Desnudan al séptimo planeta en Trappist-1

Dibujo de los 7 planetas en Trappist-1. Cortesía Nasa

Dibujo de los 7 planetas en Trappist-1. Cortesía Nasa

Cuando hace poco astrónomos revelaron que 3 de los 7 planetas alrededor de la estrella Trappist-1 estaban en zona de habitabilidad, el alborozo fue enorme. Y queda por saber qué pasaba con un séptimo, que no se pudo precisar entonces.

El año pasado se había anunciado el descubrimiento de los primeros tres planetas en esa estrella hacia la constelación Acuario, por lo que son 7 los que conforman ese llamativo sistema solar.

Ahora, en un artículo en Nature Astronomy, un grupo de astrónomos liderados desde la Universidad de Washington reveló que con datos aportados por el telescopio espacial Kepler pudieron confirmar información acerca del más lejano de los cuerpos.

Determinaron que tiene una órbita de 18,7 días y está, como se había precisado con los demás, en resonancia orbital (las órbitas tienen periodos cuya razón es una fracción de números enteros simple, según definición enciclopédica).

Pero no fue solo ese el hallazgo. Se trata de un planeta frío, congelado, inhabitable aunque no siempre tuvo que ser así.

Rodrigo Luger, autor líder, explicó que “Trappist-1 estaba exactamente donde nuestro grupo predijo. Los científicos descubrieron un patrón matemático en los periodos orbitales de los seis planetas interiores.

En este caso, dijo, teoría y observación encajaron a la perfección.

La estrella está en la mitad de su vida, es una enana ultrafría, mucho menos luminosa que el Sol, solo un poco más grande que el planeta Júpiter. Está a casi 40 años luz o 378 billones de kilómetros. Deriva su nombre del programa que halló la primera evidencia de planetas allí (Transiting Planets and Planetesimals Small Telescope-Trappist).

Los planetas fueron detectados por tránsito, o sea la disminución del brillo estelar cuando pasan delante de su estrella, vistos desde el observatorio.

En el primer estudio, Michael Gillon, de la Universidad de Lieja en Bélgica, solo pudo ver un tránsito del más lejano de los planetas, por lo que no pudieron confirmar bien sus características.

Luger y su equipo, gracias a 79 días de datos de observación del Kepler 2, lo observaron cuatro veces en su tránsito.

Pudieron además determinar con mayor precisión la rotación de los demás planetas, que están relacionados matemáticamente y que ejercen una pequeña influencia cada uno sobre el otro.

Las resonancias pueden ser truculentas para entender, especialmente entres tres cuerpos. Pero hay casos simples fáciles de explicar”, dijo Luger. En nuestro Sistema, por ejemplo las lunas Io, Europa y Ganímedes en Júpiter están en resonancia 1:2:4, indicando que el periodo orbital de Europa es casi el doble de Io y el de Ganímedes el doble de Europa.

Esta cadena de 7 resonancias en Trappist-1 es la mayor entre los sistemas conocidos. Kepler-80 y Kepler-223 (otras estrellas) tienen cada una 4 planetas en resonancias.

El séptimo planeta, Trappist-1h es muy frío hoy, con 173 Kelvin, pero pudo ser habitable algún día cuando su estrella era más joven y brillante.

Un sistema que dará mucho de qué hablar en los próximos años mientras más y más telescopios apuntan hacia él.

Una luna muy ‘hot’

Loki Patera desde la Tierra. Foto UC Berkeley

Loki Patera desde la Tierra. Foto UC Berkeley

La Tierra está apagada en comparación con Io. Esta luna de Júpiter es el cuerpo del Sistema Solar más activo en vulcanismo, sugiere un estudio que se basó en imágenes de la emisión termal de ese satélite.

Con la óptica adaptativa cercana al infrarrojo de dos potentes telescopios, el Keck II de 10 metros y el Gemini Norte de 8, situados ambos en el dormido volcán Maunakea en Hawai, astrónomos rastrearon 48 puntos volcánicos calientes en la superficie, por 29 meses.

Sin esa óptica, que logra remover la atmósfera difuminada entregando una imagen nítida, Io es una bola difusa. La óptica adaptativa separa rasgos solo unos cientos de kilómetros aparte en el diámetro de 3600 kilómetros de Io.

Una noche cualquiera, pudimos ver media docena de puntos calientes distintos”, dijo en un informe de prensa Katherine de Kleer, de UC Berkeley, quien condujo las observaciones.

De los cientos de volcanes activos, pudimos rastrear los 50 más potentes en los últimos años”.

Ella, junto a Imke de Pater, profesora de astronomía, observó el calor emanado de erupciones activas así como los flujos de lava enfriándose logrando determinar la temperatura y la fuerza de cada erupción. En algunos casos el rastreo fue por años.

Algunas de las erupciones parecieron progresar en la superficie, como si una activara otra a 500 kilómetros.

Mientras reta la imaginación idearse un mecanismo que pudiera operar a distancias de 500 kilómetros, el vulcanismo de Io es más extremo que el que tenemos en la Tierra y continúa sorprendiéndonos y turbándonos”, dijo de Kleer.

