El macho que no necesita de la hembra

S. alburnoides. Foto I. Catalao

S. alburnoides. Foto I. Catalao

No tuvo participación ninguna hembra. Fue obra de un macho. Eso fue lo que hallaron investigadores de Portugal al estudiar un extraño tipo de pez híbrido en el río Ocreza.  Continuar leyendo

Los peces reconocen rostros humanos

El pez arquero. Foto Cait Newport

El pez arquero. Foto Cait Newport

Cada día sorprenden más: hay peces que pueden reconocer los rostros humanos, una capacidad que no se les conocía.

Eso es lo que sugiere un estudio publicado en Scientific Reports, realizado por científicos de las Universidades de Oxford y Queensland, que estudiaron un pez tropical, el arquero.

Ser capaz de distinguir entre un gran número de rostros humanos es una tarea difícil, sobre todo por el hecho de que las caras comparten los mismos rasgos básicos. Todas tienen dos ojos sobre la nariz y boca, de modo que para distinguir las personas se deben identificar diferencias pequeñas en sus rasgos”, expresó Cait Newport, primer autor.

Se dice, agregó, que es tan difícil la tarea que solo la logran primates, que tienen un cerebro grande y complejo. Es más, los humanos tenemos un área especializada del cerebro para reconocer rostros, lo que habla de esa complejidad.

Por eso se quería saber si otro animal con un cerebro más simple y pequeño sin necesidad evolutiva de reconocer las caras humanas, eran capaces de hacerlo.

Se encontró que el pez, que carece de una corteza visual sofisticada como la de los primates, son sin embargo capaces de discriminar 1 rostro de 44 nuevos. Una capacidad de discriminación visual impresionante.

En el estudio, al pez tropical arquero, conocido por su capacidad de expeler unos chorros de agua para cazar presas aéreas, se les mostraron dos imágenes de rostros humanos y se les entrenó para a elegir una emitiendo los chorros. Luego se le presentaba ese rostro con uno siempre distinto y escogían el que habían aprendido a reconocer y lo hicieron aunque de las fotos se eliminaron detalles como forma de la cabeza y color.

El pez fue muy preciso al seleccionar la cara correcta, con un desempeño del 81 % en el primer experimento (escoger el rostro entre 44) y 86 % en el segundo (con los rasgos faciales como brillo y color modificados).

Un cerebro menos complejo que tareas complicadas. ¿Cómo?

La estrategia del pez

Damiselas en el arrecife. Foto Oona Lönnstedt

Todo se vale, más cuando uno… está siendo devorado.

Eso hace la pequeña damisela, un pequeño pez marino del que se sabía ya que cuando es capturado por un depredador, al ser mordido libera una sustancia que alerta a los demás peces para que escapen. ¿Eso es todo?

No. Esa sustancia aumenta sus posibilidades de sobrevivir. “Por décadas los científicos han debatido acerca del origen evolutivo de las señales químicas de alarma en los peces”, comentó Oona Lönnstedt, una de las investigadoras. Ahora hay una respuesta.

Los científicos encontraron que la sustancia que suelta la damisela atrae otros depredadores al sitio del suceso.

“Las alarmas químicas en peces parecen funcionar de modo similar a los chillidos y sonidos de distrés que emiten aves y mamíferos tras ser capturados”, explicó Mark McCormick, coautor del estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B.

Cuando liberan el químico las damiselas en la barrera de coral donde viven, cantidades de depredadores adicionales son atraídos al área. Y aunque eso parecería aumentar los problemas para la damisela, se encontró que los nuevos depredadores interfieren con el evento inicial, permitiendo a la presa tener una chance de escapar.

Los que acuden tratan de robar la presa y en la conmoción esta tiene más oportunidades de escapar y esconderse.

Cuando son capturadas por un pez, tienen poca posibilidad de sobrevivir, pero al acudir otros peces las chances son del 40% reportaron los investigadores.

Eso probaría que las alarmas químicas beneficia al emisor dándole más oportunidad de no terminar como una apetitosa comida.

Para los autores, el hallazgo es el primero en demostrar un mecanismo evolutivo por el cual un pez se beneficia de la producción y liberación de señales químicas.

La vida en el arrecife no es fácil.

