 3 x 10^23 yoctonewtons en una onza de fuerza. Un newton es la fuerza necesaria para proporcionar una velocidad de 1 m/s2. El estudio apareció en Science.

3. Los vampiros no son amargos

Así como los gatos y todos sus parientes felinos, aunque lo coman, no pueden degustar el sabor dulce porque su dieta carnívora les hizo perder ese receptor, los vampiros por su dieta sangrienta perdieron la capacidad de detectar el sabor amargo, reveló un estudio en Proceedings of the Royal Society B. Se suman a los delfines, que al tragar enteras sus presas han perdido también esa capacidad. Lo que no se necesita, sobra.

4. Hágase mi voluntad

Un joven cuadripléjico de 23 años se convirtió en la primera persona en probar el Neuropuente, un sistema que le permitió mover su mano y dedos con el pensamiento. El desarrollo de la Universidad del estado de Ohio y la firma Battelle funciona con un chip implantado en la corteza motriz del cerebro y una especie de manga que permite la recepción de las señales mentales y la activación del músculo. Una esperanza más para personas en condición de discapacidad de sus miembros.

5. Un Sol muy extenso

Nuevas mediciones con uno de los equipos en los satélites Stereo que estudian el Sol permitieron detectar que la atmósfera de la estrella se extiende hasta 8 millones de kilómetros, reveló la Nasa. Cerca de 10 radios solares. Un hallazgo que tiene implicaciones para las futuras misiones que vayan a estudiar el Sol. Las observaciones permitieron establecer una conexión entre esa región y la superficie estelar.

6. Enorme esa preciosa piedra

Una gema en el espacio. Una gema que muchos desean. Por desgracia anda a 900 años luz de la Tierra y es una estrella, una estrella enana blanca, lo que queda tras la muerte de una estrella tipo Sol. Astrónomos del NRAO detectaron que esa estrella, que orbita alrededor de un púlsar (estrella de neutrones que gira muy rápido) es un diamante. Está compuesta en esencia de carbono que se ha cristalizado gracias a la baja temperatura que ha alcanzado la enana blanca, de tan solo 2.700 grados centígrados. Se halla hacia la constelación Acuario.

7. Larga vida a la metformina

Conocida por pacientes con diabetes tipo 2 y problemas del metabolismo, la metformina es una droga muy usada, siendo benéfica también para combatir ciertos cánceres, pese a que también tiene algunos efectos adversos. Hace un tiempo se sabe que incrementa la longevidad. Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences revela el descubrimiento de las bases por las cuales logra ese efecto. En gusanos promueve la respiración mitocondrial, esencial en ese proceso.

8. Así viven más las mujeres

Las mujeres que tienen hijos después de los 33 años de edad, viven más tiempo que aquellas que los tienen antes de los 30 sugiere un estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston publicado en Menopausal. Eso no quiere decir que deben esperar más para tener descendientes. Las que los tenían después de los 33 tenían más probabilidad de vivir hasta los 95 o más que aquellas que daban a luz antes de los 29. Esto sugiere que las mujeres son el factor detrás de la evolución de variantes genéticas que hacen más lento el envejecimiento y reducen el riesgo de genes relacionados con problemas de la edad.

9. Saquen la brújula, niñas

Cada año las mariposas monarca viajan más de 3.000 kilómetros desde el sur de los Estados Unidos para pasar el invierno. Científicos presentaron en Nature Communications el hallazgo de un elemento adicional de ese complejo sistema de navegación que les permite guiarse. Ellas usan un sofisticado compás magnético de inclinación, como el que empelan vertebrados más grandes como aves y tortugas. Es decir, emplean el ángulo de inclinación del campo magnético de la Tierra, algo que les permite viajar incluso en la oscuridad.

10. Rápido, que me orino

De las ratas a los gatos, pasando por los elefantes, la inmensa mayoría de los mamíferos toma 21 segundos en… orinar. Toda una curiosidad, considerando por ejemplo que la vejiga del elefante tiene capacidad de 18 litros, 3.600 veces más grande que la del gato. El llamativo estudio, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences fue realizado básicamente en un zoológico. Son 21 segundos, 13 más o 13 menos.