El hallazgo será publicado en el journal Icarus.

El intenso vulcanismo de esta luna es alimentado por el el calentamiento de marea, que proviene de la fricción generada en el interior de Io por los cambios en el jalón gravitacional de Júpiter durante la órbita del satélite.

Los modelos sugieren que la mayoría del vulcanismo debería emitirse cerca a los polos o el ecuador, pero eso no fue lo que se vio: en esas 100 noches observaron un número sorprendente de erupciones cortas pero intensas que aparecían de repente y cedían en cuestión de días, en latitudes más altas de la mayoría de las erupciones típicas.

Un objetivo muy interesante fue Loki Patera, el volcán más poderoso y persistente, que brilla por más de un factor de 10 cada 1-2 años. Una patera es un cráter irregular, usualmente volcánico.

Para algunos científicos, Loki Patera es un lago masivo de lava.

Otro volcán, Kurdalagon Patera, produjo erupciones dos veces en la primavera de 2015, coincidiendo con el brillo de una nube amplia de material neutro que orbita al gran planeta.

10 noticias científicas de la semana

Clasificación de los exoplanetas. Imagen C. Harman

Clasificación de los exoplanetas. Imagen C. Harman

1. 216 mundos

Un grupo de astrónomos de diferentes países clasificó los casi 4.000 planetas extrasolares descubiertos por el observatorio espacial Kepler y encontró que 216 en zona de habitabilidad y con posibilidad de tener agua líquida. De estos, 20 son los mejores candidatos a ser planetas rocosos tipo Tierra. El estudio encontró que la distribución de esos planetas dentro de la zona habitable es igual a la distribución por fuera de ella, una evidencia más de que el universo está repleto de planetas y lunas en donde podría haber vida. El estudio apareció en Astrophysical Journal.

2. El secreto del girasol

Científicos descubrieron el secreto detrás de los girasoles que se mueven a medida que avanza el Sol siguiéndolo. Se trata de su reloj circadiano que actúa sobre las hormonas del crecimiento y así siguen la estrella mientras crecen, según el estudio publicado en Science. Tal vez la primera demostración de un reloj modulador del crecimiento en plantas según los autores de la Universidad de California en Davis.

3. Obesidad y edad

El cerebro de las personas obesas de edad media son diferentes a los de las personas de la misma edad que tienen peso adecuado: parecen 10 años más viejos de acuerdo con un estudio en Neurobiology of Aging. Con la edad el cerebro se encoge, pero cada vez se reconoce más que la obesidad afecta la forma como envejece el cerebro, algo que incide en las áreas que permiten el flujo de comunicación.

4. Oxígeno del pasado

Astrónomos de Ucla realizaron la primera medición precisa de la abundancia de oxígeno en una galaxia a 12.000 millones de años, en los inicios del universo. Ese elemento es el tercero más abundante y se crea dentro de las estrellas, siendo liberado cuando mueren. Medir su cantidad ayuda a entender cómo circula la materia dentro y fuera de las galaxias. El hallazgo fue presentado en Astrophysical Journal Letters.

5. Radiografía del asesino y los medios

Las personas que han cometido asesinatos masivos en Estados Unidos, donde han venido creciendo, tienden a compartir 3 características según investigadores: depresión desenfrenada, aislamiento social y narcisismo patológico. Pero no todo para ahí: la Asociación Psicológica Americana (APA) llamó la atención a los medios masivos para que no concedan a esas personas la fama que se les da, pues puede incidir en el aumento de casos.

6. Abejas en crisis

El número de colonias de abejas de la miel en todo el planeta descendió 12 % el pasado invierno de acuerdo con un nuevo estudio. Apicultores de 29 países informaron que de unas 400.000 colonias que manejaban, 12 % no sobrevivió al invierno duro en el Hemisferio Norte. Estos insectos son claves en la polinización de múltiples cultivos. La investigación no ha sido publicada en ningún journal pero fue suministrada por la Universidad de Strathclyde.

7. Control de natalidad

Se sabe que las abejas reinas controlan la fertilidad de las obreras, lo que se ha atribuido a una feromona mandibular. Cuando la reina está ausente, estas reactivan sus ovarios y ponen huevos. Lo que no se conocía era el mecanismo por el cual se produce ese control de natalidad. Los investigadores encontraron que se debe a una señal denominada Notch. Al inhibirse esta, se promueve la actividad ovárica en las obreras adultas. El estudio apareció en Nature Communications.

8. La atmósfera que llora a diario

Cuando la sombra de Júpiter cae sobre la luna Io, que presenta actividad volcánica, un hecho que pasa todos los días, la atmósfera de esta, compuesta sobre todo de dióxido de azufre, colapsa y cae sobre la superficie como hielo. Cuando pasa el eclipse se calienta de nuevo la atmósfera se recupera mediante la sublimación. Es la primera vez que se detecta ese fenómeno según el artículo en el Journal of Geophysical Research. El eclipse demora 2 horas de Io, 1,7 días terrestres.

