Resumen científico de la semana

Foto Wikipedia commons

1. El mejor no incentiva

Es muy común: en las oficinas destacan al empleado del mes o del año. En los centros educativos también. Lo hacen para poner de ejemplo su esfuerzo. Ahora un estudio en Psychological Science sugiere que esa distinción puede tener un efecto contrario en los demás: los desalientan a tener más logros, lo que los autores llaman ‘un desestímulo ejemplar”. Eso significaría que hay que alentar otro tipo de prácticas en instituciones y empresas.

2. Tortugas a la carta

Hoy en algunos países del sudeste asiático la sopa de tortuga es una exquisitez. En otros lugares no se consume. No fue siempre así. Cerca e Tel Aviv, Israel, científicos desenterraron fósiles de tortugas de hace 400.000 años que sugieren que eran consumidas por los habitantes de aquella época, mostrando la diversificación de la dieta de quienes vivieron en el Paleolítico. El estudio apareció en Quaternary Science Reviews.

3. Confieso que lo hice

Una nueva investigación aparecida en Proceedings of the National Academy of Sciences muestra que la privación del sueño puede hacer que las personas admitan falsamente que hicieron algo malo. En Estados Unidos, por ejemplo, las falsas confesiones son cerca del 25% de los casos de convictos injustamente encausados. Esa táctica es común en interrogatorios a sospechosos, haciendo que la persona pierda la capacidad de anticipar las consecuencias de sus acciones.

4. Hormona riesgosa

La hormona arginina vasopresina promueve la cooperación arriesgada en humanos dice estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences. La cooperación se ha sabido, es intrínsecamente reconfortante para las personas permitiéndoles subvalorar riesgos asociados con ella. En el experimento, las personas que recibieron esa hormona eran mucho más dados a cooperar en un juego que suponía altos riesgos, que aquellos que no la recibieron algo que sugiere que esa hormona desempeña un papel activo en ese comportamiento.

5. Juntos es mejor

Los pájaros pequeños también forman lazos duraderos con sus congéneres, además compartir largos viajes con ellos, una cercanía que favorece la reproducción y facilita el proceso de ajustarse a un nuevo lugar, según el estudio aparecido en Bird Study. Esa característica había sido observada y estudiada en aves grandes. Los miembros de un grupo de luganos pueden permanecer juntos hasta 4 años.

6. Emisores clandestinos

No habían sido muy estudiados en cuanto a su aporte. Por eso sorprenden los datos de un estudio aparecido en Nature Geoscience que dice que los estanques o humedales pequeños de menos de media hectárea que solo comprenden 8,6% del área de lagos y estanques responden por el 15,1% de las emisiones de dióxido de carbono y 40,6% de metano de esos cuerpos de agua. Para el estudio revisaron 427 de esos humedales.

7. La estatura y el cáncer

Las personas de mayor estatura tienen menos riesgo de desarrollar enfermedades como las cardiovasculares y la diabetes, pero un mayor riesgo de cáncer, lo cual se debe a la activación de un sistema relacionado con los factores de crecimiento. El estudio apareció en The Lancet Diabetes & Endocrinology y tiene implicaciones para la guía médica.

8. De víctima a victimario

La Tierra, según varios investigadores, tiene mucho que agradecerle a Júpiter pues según sus estudios ha servido de escudo protector desviando cometas y asteroides dada su gran influencia gravitacional. Una investigación aparecida en Astrobiology cuestiona esa creencia y dice que por el contrario Júpiter y Saturno se han encargado de ‘patear’ objetos hacia el sistema solar interior, del cual la Tierra forma parte. ¿Cuál hipótesis prevalecerá?

9. Pobreza, flacura y gordura

Cuánto comes dependerá para muchos de cuán acomodada era su familia. Un estudio sugiere que las personas que de niños padecen hambre, cuando crecen y tienen mayor riqueza comen incluso en ausencia de hambre, lo que influye en la tendencia a la obesidad y otros desórdenes, según el artículo en Psychological Science. La pobreza interrumpe el vínculo entre hambre y comida.

10. A vivir más

Investigadores demostraron que las células senescentes, que no se dividen y se acumulan con la edad, impactan de modo negativo la salud y acortan la vida de los ratones en un 35%. El estudio revela que la eliminación de esas células retrasa la formación de tumores, preserva el funcionamiento de tejidos y órganos y extiende el ciclo vital sin efectos adversos observados. La pregunta ahora es ¿servirá para humanos? El artículo apareció en Nature.

