Las médicas salvan más vidas que ellos

Si está hospitalizado… pida que lo atienda una médica.

Los pacientes adultos mayores hospitalizados que son tratados por una mujer tienen menos probabilidades de morir dentro de los 30 días siguientes a la admisión o de ser reingresados en los 30 días tras haber sido dados de alta, en comparación que aquellos que son tratados por hombres.

Continuar leyendo

Salamandras del tamaño de un fósforo

Una de las nuevas salamandras. Foto J. Hanken

Una de las nuevas salamandras. Foto J. Hanken

Tan pequeña que no la veían. En remotas montañas de Oaxaca, México, científicos hallaron tres especies de la salamandra más pequeña del mundo, las que están en peligro de extinción.

Son especies del género Thorius, más pequeñas que un fósforo (cerilla). De hecho son consideradas los organismos de cuatro patas más pequeños del planeta. Sus cuerpos miniatura son inusuales en invertebrados, con unas estructuras prominente para alimentarse.

Eran especies abundantes, pero han declinado de modo estrepitoso en los últimos 30 años y ahora raramente se ven. El hallazgo es una muestra de la cantidad de especies que quedan por ser descubiertas y descritas y de la necesidad de salvarlas.

Las salamandras de zonas altas en México están más cerca d ella extinción que cualquier otra en la Tierra”, según David Wake, de la Universidad de California en Berkeley, uno de los coautores del paper sobre las nuevas especies, aparecido en Peer J.

Las causas principales de la amenaza son la conversión del hábitat y nuevas enfermedades infecciosas.

El género Thorius fue descubierto en el siglo 19 y por 75 años se creyó que era una sola especie, pero 9 se hallaron entre 1940 y 1960. Los adultos son tan pequeños que es difícil describirlos. En los 70 se encontró que varias especies anatómicamente similares eran distintas al analizarlas con técnicas moleculares. Así, hoy suman 29 especies.

Las nuevas especies fueron nombradas como Thorius pinicola (o sea salamandra de los pinos), Thorius longicaudus (salamandra de cola larga) y Thorius tlaxiacus (salamandra heroica).

En los últimos 30 años, el número de anfibios descritos ha aumentado 3% por año y mientras en 1985 se reconocían 4000 especies hoy son más de 7700.

Pero a medida que se describen se vive una trágica realidad: el declive global de estos animales.

Con respecto a los Thorius, de las 29 especies casi todas están en peligro o críticamente amenazadas.

El ADN revela los logros académicos

Foto Departamento Educación E. U.

Foto Departamento Educación E. U.

Muéstrame tu ADN y te diré qué tan sobresaliente eres académicamente.

Eso parece desprenderse de una técnica genética de resultados desarrollada por científicos del King’s College London que predice el rendimiento académico con base en el ADN.

El estudio mostró que un marcador genético de más de 20.000 variantes de ADN explican casi 10 % de las diferencias en el logro a los 16 años de edad, un sistema más preciso que el género o la pasión por lograr las metas.

El artículo fue publicado en Molecular Psychiatry y marca un hito que podría ayudar a identificar niños que estarían en riesgo de tener dificultades del aprendizaje.

Estudios previos en mellizos han mostrado que 60 % de las diferencias en el logro educativo entre individuos se debe al ADN. Aunque parece lejos ese porcentaje del 10 % predicho en el nuevo estudio, los autores dijeron que los estudios con mellizos examinan la suma de todos los efectos genéticos, incluyendo las variantes comunes y las raras, las interacciones entre genes y de genes con el ambiente. Esos estudios por lo tanto nos dicen la influencia genética total en un rasgo en una población.

Los marcadores poligénicos estiman la influencia genética solo de variantes comunes, lo que explica las discrepancias entre las dos clases de estudios.

Como los rasgos humanos son complejos y están influenciados por miles de variantes genéticas con un efecto pequeño, es útil considerar el efecto conjunto de todas esas variantes asociadas, lo que distingue los estudios poligénicos.

El valor de los marcadores poligénicos es que permiten estimar los efectos genéticos para el logro académico o cualquier otro rasgo en el nivel individual basado solo en el ADN de la persona.

