Resumen científico de la semana

Artritis. Foto Flickr

Artritis. Foto Flickr

1. Problemas mentales en el cuerpo

Los problemas de la mente los siente el cuerpo, viejo dicho reconocido por la ciencia también. Pero ¿cómo? Un estudio europeo de psicólogos en el journal Plos One sugiere que en la gente joven tras la depresión aparecen problemas como artritis y digestivos, mientras que los desórdenes de ansiedad son seguidos por enfermedades de la piel. El estudio incluyó 6500 adolescentes.

2. Cómo estudiar

Hacer pruebas prácticas de conocimiento ayuda a proteger la memoria de los efectos negativos del estrés, sugiere un estudio en Science. Cuando se recurre al método tradicional de memorizar los beneficios no son tan evidentes, lo que indica que no se trata necesariamente de cuánto o por cuánto tiempo alguien estudia, sino cómo se estudia. Una manera de tomar exámenes con más calma y… mejores resultados.

3. Una gota de sudor

Científicos desarrollaron un dispositivo flexible de microfluidos que se adhiere con facilidad a la piel para medir el sudor de la persona y ver cómo es el comportamiento del cuerpo frente al ejercicio. Analiza biomarcadores que le permiten al usuario saber si requiere más agua o electrolitos, o si algo no anda bien médicamente. Está diseñado para un solo uso, es de bajo costo, y se pone en el antebrazo o espalda. El avance fue presentado en Science Translational Medicine.

4. Aspartame cuestionado

El aspartame, endulzante de amplio uso, no ayudaría a perder peso. Un estudio en Applied Physiology, Nutrition y Metabolism sugiere que un subproducto de este, fenilalanina, interfiere con la acción de una enzima que se sabe previene el síndrome metabólico, ese conjunto de síntomas asociados con la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiovascular. En ratones demostraron además que ratones a los que se les daba aspartame en el agua ganaban peso.

5. Lago sin bañistas

Bajo Utopia Planitia, una región de llanuras en Marte, habría más agua que la que contiene el lago Superior, el mayor de los grandes lagos en Estados Unidos según estudio en Geophysical Research Letters con base en datos aportados por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter. Un depósito de unos 170 metros por 80, con 50 a 85% de hielo de agua mezclado con polvo y partículas de rocas. Un depósito a mitad de camino del ecuador al polo, donde hoy es imposible que exista agua en la superficie.

6. Por las abejas

Con 10 medidas los gobiernos ayudarían a proteger a quienes nos dan buena parte de los alimentos: las abejas y demás polinizadores, sabida el declive en el que se encuentran sus poblaciones. Entre las medidas sugeridas en un artículo en Science figuran más control en el uso de pesticidas, promover el manejo integrado de pestes, favorecer la diversidad de cultivos en las granjas, monitorear la presencia de estos insectos.

7. Enanas viejas

Astrónomos detectaron un gran número de galaxias enanas formadas cuando el universo tenía solo 2.000 a 6.000 millones de años de edad, lo que sugiere que se formó un número alto y jugaron un papel preponderante en la formación de estrellas. Son galaxias 10 a 100 veces más débiles que las previamente observadas de ese periodo. El hallazgo apareció en The Astrophysical Journal.

8. A ellas les va mejor

El doble cromosoma X protege a las mujeres contra el cáncer, por lo que la incidencia de los distintos tipos de esta enfermedad en ellas es mucho menor que en los hombres, según un artículo en Nature Genetics. La copia extra de ciertos genes brinda un escudo que no poseen los hombres, que solo tienen un cromosoma X.

9. Perros con memoria

Los perros tienen memoria episódica también, sugiere un estudio en Current Biology y recuerdan lo que hacen las personas, incluso acciones complejas tiempo después de observadas y sin razón alguna para recordarlo y sin recompensa de por medio según los científicos del grupo de ecología comparativa en Budapest.

10. Amenaza industrial

Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que el declive fuerte de los vertebrados comenzó hace 123 años, de la mano del proceso de industrialización. Algunas poblaciones se han reducido hasta 95%, notándose además una menor variedad genética que les dificulta luchar contra los cambios ambientales.

Adiviné tu pensamiento

¿Me adivinas el pensamiento? Creo que no. Pero los científicos andan un paso más adelante hacia esa meta.
Evidencias nuevas sugieren que son capaces de decir cuál recuerdo de un evento pasado está evocando una persona, basados solo en el patrón de su actividad cerebral.
Los resultados, reportados en Current Biology, se dan tras otro descubrimiento reciente del mismo grupo de investigadores del University College London de que podían decir dónde se estaba sentando una persona dentro de un cuarto de realidad virtual, logro alcanzado de la misma manera.
El avance mueve esta línea de investigación dado que nuestras memorias episódicas -esa colección de eventos diarios que configuran la autobiografía de nuestras vidas- deben ser más complejas y más difíciles de rastrear de lo que debería ser la memoria espacial básica.
“Hemos logrado mirar la actividad cerebral para una memoria episódica específica -para mirar trazos reales de la memoria”, dijo Eleanor Maguirre, investigadora senior. “Encontramos que nuestras memorias están definitivamente representadas en el hipocampo. Ahora que sabemos dónde están, tenemos una oportunidad de entender cómo los recuerdos son almacenados y cómo pueden cambiar a través del tiempo”.
Para lograrlo, Maguirre y sus colegas Martin Chadwick, Demis Hassabis y Nikolaus Weiskopf les mostraron a 10 personas tres filmes cortos antes de escanear sus cerebros. Cada película era con una actriz diferente y un escenario familiar diario muy similar. En uno, dijo Maguirre, una actriz esculcaba su bolso en busca de un sobre que colocaba en un buzón; en el segundo, otra actriz terminaba su vaso de café y echaba el recipiente vacío en una caneca de basura.
Se escaneó el cerebro de los participantes mediante imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) mientras se les pedía recordar cada uno de los filmes. Los investigadores pusieron los datos a través de un algoritmo en computador diseñado para identificar patrones en la actividad cerebral asociados con los recuerdos de cada película. Finalmente, mostraron que esos patrones podrían ser identificados en datos independientes de las imágenes escaneadas para predecir con precisión en cuál filme estaba pensando una persona cuando era escaneada.
Los resultados implican que los trazos neuronales de memorias episódicas son estables y por ende predecibles, incluso tras varias re activaciones. Aunque los patrones en cerebros individuales varían de uno a otro, también mostraron similitudes destacables en las partes del hipocampo que eran activas, dijo Maguirre.