Resumen científico de la semana

Foto Wikipedia/L. Galuzzi

Foto Wikipedia/L. Galuzzi

1. Se estiraron las jirafas

Son cuatro que se parecen una, pero no tienen orejas distintas, ni patas cortas, tampoco es diferente su cuello largo, pero un estudio genético presentado en Current Biology reveló que no hay una sino cuatro especies de jirafas, un dato que no se esperaba. Incluso, como en el caso de especies diferentes, no se aparean entre ellas. Hasta ahora se hablaba de una sola especie y varias subespecies, pero la genética reveló otra cosa. Un hallazgo que resalta más la necesidad de investigarlas y conservarlas.

2. Un 10% menos

El dato habla de una catástrofe en ciernes: un estudio en Current Biology reveló que desde 1990 el planeta ha perdido 10% de áreas naturales, cerca de 3,3 millones de kilómetros cuadrados, un área el doble de Alaska o de la mitad de la Amazonia. El desastre es peor en esta región y en África Central. La investigación encontró que 30.1 millones de kilómetros cuadrados, cerca del 20% del área terrestre, aún se conserva natural.

3. Dos años perdida

En noviembre de 2014 la sonda Philae se separó de su nave madre Rosetta y se dirigió hacia el cometa 67P Churyumov/Gerasimenko, donde debía anclarse y enviar información por un breve periodo. Pero la sonda no se ancló bien y se extravió. Se perdió comunicación con ella. Ahora la nave Rosetta, luego de casi 2 años, envió una foto en la que se ve Philae, recostado en un desfiladero. Aunque ya no tiene baterías, el hallazgo permitirá estudiar el terreno donde cayó y compararlo con otras áreas.

4. Jóvenes del Big Bang

Un artículo en Astronomy and Astrophysics sugiere que las primeras estrellas y galaxias se conformaron bien unos 700 millones luego del Big Bang y no 150 millones antes como se estimaba hasta ahora, una información obtenida con el satélite Planck. La galaxia más vieja conocida, con datos del Hubble, es de 400 millones de años tras la gran explosión, pero el nuevo estudio sugiere que eran pocas las que estaban formadas, tardando otros 300 millones de años en consolidarse.

5. Alimento genético

No fue en una publicación científica sino en el blog personal por medio del cual el mundo se enteró de que un repollo creado con tijeras genéticas o CRISPR-Cas9, una revolucionaria técnica, fue servido y comido ya en una cena de su creador en Suecia, lo que abre las puertas a una profunda transformación en la manipulación de todo tipo de organismos incluidos los humanos. Con la técnica se puede cortar un pedazo del genoma para alterar o crear una nueva función.

6. Un ojo para el zika

En Cell Reports científicos describieron que el virus del zika puede vivir en los ojos, habiendo sido identificado en lágrimas en estudio con ratones, hallazgo que ayuda a explicar porqué algunos enfermos con el virus resultan afectados de los ojos y pueden desarrollar una condición conocida como uveitis que puede conducir a la ceguera. El ojo podría ser entonces un reservorio del virus y no se sabe por cuánto tiempo.

7. La supernova que no fue

En los años 1800 astrónomos notaron algo extraño: en el curso de pocos años la estrella Eta Carinae se hizo más y más brillante, superando en brillo todas las demás estrellas, salvo Sirio, pero len la siguiente década se desvaneció hasta no ser visible con el ojo desnudo. El siglo pasado volvió a brillar. Un estudio dice que no se trató de una supernova como se creía, sino que esa estrella ha tenido tres explosiones o liberaciones de masa, pero sigue en su sitio. No ha muerto. En astronomía se conoce como una impostora de supernova. El análisis apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

8. El manuscrito maya

El Código Maya del siglo 13, sobre el cual ha existido una gran controversia, sí es el manuscrito más antiguo de América, según un estudio publicado en Maya Archaelogy que confirmó su autenticidad. Es uno de oso libros más raros del mundo y fue hallado en una caverna en Chiapas (México) en los años 60 del siglo pasado, junto a un cuchillo para sacrificios y na máscara de madera.

9. Ese aire que enferma

Más y más estudios vinculan la polución del aire con distintas enfermedades. Un estudio en en el journal Diabetes reveló que la contaminación del aire por el tráfico vehicular en el sector de residencia aumenta el riesgo de las personas de desarrollar resistencia a la insulina como estado prediabético del tipo de diabetes 2. Esta contaminación ha sido ligada además a problemas cardiovasculares y respiratorios, habiéndose encontrado también partículas en el cerebro.

