10 noticias científicas de la semana

Foto Wikipedia commons

1. Madre e hija comparten emociones

Es más probable que la estructura cerebral llamada sistema cortico límbico sea pasado de madre a hija que de ella a hijo o de padres a hijos de cualquier género. Ese sistema gobierna la regulación de las emociones y tiene un papel en los desórdenes del genio, incluyendo la depresión, revelando que las emociones de la hija provienen en parte de la madre. El estudio se hizo con 65 familias y fue publicado en el Journal of Neuroscience.

2. Sicae en el zika cuidado

Esta semana se activaron las alarmas por la epidemia de zika. La Organización Mundial de la Salud, la Organización Panamericana, el Ministerio de Salud de Colombia y entidades de distintos países presentaron nuevas medidas y llamaron a reuniones urgentes dado el ritmo de expansión de esa enfermedad producida por un virus que transmite el mosquito Aedes aegypti. Para algunos, es una verdadera pandemia. Crece la preocupación por la posible afectación de los fetos y bebés en mujeres embarazadas que contraigan el mal.

3. Hongos espaciales

Un pequeño hongo que crece en un ambiente hostil como la Antártida fue llevado a la Estación Espacial Internacional y leugo de 18 meses allí en condiciones similares a las que se encontrarían en Marte, 60% de las células permanecían inalteradas, vivas, un experimento que aporta elementos par ala búsqueda de vida en el planeta rojo. También se investigó la reacción de líquenes de España y Austria. Los resultados fueron publicados en Astrobiology.

4. Gen esquizofrénico

El riesgo de que una persona desarrolle esquizofrenia aumenta si hereda una variante específica de un gen relacionado con la eliminación de la conexión entre las neuronas. El hallazgo representa la primera vez que el origen de esa enfermedad psiquiátrica es relacionado con una variante específica de un gen y con procesos biológicos. El estudio se hizo con 65.000 personas y fue publicado en Nature.

5. Envejecer

El envejecimiento es todavía uno de los procesos misteriosos en biología. Científicos hallaron una regularidad estadística sorprendente de cómo una variedad de factores ambientales y genéticos afectan el ciclo de vida del nemátodo C. elegans, lo que sugiere que el envejecimiento no tiene una sola causa molecular sino que es un proceso sistémico que involucra muchos componentes dentro de una red biológica compleja. El estudio apareció en Nature.

6. Unos bigotes muy útiles

Nuestros órganos sensoriales registran objetos y estructuras en el mundo exterior, envueltos todo el tiempo en una comunicación de doble vía con el cerebro. Un estudio en Nature Neuroscience halló que las ratas usan sus bigotes para obtener esa información en la noche. Unos grupos de terminaciones nerviosas, los mecanorreceptores, situados en la base de cada bigote actúan como pequeñas calculadoras que calculan todo el tiempo cómo la base del bigote gira, con lo que el cerebro siempre está enterado de esa información.

7. El planeta plástico

A la chica y el chico plásticos que canta la salsa hay que agregarle que vivían en un planeta de plástico, que será realidad hacia mediados de siglo. Eso sugiere un estudio publicado en Anthropocene en el cual se muestra cómo ese producto está moldeando el planeta al punto que dejará huella permanente en la geología de la Tierra durante millones de años. Para los geólogos del futuro será un ingrediente que aportará mucha información al analizar los estratos del terreno.

8. Un año muy largo

Astrónomos reportaron en Monthly Notices of the Royal Astronomcial Society que un planeta que parecía vagar solo por el espacio en verdad está ligado a una estrella que reside a un billón de kilómetros, a la que daría 900.000 años en completar un giro o año. Es el sistema más grande conocido hasta ahora. El planeta es del tipo Júpiter, mucho más grande que este pero menor a una enana marrón (llamadas estrellas fallidas).

9. Un ratón sin Y

Al incrementar la expresión de dos genes no del cromosoma Y, investigadores de la Universidad de Hawai produjeron un ratón que carece de cromosoma Y, pero que pueden producir una clase de espermatozoides que se hacen viables mediante técnicas de reproducción asistidas, según el reporte presentado en Science. Un avance que algún día podría traducirse en la superación de determinados casos de infertilidad.

