¿Sirve vacunarse contra la influenza cada año?

Vacuna contra la influenza. Foto Daniel Paquet

Vacuna contra la influenza. Foto Daniel Paquet

Vacunarse con la influenza o no, he ahí el dilema anual. ¿Sirve? Tal vez es mejor que nada, ante las severas consecuencias que tiene adquirir el virus: alta incapacidad hasta hospitalización y amenaza de muerte en no pocos casos. Continuar leyendo

Otra promesa contra la malaria

Hembra de Anopheles. Foto CDC

Hembra de Anopheles

Tantas que han estado a punto y… nada. Pero hay una esperanza más.

Científicos de la Universidad de Tübingen en Alemania junto a una firma de biotecnología, Sanaria Inc., demostraron en pruebas una efectividad del 100% para una candidata a vacuna contra la malaria, llamada Sanaria® PfSPZ-CVac, efectividad a las 10 semanas tras la última dosis.

Para la prueba, el profesor Peter Kremsner y Benjamin Mordmüller del Institute of Tropical Medicine y el German Center for Infection Research (DZIF) utilizaron parásitos de malaria suministrados por Sanaria. La vacuna incorporó patógenos de malaria viables (no fueron inactivados) junto a una medicina para combatirlos.

Los resultados aparecieron en Nature.

El estudio incluyó 67 adultos sanos, ninguno de los cuales había tenido malaria. La mejor respuesta inmunitaria se vio en un grupo de 9 personas que recibieron la dosis más alta de la vacuna 3 veces con intervalos de 4 semanas. Al final de la prueba, todos tenían una protección del 100%.

Los parásitos de la malaria son transmitidos por las picaduras de las hembras de mosquitos Anopheles (varias especies). El Plasmodium falcíparum, una de las formas, es responsable de la mayoría de las infecciones y de casi todas las muertes causadas por la enfermedad en el planeta.

“La protección fue probablemente causada por linfocitos T específicos y una respuesta de anticuerpos al parásito en el hígado”, según Kremsner.

Los investigadores analizaron la respuesta inmune de los cuerpos e identificaron patrones de proteínas que mejorarán futuras vacunas.

A los participantes se les inyectaron parásitos de malaria viva y al mismo tiempo previniendo el desarrollo de la enfermedad adicionando cloroquina, usado por muchos años en el tratamiento.

Una vez la persona es infectada, el P. falcíparum migra al hígado para reproducirse. Durante el periodo de incubación el sistema inmunitario de la persona podría responder, pero en esa etapa el patógeno no enferma al individuo. La cloroquina no hace efecto en el hígado, por lo que no puede impedir la reproducción del parásito. La malaria se da cuando el parásito abandona el hígado, llegando al torrente sanguíneo y entrando a los corpúsculos rojos, donde continúa reproduciéndose y diseminándose. Pero tan pronto entra a la sangre, puede ser aniquilado por la cloroquina y no se desarrolla la enfermedad.

Al vacunar con un patógeno vivo, parece claro que se logra una fuerte respuesta inmunitaria, dijo Benjamin Mordmueller.

“Todos los datos hasta ahora indican que logramos una protección estable y duradera”.

El próximo paso es ensayar varios años en un estudio clínico en Gabón.

Cada año cerca de 214 millones de personas resultan infectadas con el parásito. De ellas, cerca de 438 00 fallecen, la mayor parte en África. Y casi ¾ de los que fallecen son menores de 5 años.

Un grave problema. Otra esperanza que llega.

Las médicas salvan más vidas que ellos

Si está hospitalizado… pida que lo atienda una médica.

Los pacientes adultos mayores hospitalizados que son tratados por una mujer tienen menos probabilidades de morir dentro de los 30 días siguientes a la admisión o de ser reingresados en los 30 días tras haber sido dados de alta, en comparación que aquellos que son tratados por hombres.

Continuar leyendo

Resumen científico de la semana

Artritis. Foto Flickr

Artritis. Foto Flickr

1. Problemas mentales en el cuerpo

Los problemas de la mente los siente el cuerpo, viejo dicho reconocido por la ciencia también. Pero ¿cómo? Un estudio europeo de psicólogos en el journal Plos One sugiere que en la gente joven tras la depresión aparecen problemas como artritis y digestivos, mientras que los desórdenes de ansiedad son seguidos por enfermedades de la piel. El estudio incluyó 6500 adolescentes.