10. Cazador cazado

En el sitio fosilífero Messel en Alemania, patrimonio Unesco, científicos realizaron un descubrimiento peculiar: un fósil de una serpiente en cuyo estómago había una lagartija, dentro de la cual había un escarabajo que se había comido. Una comilona de hace 48 millones de años. El artículo apareció en Palaeobiodiversity and Palaeoenvironments. Solo hay un caso similar que se presentó hace 280 millones de años en un tiburón.

Revelaciones de un fósil de hace 540 millones de años

Foto superior Jie Yang, inferior Yu Liu

No es sencillo encontrar fósiles de hace 500 millones o más y mucho menos que estén bien preservados.

Pero científicos reportaron en Proceedings of the National Academy of Sciences el hallazgo de un animal que vivió hace 540 millones en lo que hoy es el sur de China. Está tan bien preservado que contiene tejido blando y se puede ver el sistema nervioso central, toda una rareza.

Se trata de un animal tipo crustáceo en el que con detalle se pueden ver nervios gracias al estado de preservación. Esto ayudará a los investigadores a estudiar la evolución del sistema nervioso central.

El fósil es un Chengjiangocaris kunmingensis, que vivió durante la explosión del Cámbrico, un periodo de rápida evolución de las formas de vida, cuando apareció en el registro fósil la mayoría de los grandes grupos de animales. Perteneció a un grupo de animales llamados fuxianhuiidos, un ancestro de los artrópodos actuales, ese grupo diverso que incluye insectos, arañas y crustáceos.

“Nos da una mirada única a lo que era un sistema nervioso central”, según el coautor Javier Ortega-Hernández, del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge. “Es el ejemplo más completo de un SNC del periodo cámbrico”.

En los últimos años se han identificado sistemas nerviosos parcialmente fosilizados de ese periodo, pero eran de cerebros sobre todo y en todos solo había detalles preservados del cerebro, ofreciendo una información limitada, según un informe de la universidad.

C. kunmingensis parece una especie de crustáceo con una cabeza ancha con forma de corazón y un cuerpo largo con pares de patas de distintos tamaños. En su recuperación se detectó el tejido blando.

El SNC coordina todas las funciones motrices y neurales. En los vertebrados está compuesto de médula espinal y cerebro, pero en los artrópodos consiste de un cerebro condensado y una serie de masas interconectadas tipo cadena de tejido nervioso denominado ganglio que semeja una tira de hebras.

Como los artrópodos modernos, C. kunmingensis tenía un cordón de nervios, que es análogo a la médula en vertebrados, que iba por todo su cuerpo, con cada una de las cuerdas tipo ganglios controlando un par de patas.

Las 10 noticias científicas de la semana

Foto cortesía A. Loveridge

1. El destino del león

Perseguido sin desmayo, emblema casi mundial, icono de su región. El león africano se extingue sin compasión humana. Un estudio aparecido en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) en el que se evaluaron 47 poblaciones de leones estimó que África Oriental perderá al menos 37% de sus leones en las próximas dos décadas y África Occidental perderá la mitad, mientras que en el sur, donde la mayoría vive en áreas protegidas, tiende a crecer el número de individuos, mostrando la importancia de crear esas zonas. El estudio sugiere declararlo como críticamente amenazado en África del oeste y regionalmente amenazado en la del este.

2. ¡Cánteme mejor!

Cuando al bebé se le habla para calmarlo no se logran tan buenos resultados. Es mejor cantarle, según un nuevo estudio publicado en Infancy. En el estudio el canto tuvo el doble de efectividad que hablarle para que se calmara. Aunque no hay una razón clara, los investigadores creen que el canto ayuda a los bebés a aprender el autocontrol emocional.

3. La tentación de la carne

El instituto de investigación del cáncer de la Organización Mundial de la Salud concluyó que el consumo continuo de carnes procesadas es cancerígeno, mientras que las carnes rojas de distintos animales probablemente lo sean pero no hay suficientes evidencias. El organismo no llamó a evitar su consumo sino a hacerlo de manera moderada, de todas maneras la carne contiene elementos nutritivos de alto valor.

4. El fósil de los pequeños simios

Científicos reportaron el hallazgo de un fósil de hominoideo Pilobates cataloniae que vivió hace 11,6 millones de años y que ayuda a resolver el misterio sobre la divergencia de los simios, ofreciendo pistas firmes sobre el origen de los actuales gibones. El estudio fue publicado en Science. Aunque se extinguió, no se habían hallado hominoides de ese tamaño, y tenía rasgos parecidos a algunos de los actuales primates, heredados tal vez de un ancestro común que vivió antes que él.

