Los laboratorios están llenos de animales

Rata Lobund-Wistar usada en laboratorio. Foto cancer.gov

Rata Lobund-Wistar usada en laboratorio. Foto cancer.gov

Es una cifra difícil de estimar. Y de digerir. En el mundo cada año se usan hasta 100 millones de animales para ensayos de variada naturaleza, desde probar toxicidad de nuevas medicinas hasta para estudios conductuales.

Gatos, perros, ratones, peces, gusanos se incluye en las múltiples órdenes, familias y especies utilizadas. Continuar leyendo

Las 10 noticias científicas de la semana

1. Usted no es usted, yo no soy yo

En un estudio que genera ya controversia, publicado en Genome Biology, científicos presentaron el hallazgo de 145 genes de nuestro genoma que no nos pertenecen originalmente, sino que llegaron de bacterias y otros organismos en un caso de transferencia genética horizontal. En el análisis de 40 genomas de diferentes organismos reportaron haber hallado cientos de genes transferidos desde bacterias, hongos, arqueas, otros microorganismos, plantas y animales. Se ha pensado que esa clase de transferencia se da solo entre microorganismos.

2. Recordando lo que no se vivió

Científicos lograron, mediante experimentos de conducta y manipulación de neuronas, crear falsos recuerdos en ratones que dormían, haciendo que cuando despertaran fueran a un sitio al que le tenían miedo. Los resultados fueron publicados en Nature Neuroscience. El estudio muestra que el valor emocional de algún sitio puede ser modificado y lo que es más, puede suceder en un estado inconsciente, en estado de sueño.

3. Nadando en la abundancia

Datos del telescopio espacial Hubble se convirtieron en la mejor evidencia de que la luna más grande de Júpiter, Ganímedes, contiene un océano subterráneo con más agua que toda la que existe en la superficie terrestre, una ventana más a la posibilidad de hallar vida en un mundo cercano. La luna es además la más grande del Sistema Solar y tiene su propio campo magnético. El océano sería de unos 100 kilómetros, 10 veces más profundo que los de la Tierra.

4. Tatequieto al herpes

Las infecciones por el virus simple del herpes son un problema mundial de salud. Inmunólogos han buscado desarrollar vacunas centrada en una proteína en la superficie exterior del virus. Científicos del Howard Hughes Medical Institute reportaron en eLife la creación de un mutante que carece de la proteína, una poderosa vacuna contra el virus. Parece efectiva contra las formas del herpes genital y el labial.

5. Se creció el gigante

Un artículo publicado en The Astrophysical Journal sugiere que nuestra galaxia la Vía Láctea sería mucho mayor de lo que se ha establecido, al menos un 50% más grande. Según los investigadores el disco de la galaxia no sería plano sino corrugado. Así, la longitud no sería de 100.000 años luz sino de 150.000. El estudio se basa en oscilaciones encontradas en ciertas regiones de la galaxia.

6. Efectos de las tetraciclinas

Muy común es la tetraciclina, un antibiótico utilizado en distintos casos. Un estudio publicado en Cell Reports revela que puede alterar el funcionamiento mitocondrial en plantas, moscas de las frutas, gusanos, ratones y células humanas en cultivos. Fue hecho por investigadores de la École Polytechnique Fédérale en Lausana, Suiza, y colegas. El hallazgo tendría varias implicaciones entre ellas el uso de esos antibióticos en el ganado. Un tema preocupante.

7. Para volver a recordar

Un desarrollo que se encuentra en sus etapas iniciales pero que podría ser prometedor más adelante es el uso de ultrasonido para reducir la placa que se forma en el cerebro y que conduce al alzheimer. En estudios con ratones investigadores mostraron cómo recuperaban la memoria. El estudio apareció en Science Translational Medicine.

8. Esperanzas de vida

Encelado, otra luna de Saturno en la que de hace tiempo se conoce la presencia de géiseres que envían agua salada al ambiente espacial, cobró más importancia esta semana al revelarse que existe actividad hidrotermal en las profundidades, lo que abre la posibilidad a la existencia de vida. En la Tierra es común ese tipo de eventos en las profundidades marinas. El estudio fue publicado en Nature.

9. No coma tarde

Si quiere vivir más y más sano, un nuevo estudio trae una conclusión interesante: tener horas fijas de alimentación mantiene el corazón mejor. La investigación publicada en Science se hizo con moscas de las frutas, a las que se les limitó la alimentación a determinadas horas. El estudio halló que comer tarde en la noche trae más problemas, por lo que no se debe consumir nada de merienda.

