La ‘maldita’ primavera se hace más larga

Foto Forest Wander/Wikipedia

Foto Forest Wander/Wikipedia

La modificación del patrón climático del planeta toca hasta… la primavera.

Sí, un estudio sugiere que se está alargando, con consecuencias aún no estudiadas en diferentes especies vivas y hasta en los humanos. Continuar leyendo

Santa Claus anda con renos flacos

Reno. Foto Wikipedia Commons

Reno. Foto Wikipedia Commons

Santa Claus podría quedarse pronto sin renos para tirar su trineo repleto de regalos.

Investigadores encontraron que estos emblemáticos animales se están reduciendo debido al cambio climático y la reducción de sus alimentos.

Continuar leyendo

10 noticias científicas de la semana

Clasificación de los exoplanetas. Imagen C. Harman

Clasificación de los exoplanetas. Imagen C. Harman

1. 216 mundos

Un grupo de astrónomos de diferentes países clasificó los casi 4.000 planetas extrasolares descubiertos por el observatorio espacial Kepler y encontró que 216 en zona de habitabilidad y con posibilidad de tener agua líquida. De estos, 20 son los mejores candidatos a ser planetas rocosos tipo Tierra. El estudio encontró que la distribución de esos planetas dentro de la zona habitable es igual a la distribución por fuera de ella, una evidencia más de que el universo está repleto de planetas y lunas en donde podría haber vida. El estudio apareció en Astrophysical Journal.

2. El secreto del girasol

Científicos descubrieron el secreto detrás de los girasoles que se mueven a medida que avanza el Sol siguiéndolo. Se trata de su reloj circadiano que actúa sobre las hormonas del crecimiento y así siguen la estrella mientras crecen, según el estudio publicado en Science. Tal vez la primera demostración de un reloj modulador del crecimiento en plantas según los autores de la Universidad de California en Davis.

3. Obesidad y edad

El cerebro de las personas obesas de edad media son diferentes a los de las personas de la misma edad que tienen peso adecuado: parecen 10 años más viejos de acuerdo con un estudio en Neurobiology of Aging. Con la edad el cerebro se encoge, pero cada vez se reconoce más que la obesidad afecta la forma como envejece el cerebro, algo que incide en las áreas que permiten el flujo de comunicación.

4. Oxígeno del pasado

Astrónomos de Ucla realizaron la primera medición precisa de la abundancia de oxígeno en una galaxia a 12.000 millones de años, en los inicios del universo. Ese elemento es el tercero más abundante y se crea dentro de las estrellas, siendo liberado cuando mueren. Medir su cantidad ayuda a entender cómo circula la materia dentro y fuera de las galaxias. El hallazgo fue presentado en Astrophysical Journal Letters.

5. Radiografía del asesino y los medios

Las personas que han cometido asesinatos masivos en Estados Unidos, donde han venido creciendo, tienden a compartir 3 características según investigadores: depresión desenfrenada, aislamiento social y narcisismo patológico. Pero no todo para ahí: la Asociación Psicológica Americana (APA) llamó la atención a los medios masivos para que no concedan a esas personas la fama que se les da, pues puede incidir en el aumento de casos.

6. Abejas en crisis

El número de colonias de abejas de la miel en todo el planeta descendió 12 % el pasado invierno de acuerdo con un nuevo estudio. Apicultores de 29 países informaron que de unas 400.000 colonias que manejaban, 12 % no sobrevivió al invierno duro en el Hemisferio Norte. Estos insectos son claves en la polinización de múltiples cultivos. La investigación no ha sido publicada en ningún journal pero fue suministrada por la Universidad de Strathclyde.

7. Control de natalidad

Se sabe que las abejas reinas controlan la fertilidad de las obreras, lo que se ha atribuido a una feromona mandibular. Cuando la reina está ausente, estas reactivan sus ovarios y ponen huevos. Lo que no se conocía era el mecanismo por el cual se produce ese control de natalidad. Los investigadores encontraron que se debe a una señal denominada Notch. Al inhibirse esta, se promueve la actividad ovárica en las obreras adultas. El estudio apareció en Nature Communications.