10. Ojo con esa técnica

Cerca de 1.500.000 personas en el mundo sufren retinitis pigmentaria, una enfermedad heredada que causa una degeneración progresiva de la retina provocando ceguera. Mediante células madre de un paciente, científicos usaron la técnica de edición genética para corregir una de las mutaciones que con frecuencia deriva en esa enfermedad. El avance fue publicado en Nature y significa que podría llegarse a una estrategia de trasplante personalizado para una variedad de enfermedades de la retina. Los estudios proseguirán.

Las 10 noticias científicas de la semana

Fumigación de cultivos. Foto Jaime Pérez

1. La química de la muerte

La exposición continua y en distintos ambientes a químicos tóxicos está cobrando no solo muchas vidas sino la salud de muchas personas y problemas de reproducción a las personas, reveló un informe de la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (Figo). Los abortos, nacimientos prematuros, fetos con malformaciones y menor desarrollo neurológico están entre las consecuencias. La exposición está en el aire, el agua y los alimentos. Solo por contaminación del aire cada año mueren 4 millones de personas.

2. Calcio para qué

No se gaste el dinero en eso: dos estudios publicados en el BMJ concluyeron que la ingestión de calcio mediante dieta o suplementos no mejora la salud ósea ni impide las fracturas en los ancianos, o sea que no debe recomendarse para ese fin. La recomendación ha sido tomar 1.000 a 1.200 miligramos/día de calcio para mejorar la densidad ósea y prevenir fracturas. Muchos toman suplementos para seguir la recomendación. Pero no, no funciona según los dos estudios.

3. Nuestras diferencias

El Proyecto 1.000 genomas revela hallazgos. Establecido en 2008 para secuenciar genomas de más de mil personas de las Américas, África, Europa, este y sur de Asia, Se encontró que el tipo más común de variación genética, el 99%, con los polimorfismos de nucleótido simple, un solo cambia de letra en el alfabeto. Además, las 2.100 a 2.500variantes estructurales detectadas afectan más el ADN a través del genoma. Se encontró además que un genoma típico difiere del genoma modelo en unos 4,1 a 5 millones de sitios. El estudio apareció en Nature.

4. Gasolina que no hace ¡pum!

Científicos de Caltech y el JPL de la Nasa encontraron un polímero que como aditivo de la gasolina reduce la capacidad explosiva de esta cuando ocurre un accidente, por ejemplo de un avión, que empeora las consecuencias. El aditivo cumple su papel sin afectar el desempeño del combustible, reveló el artículo publicado en Science. El polímero posee unas supermoléculas que evitan que el combustible se disperse violentamente y explote, esto sin alterar sus propiedades energéticas y densidad.

5. Muéstrame tu huella

Un estudio reveló que es posible identificar el origen ancestral de una persona con base solamente en sus características y aunque se necesita profundizar más en la investigación. En el estudio publicado en American Journal of Physical Anthropology se analizó de dos formas la huella del índice derecho de 243 individuos de distintas procedencias. No hallaron diferencias entre hombres y mujeres pero sí en cuando al ancestro americano-europeo o americano-africano. Un tema con muchas implicaciones.

6. Borrachos y envenenados

Un estudio en el Journal of Environmental Health presentó el análisis de 65 marcas de vino de Estados Unidos, de diferentes regiones. En todas, salvo una, halló rastros de arsénico por encima de los límites permitidos allí. La agencia ambiental EPA permite no más de 10 partes por mil millones pero se encontró entre 10 y 76, con promedio de 24. Bajo determinadas condiciones en la dieta, pueden ser dañinas esas concentraciones. Si eso es allá…

7. Que no se les olvide

No ha sido publicado aún en revista, pero científicos de la Universidad del Sur de California y el Centro Médico Bautista Wake Forest desarrollaron un dispositivo con electrodos pequeños que implantado en el cerebro ayudan en problemas de pérdida de memoria. Examinado bien con animales, ahora comienza su ensayo con humanos. En pérdida de memoria no se pueden transmitir bien las señales para crear recuerdos, por lo que personas con problemas como alzheimer recuerdan bien algo de hace mucho tiempo pero no reciente. Eso trata de remediar el dispositivo.