Hallan diamante del tamaño de la Tierra

Cortesía B. Saxton-NRAO

¿Se imaginan? Un diamante del tamaño de la Tierra. Sí nada menos. Eso es lo que creen haber hallado astrónomos del observatorio NRAO.

Se trata de la enana blanca más fría encontrada hasta ahora. Es tan fría, de hecho, que su carbono se ha cristalizado formando un enorme diamante.

“Es un objeto increíble”, dijo David Kaplan, de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, cabeza del estudio.

Objetos tan fríos son difíciles de detectar. Y este se encontró gracias a su compañía, un púlsar o estrella de neutrones de alta velocidad de rotación formada durante una explosión de supernova.

El púlsar, PSR J2222-0137, se encuentra a 900 años luz de la Tierra hacia la constelación de Acuario.

Los astrónomos observaron que la señal de radio del pulsar se retardaba algunas veces, cuando su compañera pasaba por delante, doblando el espacio. El análisis reveló que el pulsar tiene una masa 1,2 veces la del Sol y su compañera 1,05 veces.

El grupo sospechaba que la compañera era una enana blanca, o ese denso núcleo estelar que queda luego de que una estrella muere. Los astrónomos se dieron a la tarea de verla en luz infrarroja y el final encontraron que era 100 veces más tenue que cualquier enana blanca orbitando una estrella de neutrones y 10 veces más débil que cualquier otra detectada a la fecha, indicó Bart Dunlap, otro de los investigadores.

Lo de fría, valga, la aclaración, no se puede tomar literalmente: su temperatura es de unos 2.700 grados centígrados, unas 5.000 veces más fría que el centro de nuestro Sol.

Un objeto tan frío debe haber cristalizado todo su carbono, similar a un diamante.

Los astrofísicos han teorizado hace tiempo que también podrían existir planetas de carbono, como la superTierra 55 Cancri e.

El nuevo estudio fue publicado en el Astrophysical Journal.

Así se detectó la supernova en la galaxia del Cigarro

A veces las noticias llegan tarde, pero igual causan conmoción. Una estrella murió en una poderosa explosión hace 11,4 millones de años, pero su luz apenas llegó a la Tierra a comienzos de semana.

Una supernova. Sí, una supernova en la galaxia del Cigarro M82, una de las más cercanas y brillantes desde la supernova de 1987 en la vecina galaxia de la Gran Nube de Magallanes a solo 183.000 años luz.

Es una supernova del tipo Ia, de esas que se utilizan para calibrar las distancias en el espacio lejano.

Fue descubierta el 21 hacia las 7 de la noche hora de Londres, cuando Steve Fossey, astrónomo del University College London miraba con sus estudiantes imágenes de un modesto telescopio de 35 centímetros. En la pantalla aparecieron fotografías de M82 y de inmediato Fossey notó algo inusual: una estrella en el borde del disco galáctico, que no cuadraba con lo que recordaba. Con sus alumnos verificó que no hubiera errores y en efecto no los había, era una estrella con brillo especial.

Envió mensajes a colegas en el Caltech en Estados Unidos. Yi Cao se apersonó y preparó el espectrógrafo del telescopio de 3,5 metros de Nuevo México, pues el espectro es básico para confirmar una supernova. Y en efecto lo confirmó.

La supernova podría brillar por dos semanas más y ahora puede ser vista con binoculares hacia la constelación de la Osa Mayor, que aparece en nuestros cielos pasadas las 11 de la noche (por el nordeste).

Una supernova Ia se forma cuando una enana blanca recibe tanto material estelar. Cuando la masa pasa un umbral crítico desencadena una explosión termonuclear. Ese material puede provenir no tanto de una estrella normal o grande, sino de la mezcla de dos enanas blancas, lo que parece más común.