Resumen científico de la semana

1. No somos de aquí ni de allá

Dos estudios al tiempo aportan contradictorias pistas sobre el origen de los americanos. Mientras uno en Science sugiere que los primeros pobladores entraron por Siberia en una sola oleada hace cerca de 23.000 años, otro en Nature encontró huellas genéticas de Australasia en pueblos amazónicos dando pie a la múltiple ocupación del continente americano. Dos estudios que complican el panorama sobre la pregunta básica: ¿de dónde venimos? El dibujo es de S. Bech.

2. Nos bombardean

Electrones de alta energía que viajan casi a la velocidad de la luz están golpeando la atmósfera, donde afectan la capa de ozono y además pueden dañar también satélites de comunicaciones, climáticos, militares y de navegación también, reveló un estudio en Nature que muestra las investigaciones iniciales sobre el tema. El flujo llega tras las explosiones solares.

3. Viejos agrícolas

Se ha considerado hasta ahora por las pruebas existentes que la agricultura comenzó hace unos 12.000 años en la región del Levante. Un estudio publicado en Plos One reveló la existencia de pruebas que indicarían que nació hace unos 23.000 años. Las evidencias se encontraron en las playas del mar de Galilea. La pista la dieron unas malezas encontradas en el sitio. Esas malezas crecen en sitios cultivados y suelos trabajados.

4. Un lejano primo

La Nasa anunció la detección de 521 candidatos a exoplanetas y la confirmación de un planeta primo de la Tierra, con un diámetro 60% mayor, orbitando en la zona de habitabilidad de su estrella, muy parecida al Sol, aunque más viejo. Se supone que es rocoso, pero no se ha precisado. Allí el año dura 385 días de los nuestros. El planeta es el Kepler 452b, a 1.400 años luz. Con él suman 1.030 planetas hallados en otros soles y más de 4.600 candidatos.

5. Dura es la pobreza

Un estudio aparecido en Jama Pediatrics encontró que el cerebro de niños en la pobreza no se desarrolla bien, lo que traerá consecuencias como la falta de atención y la dificultad de lidiar con el estrés. Una dificultad que disminuye cuando tienen el adecuado cuidado de los padres y que marca el camino para intervenciones y evitar secuelas de por vida

6. El enano que se las trae

Nuevos datos de la misión New Horizons en Plutón revelados por la Nasa muestran un planeta enano más especial de lo que podría esperarse en ese pequeño mundo en la frontera del cinturón de Kuiper. La nave detectó en el sobrevuelo una bruma extendida y hielo que fluye. Además con las montañas de hielo ya reportadas y la extraña química superficial. La bruma se encuentra en dos capas, una a 50 kilómetros de altura y otra a 80.

7. La música, remedio infalible

Un estudio encontró una asociación entre el aprendizaje de música en estudiantes de la secundaria y un neurodesarrollo acelerado, confiriéndoles a los estudiantes mayor capacidad auditiva y habilidades en el lenguaje que conducen a un mayor éxito académico. El estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences sugiere la importancia de las clases de música como parte del currículo escolar, algo que no se da con frecuencia.

8. Estuvimos con suerte

¿Por qué vivimos en la Tierra y no en Venus ni en Marte? Un estudio en Nature Geosciences parece aportar la razón: el bombardeo de asteroides tras la formación de nuestro planeta hizo que el uranio y el potasio, que producen calor y eran abundantes, fueran expulsados, lo que determinó la evolución de las placas tectónicas, el campo magnético y el clima que diferencian la Tierra.

9. Un gen esquizofrénico

Científicos identificaron una función crítica que parece ser el gen piedra de Rosetta que podría ayudar a desentrañar todos los genes relacionados con la esquizofrenia. El hallazgo reveló un periodo vulnerable en las fases tempranas del desarrollo cerebral que podría ser contemplado para hacer reversible, algún día, esa enfermedad. El estudio fue revelado en Science.

10. Y la serpiente tenía patitas

Es un fósil de un animal que vivió hace 110 millones de años en el Cretáceo en lo que hoy es Brasil. Nada raro hasta ahí: pero tenía 4 patas y… era una serpiente. Un hallazgo revelado en Science que podría ayudar a comprender mejor cuándo y cómo fue que las serpientes perdieron sus extremidades. Se sabe que estos reptiles evolucionaron de los lagartos que vivían en hoyos en la tierra. Y sirve para recordar que no siempre han sido como hoy.