Para calcular el marcador poligénico individual se necesita información de un estudio amplio de asociación del genoma (Gwas) que detecta variantes genéticas específicas vinculadas a rasgos particulares. Algunas de esas variantes, conocidas como polimorfismos de nucleótido simple están muy relacionadas con esa características, mientras otras no.

En la investigación del King’s los científicos se basaron en Gwas de casi 10 millones de polimorfismos e identificaron 74 variantes muy asociadas con los años completados de educación. Y los años de educación son usados como medida para el logro educativo y rasgos relacionados.

La flor que llegó del pasado

Foto OSU

Vivió hace al menos 20 millones de años, pero parece con tratamiento rejuvenecedor: quedó preservada en un pedazo de ámbar.

Científicos reportaron en Nature Plants el descubrimiento del primer fósil de una astérida, la familia de plantas con flores de las cuales vienen el tomate, la papa, las petunias y el café.

Pero este ejemplar no es uno de esos predecesores. Se trata de la chica ‘mala’ de la familia, bueno al menos de la chica diferente: perteneció al género Strychnos, del cual se desprendieron los venenos más famosos, como el curare y a estricnina.

Unos venenos usados por los indígenas en sus flechas, que sirven para el control de roedores y que aparecen en las historias de Sherlock Holmes y en la película Psicosis y que parecen tener sus orígenes en las selvas de lo que hoy es la República Dominicana.

“Los especímenes son flores hermosas perfectamente preservadas, que en algún momento surgieron de plantas que vivieron en una calurosa selva tropical con árboles grandes y pequeños, enredaderas, palmas, hierbas y otra vegetación” dijo George Poinar, Jr., profesor de la Facultad de Ciencias en Oregon State University, experto en plantas y animales preservados en ámbar.

El ejemplar revela que las astéridas estaban evolucionando hace muchos millones de años.

Hoy están entre las plantas más importantes y diversas, con 10 órdenes, 98 familias y cerca de 80.000 especies. Representan cerca de 1/3 de toda la diversidad actual de angiospermas o plantas con flores.

El hallazgo muestra además que ese género de plantas venenosas existieron millones de años antes de la aparición de los humanos.

Resulta llamativo que las especies de ese género sean casi todas tóxicas de algún modo: cada una tiene sus propios alcaloides, variando en los efectos. Unas son más tóxicas que otras y tal vez por eso son exitosas: tienen un arma para defenderse, explicó Poinar.

Algunas de esas toxinas tienen propiedades útiles e incluso medicinales.

Hoy hay cerca de 200 especies de Strychnos alrededor del mundo, en su mayoría tropicales.

El descubrimiento de las flores fósiles sugiere que quizá otras familias emparentadas pudieron haber evolucionado en el Cretáceo superior en las selvas tropicales.

Una suerte que estas quedaron atrapadas en el ámbar.

Los felinos son impuros

Un bengal, bengalí o bengala, gato doméstico cruzado con un leopardo. Foto Wikipedia/Tyler T

¿Qué tal un ligre o un teón? Los felinos no siempre fueron los felinos que son. Así lo confirma un estudio sobre la evolución de estos animales, que en distintos puntos de su historia se aparearon unos con otros.


Los felinos actuales, por decirlo así, son en realidad animales sin pedigrí, comunes, lo que en algunas partes denominan ‘chandas’.

Los híbridos resultantes del apareamiento entre distintos tipos de felinos han regido su evolución, según el estudio.

Hoy es posible crear árboles familiares de las especies. Al analizar el nivel de similitud en el ADN se puede descubrir cuán emparentadas están dos especies.

En la última década análisis de genomas de felinos mostraron discrepancias extrañas, debido a dos tipos de ADN hallado en las células, el nuclear del núcleo celular y el mitocondrial de la mitocondria. Los árboles familiares de las especies de felinos difieren cuando se estudia uno y otro tipo de ADN, explicó William Murphy, coautor.

Una explicación es que ocurrió un apareamiento entre especies de gatos de distintos géneros y subfamilias. Se ha visto que especies que no viven cerca, en los zoológicos se han apareado. Puede suceder entre los leones que vive en África y los tigres de Asia. El resultado son híbridos que tienen rasgos de ambas especies, como ligres, cruzamientos entre leones machos y tigresas, y teones, descendientes de leonas y tigres.