Mi resumen científico de la semana

1. Esta vida nos está matando

Un estudio que comparó21 países occidentales entre 1989 y 2010 encontró que las demencias están comenzando en los adultos unos 10 años antes que en el pasado, lo que sugiere que la vida moderna nos está desquiciando. El estudio fue publicado en Surgical Neurology International. Se encontró además que las muertes por enfermedad neurológica en adultos de 55 a 74 años y de más de 75 años de edad se duplicó en cada uno de los países. Cada día más personas mueren jóvenes por esa clase de padecimientos. Para los autores los factores ambientales deben estar detrás de esta epidemia.

2. El picante de la vida

Si bien se trata de un estudio observacional sin conclusiones definitivas, aporta un elemento interesante para continuar investigando: Ingerir alimentos condimentados, con picante, se asociaría a un menor riesgo de muerte, asociación hallada asimismo para ciertas condiciones como cáncer, problemas isquémicos del corazón y enfermedades respiratorias. Publicado en el BMJ, el estudio liderado por científicos chinos, el estudio halló que quines consumían alimentos picantes 1 o 2 días a la semana tenían un riesgo 10% menor de muerte, que subía al 14% para quienes los ingerían 3 a 5 o 6 a 7 días. O sea, ingerir picante a diario reduciría el riesgo de muerte.

3. Un lujo de pastilla

Spritam (levetiracetam) se convirtió en la primera pastilla impresa en 3D en ser aprobada por la FDA de Estados Unidos. Es un medicamento para la epilepsia. Se fabrica usando un método de impresión 3D denominado Tecnología ZipDose que produce una pastilla porosa que se disuelve rápido al sorber un líquido. Ese avance facilita el camino hacia medicamentos personalizados con bases en las necesidades de cada paciente en vez de un producto para todos. La pastilla estará en venta a fines del año próximo. El fabricante es Aprecia Pharmaceuticals.

Foto Copeia

4. El pequeño demonio

Una nueva especie de demonio marino, un pez lophiiforme ceratiidae fue encontrado en aguas del Golfo de México. De 30 a 95 milímetros de tamaño vive en profundidades de hasta 1.500 metros, un mundo oscuro. Posee un apéndice parecido a una antena que termina en una especie de ramillete. Allí a esas profundidades hay que ingeniárselas para atraer presas y esa parece ser su arma. El hallazgo recuerda todo lo que falta por conocer del mundo marino. El estudio fue publicado en Copeia, revista internacional especializada en peces, anfibios y reptiles.

5. Qué cosa tan grande

Astrónomos húngaros halló lo que parece el más grande rasgo del universo observable: un anillo de 9 estallidos de rayos gamma de 5.000 millones de años luz de extensión. El hallazgo fue presentado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. Esas explosiones son los eventos más luminosos del universo liberando en pocos segundos tanta energía como la que produciría el Sol en 10.000 millones de años. Se encuentran a unos 7.000 millones de años luz de nosotros.

6. Un buen recuerdo

Se pueden borrar, se pueden recordar. Un grupo de científicos cree haber mostrado que los recuerdos son más robustos de lo que se piensa y habrían identificado el proceso en el cerebro que podría ayudar a rescatar recuerdos perdidos o enterrar los malos y que ayudaría al desarrollo de nuevos tratamientos y drogas para personas con problemas de memoria. El estudio apareció en Nature Communications. Para los científicos al traer un recuerdo no se produce interferencia con otro para quedar borrado, como se ha pensado hasta ahora.

7. Perros fieles

Por eso son tan afines a los humanos: científicos encontraron mediante imágenes de resonancia magnética un área cerebral en perros que responde a la visión de rostros humanos, lo que sugiere una cualidad innata de procesar rostros y un enraizamiento profundo a través de una evolución cognitiva. Así, se comprueba que no se trata de algo aprendido. El estudio apareció en PeerJ.

8. Anticonceptivos anticáncer

La píldora, el anticonceptivo oral, sí previene el cáncer de endometrio reveló un extenso estudio publicado en The Lancet Oncology. Su efecto es duradero, incluso si no se ingirió durante muchos años. Por cada 5 años de uso se reduce un 25% el riesgo de desarrollar ese cáncer antes de los 75 años. Este efecto protector se da pese a que el estrógeno que contienen se ha reducido con el paso de los años.

9. Caballos que hablan

¿Qué comparten los caballos con los humanos y con los chimpancés? Piense un poco…¡pues las expresiones faciales! Un estudio en Plos One de investigadores de la Universidad de Sussex reveló que los caballos utilizan músculos de varios rasgos faciales 8nariz, labios y ojos) para alterar sus expresiones faciales en una variedad de situaciones sociales. El hallazgo refuerza otros estudios que sugerían que los caballos utilizan su rostro para comunicarse.

