Ahora sí llega la minería espacial

Afiche de la misión

Afiche de la misión

Parece un hecho: Deep Space Industries anunció ayer sus planes de enviar una nave, Prospector-1 a un asteroide cercano para determinar su valor como fuente de recursos espaciales, un paso en los planes de recolectar y suministrar recursos en la creciente economía espacial.

“Hemos trabajado con diligencia para llegar a este punto y ahora podemos decir con confianza que tenemos la tecnología, el equipo y el plan adecuados para ejecutar la histórica misión”, expresó Rick Tumlinson, cofundador. El próximo paso será construir la nave.

En 2017 la DSI y su socio, el gobierno de Luxemburgo, enviarán una nave experimental en órbita baja para examinar la tecnología. Será en 2017.

Y antes de finalizar la década Prospector-1 irá un poco más allá a explorar el asteroide.

Será un programa de bajo costo, dijo uno de los ingenieros, Grant Bonin. Para él la misión costará solo una fracción de lo que cuestan las actuales naves espaciales.

Será una nave pequeña, de 50 kilos con combustible que usará un sistema de propulsión con agua marca Comet, que expele vapor de agua supercaliente para generar el impulso. Y agua será el primer producto que se buscará en la era de la minería espacial pues con ella se podrían retanquear en el espacio las futuras naves de DPI.

En la próxima década comenzaremos a recoger nuestros recursos espaciales en asteroides”, según Daniel Faber, CEO. “Estamos cambiando el paradigma de las operaciones de negocios en el espacio, de uno en el que los usuarios llevan todo con ellos, a uno en los que los suministros que necesitan están esperando pro ellos cuando lleguen”.

¿A cuál asteroide visitarán primero? No se ha escogido aún. Está en selección. Y cuando la nave llegue, mapeará la superficie y subsuelo del asteroide con imágenes visuales y de infrarrojo para establecer el contenido de agua hasta 1 metro de profundidad. Luego la nave intentará aterrizar para medir las características geofísicas y geotécnicas.

La primera misión interplanetaria comercial. ¿Inicio de una disputa por los minerales espaciales?

Un enorme y brillante planeta libre

El planeta en TW Hidrae. Foto Carnegie Institution for Science

El planeta en TW Hidrae. Foto Carnegie Institution for Science

Es brillante, mucho. Y mucho más grande que Júpiter. Y también ‘flota’ libre en el espacio. También está algo cerca a nosotros.

Astrónomos hallaron un gran planeta, algo menor que una enana marrón, que es hasta ahora el más brillante y joven entre los planetas que andan sin estrella por el medio interestelar.

El estudio aparecerá en The Astrophysical Journal Letters.

Se trata de 2MASS J1119-1137, que tiene entre 4 y 9 veces la masa de Júpiter, detectado con el explorador Wise de Nasa y otros telescopios en la superficie, se pudo ‘ver’ por su brillo mediante una combinación de imágenes ópticas y en infrarrojo.

Su huella lumínica es bien particular, según Kendra Kellogg, cabeza del estudio: emite más luz en el infrarrojo que lo que se esperaría si fuese viejo y se hubiese enfriado.

Se podría confundir por ejemplo con la infinidad de distantes enanas rojas que pueblan la galaxia que exhiben características semejantes a las cercanos objetos tipo planetas, en palabras de Jacqueline Faherty, otra investigadora.

Los astrónomos desecharon esa situación mediante el espectrógrafo del telescopio Gemini en Chile, confirmando que era un objeto de baja masa cercano y no distante.

Luego confirmaron la edad. Gemini solo les sugirió que tenía menos de 200 millones de años, pero con otro telescopio descubrieron que pertenece al grpo de estrellas más jóvenes en el vecindario de nuestro Sol, cerca de 2 docenas de estrellas de 10 millones de años, moviéndose juntas por el espacio, conocidas como la asociación TW Hidrae.

A solo 95 años luz, este gran planeta solo pierde el primer lugar como el más brillante planeta libre, que posee otro objeto, PSO J318.5-22, con 23 millones de años, más masivo que aquel.