“Una de las razas de gatos más populares, el bengalí, es un híbrido del gato doméstico y el leopardo asiático. Muchas otras razas son de origen híbrido”, dijo Murphy.

Para resolver el misterio de la evolución de los felinos, los investigadores estudiaron el ADN de 38 especies de gatos de 8 linajes de felinos, desde el gato doméstico a los grandes gatos como leones, tigres, leopardos, jaguares y guepardos.

Los científicos construyeron un árbol familiar de linajes maternos y paternos para cada una de las especies. Hallaron al menos 10 instancias de hibridización que moldearon la evolución de los felinos y “probablemente encontraremos más cuando tengamos los genomas completos de todas las especies vivas de felinos”, explicó Murphy, citado por LiveScience.

Se identificaron trazos de hibridización entre los genomas de más de la mitad de los 8 linajes, específicamente en el gato doméstico, el leopardo, el lince, el ocelote y la pantera.

Por ejemplo, mientras el puma está más relacionado con el gato doméstico y el leopardo asiático, las hembras de pumas tenían signos de ancestría de los linces y el gato de Borneo.

Es decir, la mezcla es común en la naturaleza, más de lo que se creía. Y podría aportar genes útiles al resultado de ese apareamiento entre especies diferentes.

El estudio apareció en Genome Research.

¡Bienvenidos!: 5 nuevas especies de animales

Hembra y macho. Fotos Zookeys

Cinco nuevas especies fueron agregadas al conocimiento en distintas publicaciones y en verdad hay algunas llamativas.

1. La araña mariquita: Así podría llamarse la nueva especie de Eresus hermani, una araña con pintada como para una fiesta de disfraces. Fue publicada en Zookeys y hallada en Hungría. El macho tiene marcas negras y rojas en el abdomen. Los machos tienden a ser más pequeños, de 3,4 milímetros, mientras las hembras miden unos 8,2 milímetros. Las hembras no son tan coloridas como los machos.

2. Lagartos: dos nuevas especies fueron halladas en Chile. Liolaemus scorialis, mide unos 16,5 centímetros y deriva su nombre del lugar donde habita, las rocas ígneas del volcán Antuco. Tiene unos anillos en su cola y una banda café oscura por el hombro. También fue publicado en Zookeys.

El otro lagarto es Liolaemus zabalai. Mide unos 18,3 centímetros y vive entre las plantas en el suelo arenoso del volcán. Es omnívoro pero come más que todo plantas.

3. Un nuevo cangrejo de coral de menos de 1 centímetro incluyendo sus tenazas, hallado en Malasia e Indonesia. Las hembras tienen doble tamaño que los machos y son muy grandes para salir de sus guaridas, por lo que viven atrapadas. Los machos sí pueden salir. Otra publicación de Zookeys.

4. Una rana René: en Costa rica se encontró la nueva especie, muy parecida a la famosa rana René. Mide 2,5 centímetros. Se le denominó Hyalinobatrachium dianae y es otra rana de cristal, por su transparencia. Tiene piel verde y ojos blancos salidos. Fue identificada por su voz. Apareció publicada en Zootaxa.

5. Un escorpión: el análisis de un escorpión macho en una caverna en Vietnam permitió ver que era una nueva especie. Es el Alloscorpions troglodytes, que vive a unos 60 metros dentro de la cueva. Mide unos 21 centímetros y es diferente a los demás de su género: cuerpo más pequeño y pinzas elongadas. Fue descrito en Zookeys.

Las mujeres reconocen mejor los pájaros

Aunque es el mismo, todos los vemos diferente. El mundo cambia según quien lo mire.

Las mujeres son mejores que los hombres para reconocer cosas vivas como las aves y ellos lo hacen mejor para reconocer… vehículos.

Es lo que muestra un análisis de psicólogos de Vanderbilt University, que parece controvertir otros en su campo.

