La estrella que baila

Ilustración de cómo sería el proceso. Cortesía Nasa

Ilustración de cómo sería el proceso. Cortesía Nasa

Puede estar a solo 800 000 kilómetros de él y danza dos veces cada hora a su alrededor. El baile de la muerte.

Es una estrella enana blanca que gira alrededor de un agujero negro en el cúmulo globular 47 Tucanae, que tiene una compañera, un sistema binario a 14 800 años luz de la Tierra. Este cúmulo se extiende unos 120 años luz y es visible a simple vista en la constelación Tucana.

Y aunque había sido observada por varios años, solo en 2015 se encontró que la compañía era un agujero negro allí que succionaba material de la pequeña estrella que perdió ya casi todo su combustible nuclear.

El hallazgo se hizo con base en el observatorio espacial Chandra de la Nasa.

El sistema, conocido como X9, cambia el brillo en rayos X cada 28 minutos, probablemente el tiempo que le toma a la estrella dar una vuelta alrededor del agujero.

Los datos del Chandra muestran evidencia de grandes cantidades de oxígeno en ese sistema, característica de las enanas blancas. Parece que se encuentra del agujero a unas 2,5 veces la distancia Tierra-Luna.

Está tan cerca del agujero negro que el material está siendo jalado de la estrella hacia el disco de materia alrededor de este, cayendo por lo tanto en él”, dijo Arash Bahramian, director del estudio. “Por fortuna para esta estrella, no creemos que siga su camino hacia este sino que permanecerá en órbita”. De todas maneras su suerte es incierta.

Antes se pensaba que en los cúmulos globulares no existían agujeros negros, pero esta es una muestra de que sí están allí, explicó Jay Strader, coautor.

De cómo el agujero tiene una compañía tan cercana no se saben detalles. Tal vez el agujero dio con una gigante roja, entonces el gas de las regiones externa de la estrella fueron expulsadas. El núcleo remanente de la gigante terminó en enana blanca, la compañía del agujero. Luego la órbita de la binaria se habría encogido ante la emisión de ondas gravitacionales hasta que el agujero comenzó a jalar el material de la enana.

Otro posible escenario sería que la enana blanca sea compañera de una estrella de neutrones en vez de un agujero negro. En este caso la de neutrones gira más rápido y jala material de su compañía.

El estudio aparecerá en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

Mis 10 noticias científicas de la semana (6-12)

1. La piel también hace sniff

No solo olemos por la nariz aunque eso es lo que siempre se nos dijo. Tejidos internos como el corazón, el hígado y el estómago tienen receptores olfativos. Es que solo una pequeña cantidad de olores son recogidos por la nariz. Bueno, científicos reportaron en el Journal of Investigative Dermatology respuestas olfativas de la piel. Pero los receptores en este órgano no cumplen especialmente el papel de oler, no: ayudan a cicatrizar. Hasta ahora se conocen más de 150 receptores olfativos por fuera de la nariz, en otros órganos, cumpliendo otras funciones. Tal parece que el olor tiene un papel secundario en el cuerpo humano.

2. Descuido mortal

Tras la erradicación de la fatal viruela, muestras del virus permanecen en solo dos sitios del planeta, en Rusia y Estados Unidos para el caso de que volviera a presentarse en la población. Y aunque se ha dicho que las muestras se mantienen bajo estrictas medidas de seguridad, el asunto podría no ser tan seguro. Es más, es inseguro. En una nevera en la sede de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos se encontró una muestra mientras se hacía un inventario. No estaba abierta, por lo que se descarta contagio, pero demuestra una ligereza absoluta con algo tan delicado. El virus dataría de los 50, pero es aún activo, reportó Scientific American.

3. Mi mamá era la inteligente

Sí, puede que los factores ambientales incidan, pero no son determinantes. La inteligencia de los chimpancés está determinada básicamente por los genes que heredan de sus padres sugiere un estudio de Georgia State University publicado en Current Biology. Los investigadores especulan que puede tratarse por la importancia de la búsqueda de comida y la solución de problemas en grupo: los más inteligentes pueden tener más acceso a comida y a parejas.