La pobreza afecta el cerebro de los niños

Antes que educados, bien alimentados. Un alarmante estudio publicado en Jama hecho con niños pobres demostró que esa condición afecta de manera permanente la estructura del cerebro trayendo problemas como depresión, dificultades en el aprendizaje y limitaciones en la capacidad de lidiar con el estrés.

Pero los efectos pueden reducirse un poco por el cuidado que dispensen los padres, por lo que educarlos a estos en esas prácticas tendría beneficios de por vida.

“Nuestra investigación demostró que los efectos de la pobreza en el desarrollo cerebral, en particular en el hipocampo, está fuertemente influenciado por los padres y el estrés experimentado por los niños”, dijo Joan Luby, del Washington University’s Early Emotional Development Program, en un comentario sobre el estudio.

Los investigadores encontraron que los niños de bajos ingresos tenían un desarrollo cerebral irregular y menos logros en pruebas, estimándose que un 20% del bache en los logros se debe a problemas en el desarrollo de los lóbulos frontal y temporal.

Lo hallado sugiere que una intervención en esas familias sería efectiva y los logros superarían con creces los costos.

Mis 10 noticias científicas de la semana (6-12)

1. La pobreza crea problemas genéticos

Crecer en un ambiente socialmente estresante deja una huella ejn los cromosomas de los niños, reveló un estudio con muchachos americanos de origen africano. Los telómeros, esas estructuras al final de los cromosomas que los protegen, eran más cortas en ese grupo de personas. Los telómeros de 40 niños de 9 años que vivían en ambientes difíciles por la pobreza eran 19% más cortos que los de los niños de ambientes más prósperos. La longitud de estas estructuras ha sido considerada un biomarcador del estrés crónico. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. También ha sido relacionado s taño con una menor esperanza de vida..

2. Gran avance: Regeneran un órgano

Un grupo de científicos de la Universidad de Edimburgo tuvieron éxito al regenerar por primera vez un órgano; el timo, que está al lado del corazón y que produce células importantes del sistema inmunitario, un avance que en el futuro podría ayudar a personas con deficiencias de aquel sistema y con situaciones genéticas que afecten el desarrollo del timo. El estudio fue publicado en Development. El avance se logró en ratones, cuyo timo regenerado funcionó normalmente produciendo las células T del sistema inmunitario.

3. Menos mal no estábamos

Si un asteroide causó una masiva extinción hace 65 millones de años, llevándose para siempre los dinosaurios, este no habría dejado títere con cabeza. Científicos reconstruyeron los efectos de un enorme asteroide de 50 kilómetros de diámetro que golpeó la Tierra hace 3.260 millones de años en lo que hoy es Sudáfrica, dejando un cráter que se pudo extender por medio país. La energía liberada evaporó las capas externas del océano y generó tsunamis de cientos e metros de altura. En ese entonces solo existía vida unicelular en el planeta. El estudio apareció en Geochemistry, Geophysics, Geosystems.

4. Ay, las locuras del alcohol

Los topos de la pradera son una de las especies de animales monógamos, estudiadas hace mucho por esa condición. ¡Pero saben qué los enloquece? El alcohol. Sí, un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que bajo los efectos del alcohol se tornaban promiscuos, mostrando los machos mucho interés en hembras aparte de su pareja.

5. Jabones en la nariz

Un agente antimicrobiano común a distintos jabones, pastas dentales y champús podría estar llegado a la nariz de muchos usuarios donde promueve la colonización del Estafilococo aureus y predispondría muchas personas a la infección. El estudio de l Universidad de Michigan apareció en el journal mBio, de la sociedad americana de microbiología. El agente, triclosán, fue hallado en muestras nasales del 41% de los adultos estudiados.

6. Nueva forma de la materia

Físicos confirmaron la existencia de hadrones exóticos, un tipo de materia que no puede ser clasificada en el modelo tradicional de quarks. Se trata de un estado ambiguo de la materia algo que luce como una partícula compuesta por dos quarks y dos anti-quarks dijo uno de los investigadores. El estudio será publicado en breve por el laboratorio europeo CERN, que maneja el gran colisionador de partículas donde se encontró el bosón Higgs.