2. Cómo estudiar

Hacer pruebas prácticas de conocimiento ayuda a proteger la memoria de los efectos negativos del estrés, sugiere un estudio en Science. Cuando se recurre al método tradicional de memorizar los beneficios no son tan evidentes, lo que indica que no se trata necesariamente de cuánto o por cuánto tiempo alguien estudia, sino cómo se estudia. Una manera de tomar exámenes con más calma y… mejores resultados.

3. Una gota de sudor

Científicos desarrollaron un dispositivo flexible de microfluidos que se adhiere con facilidad a la piel para medir el sudor de la persona y ver cómo es el comportamiento del cuerpo frente al ejercicio. Analiza biomarcadores que le permiten al usuario saber si requiere más agua o electrolitos, o si algo no anda bien médicamente. Está diseñado para un solo uso, es de bajo costo, y se pone en el antebrazo o espalda. El avance fue presentado en Science Translational Medicine.

4. Aspartame cuestionado

El aspartame, endulzante de amplio uso, no ayudaría a perder peso. Un estudio en Applied Physiology, Nutrition y Metabolism sugiere que un subproducto de este, fenilalanina, interfiere con la acción de una enzima que se sabe previene el síndrome metabólico, ese conjunto de síntomas asociados con la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiovascular. En ratones demostraron además que ratones a los que se les daba aspartame en el agua ganaban peso.

5. Lago sin bañistas

Bajo Utopia Planitia, una región de llanuras en Marte, habría más agua que la que contiene el lago Superior, el mayor de los grandes lagos en Estados Unidos según estudio en Geophysical Research Letters con base en datos aportados por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter. Un depósito de unos 170 metros por 80, con 50 a 85% de hielo de agua mezclado con polvo y partículas de rocas. Un depósito a mitad de camino del ecuador al polo, donde hoy es imposible que exista agua en la superficie.

6. Por las abejas

Con 10 medidas los gobiernos ayudarían a proteger a quienes nos dan buena parte de los alimentos: las abejas y demás polinizadores, sabida el declive en el que se encuentran sus poblaciones. Entre las medidas sugeridas en un artículo en Science figuran más control en el uso de pesticidas, promover el manejo integrado de pestes, favorecer la diversidad de cultivos en las granjas, monitorear la presencia de estos insectos.

7. Enanas viejas

Astrónomos detectaron un gran número de galaxias enanas formadas cuando el universo tenía solo 2.000 a 6.000 millones de años de edad, lo que sugiere que se formó un número alto y jugaron un papel preponderante en la formación de estrellas. Son galaxias 10 a 100 veces más débiles que las previamente observadas de ese periodo. El hallazgo apareció en The Astrophysical Journal.

8. A ellas les va mejor

El doble cromosoma X protege a las mujeres contra el cáncer, por lo que la incidencia de los distintos tipos de esta enfermedad en ellas es mucho menor que en los hombres, según un artículo en Nature Genetics. La copia extra de ciertos genes brinda un escudo que no poseen los hombres, que solo tienen un cromosoma X.

9. Perros con memoria

Los perros tienen memoria episódica también, sugiere un estudio en Current Biology y recuerdan lo que hacen las personas, incluso acciones complejas tiempo después de observadas y sin razón alguna para recordarlo y sin recompensa de por medio según los científicos del grupo de ecología comparativa en Budapest.

10. Amenaza industrial

Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que el declive fuerte de los vertebrados comenzó hace 123 años, de la mano del proceso de industrialización. Algunas poblaciones se han reducido hasta 95%, notándose además una menor variedad genética que les dificulta luchar contra los cambios ambientales.

Aire sucio y ruido llevan a la hipertensión

Contaminación y ruido vehicular: puerta a la hipertensión. Foto Wikipedia

Contaminación y ruido vehicular: puerta a la hipertensión. Foto Wikipedia

De una forma o de otra, sin que se perciba, el aire contaminado enferma y… mata. Una nueva evidencia llega de un estudio en el European Heart Journal: la exposición de largo tiempo a esa clase de aire parece vinculada a una mayor incidencia de presión arterial alta.