10. Emociones impresionantes

Un estudio en eLife encontró que las emociones no son solo producto del procesamiento de información en el cerebro sino que influyen directamente los procesos de aprendizaje y memoria en el cerebro: emociones diferentes hacen que el cerebro trabaje de modo distinto y en frecuencias distintas. Cuando las emociones son sociales y positivas las áreas del cerebro trabajan con cierto protocolo, diferente a cuando hay temor. Esto influye en el aprendizaje.

Resumen científico de la semana

1. Mala noticia sobre el alzheimer

Participar en actividades físicas como gimnasia, baile, caminatas y actividades mentalmente estimulantes como hacer crucigramas y resolver acertijos puede reducir el riesgo de desarrollar alzheimer, pero no afectando los marcadores de la enfermedad en el cerebro, según un estudio publicado en Neurology. Esto sugiere que esas actividades no inciden en la presencia de la temida enfermedad, aunque no por ello se deben dejar de lado. La muestra fue pequeña y el hallazgo requiere ser confirmado por otros estudios.

2. El azar que nos creó

Si volviéramos al origen de la vida, a los ingredientes que permitieron su aparición, no surgiría la misma vida. La evolución tomaría otro camino, lo que indica que somos un accidente en la historia. Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences provee evidencias de que eso es así. Se centró exclusivamente en el tipo de evolución conocido como selección purificadora (negativa). Así, la evolución es impredecible e irreversible. Ese tipo de evolución favorece las mutaciones que no tienen o solo tienen un pequeño efecto en un ambiente determinado.

3. Vidrio marciano

Análisis de información satelital reveló la existencia de vidrio en cráteres formados por impactos en la superficie de Marte. El vidrio se forma luego de violentos choques. En la Tierra se ha hallado que pueden preservar la existencia de vida antigua. ¿Será igual en Marte? El resultado sugiere que esos cráteres, como el Alga, pueden ser buenos objetivos para tratar de desentrañar el misterio de la vida en el planeta rojo.

4. Otro hito de la medicina

Esta semana se conoció el caso de una mujer belga a la que a los 13 años le removieron un ovario que fue preservado mediante criopreservación. Debía recibir un tratamiento con quimioterapia. No había comenzado a menstruar entonces, pero mostraba señales de pubertad. Ahora, de adulta, la implantaron el tejido conservado y la mujer dio a luz. El ovario que había quedado se afectó por el tratamiento. Un desarrollo de interés que no se había logrado antes y que puede beneficiar población preadolescente. El artículo apareció en Human Reproduction.

5. Cáncer en la orina

Detectar el cáncer a tiempo salva vidas. Científicos reportaron el desarrollo de un método para determinar la presencia de cáncer de seno mediante una prueba de orina, que entregó una precisión del 91%. No solo serviría en el futuro para confirmar la curación de una paciente sino para hallar a tiempo la presencia de las células cancerosas. El estudio apareció en BMC Cancer.

6. ¿Espermatozoide u óvulo?

Científicos japoneses hallaron por primera vez en vertebrados, en un pequeño pez Oryzias latipes, un interruptor genético que determina si una célula se convierte en óvulo o por el contrario en espermatozoide. Se trata del gen fox13. Sin este gen, las hembras producen espermatozoides que funciona bien y es capaz de fecundar y además se obtienen en menor tiempo, lo cual tendría aplicaciones en acuicultura. El estudio apareció en Science

7. La galaxia que ama la soledad

No es que le guste la soledad, pero por alguna extraña razón así está hoy. La mayoría de las galaxias se reúnen en grupos o cúmulos y nunca las vecinas están muy separadas. Pero ese no es el caso de NGC 6503, que se halla en el borde de un parche vacío en el espacio, el vacío local. La galaxia acaba de ser observada en detalle por el Hubble, revelando más rasgos de esta misteriosa integrante del cosmos. Se halla a unos 18 millones de años luz hacia la constelación del Dragón.

8. Las plantas pierden tiempo

Estudiosos han sugerido que el cambio climático beneficiará los árboles en los Hemisferios Norte y Sur al hacerse más templado el clima, pero un nuevo estudio en Plos Biology sugiere que las plantas a finales de siglo tendrán menos días de crecimiento debido a factores de sequía, calor y radiación solar limitada. Las plantas también se verían seriamente afectadas en los trópicos, donde el calor sería más fuerte en general. En general el planeta podría sufrir una reducción del 11% en el número de días adecuados para el crecimiento, con regiones tropicales viendo un declive en hasta 200 días.