8. La atmósfera que llora a diario

Cuando la sombra de Júpiter cae sobre la luna Io, que presenta actividad volcánica, un hecho que pasa todos los días, la atmósfera de esta, compuesta sobre todo de dióxido de azufre, colapsa y cae sobre la superficie como hielo. Cuando pasa el eclipse se calienta de nuevo la atmósfera se recupera mediante la sublimación. Es la primera vez que se detecta ese fenómeno según el artículo en el Journal of Geophysical Research. El eclipse demora 2 horas de Io, 1,7 días terrestres.

9. Todos contra el zika

Científicos que estudian el zika corren para encontrar una vacuna efectiva. En Science publicaron 3 candidatas ensayadas en monos Rhesus macaques que han demostrado efectividad. Cada vacuna provocó la respuestas de anticuerpos previniendo la aparición de la enfermedad. En el otoño del norte se harán estudios en fase 1 con virus inactivado. Avances prometedores aunque falta largo camino por recorrer.

10. Vida prematura

Una modelación de astrofísicos del Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica sugiere que la vida en la Tierra es una rareza, pues según la evolución del universo es prematura. A futuro, según el estudio, debe ser mucho más común a medida que las estrellas, 1.000 veces más probable según el artículo en el Journal of Cosmology and Astroparticle Physics. Sería más factible en estrellas pequeñas que viven mucho más tiempo permitiendo la evolución de la vida.

Hielo del Ártico alcanzó mínimo histórico

Extensión de hielo en el Ártico. Foto Nasa

Extensión de hielo en el Ártico. Foto Nasa

Otra marca que impone el calor: el hielo del Ártico alcanzó su mínimo histórico por segundo año consecutivo, revelan los datos de la Nasa.

Cada año, la capa de agua congelada que flota sobre el océano Ártico y los mares adyacentes se derrite en la primavera y el verano y crece en el otoño y el invierno en el Hemisferio Norte, alcanzando el máximo entre febrero y abril.

Al 24 de marzo, el hielo se extendía por 14,52 millones de kilómetros cuadrados, una nueva marca de mínima extensión según el registro satelital que comenzó en 1979.

Es solo un poco menos que los 14,54 millones de 2015, pero hay un dato poco alentador: los 13 registros más bajos han sucedido en los últimos 13 años.

La nueva marca se da tras los calurosos meses de diciembre, enero y febrero alrededor del planeta, lo que pudo contribuir a la menor formación de hielo, según Walt Meier, científico del Centro Goddard de la Nasa.

El patrón de vientos en enero y febrero tampoco favoreció la formación de hielo porque trajo aire caliente del sur. Pero en definitiva el factor que tendrá un papel más importante en el futuro del hielo del Ártico es el calentamiento de las aguas del océano dijo Meier.

Es probable que vayamos a tener máximos más pequeños en el futuro porque adicional a una atmósfera más caliente el océano también se ha calentado. Eso impedirá que el borde del hielo se expanda al sur como era usual”.

Y aunque “la máxima extensión puede variar cada año dependiendo de las condiciones en el invierno, estamos viendo una tendencia significativa hacia abajo y eso está relacionado con el calentamiento de la atmósfera y los océanos.

Es que desde 1979 esa tendencia ha llevado a una pérdida de casi 1 millón de kilómetros cuadrados de cobertura de hielo, casi el territorio de Colombia.

El mar Ártico juega un papel importante en la regulación de la temperatura del planeta: su superficie refleja la energía solar que de otra forma absorbería el océano, un efecto más relevante en el verano, cuando el Sol está alto, directo sobre la región. En el invierno el Sol no sale durante varios meses en el círculo polar Ártico y el impacto se siente en la temperatura de la atmósfera.

Descubren porqué lluvia o calor disparan enfermedades

Cortesía Nature Communications, Castro Dopico et al

¿Por qué enfermamos más en ciertos momentos del año que en otros? Pues la respuesta comienza a aparecer.

Un estudio publicado en Nature Communications revela que la expresión de ciertos genes varía a lo largo del año, siguiendo una especie de huella molecular estacional en las personas.

Los investigadores hallaron que genes asociados con con inflamación son más activos en el invierno. En los meses fríos del invierno en el norte del ecuador y de junio a agosto en el hemisferio Sur, esos genes están más activos.