8. Fuego cruzado

La evidencia clara hasta el momento apunta a que un gran asteroide impactó con la Tierra, en el Golfo de México y lo que siguió produjo la extinción de los dinosaurios. Un estudio en Science complementa el panorama: el asteroide produjo una activación de volcanes en India durante cientos de miles de años, lo que contribuyó fuertemente a la gran extinción masiva que hubo entonces. El papel de los volcanes ha sido sugerido en distintas oportunidades, pero esta vez las pruebas parecen más firmes.

9. Sed marciana

En Marte hay agua, cuento viejo. Lo que no se sabía es que podía estar en estado líquido y eso reveló un artículo en Nature Geoscience que analizó datos espectrográficos de la sonda Mars Reconnaissance Orbiter de varios sitios del planeta en los cuales aparecen manchas de las laderas de los montes. Se trata de agua salada dijeron los investigadores. Eso abre nuevas posibilidades para la exploración del planeta en un futuro lejano.

10. Positivos ante todo

Las personas que son positivas frente a la vida se diferencian no solo por eso sino por poseer unas conexiones cerebrales diferentes a las de quienes son negativos, reveló un estudio de la Universidad de Oxford publicado en Nature Neuroscience. El hallazgo se hizo tras estudiar imágenes cerebrales de 461 personas y analizar unas 200 formas de conexión entre áreas en el cerebro.

En el cerebro está el positivismo de las personas

Claro que son diferentes quienes ven el mundo de manera positiva y quienes creen que todo anda mal. Pero esas diferencias llegan… al cerebro.

Científicos de la Universidad de Oxford encontraron una fuerte correspondencia entre un conjunto de conexiones en el cerebro y un estilo de vida y comportamiento positivos.

Ellos investigaron las conexiones cerebrales de 461 personas y las compararon con 280 medidas demográficas y de comportamiento registradas para ese mismo grupo de personas.

Encontraron que la variación en la conectividad cerebral y los rasgos de los individuos se hallan en un solo eje, en el cual aquellos con un modo poositivo de vivir tenían conexiones distintas a los negativos.

El estudio fue publicado en Nature Neuroscience.

El análisis se basó en imágenes de resonancia magnética de alta confiabilidad.

Al estudiar los datos de las 461 escanografías crearon un mapa promedio de los procesos cerebrales en los participantes. “Puede verlo como un mapa promedio de la población de 200 regiones del cerebro que son funcionalmente diferentes unas de otras”, explicó el profesor Stephen Smith, quien dirigió el estudio. “Después miramos cuánto de esas regiones se comunicaba entre sí en cada persona”.

El resultado es una descripción detallada de cuántas de esas 200 regiones cerebrales se comunicaban, un mapa de las conexiones más fuertes del cerebro. El grupo agregó 280 medidas demográficas y de comportamiento para cada sujeto y practicó un análisis de correlación entre los dos conjuntos.

Lo que hallaron fue una fuerte correlación que muestra variaciones específicas en la red de cada individuo con las medidas demográficas y de comportamiento y aquellos con su red de conexiones en un punto de la escala marcaban más en medidas relacionadas con positivismo como vocabulario, memoria, satisfacción de vida, ingresos y años de educación.

Dormir mal ayudaría a desarrollar alzheimer

Si duerme mal, podría hasta olvidársele: tiene mayor riesgo de desarrollar Alzheimer. Eso según un estudio publicado en Nature Neuroscience.

Investigadores de la Universidad de California en Berkeley hallaron evidencias serias de que dormir mal, en especial la falta de ese sueño profundo, restaurador, necesario para afirmar los recuerdos, es una puerta por la cual la proteína beta amiloide que se cree activa el Alzheimer, ataca el cerebro y la memoria de largo plazo.

