Un enorme planeta alrededor de 2 estrellas

Ilustración del tránsito del planeta por sus soles. Imagen Lynette Cook

Ilustración del tránsito del planeta por sus soles. Imagen Lynette Cook

Otro espécimen raro en el creciente mundo de los planetas extrasolares: un gran planeta que gira en torno a… dos estrellas a la vez.

Se trata de un planeta circumbinario, el más grande de su tipo detectado hasta ahora.

El hallazgo usó datos aportados por el observatorio espacial de planetas Kepler.

Este cuerpo astronómico se encuentra hacia la constelación del Cisne. Ha sido denominado Kepler-1647 b y está a unos 3.700 años luz de nosotros. Tiene unos 4.400 millones de años de edad, casi como la Tierra.

Otras de sus características es que le toma 1.107 días, casi 3 años, para dar un giro alrededor de las dos estrellas, el periódico más largo de los planetas de su tipo detectados hasta ahora que por lo general tienen órbitas más cortas al habitar más cerca a sus estrellas.

Las estrellas alrededor de las cuales gira son parecidas a nuestro Sol. Una ligeramente mayor, otra un poco más pequeña.

Kepler-1647 b tiene una masa semejante a la de Júpiter, siendo el circumbinario más grande.

Hallar estos planetas no es sencillo. Kepler detecta planetas por tránsito, es decir la disminución del brillo de su estrella cuando pasan frente a ella. Obvio, esto es en dirección al telescopio, porque puede haber planetas que desde Kepler no pasen frente a la estrella y deben ser detectados por otros métodos. En los circumbinarios los tránsitos no son regularmente espaciados en tiempo y pueden variar en duración e incluso profundidad.

El hallazgo fue anunciado en el congreso de la American Astronomical Society.

Al ser un planeta gaseoso gigante no puede albergar vida, pero si tuviera lunas en estas esa posibilidad no sería descartable.

Si tuviera…

Mis 10 noticias científicas de la semana (1-7)

Tomado de Avatar

1. Luna, lunera, cascabelerea

En un paper aceptado para publicación en Astrophysical Journal Letters, Jorge Iván Zuluaga, astrónomo director del pregrado de Astronomía de la Universidad de Antioquia y Rene Heller, de Macmaster Unviersity en Canadá, estudiaron la posible habitabilidad de lunas alrededor de planetas en otros sistemas solares, una posibilidad que se ha venido comentando en los dos últimos años. Para los científicos, es muy poco probable que se pueda dar la vida en esos satélites a menos que estén protegidos magnéticamente de la radiación cósmica, para lo cual tendrían que estar muy cerca de sus planetas y entonces serían muy calientes.

2. Tan parecidos pero tan diferentes

Quien diga que delfines y murciélagos son muy parecidos, sería objeto de burlas. Pero parece que tienen cosas en común. Un estudio de Queen Mary University publicado en Nature sugiere que el sistema de ecolocalización en ambos tiene raíces genéticas similares, un proceso conocido como evolución convergente. En el estudio compararon 22 secuencias genéticas de 22 mamíferos, incluidos delfines y murciélagos, que desarrollaron de manera independiente la ecolocalización y hallaron convergencias en casi 200 regiones genómicas.

3. Una sorpresa en el fondo del mar

Tan grandes solo se conocían en Marte y, desde el año pasado, en el gran asteroide Vesta en el cinturón principal entre Marte y Júpiter. En el Océano Pacífico científicos reportaron la existencia de un enorme volcán tan extenso y grande como las islas británicas, situado a unos 1.600 kilómetros al este de Japón, según el reporte presentado en Nature Geoscience. Se trata de Tamu Massif, el rasgo más sobresaliente de la cadena montañosa Shatsky Rise formada hace 130 a 145 millones de años.

4. Qué frío tan horrible

Como si hubiera faltado frío en la última Edad de Hielo hace unos 13.000 años, un asteroide golpeó la Tierra y ayudó a enfriar más el clima, causando lo que se conoce como la Dryas reciente, una variación extrema del clima en menos de 100 años, reveló un estudio publicado en PNAS. Las evidencias serían fragmentos rocosos en Quebec. Canadá, de la explosión que sucedió tan lejos como en Pensilvania, Estados Unidos. El hallazgo sin embargo no convence aún a toda la comunidad científica.

5. Ancianos jugadores

No lo harán por vicio incontrolable y tampoco son degenerados. No. Un estudio publicado en Nature sugiere que las personas de edad que jueguen videojuegos mejoran la capacidad de realizar varias acciones a la vez (multitask), una mejoría que duró hasta seis meses. Distintos estudios sobre el tema, relacionados con detener el declive cognitivo han arrojado resultados mixtos, pero este se centró en una sola habilidad.

6. Para oírte mejor

Son muy pequeñas, de solo 1 centímetro, pero a esa especialidad le suman otra: las ranas Gardiner de las islas Seychelles escuchan por… la boca. Sí, como carecen de oído medio y por lo tanto de tímpano y los 3 huesecillos, la boca les sirve para escuchar. Por la cavidad bucal entran las ondas acústicas para hacer vibrar la estructura ósea que da hacia el oído interno. Tal parece que guardan un rasgo adquirido cuando vivían en el continente antiguo Gondwana. El estudio fue publicado en PNAS.