El hallazgo de esta clase de planetas es una oportunidad para estudiar la naturaleza de planetas fuera del Sistema Solar: son más fáciles de observar que los que giran alrededor de estrellas cuyo brillo dificulta los análisis.

Las 10 noticias científicas de la semana

1. Bacteria comeplásticos

Un grave problema: la disposición del plástico. Foto Wikipedia

Un grave problema: la disposición del plástico. Foto Wikipedia

En un hallazgo sorprendente, científicos encontraron una bacteria que se alimenta de plástico, sí PET y otros, lo que podría ser en el futuro un arma contra este útil producto que tanto contamina. Se trata de Ideonella sakaiensis, dice el informe en Science. El problema es que come muy despacio, algo que se podría obviar con modificación genética dijeron otros investigadores.

 

2. Cuestionan al buen colesterol

Hace décadas se determinó que existen dos tipos de colesterol, el LDL, malo para la salud, y el HDL, el bueno de la película con un efecto protector. Pero un estudio en Sciece dice que no es tan sencillo y que tener altos niveles del bueno no concede ninguna protección contra las enfermedades del corazón.

 

3. Volvió a ver

Científicos mostraron un método para generar varias clases de tejido ocular a partir de células madre. Cuando se hizo el trasplante a un modelo animal (conejo) con ceguera por la córnea, el animal recuperó la visión, lo cual alienta los ensayos en humanos para recuperar la pérdida total o parcial de la visión. El estudio apareció en Nature.

 

4. Eso es mucho veneno

Mucho se ha hablado de la extinción de las abejas. Estos polinizadores están amenazados en distintas partes del planeta. Un estudio en el Journal of  Chromatography reveló que las abejas están siendo envenenadas con 57 pesticidas diferentes, que fueron encontrados en estos insectos sociales, lo cual podría conducir a medidas para protegerlos.

 

5. Calor nocturno

Desde hace varias décadas se observa un fenómeno: las noches se han estado calentando mucho más rápido que los días, una tendencia que a pesar de todo… continuará. La principal fuerza actuante es el sistema climático. En las noches la capa de aire más cercana al suelo es de solo cientos de metros, en el día de varios kilómetros. Esa variación hace que las noches sean más calientes según el estudio en el International Journal of Climatology.

 

 

6. Estatura, obesidad y… destino cruel

Una investigación en el BMJ asoció a los hombres cortos de estatura y a las mujeres obesas con menores oportunidades en la vida en temas como educación, ocupación e ingresos. Eso indica que las mujeres con sobrepeso tienen desventaja socioeconómcia y que los hombres altos tienen ventaja sobre los que no. El estudio tomó datos de 119.000 individuos de 40 a 70 años de edad.

 

7. Un extraño material

Parece mágico: científicos de Harvard un material que se puede doblar y es tan versátil que puede cambiar de tamaño, volumen y forma, según necesidad. Podría aplanarse conteniendo el peso de un elefante, por ejemplo, y luego volver a su forma original para ser usado en otra forma. La estructura fue inspirada por una técnica del origami. Su descripción apareció en Nature Communications.

 

8. ¿Quién habla allá afuera?

Astrónomos detectaron la fuente de las más débiles ondas milimétricas de objetos tenues a través del universo. Esos objetos son responsables del enigmática luz infrarroja de fondo que llena el universo. El 60% corresponde a galaxias débiles, mientras el resto aún tiene origen desconocido. El artículo apareció en The Astrophysical Journal Supplement Series. ¿De dónde vendrán?

 

9. No, no era el paraíso

Científicos reunieron todas las evidencias para ver cómo era la vida en Olduvai Gorge (Garganta de Olduvai), Tanzania actual, hace 1,8 millones de años. Es un sitio fosilífero por excelencia. Encontraron que esos homíninos de rasgos primitivos aún tenían acceso a alimentos y al agua, así como dónde cobijarse. Pero la vida no era fácil: debían competir por la comida con los grandes carnívoros de entonces. El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences.

