En verano se cae más el pelo

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Si es de los que sufre pérdida de cabello, puede llamarle la atención que en verano se cae más el pelo reveló un estudio publicado en el British Journal of Dermatology.

La investigación analizó la caída del cabello a través de las estaciones en ambos hemisferios del planeta y en 8 países.

Basados en datos de Google Trends se encontró que esa estación, más la del otoño, inciden en la caída del pelo. ¿Por qué? No se sabe.

Pero el hallazgo no es nuevo, refuerza, con mayor número de datos, otras investigaciones que se habían centrado en pequeñas muestras y en sitios reducidos.

Este estudio sintetizó datos epidemiológicos digitales de ambos hemisferios para conformar la sospecha clínica de que el verano y el otoño están asociados con una mayor pérdida de cabello”, comentó Shawn Kwatra, primer autor, de la Escuela de Medicina de John Hopkins University.

Este hallazgo es clínicamente relevante para pacientes que pierden más pelo en esas estaciones y además tiene implicaciones en la evaluación de las terapias y su efectividad. Estudios posteriores aclararán esta asociación y examinarán la fisiología del ciclo del cabello”.

La calvicie o alopecia, la caída del pelo en cualquier parte del cuerpo, y que en general siempre incluye la cabeza, obedece a muchas razones.

Se estima que a los 35 años de edad, 40% de los hombres tienen pérdida de cabello, 65% a los 60 años y 70% a los 80 años de edad.

Esa condición afecta también a las mujeres, pero en menor proporción

La calvicie no es general en todo el globo. En Europa, en la República Checa está el mayor índice, con casi 42% de los hombres con pérdida de cabello, seguidos de los españoles.

En China es donde menos se cae el pelo.

El estudio estacional no reveló la situación en los países tropicales para saber si las temporadas de más calor inciden en la pérdida de pelo.

Las 10 noticias científicas de la semana

El primer pelo. Foto Óscar Sanisidro

1. El primer pelo de la historia

Un viejo mamífero hallado en España, que vivió hace 125 millones, sorprendió a la ciencia. No solo tiene tejidos blandos de hígado, pulmón y diafragma conservados sino que presenta los primeros restos de pelo y púas de animal alguno, conservados mediante un proceso de fosilización fosfática, llevando 60 millones de años más en el pasado el origen de estas estructuras de la piel. El animal es el Spinolestes xenarthrosus, de un linaje de animales extinguidos. Los hallazgos se revelaron en Nature.

2. Háganse los sueños

Mediante la activación con láser de un grupo de células en la médula cerebral, una técnica llamada optogenética, científicos lograron que ratas comenzaran a soñar y dejaran de hacerlo al desactivar esas neuronas, siendo incapaces de soñar de nuevo. El estudio apareció en Nature y sugiere que el sueño está dominado por esa región del cerebro, así intervengan otras en el hipotálamo y el tallo cerebral. El avance permitirá conocer más detalles sobre cómo soñamos.

3. Usted me tocó

Ingenieros de la Universidad de Stanford crearon una piel de plástico que detecta la intensidad de una presión sobre ella y genera una señal eléctrica que es recibida por las células en el cerebro. Es la primera vez que se logra detectar una presión y transmitirla al cerebro. El logro se debe a Zhenan Bao que lleva una década tratando de desarrollar un material que imite la capacidad flexible de la piel y que se pueda sanar, a la vez que sirva de sensor. El estudio apareció en Science.

4. ¿Sexo? ¡Cómo olvidarlo!

Investigadores reportaron en Nature el hallazgo de un par de neuronas en el cerebro de un nemátodo que le permite recordar e ir en busca de sexo aún a expensas de alimento. Las neuronas son exclusivas de los machos, un hallazgo interesante para conocer cómo el cerebro de hembras y machos les confieren distintas preferencias, aptitudes y juicios

5. La maldita primavera

En Environmental Research Letters se reportó un fenómeno preocupante: la primavera se anticipará hasta 3 semanas en el futuro. Los inviernos serán más cortos. Y aunque pareciera buena nueva, ¿cómo se afectarán plantas y animales? Las aves migratorias, por ejemplo, se basan en la duración del invierno para sus vuelos. También desaparecerán las falsas primaveras, cuando las temperaturas gélidas retornan luego de haber comenzado la germinación de las plantas. Algo extraño se cuece.

6. Ébola vía semen

La transmisión del ébola por el semen es posible hasta 6 meses después de haberse contagiado, reveló un estudio en el New England Journal of Medicine que analizó el caso de una mujer contagiada en Liberia por un sobreviviente de la enfermedad. Aunque se sabía de la transmisión vía sexual, se tenía el tiempo de peligro era mucho menor. En esta ocasión la infección se produjo a los 179 días de que el hombre hubiera sido declarado portador del virus.

