¿Qué revela un árbol genealógico de 13 millones de personas?

 

 

genealogia arbol

El enorme árbol genealógico. Imagen Columbia University.

Ni el mas social de todos, ni el de mejor memoria, podría recordar ni conocer 13 millones de personas en su árbol genealógico ni sus cumpleaños, ¿cierto? Continuar leyendo

Los ecosistemas están heridos

Llanuras en Kenya. Foto Good Free Photos

Llanuras en Kenya. Foto Good Free Photos

Aunque no lo notemos, las alarmas de la vida están en ON. El 80% de 94 procesos ecológicos que constituyen las bases de ecosistemas marinos, de agua dulce y terrestres sanos muestran señales de distrés ante el cambio climático.

Es el impacto provocado por el hombre que lo afectará asimismo con más pestes, enfermedades, menos pesquerías y campos agrícolas decrecientes.

Con solo un aumento de 1 °C se sentirán grandes impactos, en palabras de Brett Scheffers, de la Universidad de la Florida, uno de los autores del estudio aparecido en Science.

Ese grado de más ya se ha alcanzado en ocasiones. Si la temperatura aumenta 1,5 °C, meta máxima de las acciones globales contra el calentamiento global, el futuro ecológico será incierto, según David Dudgeon, de la Universidad de Hong Kong, otro de los autores.

Los genes están cambiando, la fisiología de las especies y rasgos como el tamaño corporal están cambiando, las especies se están moviendo para estar en un espacio de clima adecuado y todos estos son signos de ecosistemas bajo presión”, precisó Scheffers.

Los extremos de temperatura están provocando un proceso evolutivo de adaptación, incluyendo tolerancia a la temperatura, cambios en la relación de sexos, menor tamaño corporal y migración, enfatizó John Pandolfi, de la Universidad de Queensland.

En los sistemas marinos las condiciones cambiantes son generalizadas.

Los humanos dependen de ecosistemas saludables para un amplio rango de bienes y servicios, como alimento y agua limpia. Conocer la salud de los ecosistemas es vital para la adaptación a las nuevas circunstancias.

Para James Watson, también de Queensland, los impactos del cambio climático se sienten en todos los ecosistemas, no hay ninguno libre en la Tierra y ya no se puede pensar que es un tema preocupante en el futuro.

Para los investigadores hay que poner un mayor esfuerzo en reducir las emisiones con miras a evitar un incremento mayor de la temperatura.

La hazaña del tiburón Harry Lindo

Cortesía Nick Filmalter/Danah Divers

¿Quién puede viajar 44.000 kilómetros y sin dársele nada? Ese es Harry Lindo.

Reconocibles sí, pero misteriosos todavía. Los tiburones tigre son de los más grandes de su género, pero muchos de sus hábitos permanecen ocultos.

Un estudio en Science Reports muestra que cumplen maratónicas jornadas migratorias en el mar, tal como las aves, las tortugas y otros mamíferos marinos.

En un seguimiento de dos años vía satélite se encontró que realizan una migración de más de 7.500 kilómetros, viaje anual de ida y vuelta entre dos ecosistemas muy diferentes, los arrecifes de coral del Caribe y las aguas abiertas del Atlántico del Norte medio.

Es más: regresan a la misma área donde pasan el invierno.

No son, como se creía, animales costeros, de acuerdo con el rastreo.

Mahmood Shivji, uno de los investigadores, explicó que “como grandes depredadores la presencia de los tiburones tigre y otros tiburones es vital para mantener la salud y el equilibrio en los océanos”. Por eso es importante conservarlos, para lo cual se necesita entender su comportamiento migratorio.

Los dispositivos para seguirlos, que usualmente duran poco, les fueron colocados en las Bermudas y duraron algunos más de dos años, incluso tres, enviando datos cada que el tiburón emergía.

Se detectó un tiburón, llamado Harry Lindo, que viajó 44.000 kilómetros, la mayor distancia documentada para un tiburón tigre.

Los investigadores determinaron que los tiburones pasan el invierno en las islas caribeñas, como Bahamas, islas Turcas y Caicos, y Anguila. En el verano viajan al norte, fuera de las costas, por medio del océano.