Y ya sabemos lo que esta puede desencadenar en el organismo: es el factor de riesgo más alto para enfermedad y muerte.

El estudio analizó la calidad del aire como el ruido por el tráfico con un seguimiento a 41 000 personas en 5 países europeos durante 5 a 9 años.

Se encontró que entre los adultos más de una persona entre 100 del mismo grupo de edad viviendo en las áreas más contaminadas de las ciudades desarrollarían hipertensión en comparación con quienes residían en las zonas menos contaminadas. Un efecto similar al de tener sobrepeso con un índice de masa corporal de 25-30 comparado con un peso normal e índice de 18,5-25.

Como dato interesante se encontró que el ruido por el tráfico también está relacionado con un aumento en la hipertensión.

Cada factor fue analizado de manera independiente.

La asociación del aire contaminado con la hipertensión permanecía aún cuando la exposición al ruido del tráfico se consideraba.

El estudio cobijó 41 072 personas de Noruega, Suecia, Dinamarca, Alemania y España.

Al comienzo del estudio ninguno tenía hipertensión, pero durante el seguimiento, 6207 reportaron haberla desarrollado.

Entre 2008 y 2011 los investigadores midieron la polución del aire en 3 periodos de 2 semanas separados. Usaron filtros para capturar información sobre la concentración del material particulado de distintos tamaños en distintos sitios. También se estudiaron los óxidos de nitrógeno.

Se encontró que por cada 5 microgramos por metro cúbico de PM 2,5 el riesgo de hipertensión aumentaba 1/5 en personas en las áreas más contaminadas. Y mayores concentraciones de hollín también aumentaban el riesgo.

En cuanto al ruido se encontró que las personas que residían en calles ruidosas, con un promedio nocturno de 50 decibeles, tenían 6% de más riesgo de desarrollar hipertensión que en vecindarios con 40 decibeles.

Hoy vivimos 62 años sanos

Desde 1990 la expectativa global de vida ha crecido 6 años y la enfermedad isquémica del corazón, las infecciones respiratorias y los derrames son las que provocan más deterioro de la salud en todo el planeta.

Eso revela un informe completo publicado en The Lancet sobre la salud mundial 2013 que analizó el comportamiento de 306 enfermedades en 188 países.

Gracias a un descenso marcado en la mortalidad y enfermedades causadas por el VIH/sida y la malaria en la década pasada y los avances significativos en atender enfermedades comunicables y los problemas maternos, neonatales y nutricionales. Ha mejorado mucho la salud del planeta.

Así, la expectativa de vida al nacimiento para ambos sexos creció 6,2 años, de 65,3 en 1990 a 71,5 en 2013, mientras la expectativa de vida sana al nacer subió 5,4 años, de 56,9 a 62,2 en 2013.

La expectativa de vida sana considera no solo la mortalidad sino el impacto de condiciones no fatales y suma los años vividos con discapacidad y los perdidos debido a la mortalidad prematura.

El aumento en la expectativa de vida sana no subió tanto como la esperanza de vida pues las personas están viviendo más años con enfermedades y discapacidad.

“El mundo ha hecho gran progreso en salud, ahora el reto es invertir en encontrar modos más efectivos de prevenir o tratar las grandes causas de enfermedad y discapacidad”, dijo el profesor Theo Vos, de IHME, cabeza del estudio.

Para la mayoría de los países los cambios en expectativa de vida saludable de hombres y mujeres fue significativa y positiva, pero en docenas de países incluyendo Bostwana, Belice y Siria no fue mayor en 2013 a 1990. En algunos de esos países como Sudáfrica, Paraguay y Bielorrusia cayó esa expectativa. Las personas nacidas en Lesotho y Suazilandia en 2013 podían esperar vivir 10 años menos con buena salud que quienes nacieron 2 décadas antes en esos países.

Las personas en Nicaragua y Camboya han alcanzado un ascenso dramático en expectativa de vida sana desde 1990: 14,7 y 13,9 años respectivamente, pero lo contrario sucedió en Bostwana y Belice, que vieron reducciones de 2 y 1,3 años.