7. Terapia en el útero

Aunque no es investigación concluida, científicos dijeron esta semana que preparan el tratamiento con células madre de bebés en el útero para corregir un defecto que hace que los huesos se rompan con extrema facilidad y que a veces conduce a la muerte. Se practicará en fetos en el útero y en bebés recién nacidos. Será la primera vez que se intenta antes del nacimiento dijo un comunicado del Instituto Karolinska en Suecia. El ensayo comenzará en enero. El tratamiento lo recibirán fetos con 20 a 34 semanas de gestación.

8. Lavaron la mancha de Júpiter

Un estudio de los rasgos principales de Júpiter con base en imágenes del telescopio Hubble reveló que la gran mancha roja distintiva, que ha estado activa por más de 300 años, siendo una gran tormenta, se ha encogido 240 kilómetros, pero ese encogimiento ha disminuido el ritmo según el reporte en The Astrophysical Journal. También se detectó una extraña onda que no había sido vista hace años. El gran planeta cambia.

9. Sí que pasaban bueno

Un análisis de fósiles y objetos hallados en Durrington Walls, sitio del neolítico donde se construyeron los monumentos de Stonehenge hace más de 4.000 años, publicado en Antiquity, mostró que en el asentamiento se hacían fiestas en las que se consumían carne de ternero y cerdo y productos lácteos. Estos al parecer eran exclusivos de un grupo selectos o eran consumidos en ceremonias públicas. Se hallaron pocos restos de plantas consumidas, por lo que el festín era con carne, mucha carne.

10. Una gasolinera en la Luna

Para viajar a Marte lo mejor sería hacer una parada en la Luna para recargar combustible sugirió un estudio del MIT, con lo cual se reduciría en 68% la carga al momento de salir de la Tierra. En la Luna hay agua que se podría usar para preparar el combustible, asumiendo que la tecnología esté lista cuando se inicie la exploración humana del planeta rojo. Por favor, llene el tanque.

Se acerca la cura para la calvicie

La oportunidad la pintan calva y tal vez deban aprovecharla los alopécicos del futuro.

Científicos cultivaron con éxito folículos pilosos a partir de células de la piel de hombres calvos y aunque aún no se sabe si funcionará el trasplante para los expertos en un paso adelante hacia la solución de la calvicie.

Esta se presenta cuando los folículos pilosos dejan de producir nuevas tiras de pelo en cualquier parte del cuerpo. Hoy solo se puede tratar mediante drogas que previenen o disminuyen la pérdida de cabello o con el trasplante de folículos de otra parte del cuerpo.

En ratones se ha logrado aislar células papilares de la dermis que rodean los folículos en la piel y se han reproducido en platos petri para producir nuevas células. Pero esas clases de células humanas pierden la capacidad de transformarse en nuevos folículos.

Angela Christiano, investigadora de la piel en la Universidad de Columbia, quien ha descubierto genes relacionados con la pérdida capilar, discutió el problema con sus colegas y se encaminaron a una solución.

“Su trabajo es muy elegante y riguroso”, expresó a Science Radhika Atit, biólogo de la piel en Case Western Reserve University en Cleveland, Ohio, quien no participó en el estudio.

El grupo desarrolló una técnica de crecimiento celular, los cultivos en 3D que ha sido exitosa en otros tipos de células que requerían formar estructuras complejas al crecer.

Tras un complejo proceso se logró que las células se acomodaran logrando la forma de un folículo piloso, según el artículo producido en Proceedings of the National Academy of Sciences. En dos casos, se observó pelo comenzando a extenderse desde los folículos, aunque no continuaron el experimento.

El logro es interesante, pero para los científicos el gran avance fue la expresión genética obtenida en las células de la papila en la piel.

Para Christiano, la técnica permite tener el color de pelo de la persona al usar sus células y puede expandir el número de folículos para trasplante, “cambiando el número de personas elegibles para trasplante capilar”.

Ahora, a probarla en personas.

¿De qué color era el pelo de Cristóbal Colón?

¿De qué color eran los ojos de Cristóbal Colón o los de Miguel Ángel? ¿Y cuál era el color del pelo de Leonardo da Vinci?

Puede que existan referencias y dibujos, pero ¿certezas? Y ¿los ojos de Bolívar?

Científicos lograron, mediante el uso de ADN identificar el color de ojos y cabellos de personas muertas hace cientos de años, algo que podría venir bien a la idenificación de víctimas tan necesitada en países como Colombia.