“No son resultados definitivos, pero son consistentes con esta historia: cada quién nace con una capacidad general para reconocer objetos y de hacerlo bien. Casi todos somos expertos en reconocer rostros, dada su importancia para las interacciones sociales. La mayoría también desarrolla la experticia para reconocer otro tipo de objetos debido a su trabajo, pasatiempos o intereses. Nuestra cultura influencia en cuáles categorías nos interesamos, lo que explica las diferencias entre hombres y mujeres”, explicó Isabel Gauthier, profesora de Psicología.

Los resultados fueron publicados online en Vision Research: “The Vanderbilt Expertise Test Reveals Domain-General and Domain-Specific Sex Effects in Object Recognition.”

“Nuestra intención era evaluar el rol que la experticia juega en el reconocimiento de objetos con un nuevo test que incluye varias categorías, o sea que no estábamos buscando estos resultados”, dijo Gauthier. Ella dirige el laboratorio donde el estudiante de postdoctorado Rankin McGugin condujo el estudio.

“No es la primera vez que se han hallado diferencias de género en tareas de percepción. Estudios previos han demostrado que los hombres tienen una ventaja en tareas de rotación mental. De hecho, un estudio reciente que analizó solo el reconocimiento de autos mostró que los hombres eran mejores que las mujeres pero se atribuyó a esa rotación. Nuestro hallazgo de que ellas son mejores que los hombres para reconocer objetos en otras categorías sugiere que esa explicación no es correcta”.

El descubrimiento del efecto de género en el reconocimiento de objetos también pone en duda estudios que proclaman que la capacidad de reconocer rostros es independiente de la capacidad de él o ella de reconocer objetos”.

Imagen cortesía Julie Turner, Vanderbilt University

Hallan la primera araña sin ojos… y caza

No tener ojos es de por sí una desventaja. No tenerlos y cazar es una proeza.

Científicos del Senckenberg Research Institute en Frankfurt descubrieron la primera araña sin ojos del mundo, según un artículo publicado en Zootaxa.

Con una envergadura de patas de 6 centímetros y un cuerpo de unos 12 milímetros, la araña Sinopoda scurion es representante de la larga familia de arañas esparásidas (Sparassidae) o arañas cangrejo por su tamaño y forma, llamándolas otros como cazadores humanos por su velocidad y forma de cazar, de las cuales hay más de 1.100 especies.

“La encontré en una caverna en Laos, a unos 100 kilómetros de la famosa caverna Xe Bang Fai”, dijo Peter Jäger, jefe de Aracnología en el Senckenberg.

“Conocíamos otras arañas de este género en otras cavernas, pero todas con ojos y pigmentación completa”.

La regresión ocular podría deberse a vivir siempre en un ambiente carente de luz, una adaptación observada también en otras arañas habitantes de la caverna. “La especie de Sinopoda descrita demuestra todas las clases de transiciones a la adaptación en cavernas, desde 8 con ojos funcionales a 6, 4 con dos hasta las ciegas”, explicó Jäger.

Las arañas andaban en buena compañía: con peces, escorpiones y cangrejos que se han adaptado a las cavernas de Laos.

Los expertos en arañas describieron 9 especies nuevas del género Sinopoda.

El hallazgo en ambientes cavernícolas confirman la preferencia de esos animales por hábitats subterráneos.

Descubren secreto de la hormiga supersoldado

No podría ser mejor la alternativa: si nos atacan, hacemos superhéroes, si no, pues somos común y corrientes. Eso es lo que se acaba de encontrar en uno de los insectos más sorprendentes: las hormigas.

Un género entero de hormigas que comprende más de 1.000 especies, tienen la capacidad oculta de producir supersoldados, hormigas-soldado más grandes que un soldado-hormiga normal y que pueden defender el nido contra invasores

Todo lo que se requiere es un baño con una hormona, revelaron científicos en Science.

Solo se conocen unas pocas especies del género Pheidole que producían supersoldados para detener hormigas invasoras, bloqueando la entrada a los nidos con sus enormes cabezas. Solo se han visto en 8 de más de 1.100 especies Pheidole. El nuevo estudio indica que todo el género tiene el potencial de crear esta casta de obreras guerreras.