Y aunque pueden regresar a cualquiera de las islas, por lo general cada uno regresa siempre al mismo sitio, un hallazgo inesperado.

Mis 10 noticias científicas de la semana (25-31)

1. El primer polinizador

Sus últimos días fueron en lo que hoy se conoce como Messelt Pit. No fueron recientes, pues murió algo así como hace 47 millones de años. Y sin pensarlo, se constituye ahora en un valioso testimonio: el ave polinizadora más antigua conocida a la fecha. En su estómago bien preservado se encontraron distintas clases de polen. El hallazgo fue reportado en Biology letters. La evidencia más antigua de polinización era de hace 30 millones.

2. Qué animales para viajar

Científicos reportaron la migración más extensa en África: la realizan miles de cebras. A ocho de ellas se les colocaron collares con GPS, lo que permitió seguir el patrón de desplazamiento. Los científicos rastrearon dos años consecutivos de desplazamiento hacia y desde el río Chobe en Namibia y el Parque Nacional Nxai Pan en Bostwana. El estudio de World Wildlife Fund publicado en Oryx reveló que recorren 500 kilómetros.

3. No estrese su semen

El estrés sicológico es nocivo para semen y espermatozoides al afectarse su calidad en cuanto a concentración, apariencia y capacidad de fertilizar un óvulo. Eso demostraron científicos que presentaron sus hallazgos en Fertility and Sterility. Se encotnró que era más probable encontrar en hombres estresados bajas concentraciones de espermatozoides en el eyaculado y estos eran deformes o tenían menos movilidad.

4. El volcán fue habitable

Científicos analizando fotos de Marte dijeron que el volcán Arsia Mons pudo haber sido el hogar de los más recientes ambientes habitables en el planeta rojo. Mostraron que erupciones debajo de una capa de hielo pudieron haber creado muchas cantidades de agua líquida sobre la superficie hace cerca de 210 millones de años. Y donde hay agua podría haber vida. Su análisis apareció en Icarus.

5. Gas, pero mucho gas en la atmósfera

La Organización Meteorológica Mundial reveló que en abril se impuso un lamentable récord en el Hemisferio Norte: los niveles de dióxido de carbono (CO2) estuvieron en o sobre las 400 partes por millón. Ese gas es responsable en gran medida del calentamiento del planeta. Esas 400 ppm dicen que los niveles son 150% mayores a los que se tenían antes de la llamada revolución industrial. Se espera que los niveles en ese hemisferio y todo el planeta continúen al alza, pero los 400 son una voz de alarma para un planeta que se achicharra y derrite a la vez.

6. Los diamantes sí son eternos

Astrónomos de la Universidad Yale revelaron que los planetas de diamante deben ser mucho más comunes de lo creído hasta ahora. Esa clase de planetas extrasolares podrían contener enormes depósitos de grafito y diamantes y su aparente abundancia origina nuevas inquietudes acerca de las implicaciones de esos ambientes ricos en carbono. Estos planetas de diamante han sido sensación desde que en 2012 se publicó un estudio sugiriendo que 55 Cancri e era de diamante. Estos planetas tienen 2/3 de su masa en carbono. El nuevo estudio apareció en The Astrophysical Journal.

7. Taller de genes

Una técnica de reparación de genes podría mejorar los resultados de las terapias genéticas y fue descrita en Nature. En ella se editan genes de células madre humanas hematopoyéticas, que dan origen a todos los tipos de células sanguíneas. El potencial terapéutico de la edición del genoma se demostró en muestras de un paciente humano con una severa enfermedad de inmunodeficiencia heredada. La técnica ha sido buscada hace mucho y el grupo que reporta el avance logró superar algunos obstáculos que la frenaban.

8. El gran mapa de nuestras proteínas

Científicos presentaron en dos estudios borradores del mapa de proteínas humanas, el proteoma que describe todas las que componen un individuo, un avance con implicaciones en la investigación básica y biomédica. En uno de los borradores se presentaron 17.294 proteínas codificadas por los genes, mientras en el otro se ensambló evidencia de cerca de 18.000 genes incluyendo un núcleo de 10.000 a 12.000 proteínas expresadas en diferentes tejidos. Un buen logro. Se presentó en Nature.