5. Oxígeno, por favor

Una de las sorpresas mayores en el análisis del cometa Churyumov-Gerasimenko hecho por los instrumentos de la sonda Rosetta que aún va detrás de él, fue encontrar tan elevada proporción de moléculas de oxígeno en su atmósfera. Toda una sorpresa considerando que se descartaba su presencia en esos viajeros del espacio. El oxígeno es el cuarto gas más común en el cometa según el estudio en Nature.

6. El golfo será un horno

Sobrevivir seis horas expuesto a temperaturas de 35°C es casi imposible según estudios recientes. Pues bien, esa será la temperatura media del Golfo Pérsico en unas décadas de acuerdo con estudio publicado en Nature Climate Change. Ese límite casi lo alcanza este verano Bandahr Mashrahr en Irán, con 34,6°C. Los modelos sugieren que ciudades grandes como Doha, Qatar, Abu Dhabi y Dubai en los Emiratos Árabes Unidos, así como Bandar Abbas en Irán podrán alcanzar esas temperaturas varias veces en un periodo de 30 años.

7. Pica que pica

Cuando un zancudo se posa en los vellos de la piel, surge la necesidad de rascarse. Científicos revelaron en Science un hallazgo sorprendente: las neuronas involucradas en esa sensación son distintas a las relacionadas con el dolor y a la picazón que produce un elemento químico. Es decir, hay una red neuronal exclusiva para esta sensación en la médula espinal. Un mecanismo muy complejo.

8. Se creció la casa

Astrónomos descubrieron un componente no observado antes de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Al hacer un mapa de ubicación de las estrellas variables Cefeidas encontraron un disco de estrellas jóvenes detrás de una densa capa de polvo en el bulbo central. Hallaron 655 Cefeidas, estrellas que varían de brillo al contraerse y expandirse, de las cuales 35 son más jóvenes de lo que se pensaba, de menos de 100 millones de años, un hallazgo que sugiere que en esa región sí se están formando nuevas estrellas. El estudio fue publicado en Astrophysical Journal Letters.

9. Evolución de afán

La evolución a veces no tarda tanto. Al estudiar un grupo de gallinas de pedigrí, científicos encontraron mutaciones en el genoma de la mitocondria, dos de las cuales se formaron en solo 50 años. Se estimaba que esos cambios eran menos de 2% por millón de años. También encontraron un ejemplo de ADN mitocondrial transmitido por el padre, cuando siempre han sido las hembras las que lo transmiten. El estudio apareció en Biology letters.

10. Aire en la oficina

Las personas que trabajan en oficinas bien ventiladas e índices bajos de CO2 y otros contaminantes en el interior tienen resultados cognitivos más altos reveló una investigación publicada en Environmental Health Perspectives, un hallazgo significativo dada la cantidad de horas que por lo general pasan los empleados en el lugar de trabajo y que da pautas para mantener ambientes óptimos de trabajo y bienestar.

El resumen científico de la semana

1. No, no es el hombre araña

Científicos reportaron en las selvas de Perú y Panamá un hallazgo sorprendente. A los que creían que las arañas no volaban más les valdría cambiar de opinión. Detectaron una araña cazadora de hábitos nocturnos de unos 5 centímetros que planea al caer desde los árboles y es capaz de cambiar de rumbo en pleno vuelo para regresar al árbol del que partió y no llegar pesadamente al suelo. El hallazgo apareció en el journal Interface of the Royal Society. Se suma así a otros pocos insectos no voladores con esa capacidad, como algunas hormigas, ciertas larvas y arqueognatos. Ya sabe: la araña puede llegar de arriba. Foto de Stephen Yanoviak, Universidad de Kentucky.

2. La bomba

Vuelan de flor en flor sin posarse sobre ellas para libar el néctar. ¿Cómo lo hacen? Un nuevo estudio parece responder: la lengua de los colibríes actúa de veras como un pitillo, una bomba de succión con la cual extraen su azucarada recompensa de las flores. El estudio es un llamado a reconsiderar las explicaciones previas. Lo que sucede, reportaron, es que la lengua se aplasta y así permanece hasta que toca el néctar, cuando vuelve a su estado normal y chupa el líquido. El estudio apareció en Proceedings of the Royal Society B. otra maravilla de la naturaleza.