9. Las moléculas tienen frío

Científicos lograron enfriar moléculas en un gas de potasio de sodio a 500 nanokelvin, más de 1 millón de ves más frío que el espacio interestelar. A esa temperatura son relativamente estables y duraderas, resistiendo colisiones reactivas con otras moléculas, mostrando un movimiento individual menos caótico. A temperaturas ultrafrías las moléculas podrían dar paso a estados de la materia no observados, como predice la teoría. Ya están cerca. El estudio apareció en Physical Review Letters.

10. El mes cuando enfermé

Dime en qué mes naciste y te diré de que sufres. Científicos desarrollaron un método computacional para investigar la relación entre mes de nacimiento y riesgo de enfermedad. En general hallaron que los de mayo tienen el menor riesgo de enfermar, mientras que los nacidos en octubre son más propensos a sufrir enfermedades. El estudio, publicado en el Journal of the American Medical Informatics Association, concuerda con algunas investigaciones previas, aunque genera ya debate entre los científicos.

Los pingüinos no saborean la comida

Pingüino barbijo. Foto Wikipedia

La evolución los privó de degustar todo. O al menos de saborearlo. Los pingüinos solo aprecian dos sabores: salado y amargo.

Eso dice un artículo aparecido en Current Biology. O sea, no pueden degustar el sabor del pez que comen ni el dulce de una fruta.

La variedad de sabores no es común a todos los animales. Ya hace pocos años se había revelado que los gatos no degustan el dulce, pues en su evolución perdieron esos receptores específicos.

Tampoco otras aves, como los pollos y los gorriones, pueden saborear el dulce, pero tienen receptores para detectar lo ácido y el umami.

“Los pingüinos comen peces, por lo que deberían necesitar los genes receptores del umami, pero por alguna razón no lo tienen”, dijo Jianzhi Zhang, de la Universidad de Michigan.

Lo hallado, agregó, es algo sorprendente y no tienen explicación.

Fueron sus colegas quienes lo llevaron al descubrimiento al ver que no podían hallar en los genomas de los pingüinos Adelia y emperador. Al examinar en detalle Zhang detectó que en todas las especies no habían genes funcionales para los receptores del dulce, el umami y el ácido.

Tal vez, se especula, los perdieron no porque no les fueran útiles sino por los ambientes extremadamente fríos en el que viven.

A diferencia de los del amargo y el salado, los receptores del gusto requeridos para detectar aquellos otros tres sabores son sensibles a la temperatura. No funcionan cuando se enfrían mucho. O sea, si los tienen, no serían de mucho uso.

La lengua de los pingüinos es inusual además. Algunos estudios sugieren que carecen de papilas gustativas y están cubiertas con una gruesa capa, pareciendo que las usan no tanto para degustar la comida sino para agarrarla e ingerirla.

Tienen además el hábito de tragar de una, por lo que están menos preocupados de ver a qué sabe la comida, aunque eso no queda muy claro.

El pez que ve por la boca

Invidentes se ayudan con un bastón. Los murciélagos utilizan la ecolocalización y con ella se mueven a través de los obstáculos, pero ¿qué tal utilizar la boca?

Eso hace un pez en unas cavernas en México. Mientras el murciélago encima de él usa el sonar, el pez abajo en las aguas de esa gruta, ciego, se orienta con la boca. Es la primera vez que se detecta tal sistema.

A medida que avanza, el pez al abrir y cerrar la boca emite ondas. Los pulsos revelan obstáculos en el camino.

Se trata del pez Astyanax fasciatus, un pequeño tetra que a veces se ve en acuarios. En algún punto de su pasado evolutivo llegó a las cavernas u perdió sus ojos por completo. Tienen un pariente que vive afuera y aún tiene sus ojos, de hecho ambos están tan cercanamente emparentados que son considerados aún una sola especie.

Este preservó su vista, el de las cavernas ganó capacidad para navegar en la oscuridad. Para hallar su camino toma ventaja de algo conocido como la línea lateral, un sistema sensorial que tienen todos los peces. Con receptores en cabeza y cuerpo, la línea lateral les permite sentir los movimientos y cambios de presión en el agua alrededor.

“La línea lateral del pez ciego es mucho más sensible que la de su pariente”, expresa el zoólogo de Tel Aviv University Roi Holzman. El ciego tiene más sensores en su cabeza y cada uno es dos veces más sensible que el del otro pez. Puede sentir su vecindario juzgando los disturbios en en las ondas enviadas mientras nada, según el estudio aparecido en The Journal of Experimental Biology.