Analizan el objeto más frío del universo

Cortesía B. Saxton/NRAO/Nasa

No hay objeto más frío en el universo que la nebulosa del Bumerán, que a solo 1 grado Kelvin es más fría incluso que el resplandor que sucedió al Big Bang, que es la temperatura natural del espacio.

Astrónomos usaron el telescopio Alma en Atacama para tomar una nueva mirada a ese objeto intrigante para aprender más sobre sus gélidas propiedades y determinar su verdadera forma, que tiene apariencia fantasmagórica.

Vista desde tierra, la nebulosa parece más larga por un lado, por lo que obtuvo su nombre. Vista con el telescopio Hubble, se apreciaba una estructura como un arco. Pero al verla con el Alma (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) se aprecia que los dos lóbulos parecen un truco de la luz al ver en la luz visible.

“Este objeto ultra frío es muy intrigante y estamos aprendiendo más de su estructura con Alma”, dijo Raghvendra Sahai, científico del JPL de la Nasa y cabeza del artículo publicado en el Astrophysical Journal.

“Lo que parecía como un doble lóbulo o forma de bumerán visto con telescopios en Tierra, es realmente una estructura mucho más amplia que se expande con mucha rapidez por el espacio”.

La nebulosa, a unos 5.000 años luz hacia la constelación del Centauro es un ejemplo relativamente joven de una nebulosa planetaria, que contrario a su nombre son la fase final de una estrella como el Sol, en la que expulsa sus capas externas. Lo que permanece en el centro son enanas blancas que emiten luz ultravioleta intensa que hace que el gas en la nebulosa resplandezca y emita colores brillantes.

La del bumerán es una nebulosa pre-planetaria, representando una etapa en la vida estelar previa a la fase de nebulosa cuando la estrella central no es aún tan caliente para emitir radiación ultravioleta para producir el consabido resplandor. En esta etapa es vista por la reflexión de la luz de la estrella en los granos de polvo.

El flujo de gas de esta estrella particular se está expandiendo muy rápido y enfriando en el proceso. Es similar al principio como los refrigeradores usan gas en expansión para producir temperaturas frías.

La temperatura del gas en la nebulosa fue tomada mirando cómo absorbía la radiación cósmica de microondas de fondo, que tiene una temperatura uniforme de 2,8 grados Kelvin.

El viejito Einstein tenía mucha razón

Un par muy extraño de objetos a 7.000 años luz de la Tierra permitió que los físicos lo utilizaran como laboratorio cósmico para algo que no resulta sencillo: verificar una vez más la validez de la Teoría General de la Relatividad que Albert Einstein publicó en 1915.

La extraordinaria fuerza de gravedad de una masiva estrella de neutrones en órbita con su compañera, una enana blanca, fue una exigente prueba para las teorías sobre la gravedad.

La Teoría de Einstein salió adelante una vez más, así se sepa que es incompatible con la teoría cuántica, para lo cual se trabaja hace tiempo en alguna descripción de la gravedad que elimine tal incompatibilidad.

El pulsar (la estrella de neutrones y su compañera) descubierto hace poco, es un sistema en el cual cada objeto orbita al otro en un periodo de tan solo 2,5 horas. Las observaciones del sistema denominado J=348+0432, produjo resultados consistentes con aquella teoría.

En el pulsar la órbita se degrada y se emiten ondas gravitacionales portando energía del sistema. Al medir con alta precisión el tiempo de llegada de los pulsos de radio del pulsar durante un periodo largo, los astrónomos pueden determinar la tasa de decaimiento y la cantidad de radiación gravitacional emitida. La gran masa de la estrella de neutrones, la cercanía de su órbita con su compañía y el hecho de que la enana blanca compañera es compacta pero no es una estrella de neutrones, es una oportunidad casi sin par para examinar teorías alternativas de la gravedad.

Bajo condiciones extremas como las de este sistema, algunos científicos pensaban que las ecuaciones de la Teoría General de la Relatividad no podrían predecir con precisión la cantidad de radiación emitida y por lo tanto variar la tasa de decaimiento orbital.