4. Bigotes táctiles

No son dedos pero parecen. Las ratas utilizan sus bigotes como los humanos usamos los dedos sugiere un estudio de la Universidad de Sheffield en el Reino Unido publicado en Current Biology. De manera deliberada cambian el modo de sentir el ambiente empleando los bigotes faciales, dependiendo si el ambiente es nuevo para ellas, si hay riesgo de colisión o no pueden ver para dónde van. Las ratas mueven sus bigotes hacia adelante y hacia atrás mientras se mueven. Un interesante hallazgo.

5. Siguiendo las enormes huellas

En el Parque Nacional Denali en Alaska se encontraron miles de huellas fosilizadas de dinosaurios, de uno en concreto: el hadrosaurio, llamado el dinosaurio pico de pato. Las impresiones fueron dejadas hace 72 a 69 millones de años, tienen cuatro tamaños representando igual número de edades, una manada intergeneracional. Un 13% eran menores, quizás dinosaurios de menos de 1 año, 84% fueron hechas por adultos y solo 3% por jóvenes, lo que sugiere que había una rápida transición de la infancia a la edad adulta. El llamativo estudio fue presentado en Geology.

6. Muy, pero muy lejos

Astrónomos de reportaron la detección de las dos estrellas más lejanas observadas hasta hoy: se encuentran a entre 770.000 y 900.000 años luz, en el halo externo de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Hasta ahora solo se habían detectado 7 estrellas a distancias cercanas a los 400.000 años luz. La titánica tarea fue posible mediante análisis de rastreos celestes en infrarrojo. Son estrellas gigantes rojas, en su etapa final de vida. El medio donde habitan es parte del remanente de la fusión de galaxias enanas para formar la Vía Láctea. El hallazgo fue reportado en Astrophysical Journal Letters.

7. Señales de más allá

Un estallido rápido de radio fue detectado por el observatorio de Arecibo, lo que tiene pasmados a los científicos, que no saben de dónde proviene aunque aprece que es del espacio profundo, más allá d ella galaxia. Esa clase de estallidos solo habían sido detectadas por el observatorio Parkes en Australia, por lo que se creía que era un error y las ondas procedían de alguna fuente en la Tierra. Ahora se sabe que no, que algo, bien sea agujeros negros que se evaporan, la fusión de estrellas de neutrones o explosiones de un magnetar (un tipo poderoso de estrella de neutrones) podrían ser algunos de los orígenes, pero el abanico es mayor. En todo caso, algo llegó de lejos. El estudio fue publicado en el Astrophysical Journal.

8. Antioxidantes: ¿Y si lo que hacen es daño?

Desde hace años se sabe del beneficio de los antioxidantes y es común que la gente trate de ingerir alimentos que los contengan o suplementos. Una manera de contrarrestar los oxidantes que afectan el sistema celular. Pero dos investigadores publicaron en el New England Journal of Medicine un artículo en el cual sugieren que los antioxidantes podrían estar acelerando los cánceres. En algunos estudios la suplementación ha sido ligada a un mayor número de ciertos cánceres y en una prueba fumadores tomando dosis extras de betacaroteno tenían altas y no reducidas tasas de cáncer de pulmón, ¿Qué pasa entonces? La duda queda.

9. A madre desnutrida, el hijo le sale con líos

Cuando una madre gestante padece desnutrición, esto se reflejará en los espermatozoides de sus hijos reveló un estudio en Science, que demostró de manera clara cómo se afecta el epigenoma (factores no genéticos que intervienen en la determinación del desarrollo de un organismo) de sus descendientes machos. El estudio se hizo en ratones y es más difícil de seguir en hembras. Esa transmisión intergeneracional no se pasan a la segunda generación. Algunas de las regiones del ADN identificadas en los hijos estaban cerca a genes relacionados con la secreción de insulina y estudios previos han demostrado menor peso al nacer y una función alterada del páncreas.

10. Nos bajaron de tamaño

Un estudio publicado en Human Molecular Genetics sugiere que en nuestro genoma tenemos unos 1.700 genes menos de los estimativos previos, quedando con unos 19.000. El estudio mostró además poca evidencia de expresión de proteínas en los genes más recientemente evolucionados que solo se pueden rastrear hasta los linajes primates. Se halló que el número de genes que separan a los humanos de los ratones pueden ser menos de 10.

Hallan diamante del tamaño de la Tierra

Cortesía B. Saxton-NRAO

¿Se imaginan? Un diamante del tamaño de la Tierra. Sí nada menos. Eso es lo que creen haber hallado astrónomos del observatorio NRAO.