7. Sí, era un lago

Un nuevo análisis de los datos que el robot Spirit entregó sobre una roca conocida como Comanche sugiere que en el sitio donde está, el Cráter Gusev de la superficie marciana sí hubo un lago según el artículo publicado en Geology. Hoy se sabe de sobra que agua hubo y hay en Marte, pero dónde estuvo y cómo no ha sido clarificado del todo. Este es un nuevo aporte para resolver los misterios del Marte mojado.

8. Claro que cohabitaron

Una nueva técnica genética aportó mayores evidencias a una vieja disputa: ¿cohabitaron humanos y neandertales? El estudio publicado en Genetics muestra con más profundidad características genéticas compartidas, lo que sugiere que tuvieron relaciones con descendencia. Qué tanto fue el aporte es lo que queda por determinar con exactitud aunque recientemente hubo también un estudio que mostró que somos un poco neandertales.

9. Se estira y se estiraaaa

Con datos del estudio Boss utilizando cuásares, astrofísicos determinaron la rata de expansión del universo: 68 kilómetros por segundo por millón de años, dato que muestra una precisión del 2,2%. Esa tasa se tenía cuando el universo era menos de un cuarto de su edad actual. El universo se ha estado expandiendo desde el Big Bang y hasta ahora nada indica que volverá a contraerse. Para el estudio se analizaron 140.000 cuásares, poderosísimas fuentes energéticas en muchísimas galaxias. Los estudios aparecieron en Astronomy ad Astrophysics y en el Journal of Cosmology and Astropartical Physics.

10. La primera luna extrasolar

En un hallazgo sorprendente por difícil de confirmar científicos dijeron haber descubierto lo que parece la primera exoluna, una luna orbitado un planeta en otro sistema solar. El estudio aparece en The Astrophysical Journal. No se sabe con seguridad si es una estrella débil orbitada por un planeta 18 veces la masa terrestre o una luna alrededor de un planeta más masivo que Júpiter. El hallazgo alienta la búsqueda de lunas en esos lejanos mundos.

Mis 10 noticias científicas de la semana (25-31)

1. Nacen muy aprendidos

Cuiden lo que dicen: los bebés pueden escuchar palabras específicas cuando están en el vientre materno y recordarlas en los días siguientes al nacimiento, reveló un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences. Los resultados ayudan a entender cómo el ambiente acústico temprano ayuda a moldear el cerebro. El estudio registró la actividad cerebral de los bebés al ponerles grabaciones de palabras de sus padres aún sin nacer.

2. Qué dura es la pobreza

Las preocupaciones por el dinero impiden que la persona piense bien de acuerdo con un estudio que midió el coeficiente intelectual y el control mental, investigación realizada por Anandi Mani de la Universidad de Warwick en Inglaterra. La carencia de dinero hace que la gente no prevea y piense a más corto plazo. Publicado en Science, no logró sin embargo el consenso de colegas: para algunos, como Kathryn Edin de Harvard, las madres pobres hacen milagros con el poco dinero y eso exige mucha eficiencia cerebral.

3. Dolores que cambian

La migraña puede cambiar de forma permanente la estructura del cerebro de acuerdo con un estudio aparecido en Neurology. Messous Ashina, de la Universidad de Copenhagüe informó que el meta análisis realizado muestra que no se trata de un padecimiento benigno como se ha considerado sino que puede aumentar el riesgo de lesiones cerebrales, con anormalidades y aumento del volumen cerebral. La migraña afecta del 10 al 15% de la población.

4. Ununpetio, recuérdelo

Tras experimentos exitosos, científicos de la Universidad de Lund en Suecia confirmaron lo que había anunciado hace tiempo físicos rusos: la existencia de un nuevo elemento, llamado provisionalmente ununpetio, cuyo número atómico es 115. La confirmación fue publicada en Physical Review Letters. Para el experimento se produjo un nuevo tipo de isótopo que se transformó en otras partículas mediante un proceso llamado descomposición alfa.

5. Un pariente en la distancia

A 250 años luz de nuestro Sol fue detectado en mellizo, una estrella 4.000 millones de años más vieja pero idéntica en composición. Es la estrella HIP 102152, situada hacia la constelación de Capricornio y cuyo espectro permitirá estudiarla para conocer la evolución de nuestro Sol. La estrella se encuentra en las etapas finales de su vida antes de pasar a ser una estrella gigante roja. El estudio fue de astrónomos de la Universidad de Sao Paulo con el uso del VLT de la ESO en Chile.