3. Sube el sofoco

Julio fue el julio más caliente desde que se llevan registros, 1880, con 0,85°C encima del promedio del siglo pasado, mientras que el período enero-julio también ha sido el más caliente con 0,85°C por encima. Datos de la oficina del clima de Estados Unidos (NOAA) que corrobora el calentamiento del planeta. Par analistas, 2015 se perfila como el año más caliente, desplazando a 2014. El julio más caliente hasta ahora había sido el de 1998, cuando también estaba El Niño.

4. Un sorbo contra el cáncer

Tomar al menos 4 pocillos de café al día protegería contra la reincidencia de cáncer de colon según un estudio en el Journal de Clinical Oncology. Los que tomaban esa cantidad, que significa unos 600 miligramos de cafeína, tenían una disminución del riesgo de 42% de recurrencia y era un 33% menos probable que murieran de cáncer que de otra cosa. El hallazgo necesita ser confirmado por otros estudios.

5. Quedan 100, 99, 98…

Mala noticia: en un nuevo estudio científicos reportaron que el rinoceronte de Sumatra está extinguido en Malasia, por lo que la supervivencia de la especie depende ahora de los 100 o menos que aún existen en Indonesia y 9 que hay en cautiverio. Desde 2007 no hay reportes de individuos de Dicerorhinus sumatrensis en Malasia según el reporte en Oryx, el International Journal of Conservation. Ahora a enfocarse en los que quedan.

6. Pasaron por acá

Nuevas evidencias confirman la existencia de neutrinos cósmicos inicialmente detectados en 2013 en el IceCube, una estructura enterrada en la Antártida construida con esa finalidad. Los neutrinos son partículas de alta energía y escasa masa que interactúan muy poco con la materia ordinaria. En el nuevo estudio se reportó la detección de 21 neutrinos. Estas partículas son creadas en los enormes aceleradores cósmicos: agujeros negros, estrellas que explotan y núcleos de galaxias. Su detección aporta a la llamada astronomía de neutrinos. El estudio apareció en Physical Review Letters.

7. Flores del pasado

Una de las flores más antiguas, Montsechia vidalii, fue reportada en Proceedings of the National Academy of Sciences. Existió hace al menos 120 millones de años y es contemporánea o incluso más antigua que Archaefructus sinensis, hallada en China. El hallazgo ofrece una visión mejor del desarrollo de las angiospermas, plantas con flores. El fósil había sido hallado hace más de 100 años en una región española pero no fue bien analizado hasta ahora.

8. Vecinas escondidas

Más poblado de lo que se creía. Sí, nuestro vecindario está congestionado con galaxias enanas no observadas hasta ahora. Gracias al Dark Energy Survey se han detectado 17 de esas estructuras, 8 de ellas anunciadas esta semana. Varias están cerca a las dos galaxias vecinas, las Nubes de Magallanes aunque son muy difíciles de detectar aún para las potentes cámaras digitales del programa. Los científicos sugieren que las galaxias grandes como la nuestra son construidas por las enanas que son ricas en materia oscura. El estudio apareció en el Astrophysical Journal.

9. Qué depresión: no es contagiosa

Tener amigos que sufran de depresión no afecta la salud mental de los demás, sugiere un nuevo estudio en Proceedings of the Royal Society B. Por el contrario, tener amigos con depresión puede ayudar a que superen ese estado o evitar caer en él por primera vez. Alentar redes amistades entre jóvenes tendría un efecto benéfico para esas personas. Mientras la alegría es contagiosa, la depresión no. Un buen hallazgo.

10. Leche contaminada

Se sabía que por la leche materna al bebé pasaba una pequeña cantidad de los PFAS, químico usado en muchos productos de uso diario, pero no se sabía cómo se almacenaban en los niños: por cada mes de alimentación del seno aumenta 20 a 30% la cantidad en el individuo. Esos químicos han sido ligados al cáncer e interferencias con el sistema inmunitario. Si bien los beneficios de la leche materna son indiscutidos, se demuestra que hay elementos que pasan de madre a hijo por ese medio. El estudio apareció en Environmental Science & Technology.

Resumen científico de la semana

Foto Leif Richardson UVM

1. Desaparecen los abejorros

Si se considera que los polinizadores nos dan la comida, la noticia es seria: un amplio estudio encontró que en Europa y Norteamérica se está reduciendo la población de abejorros como consecuencia del cambio climático. El estudio, que apareció en Science, sugiere que si prosigue este declive eso incidirá en precios más altos de alimentos, menos variedades y otros inconvenientes. Los investigadores hallaron que la reducción no se debe a los pesticidas ni los cambios en los usos del suelo sino a aquel fenómeno climático.