7. Aquí la Luna

En un mes debe llegar a la Luna la sonda Ladee de la Nasa, con el fin de estudiar durante 100 días la composición de la delgada atmósfera lunar y el polvo en ella, con lo que se resolverán acertijos como la luz coloreada observada en misiones Apolo. La nave se insertará en una órbita baja, por lo que necesitará más energía, debido a lo cual el viaje hacia el satélite natural tardará más: así se ahorrará energía informó la agencia espacial.

8. Qué tiempos aquellos

Científicos encontraron en una roca en Eastern Cape, Sudáfrica, lo que es el primer vestigio de un invertebrado en el supercontinente Gondwana. Se trata de un escorpión que vivió hace cerca de 350 millones de años. Cuando la masa continental del planeta se partió, Gondwana estuvo en el sur. De esa parte no se habían encontrado señales de animales, al contrario de su contraparte norteña, Laurasia. El escorpión fue de los primeros colonizadores de tierra firme en Gondwana,, cuando los animales comenzaban a salir de las aguas del océano. El estudio fue publicado en African Invertebrate.

9. Se calentó el parche

En busca de cuerpos fríos en el universo, astrónomos encontraron hace dos años, gracias al telescopio espacial Wise de Nasa, una nueva clase, unas enanas cafés, aunque no se pudo determina con exactitud la temperatura. Un nuevo estudio reveló que son algo menos frías de lo que se creía: su temperatura es entre 120 y 175 grados centígrados. Estos cuerpos, algunas veces llamados estrellas fallidas, son los cuerpos celestes libres más fríos: para alcanzar las bajas temperaturas luego de enfriarse por miles de millones de años quiere decir que solo pueden tener de 5 a 20 veces la masa de Júpiter. Su única fuente de energía es la contracción gravitacional. El estudio fue publicado en Science.

10. Flaco: contagiame

Qué sorpresa: parece que ser delgado puede ser… contagioso. Sí, una bacteria intestinal de personas puede invadir los intestinos de ratones que portan microbios de personas obesas y las invasoras logran que los ratones no engorden, según estudio publicado en Science. Como todo lo bueno tiene su problema, los beneficios tienen un inconveniente: los microbios invasores solo actúan cuando el ratón come alimentos sanos. Incluso la bacteria bloqueadora de grasa no puede luchar contra una dieta mala, sugiere el líder del estudio, Jeffrey Gordon, microbiólogo de la Universidad de Washington en San Luis.

Mis 10 noticias de ciencia de la semana (30-6)

Radiotelescopio Parkes

1. Llegó una extraña señal de ‘más allá’

Una serie de estallidos con una energía de entre 100.000 millones y 10 billones de veces la energía que emite el Sol en un segundo fue captada por el radiotelescopio Parkes en Australia, siendo todo un msiterio para astrofísicos y astrónomos que solo atinan a rascarse la cabeza. ¿Qué fue eso? Fueron cuatro señales de ultracorta duración. Se pudo deducir que no provino de la galaxia, sino de un sitio a una distancia de 5.500 a 10.000 millones de años luz. Para Dan Thornton, de la Universidad de Manchester y descubridor de las señales, pudo deberse a gigantescos destellos de un magnetar (un residuo estelar altamente magnetizado). Pero es solo una conjetura. No se sabe qué fue eso. Lo que sí se descarta es que haya sido un bostezo de E.T. El estudio fue publicado en Science.

2. Manda flores a su tumba

Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que hace 14.000 años en las laderas del monte Carmelo en Israel hubo un pueblo que tenía una extraña costumbre: enterrar sus muertos con flores, siendo el primero en hacerlo según lo que se conoce hasta ahora. Era una zona ocupada por los natufienses, ancestros de los primeros agricultores. Las evidencias halladas en varias tumbas parece concluyente.

3. Dos lunas emergen del infierno

La Unión Astronómica Internacional reveló el nombre de las dos últimas lunas halladas alrededor del planeta enano Plutón. Se trata de Cerbero, el can que cuidaba el infierno, y Estigia, el río que separaba el mundo de los vivos y los muertos. Las pequeñas lunas habían sido halladas en 2011 y 2012 utilizando imágenes del telescopio Hubble. Plutón tiene hasta ahora 5 satélites.

4. De tanto convivir hubo un cambio

Tanto ha convivido la bacteria del cólera con habitantes de Bangladesh que alteró su genoma, afectando genes que combaten ahora de manera más eficaz esa enfermedad que en algunos casos resulta fatal. El audaz estudio fue presentado en Science Translational Medicine. Una presión evolutiva fuerte que produjo cambios en corto tiempo. En África se había reportado una situación similar en relación con la malaria.