 

10. Sí se puede

Un reporte concluyó que hoy existen las herramientas para vincular fenómenos climáticos extremos como inundaciones y olas de calor al cambio climático de origen antropogénico, algo sobre lo cual los científicos siempre han guardado prudencia afirmando que era difícil atribuir un evento a ese cambio y que solo se podía hablar de tendencia. Las sequías y las lluvias extremas aún son difíciles de vincular con el cambio climático según el reporte preparado por científicos de Penn State.

 

 

Desarrollan implante para recuperar la visión

El ojo biónico está a la vuelta de la esquina de acuerdo con un nuevo desarrollo presentado en Nature Photonics.

James Loudin y colegas de Stanford University en California hallaron solución a un serio problema en implantes oculares: la cantidad de alambres y cables que era necesario colocar en un punto tan reducido del cuerpo humano.

Así, un implante retinal para remediar ciertos casos de ceguera está un paso más adelante. La solución incluye una especie de lentes que envía señales en infrarrojo al ojo y a una red de fotodiodos de silicio implantados en el ojo.

Se simplifica el conjunto de dispositivos que había que implantar. El sistema transmite datos visuales y corriente directamente a los implantes, eliminado la necesidad de una fuente externa.

Loudin y colegas demostraron la eficacia de su sistema empleando luz cercana al infrarrojo para estimular las retinas de ratas en las que se habían implantado los fotodiodos. Un computador de bolsillo procesa las imágenes capturadas por una cámara miniatura colocada en un par de lentes similares a los que se usan en video, y un sistema de proyección cercano al ojo proyecta las imágenes al ojo y en la red de fotodiodos utilizando pulsos de flashes cercanos al infrarrojo.

El dispositivo estimula las neuronas de la retina.

El sistema de Loudin reduce problemas como efectos secundarios en los implantes en complejas cirugías, tales como pérdida de neuronas y una acumulación de astrocitos que forman una capa alrededor de la red implantada. Eso incremente el espacio entre los electrodos y además los aísla, reduciendo funcionalidad. Además es difícil escalar a altos números de microelectrodos densamente empaquetados, aparte de que el sistema depende de una cámara exterior para estimular la retina.

Como los implantes del sistema de Loudin son mucho más delgados y carecen de alambras obvia aquellas dificultades.

Otro sistema de recuperación parcial de la visión, liderado por el alemán Eberhart Zrenner, se encuentra en ensayo en 66 pacientes de Norteamérica y Europa, esperándose que esté en el mercado en dos o tres años.

El sistema de Loudin requerirá más ensayos.

Estos sistemas funcionan para ciertos tipos de ceguera.

La nebulosa de la Hélice revela nuevos detalles

Una nueva imagen de la sorprendente nebulosa de la Hélice fue tomada por el telescopio Vista del Observatorio Paranal en Chile. Tomada en infrarrojo revela tiras de frío gas nebular invisible a las imágenes en luz visible y presenta un rico trasfondo de estrellas y galaxias.

Esta nebulosa es una de las más cercanas y más destacables ejemplos de una nebulosa planetaria. Se halla hacia la constelación de Acuario a unos 700 años luz de la tierra.

Este extraño objeto se formó cuando una estrella tipo Sol estaba en los últimos trances de su vida. Incapaz de mantener sus capas externas, lentamente lanzó las cubiertas de gas que constituyen la nebulosa.

Hoy se halla en un proceso evolutivo para convertirse en enana blanca y aparece como el pequeño punto azul en el centro de la imagen.

La nebulosa en sí es un objeto complejo compuesto de polvo, material ionizado y gas molecular, dispuestos en un bello patrón como una flor y destellando en el feroz resplandor de luz ultravioleta que proviene de la estrella central.

El anillo principal es de unos dos años luz de longitud, casi la mitad de la distancia entre nuestro Sol y la estrella más cercana, pero el material de la nebulosa se expande hasta al menos 4 años luz.