2. La falta de educación mata

No tener educación mata. Un estudio aparecido en Plos One y limitado a Estados Unidos sugiere que la falta de educación es tan letal como ser un fumador. Solo en 2010 se pudieron haber evitado más de 145.000 muertes si los fallecidos hubieran recibido una mejor educación. Se encontró que la tasa de mortalidad se reduce a medida que se avanza en el escalafón educativo. La investigación confirma lo que se ha dicho desde hace mucho y puede ser extrapolado a distintos países.

3. Mueren las aves

Los ecosistemas marinos no están funcionando bien. Una investigación sugiere que las poblaciones de aves marinas se ha reducido 70% desde los años 50. Equivale a una disminución de 230 millones de aves en solo 60 años. El declive es ocasionado por la alteración de los ecosistemas marinos, el cambio climático y la introducción de depredadores invasores. El estudio apareció en Plos One

4. Agujero glotón

Astrónomos detectaron un agujero negro que surgió solo unos 2.000 millones de años tras el Big Bang y que creció mucho más rápido que la galaxia donde residía. Su masa es la de unos 7.000 millones de soles, demasiado grande para una galaxia típica como la suya, dijeron los investigadores en el estudio publicado en Science. El hallazgo reta nociones previas sobre el tamaño de los agujeros con relación a sus galaxias.

5. Cosas del nivel del mar

Lo que nos espera: un estudio sugiere que el nivel del mar aumentó varias veces 6 metros sobre el nivel actual en los últimos 3 millones de años, esto debido al derretimiento de las regiones polares. El estudio apareció en Science sugiere que el proceso toma su tiempo, pero no se detiene y eso es lo que podríamos estar experimentando en la actualidad. Un aumento de 6 metros será catastrófico para grandes ciudades de todo el planeta situadas en línea de costa.

6. Ojo con el exceso de agua

Tan mala la deshidratación. Y tan nociva la sobrehidratación. Una nueva guía internacional para deportistas advierte sobre los riesgos de esta última. Tomar agua o bebidas hidratantes en exceso durante la actividad física conduce a una condición llamada hiponatremia asociada al ejercicio, que se presenta cuando el cuerpo tiene mucha agua en relación con sus niveles de sal. Cuando se reducen mucho estos niveles, se presentan situaciones neurológicas serias y hasta fatales. El informe apareció en el Clinical Journal of Sport Medicine.

7. Escondites calientes

Los océanos Índico y Pacífico estarían escondiendo calor, reduciendo temporalmente el calentamiento global, algo que viene intrigando a los científicos en los últimos años. Esto sugiere un estudio de la Nasa publicado en Science. Sobre el tema han surgido distintas hipótesis, ninguna contundente, de investigadores preguntándose a dónde se ha ido el calor, pues los gases de invernadero no han disminuido. El Pacífico es la fuente principal de agua caliente bajo la superficie, aunque una parte ha ido a parar al Índico.

8. Ya no es sorda

Ahora la rata oye. Mediante una terapia genética investigadores recuperaron la capacidad auditiva en una rata con una forma genética de sordera. Se conocen más de 70 genes que provocan sordera cuando mutan. Los científicos se enfocaron en uno, TMC1, causa común de sordera, respondiendo por el 4 al 8 por ciento de los casos y el cual codifica una proteína que tiene un papel central en el oído, ayudando a convertir el sonido en señales eléctricas que viajan al cerebro. El avance fue publicado en Science Translational Medicine.

9- Habitantes del pasado

Algunos de los animales más antiguos del planeta, como gusanos con corazas y hasta una langosta gigante vivieron más de lo que se creía. El sorprendente hallazgo de una formación fósil muy bien preservada en Marruecos, permitió encontrar que unos 485 animales, de los primeros que poblaron los mares, vivieron hace 444 millones de años, en el Ordoviciense. Allí se han documentado 160 géneros. Muchos de ellos vivieron hasta 20 millones de años después en el cámbrico.

10. No estoy lleno

Ante una porción de papas fritas, pocos se resisten. Es más, se comen todo. Un estudio sugiere que los alimentos altos en grasa producen cambios en las poblaciones de bacterias en los intestinos alterando la comunicación con el cerebro. Como consecuencia este no recibe las señales de llenura, la persona sigue comiendo y se produce la obesidad. El estudio, con ratas, fue presentado por la Society for the Study of Ingestive Behavior.