En el estudio con más de 16.000 personas se encontró que la actividad de cerca de 4.000 genes parece afectarse según la estación.

En la región ecuatorial, donde está Colombia, se notó que la inmunidad y la inflamación estaban relacionadas con la temporada de lluvias, cuando enfermedades como la malaria son más comunes.

Se sabe que ciertas enfermedades crónicas son estacionales, como el trastorno afectivo estacional o la enfermedad cardiovascular y la diabetes 1, así como la artritis reumatoidea, explicó John Todd, genetista de la Universidad de Cambridge, quien dirigió la investigación.

Todas esas condiciones están relacionadas con la inflamación y el sistema inmunitario.

“Ahora sabemos que todas los tipos de células inmunitarias tienen sus propios relojes circadianos, como sucede virtualmente con todos los tipos de células de los órganos del cuerpo”, en palabras de Nicolas Cermakian, del Douglas Mental Health University Institute y McGill University en Montreal, citado por The Scientist.

Es más, agregó, “las respuestas inmunitarias controladas por los relojes circadianos varían según el momento del día”. Cermakian no participó en el estudio.

El hallazgo, que fue confirmado con personas de distintas regiones del planeta, será útil en el momento de que el médico considere la situación del paciente: hay personas propensas a ciertas enfermedades en determinadas épocas del año.

Así, podría decirse que hay personas de invierno y otras de verano.

A encargar bebé en el verano

Qué tal que hubiera una temporada de apareamiento. Todos al tiempo para tener hijos en la misma época, como la mayoría de los animales. El caso es que los hijos concebidos en ciertas épocas del año parecen ser más sanos y eso como que es demostrado ahora en un nuevo estudio, al menos para los países con estaciones.

En los años 30 se había advertido ya que los niños nacidos en invierno eran más proclives a tener problemas de salud. Entre las explicaciones se decía que el clima, las temperaturas difíciles, la polución asociada con el invierno, entre otras.

Pero si se analizaba la demografía, el tema era más complicado, pues ciertas condiciones como raza y situación económica inciden en la salud y los problemas de desarrollo de los niños.

Los economistas Janet Currie y Hannes Schwandt, de Princeton University, utilizaron una aproximación distinta al problema, tomando solo hermanos nacidos de la misma madre y el patrón parecía reiterarse. El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Entonces, mayo aparece como el tiempo más desfavorable para embarazarse. Los niños concebidos ese mes, que nacen en el invierno, eran un 13% más probable que nacieran prematuros. Eso más el bajo peso consiguiente, afectan la salud.

Los concebidos entre enero y mayo, la duración de la gestación era una semana más corta, nivelándose hacia junio.

En términos de peso al nacer, junio sería el mejor tiempo para concebir. De junio a agosto las madres ganaban más peso en el embarazo y los niños pesaban más al nacer.

Esto fue comparado con la época de aparición de enfermedades como la influenza y pareció coincidir. En esas épocas es más probable que las madres den a luz más rápido.

La situación, se diría, es al revés en países del Hemisferio Sur con estaciones: entre noviembre y enero serían los mejores meses.

¿Y en los países tropicales? Como que todos los meses serían los indicados para concebir, ¿o no? (El estudio solo se relacionó con Estados Unidos)

Guardar comida sí paga dice un pájaro

Para sobrevivir en los duros días del invierno canadiense, un pequeño pájaro debe almacenar alimento en los sitios indicado, pues de lo contrario quizás no llegue a la primavera.

A diferencia de la mayoría de las aves que emigran en invierno, el arrendajo gris canadiense (Perisoreus canadensis) permanece todo el año en la foresta boreal de Canadá, donde depende de las fresas, hongos, insectos, restos de animales y otros productos escondidos en fisuras y agujeros de los árboles durante el verano y el otoño.

Estos pajaritos recuerdan dónde almacenaron decenas de miles de pedazos de alimentos en un territorio de unas 160 hectáreas.

“Lo que es más destacable es que las hembras comienzan a criar a mediados de febrero, cuando la temperatura está usualmente 15 grados bajo cero y hay poca comida en los alrededores, por lo que esos escondites son fundamentales no solo para sobrevivir al invierno sino para una reproducción exitosa.”, expresó Ryan Norris, del Departamento de Biología Integradora de la Universidad de Guelph, coautor del estudio que apareció en Oecologia.