Foto cortesía ESO

Chorro de gas cae en agujero negro

Astrónomos captaron un chorro de gas que cae hacia un lugar de donde no podrá salir, al menos con el conocimiento que tenemos hasta ahora: un agujero negro.

El chorro se dirige hacia el agujero en el centro de nuestra galaxia, Sagitario A, que pesa algo así como 4 millones de veces nuestro Sol y que se encuentra a 27.000 años luz de nosotros. Un agujero negro alrededor del cual toda la galaxia gira, incluso nuestro Sol, que tarda 230 millones de años en dar el giro completo.

Stefan Gillessen y Reinhard Genzel, del Max Planck Institute, mediante el Gran Telescopio de la ESO en Chile, observaron en infrarrojo el centro de la galaxia y descubrieron el chorro de gas, descartando que se trate de una estrella dado que esta aparecería más brillante a esa longitud de onda.

El hallazgo aparece publicado en Nature.

Dibujo del gas hacia el agujero negro cortesía ESO.

La luz que mata el cáncer

En la larga lucha contra el cáncer, de todo ha ensayado el hombre y continúa en la búsqueda, gracias a lo cual ha logrado reducir la mortalidad por casi todas las manifestaciones cancerosas.

Ahora, en un nuevo estudio, científicos han mostrado una nueva forma de destruir selectivamente las células cancerosas, al menos en ratones: con luz.

Investigadores del National Cancer Institute en Maryland, Estados Unidos, empelaron un anticuerpo que se enfoca a las proteínas expresadas en los cánceres para apuntar a los tumores, y marcado con un químico que al ser tocado por un rayo en longitud de onda cercana al infrarrojo, se hace tóxico para esas células, según el reporte presentado en Nature Medicine.

Esperando hasta que el anticuerpo se había unido a las células cancerosas antes de exponerlo a la radiación infrarroja, los investigadores pudieron apuntar directamente al cáncer y no al tejido sano adyacente.

El tratamiento fue efectivo: los tumores atacados en ratones se encogieron de manera importante, con mínimo daño en las células normales. Los ratones tratados vivieron mucho más que los controles que no lo fueron.

Una esperanza para el mundo, pues los actuales tratamientos contre el cáncer están en tres categorías: eliminación mediante radiación; remoción quirúrgica; o con drogas para matar las células.

Estrella supergigante de medidas descomunales

Astrónomos acaban de encontrar que una vieja conocida es en verdad una estrella supergigante amarilla, la más cercana a la Tierra, de acuerdo con información del European Southern Observatory en La Silla (Chile).

Esta monstruosa estrella, conocida por los astrónomos como IRAS 17163-3907, tiene un diámetro unas mil veces mayor que nuestro Sol. A una distancia de 13.000 años luz presenta un brillo 500.000 veces mayor que el de nuestra estrella. Es una de las 30 estrellas más brillantes en el espectro infrarrojo.

Su masa total es unas 20 veces la del Sol.

“Se sabía que brillaba mucho en infrarrojo, pero nadie la había identificado como una supergigante amarilla”, dijo Eirc Lagadec, quien encabezó un grupo que tomó nuevas imágenes de este colosal objeto.

La estrella presenta una doble capa de polvo, que en conjunto semejan un huevo frito, por lo que se le llama la Nebulosa del Huevo Frito.

Pero no solo en eso es llamativo. Si esta estrella estuviera situada en nuestro Sistema Solar, la nebulosa habría engullido todos los planetas e incluso aquellos menores y cometas que residen mucho más allá de la órbita de Neptuno: la corona más externa tiene un radio de 10.000 veces la distancia Tierra-Sol (que es de 150 millones de kilómetros aproximadamente).

Las amarillas supergigantes se hallan en una fase muy activa de su existencia, con una serie de sucesivas explosiones que eyecta el material que ha formado las dos coronas a su alrededor. La fase dura solo unos millones de años

Esta estrella ha eyectado cuatro veces la masa del sol en sólo unos cientos de años.

Dada la inmensa actividad que genera, morirá pronto (en términos estelares) en una enorme explosión de supernova, luego de pasar por la fase de estrella Wolf-Rayet (que pierde masa a enorme velocidad dados sus poderosos vientos).