“Nuestros hallazgos revelan un nuevo camino por el cual la enfermedad de Alzheimer puede provocar una declinación de la memoria tarde en la vida”, según Matthew Wlaker, autor senior del estudio.

Los depósitos excesivos de beta amiloide son claves en la patología de esa enfermedad, una forma agresiva de demencia causada por la muerte gradual de células en el cerebro. Es una de las enfermedades de mayor crecimiento en el mundo, a medida que la población envejece.

Pero no todo estaría perdido en opinión de Walker: hay formas de mejorar el mal dormir a través del ejercicio, terapia del comportamiento y con estimulación eléctrica que amplifica las ondas cerebrales al dormir, tecnología empleada con éxito en adultos jóvenes para incrementar la memoria en la noche.

“Este descubrimiento ofrece una esperanza”, dijo. “El sueño podría ser un enfoque terapéutico novedoso para luchar contra la pérdida de memoria en los adultos mayores y aún en aquellos con demencia”.

A diferencia de otros estudios, este se realizó con personas.

Willian Jagust, uno de los coautores, experto en alzheimer, explicó que “nuestro estudio muestra que la deposición de beta amiloide puede llevar a un círculo vicioso en el cual el sueño resulta alterado y la memoria disminuida”.

Las 10 noticias científicas de la semana

1. Usted no es usted, yo no soy yo

En un estudio que genera ya controversia, publicado en Genome Biology, científicos presentaron el hallazgo de 145 genes de nuestro genoma que no nos pertenecen originalmente, sino que llegaron de bacterias y otros organismos en un caso de transferencia genética horizontal. En el análisis de 40 genomas de diferentes organismos reportaron haber hallado cientos de genes transferidos desde bacterias, hongos, arqueas, otros microorganismos, plantas y animales. Se ha pensado que esa clase de transferencia se da solo entre microorganismos.

2. Recordando lo que no se vivió

Científicos lograron, mediante experimentos de conducta y manipulación de neuronas, crear falsos recuerdos en ratones que dormían, haciendo que cuando despertaran fueran a un sitio al que le tenían miedo. Los resultados fueron publicados en Nature Neuroscience. El estudio muestra que el valor emocional de algún sitio puede ser modificado y lo que es más, puede suceder en un estado inconsciente, en estado de sueño.

3. Nadando en la abundancia

Datos del telescopio espacial Hubble se convirtieron en la mejor evidencia de que la luna más grande de Júpiter, Ganímedes, contiene un océano subterráneo con más agua que toda la que existe en la superficie terrestre, una ventana más a la posibilidad de hallar vida en un mundo cercano. La luna es además la más grande del Sistema Solar y tiene su propio campo magnético. El océano sería de unos 100 kilómetros, 10 veces más profundo que los de la Tierra.

4. Tatequieto al herpes

Las infecciones por el virus simple del herpes son un problema mundial de salud. Inmunólogos han buscado desarrollar vacunas centrada en una proteína en la superficie exterior del virus. Científicos del Howard Hughes Medical Institute reportaron en eLife la creación de un mutante que carece de la proteína, una poderosa vacuna contra el virus. Parece efectiva contra las formas del herpes genital y el labial.

5. Se creció el gigante

Un artículo publicado en The Astrophysical Journal sugiere que nuestra galaxia la Vía Láctea sería mucho mayor de lo que se ha establecido, al menos un 50% más grande. Según los investigadores el disco de la galaxia no sería plano sino corrugado. Así, la longitud no sería de 100.000 años luz sino de 150.000. El estudio se basa en oscilaciones encontradas en ciertas regiones de la galaxia.

6. Efectos de las tetraciclinas

Muy común es la tetraciclina, un antibiótico utilizado en distintos casos. Un estudio publicado en Cell Reports revela que puede alterar el funcionamiento mitocondrial en plantas, moscas de las frutas, gusanos, ratones y células humanas en cultivos. Fue hecho por investigadores de la École Polytechnique Fédérale en Lausana, Suiza, y colegas. El hallazgo tendría varias implicaciones entre ellas el uso de esos antibióticos en el ganado. Un tema preocupante.