Holzman y colegas analizaron el movimiento de su boca colocando objetos en el acuario y cambiándolos y detectaron cómo movía más veces la boca, como recogiendo información

También lo observaron en otros ambientes, como acercándose al rincón del acuario. Rara vez abría la boca a menos de 7 centímetros de la pared. El movimiento del agua a su paso le brindaba la información requerida. Al acercarse a menos de 7 centímetros la abría y en el centímetro final la abría con una frecuencia 6 veces mayor.

Parecía enviar pulsos de succión al agua y nadar utilizando los disturbios que sentían en esos pulsos. Al aproximarse a un obstáculo enviaban más señales.

Un pez le pone tatequieto a las pirañas

Arapaima gigas

Le salió un gallo a las pirañas. Sí, un pez amazónico de agua dulce que desarrolló unas estructuras tipo coraza en su piel que resisten el feroz ataque de aquel depredador.

Arapaima gigas es el pez más grande y evolutivamente el más viejo de las especies de los lagos de la cuenca del Amazonas. Investigadores del Lawrence Berkeley National Laboratory, interesados en saber cómo podía coexistir con la piraña en el mismo ambiente, examinó al pez a un nivel no alcanzado antes y encontraron que cada escama individual contiene unas capas de proteínas endurecidas que rotan hacia adentro y afuera para absorber o repeler la fuerza de la mordida de la piraña.

Las estructuras en espiral en cada escama son la última línea de defensa en lo que el equipo de científicos considera una jerarquía de defensas que van del plano macro al microscópico. En primera línea, las escamas se superponen en un 60% permitiendo una doble capa protectora a lo largo de la mayor parte del cuerpo. El diente de la piraña puede penetrar con facilidad el groso de una escama, pero no de dos, dijeron.

Al mirar más adentro, se encontró que cada escama tiene una capa externa dura de unos 0,5 milímetros, casi el grosor de un cabello humano, y un núcleo más suave de 1 milímetro. Este está hecho de colágeno, una proteína hallada en la piel humana, y confiere un grado de elasticidad que no tiene la coraza externa.

Por último, cada núcleo interno consiste de múltiples estructuras espirales en escala que rotan en respuesta a la mordida.

“Lo lindo de la estructura es cuando usted aplica una carga en cierta dirección, las escalas espirales tienen la capacidad de rotar y modificar las fuerzas aplicadas a toda la estructura para tolerar la carga”, indicó el coautor Bernd Gludovatz.

El estudio fue publicado en Nature Communications.

Silencio, dice el pez

Neuronas en acción

¡Silencio, pez pensando! Científicos japoneses capturaron la actividad de un pez cebra mientras perseguía una presa.

“Ver es creer”, dice Koichi Kawakami, biólogo molecular y del comportamiento en el Instituto Nacional de Genética de Japón. En el pasado, los investigadores tenían que inferir los procesos cerebrales indirectamente con la observación de la conducta e intuyendo qué estaría haciendo el cerebro. Ahora no. La observación es directa.

Durante años han denominado como el pináculo de la observación cerebral la capacidad de ver en alta resolución la acción de las neuronas de un organismo en su medio natural. En los humanos las técnicas con imágenes muestran la actividad. En ratones y ratas se tiene que abrir el cráneo para las imágenes, lo que no las hace naturales.

En la mayoría de los animales el problema es que los cráneos y cerebros son opacos. Pero Kawakami y su grupo superaron ese obstáculo con un pez cebra: los embriones y larvas con transparentes y su genética es bien conocida.

Los científicos tinturaron el ADN de modo que solo la proteína presente en las neuronas sería fluorescente cuando estuvieran activadas. Luego miraron la actividad neuronal del pez en alta resolución mientras se movía en su medio, mirando y atacando una presa. El estudio apareció en Current Biology.

“Las funciones fundamentales del cerebro se conservan entre peces y humanos”, dijo el investigador.

Ahora la idea es entender los procesos en los niveles celular y molecular estudiando el cerebro del pez.

Un pez pensando.

Mis 10 noticias científicas de la semana

1. El riñón artificial que orina

Un estudio publicado en Nature Medicine presentó el primer riñón artificial que trasplantado a ratas, produjo orinas, así aun se deban superar obstáculos. Todo un logro. El órgano fue producido a partir de células en una matriz de riñón. Al usar células del mismo individuo solas o mezcladas con las de un donante se evita el rechazo. Cuando se superen algunas dificultades podría ser una opción para el demandado trasplante de riñón.