Un dinosaurio a lo batman

Cortesía Nature

Un dinosaurio, vaya y venga. Un murciélago… también. ¿Pero un dinosaurio murciélago? Bueno, veamos…

En China desenterraron los restos de un pequeño dinosaurio y los investigadores se llevaron una sorpresa: el fósil mostraba unas membranas, como las alas de un murciélago.

No era uno de esos dinosaurios gigantes que dominaron su mundo. No: medía solo 13 centímetros.

La membrana se extendía desde el hueso de la muñeca, lo que habría ayudado a mantener posición durante su uso. ¿Pero para qué las usaba? ¿Volaba?

El hallazgo fue presentado en la revista Nature.

A los investigadores, encabezados por Xing Xu, paleontólogo, les llamó la atención la forma como estaba ligada la membrana al hueso, primera vez que se ve esa estructura en dinosaurios.

La nueva especie, que vivió hace cerca de 160 millones de años, ha sido llamada Yi qi, que en mandarino significa ala extraña.

Xu y colegas estiman que la envergadura de la criatura era de unos 60 centímetros y pesaba alrededor de 380 gramos.

“Es uno de los animales más extraños que he visto en el registro fósil en muchos años”, dijo Thomas Holz, paleontólogo de la Universidad de Maryland. “Genera más dudas de las que resuelve”.

De todas maneras, como es el único individuo que se ha descubierto, es difícil saber si se deslizaba, movía sus alas o alternaba esas dos posiciones, como hacen algunos murciélagos hoy y aves como los pájaros carpinteros y gorriones.

Si Yi qi andaba por el aire, debería pasar la mayor parte del tiempo planeando, no aleteando, dice el grupo. La forma de las alas en el hueso no le permitiría aletear mucho y sus músculos parecen débiles.

Y las plumas que tenía eran fijas, no las versátiles de las aves de hoy.

En qué se parecen una tortuga y un dinosaurio

Macrochelys temminckii, cortesía ACC

Si se mira bien, algún parecido se les saca. Pero no es sencillo entender que las tortugas tienen como parientes lejanos… los dinosaurios y las aves.

Eso acaban de establecer científicos de la Academia de Ciencias de California, que reconstruyeron en detalle el árbol de la vida de las tortugas, simpáticos animales, muchas de cuyas especies están amenazadas de extinción.

El trabajo se hizo con una nueva generación de tecnologías de secuenciación que permitieron analizar grandes cantidades de información genética, una técnica denominada Ultra Conserved Elements.

Los resultados del estudio fueron publicados en Molecular Phylogenetics and Evolution y revelan los parientes cercanos de las tortugas en el mundo animal. La técnica refuta la creencia extendida de que están muy relacionadas con lagartos y serpientes. En vez de eso, los autores las colocan en un nuevo grupo, Archelosauria, y estos son sus parientes más cercanos: aves, cocodrilos y dinosaurios.

Los investigadores creen que este nuevo grupo será el mayor grupo de vertebrados en recibir un nuevo nombre científico.

Se desprende del análisis que los resultados podrían terminar con años de especulación y poner los arquelosaurios en su lugar correcto en el árbol de los reptiles.

Para sorpresa las tortugas de caparazón blando fueron puestas en su propio árbol evolutivo, lejos de cualquier otra tortuga. Su larga historia independiente ayuda a explicar su forma llamativa así como su antiquísima presencia en el registro fósil, en el que está mucho antes que las llamadas tortugas de pantano con las que se les situaba.

James Parham, coautor, explicó que la nueva técnica permite comparar la evolución no solo a través de las especies sino también en cada continente. El estudio de los fósiles, en particular los rasgos óseos, no siempre presenta un cuadro evolutivo verdadero.

El árbol de la vida de las tortugas basado en la anatomía fósil no cuadra con el tiempo de aparición en el registro fósil como tampoco en la geografía. El nuevo trabajo reconcilia la información del ADN y los fósiles.

Mis 10 noticias científicas de la semana (11-17)

1. Un hallazgo enterito

No se había encontrado un cuerpo tan completo. Y fue hallado a 40 metros bajo la superficie del mar. Sí, el cuerpo casi completo de una niña que vivió hace 12.000 a 13.000 años, el fósil americano más antiguo más completo, incluso con fragmentos de ADN, cráneo entero y dentadura. Fue hallado en Hoyo Negro, en la península de Yucatán en México, dentro de la caverna Sac Antun. Estaba junto a restos de otros animales extinguidos, revelaron los investigadores en el artículo publicado en Science. Es una clara evidencia del vínculo entre los paleoamericanos, los primeros habitantes de América, y los nativos modernos. En la foto, buzos obtienen los restos.