Pero no, sí funciona. El artículo apareció en el journal Science.

Detectan la más lejana explosión cósmica

Pero sí que está bien lejos: el telescopio espacial Hubble detectó la supernova más lejana hallada hasta ahora, la UDS10Wil, llamada SN Wilson, que explotó hace 10.000 millones de años.

Se trata del tipo de supernovas Ia, muy importantes para los astrónomos porque suministran un nivel constante de brillo que puede ser utilizado para medir la expansión del espacio, aparte de aportar pistas sobre la naturaleza de la elusiva energía oscura.

“Esta distancia récord abre una ventana hacia el universo primigenio, ofreciendo una mirada a la forma como explotaban esas estrellas”, indicó David O. Jones, autor del artículo sobre el descubrimiento.

Hallar supernovas remotas entrega un método potente para medir la acelerada expansión del universo. El equipo de Adam Riess, cabeza del estudio, también en la Universidad John Hopkins, ha descubierto más de 100 supernovas de toda las clases y distancias, mirando en el tiempo desde hace 2.400 millones de años hasta más de 10.000 millones. En esos descubrimientos se han identificado 8 supernovas tipo Ia, incluyendo la Wilson, que explotó hace más de 9.000 millones de años.

La SN Wilson es solo 4% más distante que la que tenía el récord, con lo que se logra ir 350 millones de años más lejos en el tiempo. La otra había sido anunciada hace solo tres meses.

Al encontrar supernovas Ia tan pronto en el desarrollo del universo, los astrónomos pueden distinguir dos modelos de explosión. En uno, la explosión es provocada por una fusión de dos estrellas enanas blancas, en el otro, una enana blanca se alimenta gradualmente de su compañera, una estrella normal, y explota cuando acreta mucha masa.

La evidencia preliminar muestra un marcado descenso en la tasa de supernovas Ia entre hace unos 7.500 millones de años y 10.000 millones, lo que favorece el modelo de la fusión de las enanas blancas dado que predice que la mayoría de las estrellas en el universo son muy jóvenes para convertirse en supernovas Ia.

En la imagen cortesía Nasa, la supernova detectada y su posición.

Mi selección: 10 noticias científicas de la semana

1. La mente de un criminal

Imágenes del cerebro de un criminal predicen si reincidirá al salir de la cárcel reveló un estudio de Mind Research Network en Albuquerque publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

El estudio analizó la la conducta antisocial e impulsiva centrada en la corteza anterior cingulada, una porción del cerebro relacionada con la regulación del comportamiento y la impulsividad. El estudio demostró que los internos con una actividad baja en la región tenían el doble de probabilidad de reincidir que aquellos con actividad alta.

2. Termitas marcianas

Mucho se ha especulado sobre la aparición de unas extrañas formaciones en el desierto Namib en África, prestándose para suposiciones de una actividad marciana. Pues bien, un estudio aparecido en Science reveló los culpables de tal actividad: las termitas, que al aparecer dibujan esos círculos en la tierra son el único objetivo de preservar la humedad. Las termitas se comen la hierba que atrapa el agua, ubicada en el centro del círculo, con lo que se protegen de las condiciones áridas del lugar.

3. La capa invisible

Un estudio aparecido en el New Journal of Physics mostró una ‘metapantalla’ ultradelgada que esconde objetos de tres dimensiones de las microondas, en su ambiente natural. La nueva capa de la invisibilidad está hecha de una tapa de cobre de 66 micrómetros de ancho unida a una película de policarbonato de 100 micrómetros. Al ojo humano, tiene el mismo grosor que un cabello.

4. Otra clase de supernova

Un grupo de astrónomos reportó el hallazgo de una nueva clase de supernova, la Iax, según reporte en The Astrophysical Journal. Las supernovas se clasificaban en las de núcleo colapsante, en estrellas 10 a 100 veces más masivas que el Sol, y las tipo Ia producidas por la destrucción de una enana blanca. El nuevo tipo es más débil y menos destructivo que el Ia. También se produce en una enana blanca pero no la destruye del todo.