2. La bebida de la dicha

Parece que no es el contenido. El solo sabor de la cerveza hace que se sienta la necesidad de beber, lo que podría, de paso aumentar el riesgo de alcoholismo. Sí, un estudio aparecido en Neuropsychopharmacology mostró que solo un tris de cerveza es capaz de acelerar la liberación del receptor dopamina en el centro de recompensa del cerebro, lo que es más evidente en personas con parientes alcohólicos. ¡Salud!

3. Tres alegres super Tierras

De la misión Kepler se reportó esta semana el hallazgo de dos nuevos sistemas planetarios con 3 super Tierras en la llamada zona habitable. Se trata de Kepler-62 y Kepler-69. El primero con 5 planetas, el segundo con 2. Kepler-62e, Kepler-62f y Kepler-69 son planetas más grandes que la Tierra en la llamada zona habitable, aquella situada a la distancia suficiente de la estrella para tener agua líquida, aunque estar en esa zona no significa que halla vida. Lo llamativo es que Kepler-62f es solo un 40% más grande que nuestro planeta, siendo el primero de ese tamaño en ser descubierto en la aquella zona.

4. Testigos de una gran explosión

Científicos de la Universidad de Washington en San Luis hallaron en un meteorito dos granos de silicato (SiO2) el constituyente más común de la arena. Los silicatos son de los pocos minerales que se condensan en atmósferas estelares. Parecen provenir de una gran estrella que explotó al final de sus días, contrario a otros 5 granos encontrados que señalan hacia una enana roja. Aunque aquellos 2 granos llevaron en distintos meteoritos su composición es idéntica, por lo que se cree provienen de la misma supernova. El estudio será publicado en Astrophysical Journal Letters y en Science.

5. La misteriosa circuncisión

Un pene circuncidado es más hostil a las bacterias anaeróbicas que el que no lo está según un estudio publicado en mBio. Este sugiere que el cambio en la composición microbiana del pene podría explicar uno de los sorprendentes hallazgos de los últimos años: porqué la circuncisión reduce el riesgo de infección por VIH de los hombres. Aunque el microbioma varía en todos los penes, aquellos circuncidados presentan la mayor variación, por lo que esa pequeña cirugía de remoción del prepucio parece seleccionar el tipo de bacterias que pueden vivir en esa zona de los genitales masculinos.

6. Galaxias con mucha Alma

La recientemente inaugurada red de radiotelescopios Alma en el desierto de Atacama trabaja rápido. Acaba de revelar la localización de 100 de las más fértiles galaxias del universo primigenio, en donde la tasa de formación de estrellas es elevada. En observaciones con otros instrumentos las galaxias aparecían como una sola burbuja, pero con Alma se pudo ver que son distintas estructuras según el estudio liderado por el Instituto Max Planck para la Astronomía.

7. El pez antediluviano

Se creía extinguido pero en 1938 se halló un pez celacanto que se pensaba había desaparecido hace 70 millones de años. Ahora científicos reportaron en Nature la secuenciación del genoma de uno de sus exponentes, Latimeria chalumnae. Esos peces compartieron la Tierra con los gigantes dinosaurios durante el Cretáceo. Se encontró que está más emparentado con nosotros los humanos que con los peces de aleta de espinas.

8. La detección del autismo

Científicos de Case Western Reserve University desarrollaron un método eficiente para diagnosticar autismo en niños según estudio aparecido en Plos One. Mediante el registro de la actividad cerebral detectaron patrones que permitieron determinar el autismo en el 94% de las veces, un método que podría confirmar el diagnóstico clínico según los autores.

9. Macabra combinación

El alto consumo de sal más el Helicobacter pylori en el estómago aumenta el riesgo de cáncer gástrico según estudio aparecido en Infection and Inmunity. En él, animales con el H. pylori sometidos a dieta alta en sal desarrollaron cáncer, mientras que solo 58% de aquellos con una dieta normal. Parece que el cáncer gástrico requiere en estos casos la presencia de una oncoproteína bacterial presente en el H. pylori. Combinación asustadora.

10. ¿Quién quiere hielo?

Un estudio publicado en Nature Geoscience indicó que el derretimiento del hielo en el verano en la península Antártica se ha incrementado por 10 en el último milenio. Eso significa que aún un leve aumento en la temperatura tendría un efecto grande en el descongelamiento del hielo, indicaron los autores.

123