5. Casas hay por toda la galaxia

Vida en todos los rincones. Al considerar la influencia que podrían tener las nubes para la presencia de vida en planetas extrasolares, astrónomos dijeron que en la galaxia debería haber al menos 60.000 millones de planetas habitables alrededor de estrellas enanas rojas, el tipo más común de estrella. El estudio fue publicado en Astrophysical Journal Letters y es una muestra del creciente auge de estudios exoplanetarios relacionados con la posibilidad de vida.

6. Todos se despiden, menos las bacterias

En unos 2.000 millones de años no quedará nada vivo sobre la Tierra, pero en las profundidades la vida subsistirá: serán bacterias las últimas sobrevivientes del planeta cuando el Sol se convierta en una gigante roja y los océanos se evaporen. Bajo esas condiciones extremas solo microbios vivirán, pero será por un tiempo limitado antes de que la Tierra sea tierra de nadie. Cientos de millones de años antes de esos momentos, el planeta tendrá temperaturas exageradas y los macroorganismos perecerán según el estudio de Jack O’Malley de St. Andrews. En 2.800 millones de años el planeta será estéril.

7. Feliz cumpleaños Mr. Bosón Higgs

Hace aun año físicos de los experimentos Atlas y CMS del CERN anunciaron la detección de una nueva partícula, el buscado bosón Higgs, ese que explica la materia y porqué estamos acá. Aunque aún no se conoce qué tipo de bosón es se sabe que sí fue hallado en el rango de energía que se sospechaba, un rango que cada vez se estrechó más y más hasta encontrarlo. Desde entonces, los físicos se dedican a conocer sus características. Un increíble avance en el conocimiento.

8. Los extremos no son buenos

La Organización Meteorológica Mundial entregó el informe del clima de la década pasada: estuvo caracterizada por eventos climáticos extremos. La década tuvo los años más calientes de la historia y como consecuencia se derritieron a mayor ritmo los glaciares y regiones polares, doblándose el aumento del nivel del mar a 3 milímetros año y hoy el nivel del mar es 20 centímetros más alto que en 1880. Un decenio es el plazo mínimo para evaluar una tendencia climática. Y las noticias no son buenas.

9. Y les dio a todos por sembrar

Al poder investigar en Irán, científicos encontraron que en los montes Zagros hay evidencias de que el pueblo que habitó la zona hace 12.000 a 9.800 años cultivaba, lo que indica que la agricultura surgió al tiempo en distintos puntos del Creciente Fértil, tanto en el este en Irán como en el oeste en Turquía, Siria, Chipre e Irak como se había hallado previamente. Los cultivos eran multipropósito, no solo para procesamiento de plantas. Se cultivaban trigo, cebada, lentejas y almorta.

10. Por favor me da ¡un hígado!

Células de hígado a partir de células humanas inducidas pluripotentes, cultivadas en medio con células progenitoras se organizaron y funcionaron en un hígado tridimensional de acuerdo con un estudio presentado en Nature. Una primera puerta hacia la creación de este órgano, del cual hay como muchos otros escasez de donantes: cerca de 100.000 personas en el planeta esperan uno. Esos pequeñas estructuras exhibieron metabolismo semejante en varios aspectos al de un hígado normal. De ahí a la creación de un hígado real falta mucho, pero es una esperanza.

Un planeta enano con vestido de cristal

Cuidado lo rompe: Un planeta de cristal. De puro hielo cristalizado.

El quinto planeta enano del Sistema Solar, Haumea, y al menos una de sus dos lunas, están cubiertos por hielo de agua debido a las fuerzas entre ellos y el calor de elementos radiogénicos. Es la conclusión de un estudio de científicos con el Very Large Telescope en el Observatorio Europeo en el Sur en Chile.

Este pequeño planeta se encuentra más allá de la órbita de Neptuno. Tiene forma de un achatado balón de rugby y su longitud es de unos 2.000 kilómetros. Gira en menos de cuatro horas, una de las rotaciones más rápidas del Sistema Solar.

Es el agua cristalizada que hace que con sus dos satélites, Hi’iaka y Namaka, brille en la oscuridad del espacio.

El grupo de investigadores confirmó que el 75 por ciento del planeta enano y su luna Hi’iaka, de unos 400 kilómetros de diámetro, están cubiertos con hielo cristalizado, en una estructura ordenada y no con hielo desorganizado y amorfo debido a la radiación solar.

Como la radiación solar, pese a la lejanía del planeta y sus acompañantes, destruiría la estructura cristalina del hielo en la superficie, se requieren fuentes de energía para mantenerla organizada dijo Benoit Carry, coautor del estudio.

El estudio sugiere que el planeta está compuesto de una capa congelada exterior un una sección interna de entre 88 y 97% de roca.

Los elementos que producen la energía, se cree, son potasio-40, torio-232 y uranio-238.

Haumea está en el cinturón de Kuiper, donde habita una cantidad increíble de rocas y cometas, así como varios planetas enanos.

De órbita excéntrica, se acerca al Sol hasta una distancia unas 35 veces la distancia Sol-Tierra (150 millones de kilómetros) y se aleja hasta 51 veces esa distancia Tierra-Sol.

Foto cortesía José Antonio Peñas.