10. Cabello y… caries

Si tiene problemas en los dientes… cuidado con su cabello. Y aunque suene extraño, un estudio presentado en la Exhibición Internacional de la Asociación para la Investigación Dental reveló que mutaciones en los componentes del cabello aumentan el riesgo de defectos dentales y… caries.

Hay animales que van a la farmacia

No se tome esta droga sino aquella. Y en la farmacia le venden lo que quiera. Sí la automedicación. Y aunque no pueden ir a que les despachen la fórmula médica, sí saben cómo curar ciertos males. Animales que se automedican.

Crece la lista de animales que utilizan químicos para automedicarse y tratar congéneres y descendientes, por lo general para combatir y prevenir infecciones.

Dice la creencia popular que los gatos mastican ciertas hierbas para purgarse, pero en el plano científico se ha encontrado que lo hacen los chimpancés y las mariposas. Y las hormigas y las moscas, según un nuevo estudio aparecido en Science.

Se pensaba que esta conducta era exclusiva de los primates y de los animales más inteligentes, en los que la automedicación podía ser transmitida y aprendida de padres a hijos. Pero el nuevo análisis que examinó reciente investigación en este campo, de insectos a chimpancés se automedican en respuesta a parásitos y quizás por otras razones.

“Es algo realmente común, más de lo que se creía”, según Jaap Roode, líder del estudio, de Emory University. La medicación busca combatir una infección en curso o prevenir futuros ataques de parásitos.

Las moscas de las frutas ponen sus huevos en frutas con mayor contenido de alcohol (producido por fermentación natural) cuando unas avispas parásitas están en los alrededores, indicó Tod Schlenke, un científico de Emory citado por LiveScience, quien no participó en el estudio.

“En las moscas, un mayor contenido de alcohol en la sangre hace que las avispas que viven de su sangre mueran de un modo poco agradable: expulsando sus órganos internos por el ano”, indicó Schlenke.

Aunque el alcohol puede tener efectos negativos en las moscas en desarrollo, hace la infeccio´n menos probable. Cuando las avispas no están en la zona, las moscas prefieren poner huevos en frutas menos fermentadas.

Las hormigas también medican sus colonias contra las infecciones, llevando químicos con propiedades antifúngicas. Y las mariposas monarca combaten los parásitos poniendo huevos en plantas tóxicas.

Ahora se estudian los posibles usos en humanos. Las abejas colectan resinas con propiedades contra hongos que no gustan mucho a los apicultores, por lo que son más proclives a enfermar.

Un químico en una resina tendría efectos inhibitorios contra el VIH-1, dijo de Roode. Otra planta ingerida como medicina por primates se usa ahora como antiemético (para tratar náusea y vómito)en el ganado en África, según Juan Villalba, de Utath State University, quien tampoco participó en la revisión de estudios.

El científico ha mostrado que los animales se pueden beneficiar cuando encuentran disponibilidad de medicinas artificiales para comer cuando las necesitan. Un polímero, glicol polietileno ayuda a las ovejas en una dieta alta en taninos, y los corderos aprenden a usarla al observar a sus padres.

Enseñan a sumar a las moscas

No han ido a clase, pero podrían hacerlo: las moscas saben contar, demostraron científicos de Estados Unidos y Canadá, quienes desarrollaron una población de moscas de las frutas que muestran su habilidad matemática.

El estudio, aunque preliminar, fue presentado en el Primer Congreso de Biología Evolutiva en Ottawa, Canadá, y apoya la noción de que los mecanismos neurales bajo las capacidades matemáticas emergieron hace millones de años.

Casi nadie duda que nuestros parientes animales más cercanos tienen cierta capacidad para contar. Diversos estudios han revelado también las capacidades numéricas de especies lejanas, como salamandras, peces y abejas. Hasta ahora nadie había intentado, al parecer, desarrollar la habilidad de un animal para contar.

Los genetistas evolutivos Tristan Long, de Wilfrid Laurier University en Waterloo, Canadá, y William Rice, de University of California, Santa Barbara, se unieron para crear una raza de insectos ‘entendidos’ en números. Durante un entrenamiento de 20 minutos, moscas fueron expuestas a dos, tres o cuatro rayos de luz –dos y cuatro rayos coincidían con una sacudida fuerte por una fuente cercana a la caja donde estaban las moscas. Luego de un breve descanso, las moscas eran regresadas al contenedor y se les mostraban rayos de luz. Pese a ser sacudidas, la mayoría no fue capaz de asociar el estímulo negativo con el número de rayos, pero 40 generaciones después sí.