7. Para volver a recordar

Un desarrollo que se encuentra en sus etapas iniciales pero que podría ser prometedor más adelante es el uso de ultrasonido para reducir la placa que se forma en el cerebro y que conduce al alzheimer. En estudios con ratones investigadores mostraron cómo recuperaban la memoria. El estudio apareció en Science Translational Medicine.

8. Esperanzas de vida

Encelado, otra luna de Saturno en la que de hace tiempo se conoce la presencia de géiseres que envían agua salada al ambiente espacial, cobró más importancia esta semana al revelarse que existe actividad hidrotermal en las profundidades, lo que abre la posibilidad a la existencia de vida. En la Tierra es común ese tipo de eventos en las profundidades marinas. El estudio fue publicado en Nature.

9. No coma tarde

Si quiere vivir más y más sano, un nuevo estudio trae una conclusión interesante: tener horas fijas de alimentación mantiene el corazón mejor. La investigación publicada en Science se hizo con moscas de las frutas, a las que se les limitó la alimentación a determinadas horas. El estudio halló que comer tarde en la noche trae más problemas, por lo que no se debe consumir nada de merienda.

10. Cabello y… caries

Si tiene problemas en los dientes… cuidado con su cabello. Y aunque suene extraño, un estudio presentado en la Exhibición Internacional de la Asociación para la Investigación Dental reveló que mutaciones en los componentes del cabello aumentan el riesgo de defectos dentales y… caries.

10 noticias científicas de la semana (27-1)

1. ¡Infectados!

El número de brotes de enfermedades infecciosas en humanos se ha multiplicado por 4 en el periodo 1980-2013 de acuerdo con un reporte presentado en el Journal of the Royal Society Interface. Los científicos rastrearon 12.102 brotes de 215 enfermedades infecciosas en 229 países. Bacterias, virus, enfermedades zoonóticas y aquellas causadas por transmisión de vectores responden por la mayoría de los brotes.

2. Bendito chocolate

Recordar dónde quedó el auto o reconocer a alguien no es fácil cuando se envejece, una pérdida asociada al debilitamiento del giro dentado, una región del hipocampo en el cerebro. Científicos reportaron en Nature Neuroscience que ese funcionamiento puede ser mejorado parcialmente consumiendo epicatechina y otras moléculas de flavonoles presente en el chocolate. El estudio se hizo con 37 participantes de 50 a 69 años de edad.

3. Los genes del mal

Dos genes relacionados con conductas criminales violentas como homicidios e intentos de homicidio fueron descubiertos por investigadores de Finlandia según un artículo publicado en Molecular Psychiatry. Estas variantes se encontraron un cerca del 10% de los condenados por delitos graves. Al comparar con otras personas condenadas por actos no violentos no se encontraron en ellos las dos variantes.

4. El parásito esquizofrénico

Aunque desde hace tiempo se ha dicho que el parásito Toxoplasma gondii, que solo completa su ciclo en los gatos, es responsable de casos de esquizofrenia, los hallazgos han sido cuestionados. Ahora un estudio en Preventive Veterinary Medicine sugiere que 1/5 de los casos sí son producidos por el parásito, que entra a los humanos vía ingestión de carne de animales infectados y mínimamente por contacto directo con heces de los gatos que portan el parásito.

5. La genética del autismo

Cosa complicada: dos grandes estudios sobre el autismo involucrando más de 50 laboratorios en el mundo, detectaron docenas de nuevos genes implicados en el autismo. Mutaciones raras en ellos, se demostró, afectan las comunicaciones en el cerebro y comprometen mecanismos biológicos fundamentales que dirigen si, cuándo y cómo se activan los genes. Ambos estudios aparecieron en Nature.