9. Todos contra el zika

Científicos que estudian el zika corren para encontrar una vacuna efectiva. En Science publicaron 3 candidatas ensayadas en monos Rhesus macaques que han demostrado efectividad. Cada vacuna provocó la respuestas de anticuerpos previniendo la aparición de la enfermedad. En el otoño del norte se harán estudios en fase 1 con virus inactivado. Avances prometedores aunque falta largo camino por recorrer.

10. Vida prematura

Una modelación de astrofísicos del Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica sugiere que la vida en la Tierra es una rareza, pues según la evolución del universo es prematura. A futuro, según el estudio, debe ser mucho más común a medida que las estrellas, 1.000 veces más probable según el artículo en el Journal of Cosmology and Astroparticle Physics. Sería más factible en estrellas pequeñas que viven mucho más tiempo permitiendo la evolución de la vida.

3 gigantescos volcanes explotaron en luna Io

Las erupciones. Cortesía U. California-Berkeley

No solo tiembla la Tierra cuando entran en erupción volcanes que amenazan extensos territorios. No: astrónomos detectaron 3 enormes erupciones en la enorme luna Io de Júpiter, ocurridas hace un año.

Erupciones que pueden enviar material cientos de kilómetros sobre la superficie y que serían más comunes de lo imaginado.

“Por lo general esperamos una gran erupción cada uno o dos años y usualmente no tan brillantes”, dijo Imke de Pater, profesor de la Universidad de California en Berkeley, cabeza de uno de los artículos que describe las erupciones. “Pero acá tenemos 3 brillantes estallidos que sugieren que si miramos con más frecuencia podríamos ver más en Io”.

Io es una d ellas 4 lunas más grandes, la más externa, con casi el tamaño de la Luna, de 3.700 kilómetros. Fuera de la Tierra es el único sitio del Sistema Solar con volcanes que erupcionan lava.

En 1989 se reportaron erupciones en Tritón, gran luna de Neptuno, captadas por la Voyager 2, pero no se sabe si expulsan lava.

Dada la baja gravedad de Io, las grandes erupciones volcánicas producen una sombrilla de residuos que se elevan alto en el espacio.

Los eventos de agosto igualan otros que despidieron decenas de kilómetros cúbicos de lava sobre cientos de kilómetros cuadrados en un periodo breve.

Las 3 erupciones, incluyendo la más grande y más poderosa del trío en agosto 29 de 2013, posiblemente se caracterizó por cortinas de fuego pues la lava salía de fisuras posiblemente de varios kilómetros de longitud.

Los dos artículos saldrán en el journal Icarus.

Las primeras dos erupciones, el 15 de agosto, fueron descubiertas con uno de los dos telescopios del Observatorio Keck en Hawai. La más brillante, en una caldera llamada Rarog Patera, debió generar un flujo de lava de 80 kilómetros cuadrados y una altura de 10 metros, mientras que la otra en Heno Pathera produjo flujos que cubrieron unos 190 kilómetros cuadrados. Ambas en el hemisferio sur de Io, cerca del limbo y habían casi desaparecido a los 5 días.

Enero: el mejor para ver a Júpiter

Como no lo estará hasta 2020, Júpiter se encuentra en su punto más cercano a la Tierra. Aunque el momento culminante se cumplió el 5 de enero, todo el mes será propicio para observar el planeta más grande del Sistema Solar.

El gran planeta aparece por oriente y es más brillante que cualquier otra estrella. Con unos binoculares se apreciarán varias de sus lunas, que noche a noche cambian de posición. Júpiter está en Géminis cerca a las brillantes estrellas Castor y Pollux.

Júpiter aparece más cerca en esta oposición (cuando la Tierra está entre metida el planeta y el Sol) pues en 2011 estuvo en su punto más cercano al Sol. Desde entonces se ha ido alejando en su órbita de 12 años y seguirá alejándose hasta 2017 cuando llegue a su punto más lejano de la estrella.

Así, cada vez estará más lejos del Sol y de la Tierra también. Por eso hasta 2020 no estará tan cerca como hoy.

Y es curioso, si hubiera un habitante en el sistema de Júpiter, vería la Tierra en tránsito por el Sol.

Con unos binoculares 7 x 50 se pueden ver varias de sus lunas, todas estas mayores que nuestra Luna. Incluso una. Ganímedes, es más grande que Mercurio. Las otras visibles son Io, Calisto y Europa.

También resulta simpático saber que como el planeta tarda 12 años en dar la vuelta al Sol, cada año está en una constelación diferente del llamado zodiaco.

Como está más alejado, rota a menor velocidad: 13 kilómetros por segundo, frente a los casi 30 de la Tierra.

Júpiter tiene un volumen mucho mayor que el de los otros 7 planetas juntos. Tan grande que pese a estar alejado del Sol 5 veces más que la Tierra, aparece como el objeto más brillante por estos días.

No se lo pierda: mírelo con unos binoculares o si dispone de un telescopio podrá tener una mayor resolución del disco planetario.