5. Microbios que hacen dieta

En Science Translational medicine se reportó que científicos que estudiaban las operaciones de bypass gástrico identificaron el rol del microbioma intestinal en la pérdida de peso. Al trasplantar los microbios de ratones sometidos a la operación a otros sanos, estos tuvieron menor grasa corporal y una pérdida de peso más acelerada.

6. El cáncer está en todas partes

El más grande estudio de asociación genética del cáncer publicado en Nature Genetics reveló docenas de regiones no conocidas antes que inciden en el riesgo de desarrollar cánceres de seno, próstata y ovario. Los hallazgos proveen datos frescos sobre la biología de esos cánceres y ayudarán para evaluar con mayor exactitud el riesgo de las personas.

7. Ancianos, pero no solos

El aislamiento social y la soledad están asociados a una muerte más temprana, pero el solo aislamiento predice la muerte así la soledad sola no, dijo un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Cómo el aislamiento social lleva a la muerte es algo poco claro aún.

8. El cometa que llegó del frío

Estimativos de astrónomos de la Universidad de Maryland sugieren que el cometa C/2012 S1 (ISON) que podría ser el cometa más espectacular del último medio siglo, sugieren que emite unos 51.000 kilos de polvo cada minuto mientras que solo produce 60 kilos de agua.

Los científicos sugieren que es el primer viaje que realiza hacia el Sistema Solar interior desde su residencia en la lejana y fría nube de Oort que se extiende desde más allá del sistema planetario hasta algo más de 1 año luz. El cometa estará a finales de año cerca a la Tierra y si sobrevive su paso cerca al Sol podría ser un objeto muy espectacular en el cielo.

9. De quién fue el sudario

En plena semana santa un estudio de científico de la Universidad de Padua ubicó al santo sudario de Turín, que algunos creen fue el que cubrió a Jesús tras su crucifixión, en una época entre los años 280 antes de Cristo a 220 después. Otras dataciones lo han fijado en épocas más recientes. El misterio, de todas maneras, continúa.

10. El primer híbrido de los humanos

Un esqueleto hallado en el norte de Italia y que perteneció a alguien que vivió hace 30.000 a 40.000 años podría ser el primer exponente de lo que algunos no creen posible: un hijo de humano con Neandertal, reveló un estudio en Plos One. El artículo agrega leña al fuego que siempre ha suscitado la posible mezcla de humanos y Neandertales, que mientras algunos científicos apoyan otros creen imposible. Los Neandertales se extinguieron hace al menos 25.000 años.

La nebulosa de la Hélice revela nuevos detalles

Una nueva imagen de la sorprendente nebulosa de la Hélice fue tomada por el telescopio Vista del Observatorio Paranal en Chile. Tomada en infrarrojo revela tiras de frío gas nebular invisible a las imágenes en luz visible y presenta un rico trasfondo de estrellas y galaxias.

Esta nebulosa es una de las más cercanas y más destacables ejemplos de una nebulosa planetaria. Se halla hacia la constelación de Acuario a unos 700 años luz de la tierra.

Este extraño objeto se formó cuando una estrella tipo Sol estaba en los últimos trances de su vida. Incapaz de mantener sus capas externas, lentamente lanzó las cubiertas de gas que constituyen la nebulosa.

Hoy se halla en un proceso evolutivo para convertirse en enana blanca y aparece como el pequeño punto azul en el centro de la imagen.

La nebulosa en sí es un objeto complejo compuesto de polvo, material ionizado y gas molecular, dispuestos en un bello patrón como una flor y destellando en el feroz resplandor de luz ultravioleta que proviene de la estrella central.

El anillo principal es de unos dos años luz de longitud, casi la mitad de la distancia entre nuestro Sol y la estrella más cercana, pero el material de la nebulosa se expande hasta al menos 4 años luz.

Foto cortesía ESO

12