Se trata de la enana blanca más fría encontrada hasta ahora. Es tan fría, de hecho, que su carbono se ha cristalizado formando un enorme diamante.

“Es un objeto increíble”, dijo David Kaplan, de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee, cabeza del estudio.

Objetos tan fríos son difíciles de detectar. Y este se encontró gracias a su compañía, un púlsar o estrella de neutrones de alta velocidad de rotación formada durante una explosión de supernova.

El púlsar, PSR J2222-0137, se encuentra a 900 años luz de la Tierra hacia la constelación de Acuario.

Los astrónomos observaron que la señal de radio del pulsar se retardaba algunas veces, cuando su compañera pasaba por delante, doblando el espacio. El análisis reveló que el pulsar tiene una masa 1,2 veces la del Sol y su compañera 1,05 veces.

El grupo sospechaba que la compañera era una enana blanca, o ese denso núcleo estelar que queda luego de que una estrella muere. Los astrónomos se dieron a la tarea de verla en luz infrarroja y el final encontraron que era 100 veces más tenue que cualquier enana blanca orbitando una estrella de neutrones y 10 veces más débil que cualquier otra detectada a la fecha, indicó Bart Dunlap, otro de los investigadores.

Lo de fría, valga, la aclaración, no se puede tomar literalmente: su temperatura es de unos 2.700 grados centígrados, unas 5.000 veces más fría que el centro de nuestro Sol.

Un objeto tan frío debe haber cristalizado todo su carbono, similar a un diamante.

Los astrofísicos han teorizado hace tiempo que también podrían existir planetas de carbono, como la superTierra 55 Cancri e.

El nuevo estudio fue publicado en el Astrophysical Journal.

¡Qué semana! Mis 10 noticias científicas (1 al 7 de junio)

1. Dependemos de 28 elementos químicos

Hasta ahora se conocía que 27 elementos químicos eran esenciales para la vida humana. Habrá que agregarle otro, el 28: bromo (Br). Científicos publicaron en el journal Cell que ese elemento, uno de los 92 que se dan naturalmente en el universo, es vital para el desarrollo de los tejidos en todos los animales, de las criaturas marinas más primitivas hasta los humanos. Sin el bromo, no hay animales. Ese es el descubrimiento, dijo Billy Hudson, uno de los autores del estudio.

2. Duermo para aprender

Científicos mostraron, por primera vez según dijeron, que dormir luego de aprender incentiva el crecimiento de espinas dendríticas, esas pequeñas protuberancias en las neuronas que conectan con las otras células cerebrales y facilitan así el paso de información mediante la sinapsis, esas uniones en las cuales se unen las neuronas. El estudio fue publicado en Science. El sueño profundo, además, es esencial para ese crecimiento. O sea: aprenda y… duerma.

3. Cuando Theia chocó con la Tierra

La Luna sí se formó del gran choque de un enorme cuerpo, Theia, con la Tierra hace 4.500 millones de años, reveló un estudio publicado en Science, en el que se analizaron con mayor precisión isótopos de oxígeno presentes en Luna y Tierra, que mostraron diferencias, lo que sugiere que sí hubo el choque de cuerpos diferentes, de lo que algunos han dudado.

4. Llegan dos novedosas armas

Si se esperó tanto, unos meses más no interesa. Dos nuevos antibióticos estarían disponibles en poco tiempo en momentos en que la crisis por la resistencia de las bacterias es seria. Uno es Dalvance, intravenoso, para tratar infecciones de tejido blando y piel, que fue aprobado ya. El otro es oritavancin, que fue publicado en el New England Journal of Medicine, como la primera, efectiva contra el Staphylococcus aureus resistente a la meticilina y para otras infecciones de la piel. Dalvance es la primera droga aprobada mediante el programa de incentivos a las farmacéuticas para desarrollar nuevos antibióticos.

5. El aire sí enferma y mata

La contaminación del aire está relacionada con latidos irregulares y coágulos pulmonares, reveló un extenso estudio publicado en el journal Heart. En cuanto a ataques y derrames no fueron tan claros los resultados, aunque el ritmo irregular está relacionado médicamente con un mayor riesgo de derrames. Los riesgos se deben a ciertos tipos de contaminantes que se encuentran hoy en el aire: el material particulado 2,5 es la mayor amenaza.