Sí: al comparar los genomas de miles de personas, identificaron variaciones genéticas en 24 puntos del genoma humano ligadas al color de ojos y pelo. Ahora científicos polacos y holandeses desarrollaron más el sistema para conocer además la apariencia de las personas que fallecieron hace tiempo.

“Somos capaces de conocer la apariencia de personas que murieron hace cientos de años”, dijo a LiveScience Wojciech Branicki, genetista del Institute of Forensic Research y Jagiellonian University en Cracovia, Polonia.

Los investigadores analizaron el ADN del general Wlasdyslaw Sikorski, nacido en 1881 y muerto en 1943 en la II Guerra Mundial, comandante en jefe de las fuerzas armadas polacas y primer ministro del gobierno polaco en el exilio. Murió en un accidente de aviación en Gibraltar.

Al analizar genes de uno de sus dientes, confirmaron que tenía ojos azules y pelo rubio, como muestran retratos pintados varios años después de su muerte.

“Este sistema puede ser usado para resolver controversias históricas donde no existan fotografías a color ni otros registros”.

Su sistema, llamado HirisPlex, puede predecir los colores azul o café del ojo con una precisión del 94%. Cuando se trata del color del cabello la exactitud es del 69,5% para el rubio, 78,5 para el café, 80% para el rojo y 87,5 para el negro.

Para las muestras medievales, en la que el ADN está relativamente degradado, el sistema logra predecir el color en restos de unos 800 años de antigüedad.

Los investigadores identificaron una misteriosa mujer de los siglos 12 a 14 enterrada en la cripta de Benedicto Abbey en Tyniec, cerca a Cracovia, en donde se esperaba que solo hubiera restos de monjes. Los resultados sugieren que su pelo tenía color rubio oscuro o café y ojos cafés.

En la foto, el cráneo del general polaco Sikorski, cortesía Jolanta Draus-Barini, Susan Walsh, Ewelina Pospiech, Tomasz Kupiec, Henryk Glab, Wojciech Branicki and Manfred Kayser

Un responsable de que aparezcan las canas

A unos, el cabello se les llena de nieve a los 60, a otros hacia los 50, pero a los 40 muchos tienen canas. Incluso, algunos las adquieren prematuramente.

Un estudio de investigadores del NYU Langone medical Center demostró por primera vez, según los autores, que una señal -conocida hasta ahora por controlar varios procesos biológicos- entre los folículos pilosos y las células madre melanocitos puede dictar el pigmento del cabello. El estudio fue publicado en el journal Cell.

“Hemos sabido por años que las células madre del folículo piloso y las células melanocitos productoras de pigmento colaboraban para producir el color del pelo, pero no sabíamos cómo”, explicó Mayumi Ito, uno de los investigadores.

Descubrieron que una señal denominada Wnt es esencial para la acción coordinada de esas dos líneas de células madre y críticas para la pigmentación del cabello: el estudio sugiere que la manipulación de Wnt puede ser una estrategia para obtener un color como el de las canas.

La investigación también ilustra un modelo para la regeneración de tejidos.

“El cuerpo humano tiene varias clases de células madre con el potencial de regenerar otros órganos”, dijo Ito. “Los métodos detrás de la comunicación entre las células madre del cabello y el color durante el remplazo del cabello nos pueden brindar pistas importantes para regenerar órganos complejos con distintos tipos de células”.

El estudio abre la posibilidad de que la señal Wnt es un sendero clave en la regulación de las células madre melanocitos y muestra cómo la conducta de estos está asociada con la regeneración del cabello. Esto ayuda a entender enfermedades en las que los melanocitos se pierden para dar paso a las canas o crecen desenfrenadamente en los casos de melanomas.

Calvicie temprana, cáncer de próstata después…

Ojo, hombres con la calvicie temprana y el cáncer de próstata.

No es como para rascarse la cabeza, pero…

Los hombres que comienzan a perder su cabello hacia los 20 años de edad, tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de próstata luego en su vida y deberían chequearse contra esa enfermedad, según un estudio publicado en Annals of Oncology.

El estudio francés comparó 388 hombres que estaban siendo tratados contra el cáncer de próstata y un grupo de control de 281 sanos y encontró que quienes tenían la enfermedad eran dos veces más probable que hubieran comenzado a perder pelo hacia los 20. Pero si comenzaban a perderlo hacia los 30 o 40 no había diferencia en el riesgo de contraer el cáncer en comparación con el grupo de control.

No se halló asociación entre la pérdida temprana de cabello y un diagnóstico más temprano del cáncer de próstata ni tampoco se encontró un vínculo entre el patrón de pérdida del pelo y el desarrollo del cáncer.

Hasta ahora la evidencia de la relación entre calvicie y cáncer de próstata no ha sido concluyente. Este, según los autores, es el primer estudio que establece la relación para la pérdida del pelo hacia los 20 años de edad y ese cáncer más tarde en la vida.