9. Ayudar a niños pobres sí paga

Cuando a niños pobres se les incluye en programas de desarrollo, de adultos tienen mayores capacidades para obtener mejores ingresos, demostró un estudio publicado en Science, que se basó en un seguimiento de 20 años con niños de Jamaica y en el cual participó el Nobel James Heckman. El seguimiento se hizo a 127 niños. Aquellos que participaron en el programa tenían ingresos 25% superiores a los que no.

10. Los papás también la tienen

En un estudio presentado en Proceedings of the National Academy of Sciences se analizó la respuesta cerebral de papás que cuidaban de sus hijos, encontrándose que poseen una red neuronal paterna. El estudio se hizo con 89 padres por primera vez. En ellos se activaban la amígdala y el surco temporal superior, a diferencia de otros participantes en la investigación.

Popurrí científico

Mortal alianza de dos genes

Científicos de Columbia University Medical Center descubrieron que algunos casos de glioblastoma, la forma más agresiva de cáncer cerebral, es causada por la fusión de dos genes adyacentes.

El estudio halló además que, en ratones, drogas diseñadas contra la proteína producida por esa aberración genética podía reducir sustancialmente el crecimiento del glioblastoma. ¿Una esperanza? Ojalá.

En la foto, acumulación anormal de la proteína de la fusión (en rojo) en células madre de glioblastoma. Cortesía Anna Lasorella-Antonio Iavarone-CUMC.

Estamos próximos a decolar

A diferencia de la mayoría de aerolíneas hoy en día, a las aves les gusta cumplir itinerario.

Científicos de York University detectaron que pájaros siguen un estricto horario cuando se trata de migrar a sus sitios de apareamiento y crianza con algunos de ellos partiendo siempre la misma fecha de cada año.

El estudio, publicado en Plos One, es el primero, según los autores, en rastrear las rutas y el momento de migración de pájaros durante varios años.

Los investigadores les colocaron geolocalizadores a zorzales maculados (Hylocichla mustelina) para grabar los datos de sus movimientos.

Al analizar, encontraron que la partida en primavera del Trópico hacia los campos de crianza en Norteamérica eran muy consistentes.

Foto Kevin Frazer

Café y peligro

El café es bueno para casi todo, según estudios de toda clase que se hacen con mucha frecuencia.

Ahora, un nuevo aporte proviene de Jessica Smith y colegas en Social Cognitive and Affective Neurosicence: establecieron que el café cambia la percepción de los estímulos que sugieren una amenaza, como una cara hostil, provocando ansiedad.

Secuencian genoma de un humano arcaico

Tanta curiosidad y tanto por aprender que no resulta difícil preguntarse cómo eran los primeros humanos. Y una de las respuestas proviene de un pedazo de dedo.

Ese fragmento, hallado en la caverna Denisova en el sur de Siberia, permitió secuenciar el genoma de esos parientes humanos que vivieron hace varias decenas de miles de años. Solo con 10 miligramos del hueso del dedo el equipo del experto Savante Pääbo lograron la secuencia en el Max Planck Institute en Leipzig, Alemania.

Aunque en 2010 publicaron la versión inicial del genoma, no tenía la resolución suficiente para estudiar la evolución de partes específicas del genoma.

Sí permitía, en cambio, establecer la relación entre Neandertales y denisovanos y con los humanos modernos.

Los denisovanos, una especie nueva de Homos clasificada así tras el hallazgo de los restos en aquella caverna, vivieron de hace 1 millón de años hasta hace cerca de 40.000 en áreas en las que también vivieron Neandertales y Homo sapiens.

Se cree que su origen se dio en una migración distinta a las de aquellos dos.

Ahora se publicó la versión completa del genoma, puesta a disposición de la comunidad científica. “El genoma es de alta calidad”, según Mathias Meyer, quien desarrolló las técnicas para el trabajo.