6. Aire fresco, por favor

Las tiernas y reiteradas fotos de los koalas, esos simpáticos para nosotros marsupiales australianos, abrazados al tronco de los árboles tendrían más de fondo. Un estudio revelado en Biology letters sugiere que se abrazan a los árboles para disminuir la temperatura en las fuertes temporadas calientes de la región. Este novedoso sistema de aire acondicionado ha sido visto en otras especies de aves y hasta insectos.

7. Primera estrella híbrida

Hacía más de 35 años se habían sugerido, pero no se habían detectado. Astrónomos descubrieron la primera estrella Thorne-Zytkow, una estrella híbrida expuesta por Kip Thorne y Anna Zytkow: son objetos híbridos, estrella supergigante roja (como Betelgeuse en Orión) y estrella de neutrones. Difieren en sus marcas químicas que resultan de una actividad única en su núcleo. Se trata de la estrella HV 2112 en la Pequeña Nube de Magallanes, según se publicó en Mobnthle Notices of the Royal Astronomical Society.

8. Se me olvidó… me acordé

Neurocientíficos de la Universidad de California lograron borrar y reactivar recuerdos en ratas alterando su reacción a esos eventos del pasado. El estudio publicado en Nature mostró la capacidad para remover selectivamente un recuerdo y reactivarlo mediante la estimulación de los nervios en el cerebro en frecuencias conocidas para debilitar y fortalecer las conexiones entre las neuronas, la llamada sinapsis. El hallazgo podría ser aplicado algún día para reducir los efectos del Alzheimer y otras condiciones cerebrales.

9. ¡Rocas de plástico!

Al debate sobre cómo los humanos hemos transformado el entorno en la actual época, el antropoceno según denominación de geólogos reconocidos como Jan Zalasiewicz, se sumó un descubrimiento publicado en GSA Today: ¡rocas de plástico! Sí, se encontraron rocas con contenido de plástico en las playas de Hawai, denominado por los investigadores ‘plastiaglomerado’ porque también contiene otro material. Una muestra de la profunda transformación, para mal, del planeta.

10. Otro tipo de planetas

Astrónomos anunciaron haber descubierto otro tipo de planetas: una mega Tierra, que pesa 17 veces la nuestra y tiene un tamaño 3 veces mayor aproximadamente. Se trata de Kepler-10c, a unos 560 años luz de la Tierra, girando alrededor de una estrella a la cual da la vuelta cada 45 días nuestros. Hasta ahora se creía que este tipo de planetas no podía formarse, pues por su masa debería haber cogido gas en su formación y terminar como un Júpiter. Pero es sólido. La revelación del hallazgo la hizo el Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics.

Mis 10 noticias científicas de la semana

1. Qué cantidad de energía

Para algunos se trata de cazar pispirispis, pero hay mucho más. El caso es que enterrado bajo cientos de metros de hielo en la Antártida se encuentra el IceCube, un telescopio de neutrinos, esas esquivas partículas que poco interactúan con la materia ordinaria.

Bien, se confirmó en Physical Review Letters que se detectaron 2 neutrinos, lo más energéticos jamás observados, provenientes de una lejana galaxia. Si hubieran llegado del Sol o de interacciones en nuestra atmósfera no tendrían tanta energía.

Se informó que ni el Gran Colisionador de Partículas donde se descubrió el bosón Higgs puede generar tanta energía.

2. ¿Aló, con el espacio?

A manera de experimentación la Nasa envió al espacio los tres primeros celulares inteligentes. Sí, smartphones. La intención es la de ver si funcionan para desarrollar algunas tareas de comunicación y recibo de datos. Los tres están funcionando bien y sus señales son recibidas en distintas antenas en el planeta. De este modo podría abaratarse el costo de algunos satélites indicó la agencia.

3. Me pica me pica, me rasco me rasco

Algunos sostenían que la picazón era una forma de dolor menor, otros que el funcionamiento defectuoso de alguna terminación nerviosa. Nada de eso. Según un estudio aparecido esta semana, fue aislado una clase de células nerviosas que nos hacen rascar y solo rascar.

neuronas picazón. En el estudio aparecido en Nature Neuroscience, se demostró que algunas neuronas sensoriales con terminaciones nerviosas en la piel tienen un único receptor de proteína denominado MrgprA3, que al final de cuenta es el que hace que nos rasquemos ante una picazón.