6. Polvo para los planetas

Con la red Alma (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) en Chile, astrónomos detectaron una corriente de gas y polvo cayendo desde un masivo disco externo hacia un sistema binario de estrellas que podría incidir en un segundo disco para la formación de planetas. Una de las raras veces en que se observa el proceso de formación. El sistema, GG Tau-A se encuentra a unos 460 años luz de la Tierra hacia la constelación Tauro.

7. Un estómago miniatura

Mediante células madre pluripotentes científicos generaron en laboratorio tejido estomacal tridimensional y funcional, lo que permitirá el estudio de diferentes enfermedades asociadas con ese órgano como la infección por Helicobacter pylori. El estudio fue publicado en Nature. El desarrollo allana el camino además para producir otros órganos como pulmones y páncreas. No se habían generado hasta ahora células gástricas a partir de las células madre pluripotentes.

8. Mundos entrometidos

En un estudio publicado en Physical Review X científicos de la Universidad Griffith indicaron que los universos paralelos que sustentan algunas teorías de verdad existen pero no actúan de modo independiente como se ha creído sino que interactúan, influenciándose sutilmente, lo que ayudaría a explicar ciertos aspectos extraños de la mecánica cuántica. En el modelo caben mundos que serían similares al nuestro, otros no.

9. Salamandras amenazadas

Muchas especies de ranas en el planeta están amenazadas por un hongo. Muchas desaparecerán. Ahora un estudio en Science llamó la atención sobre otro caso: el hongo que mata las salamandras, identificado en Europa el año pasado pero que puede extenderse a otras regiones del planeta. El hongo de origen asiático B. salamandrivorans invade con rapidez la piel del reptil, vital para la respiración.

10. La capa del viejo ozono

El agujero en la capa de ozono sobre la Antártica alcanzó su pico máximo anual el 11 de septiembre reveló la Nasa. El tamaño este año fue de 24,1 millones de kilómetros cuadrados o 376 veces el área de Antioquia. En total, el agujero es menor a lo observado durante el periodo 1998-2006 y es similar al d ellos años 2010, 2012 y 2013. El agujero se expande durante los meses de agosto y septiembre.

Mis 10 noticias científicas de la semana (8-14)

1. Las ratas también se arrepienten

Cuando una rata escoge la opción errada, muestra arrepentimiento, ese sentimiento de reconocer un error que no se hubiera dado si se hubiera elegido otra opción. Eso demostraron científicos de la U. de Minnnesota en el artículo publicado en Nature Neuroscience. Se creía que ese sentimiento era exclusivo de los humanos. El estudio se hizo dándoles distintas opciones de escogencia de alimentos.

2. Se nos mojó el interior

Científicos reportaron evidencia de grandes océanos debajo del manto terrestre que serían el mayor reservorio del planeta, según el artículo publicado en Science. Los investigadores detectaron la existencia de unos bolsillos de magma a unos 650 kilómetros debajo de la superficie de Estados Unidos, una posible señal de la presencia de agua. Esto sugiere que agua de la superficie podría ser conducida a esos profundos sitios por la tectónica de placas provocando eventualmente el derretimiento parcial de las rocas del manto en esas profundidades.

3. Un perro bien obediente

Si desea un perro bien amoroso, que esté todo el rato pendiente de usted, pues rocíele oxitocina. Un estudio japonés publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que perros a los que se les rociaba corrían donde sus amos y se hacían acariciar, a diferencia de aquellos a los que se les roció una solución salina. La oxitocina ha sido llamada la hormona del amor en humanos y parece que en perros también funciona.

4. Lunares riesgosos

Dos estudios que duraron más de 15 años, publicados ambos en Plos Medicine relacionaron por primera vez el número de lunares en la piel de las mujeres y el riesgo de cáncer de seno. Aunque ya se sabía d ella relación lunares-cáncer, no este en específico. Las mujeres que tenían 15 o más lunares tenían 35% más riesgo de ser diagnosticadas con cáncer de seno, según el estudio americano. En el otro, francés, también se encontró una relación del 13% aunque en este no se dijo el número específico de lunares.