Los países con mayor expectativa de vida saludable son, en orden:

Japón, Singapur, Andorra, Islandia, Chipre, Israel, Francia, Italia, Corea del Sur y Canadá.

Los países con menor expectativa de vida sana son:

Lesotho, Suazilandia, República Central del África, Guinea-Bissau, Zimbabwe, Mozambique, Afganistán, Chad, Sudán del Sur, Zambia.

Las principales causas de años perdidos son:

Enfermedad isquémica del corazón, infección respiratoria, derrame, dolo del cuello y espalda baja, lesiones viales, diarreas, epoc, complicaciones de nacimientos prematuros, VIH/sida, malaria.

Resumen científico de la semana

1. Mala noticia sobre el alzheimer

Participar en actividades físicas como gimnasia, baile, caminatas y actividades mentalmente estimulantes como hacer crucigramas y resolver acertijos puede reducir el riesgo de desarrollar alzheimer, pero no afectando los marcadores de la enfermedad en el cerebro, según un estudio publicado en Neurology. Esto sugiere que esas actividades no inciden en la presencia de la temida enfermedad, aunque no por ello se deben dejar de lado. La muestra fue pequeña y el hallazgo requiere ser confirmado por otros estudios.

2. El azar que nos creó

Si volviéramos al origen de la vida, a los ingredientes que permitieron su aparición, no surgiría la misma vida. La evolución tomaría otro camino, lo que indica que somos un accidente en la historia. Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences provee evidencias de que eso es así. Se centró exclusivamente en el tipo de evolución conocido como selección purificadora (negativa). Así, la evolución es impredecible e irreversible. Ese tipo de evolución favorece las mutaciones que no tienen o solo tienen un pequeño efecto en un ambiente determinado.

3. Vidrio marciano

Análisis de información satelital reveló la existencia de vidrio en cráteres formados por impactos en la superficie de Marte. El vidrio se forma luego de violentos choques. En la Tierra se ha hallado que pueden preservar la existencia de vida antigua. ¿Será igual en Marte? El resultado sugiere que esos cráteres, como el Alga, pueden ser buenos objetivos para tratar de desentrañar el misterio de la vida en el planeta rojo.

4. Otro hito de la medicina

Esta semana se conoció el caso de una mujer belga a la que a los 13 años le removieron un ovario que fue preservado mediante criopreservación. Debía recibir un tratamiento con quimioterapia. No había comenzado a menstruar entonces, pero mostraba señales de pubertad. Ahora, de adulta, la implantaron el tejido conservado y la mujer dio a luz. El ovario que había quedado se afectó por el tratamiento. Un desarrollo de interés que no se había logrado antes y que puede beneficiar población preadolescente. El artículo apareció en Human Reproduction.

5. Cáncer en la orina

Detectar el cáncer a tiempo salva vidas. Científicos reportaron el desarrollo de un método para determinar la presencia de cáncer de seno mediante una prueba de orina, que entregó una precisión del 91%. No solo serviría en el futuro para confirmar la curación de una paciente sino para hallar a tiempo la presencia de las células cancerosas. El estudio apareció en BMC Cancer.

6. ¿Espermatozoide u óvulo?

Científicos japoneses hallaron por primera vez en vertebrados, en un pequeño pez Oryzias latipes, un interruptor genético que determina si una célula se convierte en óvulo o por el contrario en espermatozoide. Se trata del gen fox13. Sin este gen, las hembras producen espermatozoides que funciona bien y es capaz de fecundar y además se obtienen en menor tiempo, lo cual tendría aplicaciones en acuicultura. El estudio apareció en Science

7. La galaxia que ama la soledad

No es que le guste la soledad, pero por alguna extraña razón así está hoy. La mayoría de las galaxias se reúnen en grupos o cúmulos y nunca las vecinas están muy separadas. Pero ese no es el caso de NGC 6503, que se halla en el borde de un parche vacío en el espacio, el vacío local. La galaxia acaba de ser observada en detalle por el Hubble, revelando más rasgos de esta misteriosa integrante del cosmos. Se halla a unos 18 millones de años luz hacia la constelación del Dragón.