2. ¡Qué año tan largo!

GU Psc es un planeta gaseoso gigante que se encuentra a 155 años luz de nosotros. Pero tiene una característica especial: de los que se han hallado es el planeta que más lejos orbita su estrella. Anda de ella a unas 2.000 veces la distancia Tierra-Sol (que es de 150 millones de kilómetros). Tan lejos está que su año dura ¡80.000 años! Es lo que demora en darle una vuelta. El planeta está hacia la constelación Piscis. La estrella y su planeta son jóvenes, con menos de 100 millones de años reveló el estudio publicado en The Astrophysical Journal. De 90 estrellas analizadas en busca de planetas, solo se encontró este.

3. Fíjese metas en la vida

Una buena manera para agregarle años a la vida: tenga un propósito, un sentido vital. No importa cuál es su edad. Eso dice un estudio publicado en Psychological Science. Tener una dirección en la vida, un norte, y fijar metas para lo que se quiere lograr ayuda a vivir más tiempo, independiente de cuándo se logra el propósito, explicaron los autores. Así, mientras más pronto alguien encuentre o fije ese sentido, más rápido comenzarán los beneficios protectores.

4. Alguien lavó mal la mancha

Alguna fuerza o proceso desconocido está encogiendo la gran mancha roja de Júpiter. De los casi 41.000 kilómetros que tenía a fines de los 1800, pasó a 23.000 cuando las Voyager pasaron por el gran planeta y ahora mide 16.500 kilómetros revelaron las imágenes tomadas por el telescopio espacial Hubble, revelaron la Nasa y la Agencia Espacial Europea ESA. Una hipótesis es la presencia de vórtices o remolinos que estarían incidiendo en el tamaño de la mancha.

5. Levántate, y… ¡caminó!

Ratones discapacitados severamente por una condición tipo esclerosis múltiple caminaron menos de dos semanas después de un tratamiento con… células madre humanas, un avance que abre nuevas perspectivas para tratar esa condición, según un artículo publicado en Stem Cell Reports. Cuando los científicos trasplantaron esas células humanas en los ratones, predijeron que serían rechazadas, tipo rechazo de un órgano ajeno. Pero qué sorpresa: los resultados fueron espectaculares, dijeron.

6. Tomar vino por otras razones

Hace unos años la fama del vino tinto subió como espuma: uno de sus compuestos, el resveratrol, parecía proteger contra el cáncer y contra enfermedades del corazón, además de alargar la vida en modelos animales. Ni esa bebida ni el chocolate ni las fresas, que también lo contienen, serían útiles contra aquellas condiciones reveló un nuevo estudio en Jama Internal Medicine. Se encontró que esos productos podrían reducir la inflamación y proteger algo el corazón pero se debería a otros compuestos. ¿Al fin qué?

7. Qué tal: un ratón ‘pesado’

Otro cuento con ratones, bien interesante: científicos reportaron la creación de un ratón ‘pesado’, el primer animal enriquecido con isótopos no radiactivos, permitiéndoles capturar en detalles sin precedentes la estructura molecular del tejido natural leyendo el magnetismo inherente a los isótopos. Es un avance que podría conducir a sorprendentes descubrimientos médicos y a implantes mejores. El estudio fue publicado en Science.

8. Derretida como un helado

Seis glaciares del ala occidental de la Antártida están en claro proceso de desestabilización reveló un nuevo estudio. ¿Qué quiere decir? Que se derretirán de manera irremediable, pues el proceso no es reversible dijeron los investigadores de la Nasa. En unos pocos cientos de años la enorme masa habrá desaparecido y el nivel del mar aumentará cerca de 1 metro reveló el artículo que será publicado en Geophysical Research Letters.

9. Una fábrica de huesos

Cientifícos demostraron en un animal muy emparentado con el hombre que es posible producir nuevo hueso a partir de células madre inducidas pluripotentes elaboradas de las propias células de la piel del animal. La investigación, en monos, presentada en Cell Reports también mostró que existe cierto riesgo: que las células puedan alimentar tumores, pero esa infortunada consecuencia parece menos probable que lo que sugerían estudios en ratones inmunosuprimidos. Un avance prometedor en monos macacos.