Esas 8 especies solo se hallan al suroccidente de Estados Unidos y en el norte de México. Ehab Abouheif, biólogo de McGill University en Canadá, detectó algunos individuos gigantes en colonias de una novena especie, Pheidole morrisi, de Nueva York.

“Tienen grandes mandíbulas. Si las coge con los dedos, en verdad duele”.

Abouheif y colegas hallaron que la producción de esas grandes hormigas soldados es una extensión de los mismos eventos de desarrollo que disponen los soldados aparte de las obreras. Como larvas, su destino de adultas es determinado por la llamada hormona juvenil. Si sus niveles son bajos, la larva se desarrolla en una obrera pequeña; si el nivel es mayor, la larva crece más y eventualmente se hace un soldado. En algunas especies, hay una segunda activación. Si la hormona juvenil se excede en esta fase, la hormiga retrasa la metamorfosis aún más, crece más y se convierte en supersoldado.

Las especies de supersoldados están diseminadas por el árbol familiar Pheidole, y la subcasta se halla en especies más viejas así como en las que evolucionaron recientemente. “Un biólogo evolutivo las miraría y diría que son eventos independientes”.

No es así. Al bañar la larva con methoprene, un químico que imita la hormona juvenil, los científicos indujeron la producción de supersoldados en especies que normalmente no los tienen.

El hecho fue demostrado en tres especies, incluida P. morrisi. Abouheif afirma que halló lo mismo en otras especies Pheidole también.

O sea que los supersoldados existían en el ancestro común de todo el género. Y aunque la subcasta desapareció en la mayoría de las especies, las hormigas mantienen el potencial de producirlos. Dado que la misma hormona fija el destino de soldados y supersoldados, no habría sido posible eliminar uno sin comprometer la suerte del otro.

Un buen año para las hormigas.

Foto cortesía Science-A. Wild

En cuestión de parejas, la diversidad es bienvenida

En la variedad está el placer. Y eso, precisamente, es lo que aplican los animales en materia de apareamiento. Noe s cuestión de infidelidad, que tal vez no exista en su mundo, es asunto de supervivencia.

Lo practican las aves, las abejas también. Súmeles las langostas, las ranas y los lagartos. Y la lista crece. Un grupo de científicos de Simon Fraser University. Concordia University y Dalhousie University encontraron que la flexibilidad en rituales de apareamiento es la clave en el éxito reproductivo cuando los machos sobrepasan en número las hembras.

El equipo analizó cientos de investigaciones sobre las tendencias en apareamiento de mamíferos, insectos, peces, crustáceos, anfibios y reptiles. “Hallamos que hay una gran flexibilidad en el comportamiento y las costumbres a través de las especies”, dijo James W. Grant, profesor del Departamento de Biología en Concordia.

En las épocas de apareamiento, cuando los machos compiten por las hembras, el cortejo puede ir desde la pelea al desespero cuando los machos sobrepasan en número al otro género.

“Tendemos a pensar que más machos significan más pelea, pero luego de cierto punto, pelear con todos los machos alrededor es extenuante y riesgoso por las chances de lesión. Lo que es más: la ocasión puede ser aprovechada por un macho que se robe la hembra”, explicó Laura Weir, de la Simon Fraser.

En la batalla por la reproducción, se encontró que el elemento sorpresa es un arma elegida por machos rodeados de otros dominantes. “Machos pueden olvidarse del cortejo y tratar de obtener éxito reproductivo de distintas maneras”, indicó Jeffrey Hutchings, de Dalhousie.

Los machos también optan por ser guardianes de las hembras en vez de los rituales tradicionales de cortejo durante la escasez de machos, una mala noticia para las hembras que esperan ser servidas por múltiples parejas.

“Las vigilan hasta que están listas para aparearse para asegurar cierto grado de éxito reproductivo al prevenir la competencia del esperma de machos subsecuentes”, dijo Grant, advirtiendo que ellos establecen la cantidad de esperma de acuerdo con cuántos competidores enfrentan.

Cuando las parejas escasean, es común que los machos merodeen independiente del interés que muestren las hembras. “Sin embargo, si las hembras abundan y los encuentros son frecuentes, ellos pueden alejarse de las que no sean receptivas para buscar una que esté lsita para aparearse”, explicó Grant.