8. Las plantas pierden tiempo

Estudiosos han sugerido que el cambio climático beneficiará los árboles en los Hemisferios Norte y Sur al hacerse más templado el clima, pero un nuevo estudio en Plos Biology sugiere que las plantas a finales de siglo tendrán menos días de crecimiento debido a factores de sequía, calor y radiación solar limitada. Las plantas también se verían seriamente afectadas en los trópicos, donde el calor sería más fuerte en general. En general el planeta podría sufrir una reducción del 11% en el número de días adecuados para el crecimiento, con regiones tropicales viendo un declive en hasta 200 días.

9. Las moléculas tienen frío

Científicos lograron enfriar moléculas en un gas de potasio de sodio a 500 nanokelvin, más de 1 millón de ves más frío que el espacio interestelar. A esa temperatura son relativamente estables y duraderas, resistiendo colisiones reactivas con otras moléculas, mostrando un movimiento individual menos caótico. A temperaturas ultrafrías las moléculas podrían dar paso a estados de la materia no observados, como predice la teoría. Ya están cerca. El estudio apareció en Physical Review Letters.

10. El mes cuando enfermé

Dime en qué mes naciste y te diré de que sufres. Científicos desarrollaron un método computacional para investigar la relación entre mes de nacimiento y riesgo de enfermedad. En general hallaron que los de mayo tienen el menor riesgo de enfermar, mientras que los nacidos en octubre son más propensos a sufrir enfermedades. El estudio, publicado en el Journal of the American Medical Informatics Association, concuerda con algunas investigaciones previas, aunque genera ya debate entre los científicos.

Así se enferma el mundo

Un mundo enfermo. Solo 1 de cada 20 personas no tenía problemas de salud en 2013. Es más: 2.300 millones de personas, un tercio de la población mundial, padecía más de 5 enfermedades.

Eso dice el análisis del estudio Carga Global de Enfermedades publicado en The Lancet.

La investigación muestra que mundialmente la proporción de años perdido de vida sana debido a la enfermedad (no a la muerte) subió de un quinto (21%) en 1990 a un tercio (31%) en 2013.

Los autores sugieren que a medida que la población crece y la población de adultos mayores aumenta, el número de personas son salud no óptima aumentará en las próximas décadas.

En los pasados 23 años las causas de deterioro de la salud no han cambiado: dolor bajo de espalda, depresión, anemia por bajo hierro, dolor de cuello, pérdida auditiva por la edad configuran la mayor pérdida de salud globalmente medida en años vividos con incapacidad, o sea tiempo pasado con menor buena salud.

En 2013 los desórdenes musculoesqueléticos (dolor bajo de espalda, dolor de cuelo y artritis) y los desórdenes mentales y por abuso de sustancias (predominantemente depresión, ansiedad y abuso de alcohol y drogas) respondían por casi la mitad de la pérdida de salud en todo el planeta.

Se encontró que las tasas de discapacidad declinan mucho más lentamente que las de muerte. Así, mientras el aumento en las tasas de diabetes subieron alrededor de 43% en esos 23 años, las tasas de muerte por diabetes subieron solo 9%.

“El hecho de que la mortalidad declina con mayor rapidez que las enfermedades no fatales y la prevalencia de lesiones es una evidencia de la importancia de poner atención al aumento de la pérdida de salud de esas causas líderes de discapacidad y no centrarse simplemente en reducir la mortalidad”, dijo Theo Vos, cabeza del estudio.

El estudio analizó 35.620 fuentes de información de 188 países para averiguar la carga de salud de 301 enfermedades crónicas y lesiones así como 2.337 secuelas que resultan de uno o más de esos males.

En el mundo, el número de individuos con varias dolencias subió rápidamente en edad y en términos absolutos del 90 al 13. En 2013 cerca de un tercio (36%) de los niños de 0-4 en países desarrollados no padecían problemas de salud en comparación con solo 0,03% de los adultos mayores de 80. Y más allá, el número de personas con más de 10 enfermedades aumentó 52% en ese periodo.