Con Dan Strickland, un jefe naturalista del Algonquin Park en Ontario, ya retirado, estudió una población de arrendajos en el borde sur del parque. Registros de los 33 últimos años han revelado que el número de estos pájaros ha descendido con mayor rapidez en territorios dominados por árboles que pierden las hojas, como el maple, que en áreas pobladas más que todo por coníferas como el abeto negro.

Los investigadores creían que ciertas características de la corteza de los árboles podría influir en la calidad de la comida almacenada. La corteza y el follaje de las especies boreales subalpinas, por ejemplo, tienen propiedades antibacteriales y antifúngicas que pueden ayudar a preservar la comida. La tesis la pudieron corroborar, pero aún andan en busca de la respuesta del porqué la reducción de individuos en el Parque. El cambio climático podría estar incidiendo.

En la foto de Dan Strickland, un arrendajo recibe un gusano para comer.

La increíble historia de la mamá pulpo

Ninguna madre podría entregar más. La historia de la mamá más cuidadosa del mundo, que da la vida por 56.000 hijos.

La historia comienza con un pulpo hembra gigante del Pacífico. Está embarazada. Así la pasó los últimos 4 o 5 meses, llevando los huevos dentro de sí. Cuando la temperatura del agua es adecuada, hacia mediados del invierno, comienza a expeler los huevos, Uno a uno. 56.000 huevos más o menos.

Comienzan a flotar y ella los agarra y agrupa. Quedan pegados como una cortina de restaurante chino.

El nido será una caverna protegida por rocas. Ella se ubica en la entrada y así permanecerá, para que no se aparezcan cangrejos hambrientos, estrellas de mar o peces a saciar el hambre.

Cada huevo tiene el tamaño de un grano de arroz. Pasan los meses y la madre no se retira de la entrada a la cueva ni para comer.

De su color rojo hoy es una hembra gris y enfermiza, su piel está deteriorada y la respiración es lenta. De repente cobra vigor y expulsa los bebés de la caverna. Sopla para suban por el agua y se despeguen unos de otros. Ellos ya saben qué hacer. Cada uno mide 6 milímetros, pesa 0,029 gramos más o menos y tiene 8 bracitos.

No deja se soplar y moverse para que los pequeños salgan airosos. Suben hacia la superficie con la esperanza de sobrevivir, algunos vuelven al fondo a protegerse.

La madre puede flotar ahora. Se aleja dos o tres metros de la caverna. Deja de moverse y cae. Ha dejado de respirar. Dio la vida por la vida de sus hijos.

Ninguna madre podría entregar más, explica el biólogo Jim Cosgrove.

Una historia retomada de Krulwich wonders, por Robert Krulwich.

Estamos 5 millones de kms más cerca al Sol

Para quienes creen que todo es estático. ¿Saben? La tierra estuvo este lunes 3 en su perihelio, el punto más cercano al sol en su recorrido anual. Estuvo unos 5 millones de kilómetros menos lejos de la estrella. Y aunque parece mucho, no lo es tanto. Podríamos recordar que l Luna se encuentra a solo unos 380.000 kilómetros de nosotros.

Hay un dato curioso e interesante: aunque el perihelio no tiene nada que ver con las estaciones, sí afecta su duración, de acuerdo con una nota que trae EarthSky.

Cuando la Tierra está cerca del Sol, como en los primeros días de enero, se mueve más rápido. Hoy, por ejemplo, avanza a unos 30,3 kilómetros por segundo. ¡Como para marearnos!

Se mueve un kilómetro por segundo más rápido que cuando está más lejos del Sol en julio. Entonces, el invierno del Hemisferio Norte -verano del Hemisferio Sur- es la estación más corta mientras el planeta se mueve rápido del solsticio de invierno en diciembre al equinoccio en marzo.

Todo esto se debe a la órbita de la Tierra, que es elíptica y por eso se producen variaciones en la duración de las estaciones. La distancia promedio Tierra-Sol es de unos 149,6 millones de kilómetros.