6. No piensa pero hará pensar

Científicos de la Universidad de Viena liderados por Juergen Knoblich desarrollaron en laboratorio un minicerebro con base en células madre inducidas pluripotentes, una estructura que alcanzó el tamaño de una arveja y que reveló diferentes áreas cerebrales. Aunque se está muy lejos de crear un cerebro completo en laboratorio, el desarrollo podría ser útil para estudiar algunas anomalías sicológicas y otros padecimientos. El estudio fue publicado en Nature.

7. Amo los cerdos

Los cazadores recolectores europeos hace 4.000 años antes de la era actual criaban cerdos de acuerdo con un estudio revelado en Nature Communications. Al parecer en esa época existían un intercambio entre agricultores y cazadores-recolectores en el que compartían animales y conocimientos. Aquellos eran los que poseían los cerdos, que fueron luego adquiridos por los segundos de acuerdo con las evidencias halladas por los investigadores de las universidades de Aberdeen y Durham.

8. Un troyano en Urano

Son muy famosos los de Júpiter, donde abundan, y hace poco se detectaron en Neptuno. Ahora astrónomos de la Universidad de British Columbia reportan el hallazgo de un asteroide troyano en el lejano Urano, El denominado 2011 QF99 podría ser parte de una gran población de objetos transeúntes atrapados temporalmente por la gravedad de los planetas más grandes del Sistema Solar. Un troyano es un asteroide que gira en la misma órbita del planeta. El asteroide hallado mide unos 60 kilómetros.

9. Cómo no lo había visto

Al analizar datos de radar de una misión aérea de la Nasa, científicos detectaron la existencia de un enorme cañón subglacial en Groenlandia, de unos 750 kilómetros de longitud y unos 800 de profundidad. Por él, hace millones de años corrió un río, cuando no existía la enorme capa de hielo sobre el piso terrestre, sugieren los investigadores. El informe apareció en la revista Science.

10. El monstruo no quiere comer

Con el telescopio espacial Chandra, en resolución de rayos X, astrónomos detectaron que el agujero negro Sagitario A en el centro de nuestra galaxia solo engulle el 1 por ciento del gas que cae hacia él, el resto es expulsado hacia afuera antes de que alcance el horizonte de sucesos del cual no podría escapar. ¿Anda lleno? Los astrónomos creen que el gas es muy caliente y difuso, siendo difícil de capturar por parte del agujero. El estudio apareció en Science.

La pobreza modifica el cerebro

Ser pobre no es sólo una carga de por sí costosa para la vida, sino que trae otras consecuencias no consideradas en los análisis: para el cerebro.

La pobreza, sí, afecta el peso y el crecimiento de las personas, de paso llegan algunas enfermedades. Pero hay una dimensión poco considerada y que es para toda la vida.

Helen Neville, neurocientífica de la Universidad de Oregon en Eugene, entrevistada por ScienceNews tras el congreso anual en San Diego (Estados Unidos), reveló hallazgos de su grupo sobre el tema de la pobreza.

Los niños que crecen en ese medio, por varias razones, tienen un desarrollo cerebral y cognitivo más deficiente que los niños que crecen en ambientes de mayores recursos.

La función ejecutora y el autocontrol son bajos también, así como las habilidades lingüísticas, su cociente intelectual, la capacidad de concentración y la memoria son más pobres igualmente.

Al mirar los cerebros de niños pobres con imágenes de resonancia, se observan además diferencias en el de un pobre con el que no lo es, diferencias que también se notan en los adultos, lo que muestra que los efectos de la pobreza son duraderos.

¿Está todo perdido? La experta reveló que las intervenciones más efectivas que han encontrado, son entrenar la atención en esos niños, mediante juegos y acertijos sencillos que disfrutan, para mejorar el autocontrol y la atención y, segundo, un proceso con los padres de esos niños para que les hablen mucho y les impongan una disciplina consistente, dada la importancia de la atención y la autorregulación.

Con esa intervención en doble vía, se ha encontrado que disminuyen los niveles de estrés, disminuyen los problemas de comportamiento de los pequeños, mejoran sus habilidades sociales y en términos de aprendizaje y cociente intelectual, se observan ganancias, mejorando la función cerebral.

En el portal http://changincbrains.org, las personas interesadas encuentran información (en inglés) para trabajar con niños bajo esta condición.