5. El largo despertar del Sol

Científicos solares de la Nasa informaron que nuestra estrella legó al pico máximo de su actual ciclo, pico que de todas maneras no ha sido elevado. Esta semana se han producido varias llamaradas y explosiones solares seguidas, aunque ese no es el único indicativo del pico. Un ciclo durra unos 11 años, pero se extiende hasta 14 o 15. Se cree que de acá a 2015 la actividad del Sol será mucho menor.

6. No, así no fue

Un análisis de galaxias pequeñas alrededor de la Vía Láctea y Andrómeda sugiere que la actual teoría de formación de galaxias y evolución del universo puede estar viciada, pues al usar los datos disponibles más unas modelaciones los investigadores no observaron la distribución aceptada de la materia oscura. El estudio aparecerá en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. Si se corrobora luego, sería otra pieza menos en el rompecabezas sobre cómo es que estamos acá.

7. Sincronizados se aprende rápido

La mente humana puede absorber y analizar nueva información mientras pasa de pensamiento a pensamiento. Cuando dos áreas del cerebro, la corteza prefrontal y el cuerpo estriado sincronizan sus ondas para formar nuevos circuitos de comunicación, el aprendizaje es rápido reveló un estudio en chimpancés. No se habían visto hasta ahora las interacciones entre esos dos sistemas durante el aprendizaje. El estudio fue publicado en Neuron.

8. Sí, nuestro mundo es más viejo

Un estudio revelado por la Asociación Europea de Geoquímica reveló que la Tierra es 60 millones de años más antigua, lo que indica que se formó unos 40 millones de años después de la formación del Sistema Solar, aunque es difícil decir cuál es su edad. La Luna también es así de antigua, pues los análisis de xenón hallado en cuarzo australiano dicen que el choque entre la Tierra y el cuerpo enorme del cual surgió la Luna fue antes de lo que se estimaba.

9. Una retina especial

En un paso adelante hacia la fabricación de una retinal funcional, científicos de John Hopkins cultivaron en laboratorio tejido de retina con células fotorreceptoras funcionales a partir de células madre inducidas pluripotentes. El estudio fue publicado en Nature Communications. Y aunque aún está lejano el día en que se cree una retina completa, es un avance importante.

10. Le salió bien y así se quedó

Una serpiente norteamericana, Lampropeltis elapsoides, una coral, que no es venenosa, imita una especie que se extinguió hace 50 de años y lo hace mejor desde que esta otra desapareció reveló un estudio en Biology letters. Imitar una especie desaparecida no es ventaja alguna, pero pese a ello esta lo ha seguido haciendo para sorpresa de los científicos. Tal vez, explicaron, no ha habido suficientes generaciones de depredadores para no seguir esquivando la imitadora.

¿Se puede pasar el miedo entre generaciones?

Los miedos se pueden transmitir de generación en generación de acuerdo con un estudio publicado en Nature Neuroscience.

En él, ratones entrenados para sentir miedo al olor de un químico con una esencia de cereza y almendras llamado acetofenona, transmitían su ansiedad a sus hijos. Al comprar con un grupo de control, los ratones de padres temerosos a ese olor temblaban más en respuesta a él cuando lo olían por primera vez, lo que siguió hasta la tercera generación. El efecto podría ser mediado por cambios epigenéticos según algunas evidencias aunque no aceptadas por todos.

“Los anuncios son tan extremos que violan el principio de que anuncios extraordinarios requieren pruebas extraordinarias”, según Timothy Bestor, de Columbia University, citado por Nature.

Pero otros están convencidos. David Sweatt, neurobiólgo de la Universidad de Alabama dijo que el manuscrito “es el más riguroso y convincente conjunto de estudios publicados a la fecha demostrando efectos epigenéticos transgeneracionales adquiridos en un modelo de laboratorio”.

Los investigadores, Kerry Ressler y Brian Dias de Emory University en Atlanta, Georgia, advirtieron las diferencias en el número de neuronas productoras de una proteína receptora para detectar la acetofenona en los ratones entrenados para sentir el miedo y también cambios en un gen de los espermatozoides relacionados con la sensibilidad a ese químico.