Un coloso del cielo, hacia la constelación Escorpión.

Foto cortesía ESO

Una gigante a punto de morir o… recuerdos del pasado

Pocos pueden no haberla visto. Betelgeuse es una de las estrellas más brillantes del cielo y se encuentra en la famosa constelación Orión o los Tres Reyes Magos. Representa uno de los brazos.

Astrónomos tomaron imágenes detalladas con el Very Large Telescope de la ESO en Chile y encontraron que esa estructura parece como con enormes llamaradas saliendo de la estrella, que es el material que expulsa al espacio.

Esta estrella es una supergigante roja. Es tan grande que es casi del tamaño de ¡la órbita de Júpiter! o cerca de cuatro veces y media el diámetro de la órbita de la Tierra.

La nebulosa que la rodea es mucho más grande que la estrella misma, extendiéndose por 60.000 millones de kilómetros o 400 veces la distancia Tierra- Sol (150 millones de kilómetros).

Una estrella roja como esta significa que está en una de las últimas etapas de su vida como estrella masiva. En una fase corta, aumenta de tamaño, expulsa el material al espacio a una tasa muy elevada en apenas 10.000 años.

El proceso de expulsión involucra dos fenómenos: la formación de grandes chorros de gas (aunque menores a la nebulosa fotografiada) y un vigoroso movimiento arriba-debajo de gigantes burbujas en la atmósfera de Betelgeuse, como el agua hirviendo que circula en una olla.

Las imágenes revelan que los chorros están probablemente conectados a la nebulosa exterior. Esta nebulosa no puede ser vista en luz visible.

El material visible en la imagen en infrarrojo está compuesto de silicio y aluminio, el mismo material que forma la mayoría de la corteza terrestre y otros planetas rocosos.

En algún momento del lejano pasado, los silicatos de la Tierra fueron formados por una estrella masiva –hoy extinguida- similar a Betelgeuse.

Foto cortesía ESO.

Un mapa con las 43.000 galaxias más cercanas

 

El más espectacular mapa del universo local fue revelado por astrónomos, un mapa en 3-D que cobija el universo hasta una distancia de 380 millones de años luz.

La obra demoró más de 10 años en ser completada y fue realizada gracias al 2Mass Redshift Survey, que logró, a diferencia de mapas pasados, extenderse más hacia el plano de la galaxia, una región generalmente oscurecida por el polvo estelar.

La luz de una galaxia es desplazada hacia el color rojo del espectro y a longitudes de onda mayores por la expansión del universo. Mientras más lejos esté la galaxia, mayor su color rojizo, por lo que la medición de este color establece la distancia de las galaxias y le confiere al mapa la vital tercera dimensión.

El rastreo escaneó el cielo entero en tres bandas de longitud de onda cercanas al infrarrojo con el fin de penetrar el polvo en el camino, lo que no es fácil con luz visible. Sin adicionar los rojizos, sólo se tomaría una imagen en 2-D.

El 2Mass Redshift Survey (2MRS) eligió galaxias de imágenes hechas por el Two-Micron All-Survey (2MASS) y tomó en detalle áreas previamente ocultasen nuestra Vía Láctea para entender mejor su impacto en nuestro movimiento.

El movimiento de la Vía Láctea con respecto al resto del universo ha sido un rompecabezas aún desde que los astrónomos fueron capaces de medirlo y encontraron que no podía ser explicado por la atracción gravitacional de ninguna materia visible.

Dentro de las regiones que antes estaban ocultas y ahora son visibles, figura la de la Hidra-Centauro.

El mapa ubica más de 43.000 galaxias en esos 380 millones de años luz comprendidos en el estudio.

El mapa fue presentado por Karen Masters, de University of Portsmouth en el Reino Unido, en una conferencia de prensa en el encuentro de la American Astronomical Society.

Se aprecia en la imagen una foto del mapa. Cortesía T. H. Jarrett-Ipac-SSC.

12