Al presente, explicó Philippe Giraud, profesor de Radiación Oncológica en Paris Descartes University y en el European Georges Pompidou Hospital, quien condujo la investigación, no hay evidencias sólidas de un posible beneficio de examinar toda la población para ese cáncer.

“Necesitamos una forma de identificar aquellos hombres con riesgo más alto que podrían ser examinados y también considerados para un tratamiento de quimio-prevención con drogas androgénicas como finasteride”.

La calvicie a los 20 podría ser ese anhelado indicativo. La alopecia androgénica, conocida como calvicie de patrón masculino, es común en los hombres, afectando al 50 por ciento durante su vida. Se ha hallado un vínculo entre calvicie y hormonas androgénicas y los andrógenos también juegan un papel en el desarrollo y crecimiento del cáncer de próstata.

Con ADN se predice color del pelo

Cabellos se encuentran por todo lugar: en el piso, sobre los muebles y camas, en el cuarto de baño. Obvio que debe haber en la calle. La pregunta que podría hacerse uno cuando encuentra alguno es, ¿a quién pertenece?

Parece de una película de James Bond o del Superagente 86, pero en una escena de crimen en adelante podría saberse de qué color es el cabello del agresor, con base en rastros que deje.

Científicos de Erasmus MC con colegas polacos descubrieron que el ADN puede ser empleado para predecir el color probable del cabello de una persona. El hallazgo fue publicado en Human Genetics.

Con base en la información del ADN es posible determinar con una exactitud del 90 por ciento si una persona tiene cabello negro o rojo, y con una confiabilidad del 80 predecir si posee cabello rubio o castaño.

Esta nueva técnica permite diferenciar colores de cabello que son similares, por ejemplo entre rojo y rubio-rojizo, o entre rubio y rubio oscuro. El ADN puede ser tomado de una muestra de sangre, esperma, salía u otros materiales relevantes desde lo forense.

Los científicos han publicado artículos previos sobre la predicción del color de los ojos o la edad estimada de la persona con base en el ADN.

Manfred Kayser, de Erasmus MC indicó que “identificaos 13 marcadores de ADN de 11 genes que proporciona información para predecir el color del cabello de una persona”.

En un futuro se estudiará la manera de predecir el color del pelo en el cuerpo.

Se estrecha el cerco.

El cabello revela si hay peligro por el estrés

No es que se tenga que detallar el cabello ni que este se resquebraje o le de orquilla o pierda el brillo. No.
Eso encontraron científicos de la Universidad de Western Notario en Canadá.
Desencadenantes del estrés como el trabajo, los problemas maritales y financieros están ligados al riesgo de desarrollar enfermedad del corazón, incluido un ataque cardiaco.
Gideon Koren y Stan Van Uum desarrollaron un método para medir los niveles de cortisol en el cabello, proveyendo una medida precisa de los niveles de estrés en los meses previos a un evento agudo, como un ataque al corazón.
El estudio fue publicado en el journal Stress.
El cortisol es considerado la hormona del estrés. Su secreción aumenta en los momentos en que hay estrés. Tradicionalmente se mide en el suero, la orina y la saliva, pero así solo muestra el estrés en el momento de la medición, no sobre periodos más prolongados. Esa hormona es capturada también en el cuerpo del cabello.
“Sabemos que el cabello crece en promedio un centímetro por mes. Si tomamos un cabello de 6 centímetros, podemos determinar los nivels de estrés de seis meses midiendo el cortisol en el pelo”, dijo Koren.

Ese pelo de mi perro

De pelo enredado o crespo, como el de los poodle o liso como el del beagle. ¿Por qué los perros presentan estas diferencias? Pues, se debe a tres genes, acaban de responder científicos que emplearon técnicas genómicas para descifrar las bases genéticas de la diversidad biológica en los caninos.
“La genómica continúa aportando nuevas miradas dentro de las sorprendentes diferencias morfológicas de las especies caninas, incluyendo algunas que dan pistas sobre la biología y la enfermedad en humanos”, opinó Eric Green, director científico del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano de Estados Unidos.
Hasta el estudio publicado hoy en Science, se conocía relativamente poco de los genes que influían en la largura, el patrón de crecimiento y la textura de la piel de los perros. Para lograr este avance, los científicos realizaron un amplio escaneo de variaciones específicas en el ADN, llamadas polimorfismos nucleótidos simples, en 1.000 perros representando 80 razas. Los datos fueron comparados con descripciones de varios tipos de piel. Así, tres variantes genéticas distintas emergieron para explicar, en virtualmente todos los tipos de pelo en perros.