Bestor no cree que ningún esté relacionado. Pero la evidencia de que la epigenética influencia el comportamiento durante generaciones es creciente, como por ejemplo la predisposición a enfermedades en los niños holandeses criados bajo hambruna en los años 40.

Una siesta con esencias borra recuerdos horrendos

Si quiere olvidar un mal momento, un recuerdo aterrador, pues tome una siesta. Eso a la luz de un estudio publicado en Nature Neuroscience: en una rápida siesta , la gente aprendía que una situación amenazante previa ya no la afectaba.

Estos resultados son los últimos en mostrar que dormir es un estado especial en el cual pueden darse distintos aprendizajes. Y en este estudio se borraba una memoria atemorizante, una meta para tratamientos por desórdenes como fobias y el estrés postraumático.

Katherina Hauner y Jay Gottfried de Northwestern University enseñaron a 15 voluntarios dispuertos a sentir miedo por una combinación de un rostro y un olor. Veían una foto de la cara de un hombre y al mismo tiempo olían algo distintivo, como limón. Este combo se emparejaba de modo que los voluntarios aprendieron a esperar algo malo cuando veían un rostro particular u olían el olor asociado.

Luego tomaban una siesta. Cuando estaban en la etapa más profunda del sueño, les ponían la esencia asociada con el temor. Durante la siesta algunos participantes aprendieron que el olor era seguro. Sudaban menos (una medida de miedo) cuando la combinación rostro-olor aparecían tras la siesta. Cuando no se les suministraba la esencia durante la siesta el temor persistía al despertar y vivir la escena.

Todo esto se miró mediante escanografías cerebrales, notándose cambios en la actividad cerebral, por ejemplo al oler la esencia al dormir: había cambios en el hipocampo, centro de la memoria, y la amígdala, ligada a las emociones.

¿Puede ayudar esta técnica a pacientes? Pronto para decirlo, faltan más estudios, como ver si actúa en sueños más prolongados o cuánto dura esa borrada de recuerdos.

Con genes cerebrales abejas cambian de tarea

Hacemos esto o aquello y listo, ¿pero qué hay detrás? Científicos demostraron que las abejas obreras pueden cambiar de actividad entre cuidar el nido o buscar comida activando o apagando ciertos genes del cerebro para cada labor.

Es la primera vez que se demuestra que diferentes conductas tienen patrones específicos de genes, un descubrimiento que podría tener implicaciones para ver cómo nuestro comportamiento puede tener un set específico de genes también.

Los cambios fueron registrados cuando un grupo de abejas obreras (Apis mellifera), que habían comenzado su vida como cuidadoras de nidos se activaron para ser buscadoras de alimento, siendo regresadas a cuidadoras por los científicos.

La mayoría de las obreras comienzan como ‘enfermeras’ o nanas que alimentan la reina y sus larvas. Tras 2 a 3 semanas, la mayoría se convierte en buscadoras de comida. Andrew Feinberg, de John Hopkins University School of Medicine y colegas vaciaron un nido de cuidadoras. Esto hizo que las proveedoras de alimento cambiaran su rol: tras retornar de una expedición, algunas volvieron a ser cuidadoras apra salvar la reina y sus larvas.

Los investigadores escanearon el ADN del cerebro en busca de un proceso denominado modificación epigenética, una forma de activar o desactivar genes sin modificar la secuencia del genoma.

Fue así como advirtieron un patrón específico apra cada tarea. Y cuando las buscadoras volvían a ser cuidadoras, desactivaban el patrón de genes y activaban el requerido para su nuevo papel.

Los cambios fueron drásticos: unos 150 genes se afectaban. Feinberg explicó que es difícil decir su el cambio en conducta provoca la activación genética o al revés.

“Es la primera evidencia, hasta donde sabemos, de un cambio epigenético ligado a una conducta reversible en un organismo”, dijo.

Eso abre las puertas a nuevas formas de pensar problemas humanos como la adicción, así como sobre el aprendizaje y la memoria.

El estudio fue presentado en Nature Neuroscience

12