4. Granitos llegados de lejos

Dos granos de arena hallados en un par de meteoritos en la tierra, sugieren que se se formaron en una misma supernova hace miles de millones de años según un estudio aparecido en Astrophysical Journal Letters. La marca química de cada uno de ellos es muy rara y similar, lo que indica un mismo origen: contienen O18 que sólo se forma en esas poderosas explosiones. La supernova es una explosión de una gran estrella cuando consume su material. ¿Cómo llegaron hasta acá?

5. Hay rayos negros

Aunque del asunto comenzó a hablarse hace dos semanas, solo ahora salió la versión oficial. Sí, rayos negros que se pueden presentar invisibles entre las nubes pueden generar rayos gamma, la forma más potente de energía e irradiar los aviones, pero sin poner en peligro la vida de los pasajeros dijeron los científicos. Son rayos gamma terrestres tan brillantes que pueden enceguecer satélites situados lejos de la escena. Y se presentan a alturas a las cuales viajan los aviones comerciales. Se generan por una forma extrema de rayos y aunque pueden emitir gran cantidad de rayos gamma, emiten poca luz visible según un informe en LiveScience.

6. Einstein no se podía equivocar

Al medir las fuerzas gravitacionales en un pulsar, una estrella de neutrones que gira a gran velocidad y su compañera, una estrella enana blanca, se comprobó una vez más que la Teoría General de la Relatividad publicada por Albert Einstein en 1915 es muy sólida. El sistema medido se encuentra a 7.000 años luz de nosotros. El artículo apareció en Science.

7. A ponerse los anillos

Por estos días, con su máximo acercamiento hoy, Saturno se encuentra en oposición. Quiere decir que la Tierra está interpuesta entre él y el Sol, lo que hace de este fin de mes y de mayo los mejores momentos para observar el gran planeta, en el cual se encuentra desde hace años la sonda Cassini, que ha explorado ese complejo sistema de lunas y anillos. Con binoculares se puede apreciar muy bien el planeta con sus anillos.

8. Pasajeros con destino a su muerte, favor abordar

Se conocieron esta semana más detalles sobre la misión Mars One o Marte Uno, por medio de la cual una empresa privada quiere enviar una misión tripulada a Marte, misión que solo tendría tiquete de ida. En 2016 saldrían naves cargueras que llevarían al planeta rojo todo lo que requeriría la misión. En 2023 viajarían los pobladores del planeta. Para muchos se trata de un proyecto poco cuerdo por todas las dificultades que aún existen para que alguien llegue vivo a Marte y pueda vivir allí un tiempo siquiera.

9. De los bichos y el autismo

Una vacuna desarrollada por científicos de la Universidad de Guelph para bacteria intestinal común en personas con autismo, puede servir a la vez para eliminar ciertos síntomas de esa condición. El estudio liderado por la profesora Brittany Pequegnat apareció en el journal Vaccine. El desarrollo es una vacuna basada en carbohidratos para combatir el Clostridium bolteae. Más del 90% de los niños con autismo presentan desórdenes gastrointestinales y cerca del 75% sufren diarrea. La vacuna, parece, podría aliviar algunos síntomas asociados al autismo.

10. Mire y copie

Dos estudios publicados en Science presentan evidencia sólida de que los micos y las ballenas aprenden también como los humanos: mirando y copiando el comportamiento de los demás. En el primer estudio de Erica van de Waal, de la Universidad de San Andrés en el Reino Unido, se demostró que así obra el aprendizaje entre micos Chlorocebus aethiops. En el segundo, un grupo de esa universidad liderado por Jenny Allen encontró que en las ballenas jorobadas también lo hacen. Una transmisión cultural comprobada.

El viejito Einstein tenía mucha razón

Un par muy extraño de objetos a 7.000 años luz de la Tierra permitió que los físicos lo utilizaran como laboratorio cósmico para algo que no resulta sencillo: verificar una vez más la validez de la Teoría General de la Relatividad que Albert Einstein publicó en 1915.

La extraordinaria fuerza de gravedad de una masiva estrella de neutrones en órbita con su compañera, una enana blanca, fue una exigente prueba para las teorías sobre la gravedad.

La Teoría de Einstein salió adelante una vez más, así se sepa que es incompatible con la teoría cuántica, para lo cual se trabaja hace tiempo en alguna descripción de la gravedad que elimine tal incompatibilidad.