8 causas de enfermedades crónicas, la mayoría enfermedades no comunicables, afectaban más del 10% de la población mundial en 2013: caries (2.400 millones, dolores de cabeza por tensión (1.600 millones), anemia por deficiencia de hierro (1.200 millones), deficiencia de glucosa-6-fosfato-dehidrogenasa(1.800 millones), pérdida auditiva por la edad (1.230 millones), herpes genital (1.120 millones), migraña (850 millones), ascariasis (800 millones).

Y el mundo bebe y bebe y bebe…

Aunque la mayoría de los adultos del planeta no beben, el alcohol es ahora la tercera causa mundial de enfermedad y lesiones dijo un estudio del Centro para las Adicciones y la Salud Mental publicado en Adiction.

“El consumo de alcohol está ligado a más de 200 enfermedades distintas y lesiones”, indicó Kevin Shield, líder del estudio. “Esto incluye no solo las consecuencias que han sido muy estudiadas como cirrosis y accidentes de tráfico, sino varios tipos de cáncer, como el de seno”.

El estudio reportó los patrones de consumo por país en 2005 y realizó los cálculos para 2010, revelando una gran diferencia regional en el número de personas que ingieren licor, la cantidad que toman y los patrones del consumo.

Algunos de esos patrones son:

-En promedio, los bebedores de Europa y zonas de África subsahariana son los mayores consumidores de licor.

-Los europeos orientales y africanos subsaharianos son los que consumen de manera más poco saludable, mayores cantidades bebiendo hasta la intoxicación en prolongadas sesiones y consumiendo por fuera de las comidas.

-Las personas de Oriente Medio, el sur de Asia y norte de África son los que menos consumen.

-Norteamericanos, incluyendo Canadá, beben más de 50% sobre el promedio global.

La tasa de enfermedad y lesiones atribuibles al alcohol es grande y creciente. En 2010 fue responsable de 5,5% de la tasa general, tercera tras la presión arterial alta y el tabaco.

El trasplante fecal sí sirve

No suena agradable, pero es una alternativa que se comienza a explorar: el trasplante de materia fecal.

Es de andar con las heces de otro… tampoco, pero si se trata de mejorar la salud… tal vez.

El trasplante de materia fecal a través de la colonoscopia es un tratamiento efectivo para la infección recurrente por Clostridium difficile, de acuerdo con un estudio publicado en Gastroenterology, el órgano oficial de la American Gastroenterological Association.

Además, se dijo, la tasa de mortalidad en el estudio no parece ser mayor que en algunas series reportadas previamente, lo que sugiere que esta clase de trasplante en sí sería un procedimiento seguro.

Esa enfermedad es una causa común de diarrea adquirida en comunidad o en hospital, presentándose usualmente tras la exposición a los antibióticos.

Las Clostridia son bacterias móviles que están en la naturaleza en todo el planeta, en especial en la tierra. La C. difficile es una bacteria comensal del intestino humano en una minoría de la población.

“Nuestros resultados sugieren que el trasplante fecal es mucho mejor que cualquier otro tratamiento para la ifnección recurrente por C. difficile”, dijo Eero Mattila, del Helsinki University Central Hospital (Finlandia) y líder del estudio. “Aunque este trasplante no es fácil de hacer y tiene sus riesgos potenciales, es una opción efectiva”.

En la investigación, un grupo de investigadores revisó los registros de 70 pacientes de 5 hospitales con infección recurrente que habían recibido trasplante fecal mediante colonoscopia. Las heces donadas se habían homogeneizado antes del trasplante , que se practicó por colonoscopia infundiendo las heces frescas de donante en el cecum (la primera porción del intestino grueso). Durante las 12 primeras semanas tras el trasplante, los síntomas se aliviaron en todos quienes no tenían la peligrosa cepa 027 de C. difficile. De los 36 con esta cepa, 89% tuvo respuesta favorable. Y tras las 12 semanas iniciales de seguimiento y hasta el año no hubo eventos adversos relacionados con el trasplante fecal.

En los últimos años, la infección por C. difficile se ha tornado más común, más severa y más resistente al tratamiento estándar y más proclive a renacer.

El tratamiento actual con antibióticos es óptimo y tiene eficacia limitada, permitiendo una recurrencia de hasta un 50%. Sin embargo, hay nuevos tratamientos en el dispensario médico que se convierten también en alternativas.

Foto del intestino mediante colonoscopia

12