Si bien son resultados iniciales, se debe saber cuáles cambios genéticos están detrás de la evolución del sentido numérico de los insectos.

“El próximo paso es ver cómo la neuroarquitectura de las moscas se ha modificado”, dijo Long. Luego se analizarán las diferencias genéticas entre las moscas del experimento y otras de control para conocer los genes responsables de alentar la habilidad numérica.

Los hallazgos podrían ser ruta para estudio de problemas matemáticos en las personas, como la discalculia.

Olor a comida invita al sexo

Es el olor a comida lo que inspira los encuentros sexuales de acuerdo con nueva investigación en la mosca de las frutas, Drosophila melanogaster.

Cuando se conquistar una hembra atractiva se trata, el excitado macho se convierte en una especie de trovador, tocando una canción de amor con una ala mientras danza detrás del objeto deseado. Qué provoca ese cortejo era un misterio.

Experimentos reportado online en Nature muestran que al remover un gen de una proteína olfativa denominada IR84a hace que la mosca sea menos hábil para realizar el canto y su baile. Situada entre las células nerviosas que alientan la actividad reproductiva en las moscas de las frutas, la proteína es estimulada básicamente por dos aromas (ácido fenilacético y fenilacetaldehído). Resulta llamativo que esos aromas no los proporciona la hembra sino los tejidos de la planta y los frutos con los que la mosca se alimenta y que emplea para poner sus huevos.

La mayoría de los insectos se rinden amorosamente cuando sienten las feromonas sexuales –un perfume bioquímico natural- que proviene de una potencial pareja. Ser enloquecido por el olor de comida en vez de la feromona, podría ser una ventaja evolutiva para especies cuyos recién nacidos pasan varios días comiendo y creciendo antes de abandonar la casa.

“Las larvas de la mosca comen constantemente y necesitan un buen suministro de alimento para respaldar su crecimiento”, dice Richard Benton, del Center for Integrative Genomics en Lausana (Suiza), quien adelantó el estudio con colegas de Suiza, Francia e Inglaterra.

Ser eastimulado sexualmente por olores de alimentos les asegura a las moscas que se aparearán cerca de una fuente de nutrientes, lo que les permitirá criar la familia en donde permanezca bien alimentada.

Pero las moscas no son guiadas exclusivamente por los olores de la comida. “Su circuito reproductivo es complejo”, aclara Benton, “y responde a distintas señales sensoriales”. Por ejemplo, moscas excitadas ‘probarán’ posibles parejas tocándolas, adquiriendo información a través del contacto de feromonas. Sin embargo, oler una fruta juega un rol esencial en la activación del cortejo.

Comida y sexo… a la vez.

Machos paranoicos se aparean más de la cuenta

Machos paranoicos. Qué será lo que les pasa a los moscos. Algo les sucede. Científicos de la Universidad de Liverpool encontraron que machos de las moscas de las frutas experimentan una especie de paranoia en presencia de otro macho, lo que duplica el tiempo que duran apareándose con una hembra, aunque… la hembra de esta especie sólo se aparea una vez.

Las hembras de muchas especies tienen varios machos. Estos por tanto han desarrollado características reproductivas particulares para asegurar que sus espermatozoides tengan éxito y sean los que fecunden la hembra en la llamada competencia del esperma. Esas adaptaciones incluyen rasgos físicos como un mayor conteo de esperma, así como de comportamiento, apareándose hasta un 21% más del tiempo. Algunas mariposas, por ejemplo, tienen testículos más grandes para producir más esperma.

En algunas frutas de la mosca, en las que la hembra sólo se aparea una vez, gastar tiempo extra parece un desperdicio de esfuerzos. Científicos de Liverpool detectaron y publicaron en Biology letters que cuando el macho entra en contacto con otro macho, incrementa 93% el tiempo que pasa con la hembra.

El estudio sugiere algunas explicaciones para esta paranoia. Una posible: las hembras a veces se aparean con más de un macho, por lo que el macho cambia su conducta reproductiva. Otra: la presencia de un competidor trae el temor de no poder obtener otra oportunidad de aparearse, por lo que hace un gran esfuerzo para mantener la hembra fértil durante toda su vida con una buena disposición de esperma.