10. Quieto para la foto

El nuevo tomador de fotos de Gemini, en los Andes chilenos, acaba de imponer una nueva marca al tomar la mejor foto lograda de un planeta extrasolar: Beta Pictoris b, que se encuentra a más de 63 años luz de la Tierra. Con el anterior instrumento se habían tomado imágenes de un puñado de planetas, todos lejanos de su sol como del nuestro Saturno o Neptuno, y todos enormes, con varias masas de Júpiter. Beta pictoris b tiene una masa de 4 a 11 la de Júpiter. El seguimiento al planeta permitió saber que en 2017 hará tránsito delante de su estrella, una gran oportunidad para confirmar datos y allegar otros. El reporte apareció en Proceedings of the National Academy Sciences.

Una arañita en el jurásico

No parecía gran cosa frente a los dinosaurios: un cuerpo de solo 1,65 centímetros y una longitud total de 5,82. Convivió con los dinosaurios aunque de ella no se ha hecho una película.

Las arañas del jurásico no han sido comunes. Una fue descrita en Rusia en 1984, otra tres años después. Eso era todo.

Era todo hasta que este siglo agricultores de Daohugou en China, interior de Mongolia, comenzaron a encontrarlas. Por eso comenzó a hablarse de ellas.

“Los agricultores cavan huecos para extraer los fósiles, en su mayoría insectos y de vez en cuando una araña u otro animal, expertos de la universidad en Beijing viajan allá y evalúan los hallazgos”, según Paul Selden, profesor de paleontología de invertebrados en la Universidad de Kansas y miembro de un grupo que encontró el mayor espécimen hasta ahora, presentado en el último número de Naturwissenschaften.

“Es único porque es intermedio entre tipos más primitivos de las araneomorfas, o arañas verdaderas, y las tejedoras de redes que vemos hoy”.

Es el fósil más grande, pero no la araña más grande, que es la tarántula brasileña.

Este fósil es considerado la versión macho de una araña hembra hallada hace poco en la misma zona, clasificada como Nephila jurassica.

Algunos rasgos, determinados mediante microscopio electrónico, permitieron descubrir que eran diferentes al género Nephila, determinándose que eran arañas tejedoras que ya en aquellos tiempos del jurásico medio entre hace 174 y 166 millones de años cazaban insectos.

No, como que no eran enanos

Cráneo hallado en la isla

Que el hobbit existió no queda duda, pero sobre lo que aún se cuecen habas es sobre quién fue en verdad. Sí, el Homo floresiencis, ese pequeño ser cuyos restos fueron encontrados en la cueva Liang Bua en la isla de Flores en Indonesia, aún tiene mucho por decir pese al mutismo de los huesos hallados pertenecientes a 9 individuos.

¿Era un homínido? ¿Fue lo que ahora clasificamos como Homo erectus? ¿Era un humano con señales de sufrir una extraña patología? Para algunos investigadores, tras haberse divulgado su descubrimiento en 2004, era una población con un extraño caso de enanismo. Y entre estas hipótesis ha girado la discusión.

Científicos del Instituto Senckenberg y el Museo de Historia Natural en Frankfurt (Alemania) aplicaron métodos de morfometría geométrica en 3D para analizar el cráneo LB1 en el contexto comparativo con un fósil humano así como con el cráneo de un humano con microcefalia y otras condiciones patológicas.

El método usa coordenadas 3D de marcas anatómicas de la superficie craneana, imágenes computarizadas y análisis estadístico para obtener un análisis detallado de la forma.

El estudio halló que aquel cráneo muestra una mayor afinidad con el fósil humano que con un humano moderno con esas patologías. Si bien se encontraron algunas similitudes con el cráneo patológico, otros rasgos fueron vinculados exclusivamente con el fósil Homo.

Por eso el grupo refuta la hipótesis patológica. “Nuestros hallazgos entregan la evidencia más incluyente a la fecha que liga el cráneo del Homo floresiensis con especies humanas extinguidas en vez de vincularlo con humanos con alguna condición patológica como microcefalia, dijeron los autores.

Los fósiles del H. floresiensis fueron datados entre hace 90.000 a 13.00 años, una época muy reciente. En esa isla, un aparente mundo perdido, distintas especies evolucionaron bien a formas enormes o enanas.

El espécimen LB1, un esqueleto casi completo, fue datado de hace 18.000 años. Todos los restos encontrados indican que eran seres de contextura pequeña. Su extinción no está bien fundamentada aún y también es un gran misterio.

Más leña para el debate.

123