El pulsar (la estrella de neutrones y su compañera) descubierto hace poco, es un sistema en el cual cada objeto orbita al otro en un periodo de tan solo 2,5 horas. Las observaciones del sistema denominado J=348+0432, produjo resultados consistentes con aquella teoría.

En el pulsar la órbita se degrada y se emiten ondas gravitacionales portando energía del sistema. Al medir con alta precisión el tiempo de llegada de los pulsos de radio del pulsar durante un periodo largo, los astrónomos pueden determinar la tasa de decaimiento y la cantidad de radiación gravitacional emitida. La gran masa de la estrella de neutrones, la cercanía de su órbita con su compañía y el hecho de que la enana blanca compañera es compacta pero no es una estrella de neutrones, es una oportunidad casi sin par para examinar teorías alternativas de la gravedad.

Bajo condiciones extremas como las de este sistema, algunos científicos pensaban que las ecuaciones de la Teoría General de la Relatividad no podrían predecir con precisión la cantidad de radiación emitida y por lo tanto variar la tasa de decaimiento orbital.

Pero no, sí funciona. El artículo apareció en el journal Science.

La Tierra habría recibido poderosa radiación

Si el estallido fuera cerca  mal que le iría a la Tierra, pues se trata de las más poderosas explosiones conocidas: los estallidos de rayos gamma.

Astrónomos dicen que uno que se produjera a menos de 3.000 años luz de la Tierra, las consecuencias serían nefastas.

Pero un estallido así golpeó el planeta en el siglo VIII se acuerdo con investigadores. Aunque no se han encontrado restos espaciales, sí señales en la Tierra. Por fortuna, habría sido un poco más lejano que ese límite crítico.

Los indicios parecerían ser claros se desprende del reporte de dos astrónomos, Valeri Hambaryan y Ralph Neuhauser, del Astrophysics Institute of the University of Jena en Alemania, quienes publicaron sus resultados en el journal Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

En 2012, Fusa Miyake anunció la detección de altos niveles del isótopo carbono 14 y berilio 10 en tres anillos formados en el año 775, sugiriendo que un estallido de radiación golpeó el planeta entre 774 y 775.

Esos dos isótopos se forman cuando la radiación del espacio colisiona con átomos de nitrógeno, que se descomponen para formar aquellas formas pesadas del carbono y el berilio. Un análisis excluyó la posibilidad de una explosión de una cercana estrella masiva, una supernova, pues no hay registros de haber sido observada ni se han encontrado remanentes.

Miyake consideró si una explosión solar pudo ser la causa, pero no son tan poderosas como para explicar el exceso de carbono 14. Y tampoco hay registros de esos años de poderosas auroras que provocan esas explosiones solares.

Tras el anuncio, científicos señalaron un texto de la Crónica Anglosajona que describe un crucifijo rojo visto tras la puesta del Sol y sugirieron que podría ser una supernova. Pero los datos son de 776, muy tarde para explicar los datos del carbono 14. Tampoco hay restos de la supernova.

Hambaryan y Neuhauser tienen otra explicación: dos remanentes estelares muy compactos, llámense agujeros negros o estrellas de neutrones, colisionaron y se fusionaron. Cuando esto sucede, se libera parte de la energía en forma de rayos gamma, la parte más energética del espectro electromagnético que incluye la luz visible.

En esas fusiones, el estallido de rayos gamma es intenso pero corto, típicamente dura menos de dos segundos. Estos eventos se han visto en otras galaxias varias veces al año pero en contraste a los estallidos prolongados, sin luz visible correspondiente.

Basados en las mediciones de carbono 14, los astrónomos consideran que los rayos gamma que habrían golpeado en los años 774 o 775 se habrían originado en un sistema a entre 3.000 y 12.000 años luz del Sol.

Si están en lo cierto, eso explicaría la falta de restos de una supernova o el registro de la poderosa aurora. Otro trabajo sugiere que durante la explosión de rayos gamma de corta duración se emite luz visible que podría ser vista en un evento relativamente cercano. Solo sería observable unos días, pero es una pista para que los historiadores analicen.

También podrían buscar los astrónomos la fusión de un objeto, un agujero negro o estrella de neutrones de 1.200 años a entre 3.000 y 12.000 años luz del Sol pero sin las características señales de polvo y gas que suelen dejar los remanentes de supernovas.

En la imagen de Nasa/Dana Berry dibujo de una fusión de estrellas de neutrones.