Es la primera secuencia completa que se hace del genoma de un grupo humano arcaico, un paso al estudio de diversos grupos extinguidos hoy.

Se espera que los biólogos y otros científicos puedan descubrir con este genoma los cambios genéticos que fueron importantes para el desarrollo de la cultura humana moderna y su tecnología, y que les permitió a los humanos modernos salir de África para diseminarse por todo el planeta desde hace cerca de 100.000 años.

Foto cortesía Max Planck Institute: aspecto de la caverna donde fue hallado el fósil.

Resuelto el misterio de la Isla de Navidad

Los cangrejos rojos de ese lugar (Gecarcoidea natalis) realizan cada año en la temporada lluviosa de noviembre a diciembre un viaje de cinco y más kilómetros para aparearse.
Bajan de las zonas altas de las islas en un recorrido descomunal para su escaso tamaño: 20 centímetros.
Un estudio de tres años conducido por el profesor Steve Morris de la Universidad de Bristol en el Reino Unido en colaboración con Simon Webster de Bangor University descubrió que los cambios hormonales juegan un papel decisivo en la capacidad del cangrejo para realizar tan exigente viaje.
Los científicos, como indicó Lucy Turner, de Bristol, siempre habían estado interesados en ver cómo pasaban de la hipo a la hiperactividad en aquella época.
La migración demanda mucha energía, dijo Webster. Durante el periodo no migratorio, los cangrejos permanecen relativamente inactivos en sus cuevas de la selva, emergiendo sólo unos instantes al amanecer para alimentarse.
El cambio de comportamiento sugiere un cambio en el estado metabólico del animal.
“Sorprendentemente encontramos que los niveles de una hormona hiperglicaemica eran más bajos en los cangrejos migrantes que durante la temporada seca.
Esa hormona de los crustáceos les permite utilizar con mayor eficiencia la energía almacenada en sus músculos y su conversión a glucosa para alentar la famosa migración de la Isla de Navidad.

Vuelve y juega: ¿Quién llegó primero a América?

Alce la mano quien sepa por dónde llegó el hombre al continente americano. Sí, por el estrecho de Bering. Quién dijo que no…
La evidencia genética sostiene esa ruta, pero alguien se opone: un esqueleto. Sí, el más detallado análisis de calaveras americanas sugiere que hubo dos olas diferentes de colonizadores de Asia, indicando que otros llegaron primero.
Un equipo de paleoantropólogos comparó las calaveras de varias docenas de paleoamericanos de hace 11.000 años, con otras de más de 300 amerindios de hace 1.000 años. Los restos de los primeros provenían de cuatro sitios en Centro y Suramérica, y los investigadores también los compararon con más de 500 calaveras de Asia oriental. En todos, el equipo encontró claras diferencias en la forma y el tamaño de los paleoamericanos y los amerindios. Esto sugiere que más de u grupo de individuos emigró de Asia a América, reportó el equipo en Plos One. Y dada la edad de los esqueletos, los investigadores dicen, el otro grupo de individuos arribó primero que el ancestro primario de los norteamericanos.
Katerina Harvati, de la Universidad alemana de Tübingen y miembro del equipo, dijo que aunque el estudio no descarta una sola migración, demuestra que la historia del poblamiento del Nuevo Mundo fue quizás más complejo de lo que se ha creído.
El trabajo es sólido y quizás el más sofisticado análisis de rasgos craneofaciales tomados a la fecha, según Theodore Schurr, antropólogo de la Universidad de Pensilvania. Su más reciente trabajo sobre el ADN de personas vivas, lo lleva hacia una sola migración, pero, indicó, “acepto que hubo pulsos de migración a las Américas del nordeste de Asia en diferentes momentos.
Schurr cree que ante la falta de un mayor número de cráneos paleoamericanos se hace difícil progresar en esta materia. Dennis Stanford, arqueólogo de la Smithsonian Institution en Washington, cree que hubo al menos tres o cuatro grandes migraciones.
En la foto de LEEH-IB-USP, una calavera de Lagoa Santa, Brasil, de hace 11.000 años.