Después de todo, morir no es una tragedia

Foto Pixabay

Foto Pixabay

No es fácil morir, de hecho mucho se le tema a la sola palabra. Dolor, sufrimiento, miedo de estar solos en ese momento final. Pero un estudio en Psychological Science sugiere que en realidad las experiencias de quienes están muriendo son más positivas y menos negativas de lo que la gente piensa.

Cuando imaginamos nuestras emociones al acercarnos a la muerte, pensamos más que todo en la tristeza y el terror”, explicó Kurt Gray de la University of North Carolina en Chapel Hill. “Pero resulta que morir es menos triste y terrorífico -y más feliz- de lo que usted cree”.

En la investigación se examinaron escritos de pacientes terminales y presos en la fila de la muerte, sugiriendo que nos enfocamos desproporcionadamente en las emociones negativas causadas por morir, sin considerar el contexto más amplio de la vida diaria.

Los humanos son increíblemente adaptables, tanto física como emocionalmente y vivimos cada día estemos muriendo o no”, explicó Gray. “En nuestra imaginación, morir es soledad y carece de significado, pero los escritos de pacientes terminales y las últimas palabras de los presos en el pasillo de la muerte están llenas de amor, conexión social y significado”.

Mientras ser positivo parece extraño en alguien cercano a la muerte, nuestro trabajo muestra que es lo típico”, dijo, al referirse a un escrito de una mujer en estado terminal que se publicó en The New York Times solo 10 días después de morir, en la cual expresaba gran amor y humor.

En un estudio, Gray y colegas analizaron el contenido emocional de blogs de pacientes terminales. Consideraron aquellos con al menos 10 posts en al menos 3 meses y el autor tenía que haber muerto en el curso de escritura del blog. Para comparar, pidieron a un grupo de participantes online imaginar que habían sido diagnosticados con cáncer y que escribieran un blog recordando que solo les quedan unos meses de vida.

Mediante un algoritmo y otros asistentes, los investigadores analizaron los escritos reales e imaginados para palabras que describían emociones negativas y positivas, como temor, terror, ansiedad, felicidad y amor.

Se encontró que los textos de aquellas personas en fase terminal incluían más palabras emocionales positivas y menos negativas que aquellos a los que se les pidió imaginar la situación.

Mirando en el tiempo los textos de los pacientes terminales, se encontró también que usaban más palabras positivas a medida que se acercaban a la muerte, lo que no ocurría con los vocablos negativos.

Y en un segundo estudio hicieron un análisis similar con las últimas palabras de los presos en el pabellón de la muerte y las palabras imaginadas por otro grupo de participantes online.

De nuevo hallaron que las palabras de quienes en verdad estaban más cerca a la muerte eran menos negativas y más positivas en el tono emocional que las de aquellos que no estaban cerca a morir.

Tanto los pacientes terminales como los presos enfrentando la ejecución parecían enfocarse en cosas que nos ayudan a darle significado a la vida, incluyendo religión y familia, sugiriendo que estas pueden ayudar a sobreponerse a la ansiedad acerca de la muerte mientras esta se aproxima.

Gray y sus coautores reconocen que puede que los hallazgos no apliquen para todas las personas moribundas, pues no es claro si esos individuos enfrentando una gran incertidumbre o aquellos muriendo a edad avanzada expresen emociones positivas cuando están muriendo.

Al final, los hallazgos sugieren que nuestras expectativas pueden no equipararse con la realidad de morir, lo que tiene implicaciones importantes para la forma como tratamos a las personas que están muriendo.

Actualmente, el sistema médico está enfocado a evitar la muerte, a menudo bajo la motivación de que la muerte es terrible y trágica”, escribieron los científicos. “Esto es entendible dadas las narrativas culturales de la negatividad de la muerte, pero nuestros resultados sugieren que la muerte es más positiva de lo que la gente espera”.

Mis 10 noticias científicas de la semana (27-3)

1. Para olerte mejor

Los humanos poseemos señales químicas para comunicar el género a los miembros del otro sexo según un estudio publicado en Current Biology. Percepción de ingredientes esteroides activos (androstadienona en hombres y estratetraenol en mujeres) influencian nuestras percepciones de movimiento siendo más masculino o más femenino. El efecto, que es totalmente inconsciente, depende tanto de nuestro sexo biológico como de la orientación sexual. El hallazgo favorece la existencia de feromonas humanas, de las que siempre se ha sospechado pero poco probado.

2. Mucho músculo

Científicos desarrollaron un método para regenerar grandes cantidades de músculo luego de una pérdida por lesiones y para ello utilizaron vejigas de cerdo, reveló un estudio en Science Translational Medicine. Los investigadores encabezados por Stephen Badylak implantaron una matriz extracelular derivada de células que cubren las vejigas. Lo hicieron primero en ratones y luego en 5 hombres que habían tenido lesiones musculares de incidentes militares y de esquí. La mayoría de los pacientes pudo volver a cumplir sus funciones con normalidad, los otros dos mejoraron mucho.

3. Ese hombre me alivia

Los roedores sienten 36% menos dolor cuando en el cuarto del laboratorio está un investigador hombre, lo cual jo ocurre con las mujeres. Los animales también se sienten menos estresados. Puede deberse a moléculas que emiten los mamíferos. El hallazgo explicaría porqué algunos laboratorios no logran replicar ciertos resultados y además afectarían los resultados de otros estudios. La investigación apareció en Nature Methods y podría llevar a replantear todos los estudios elaborados bajo esa situación.

4. Éxito con células madre: 0 y van 2

Científicos de la Stem Cell Foundation Research Institute en Nueva York lograron reprogramar células adultas de la piel de personas en células madre embriónicas a través de la transferencia nuclear celular somática. El logro se difundió en Nature solo dos semanas de que un grupo coreano reportara igual avance usando esa técnica. Es una muestra de que funciona y una esperanza para tratar enfermedades en el futuro.

5. Los poros te revelan

Científicos anunciaron en Nature Communications el desarrollo de un polímero que cambia de color permanente de azul a rojo cuando es expuesto al agua, incluso a la pequeña cantidad de humedad de los poros de sudor de la punta del dedo de una persona. El patrón de poros en una persona es único, permanente e inalterable, por lo que la técnica podría servir como identificación de una persona, como por ejemplo en casos forenses. Los estudios continuarán para ver la utilidad de la nueva técnica.

6. ¡Túmbenla, túmbenla!

Ocho nuevos focos de deforestación reportaron el Ideam y el Ministerio del Medio Ambiente, acrecentados entre 2012 y 2013, lo que muestra que la deforestación de las selvas colombianas avanza por todo el territorio nacional. Los focos nuevos van desde Santander, pasando por el Magdalena Medio hasta el sur del país, la Amazonia y el Pacífico. Las entidades revelarán una nueva tasa de deforestación en el segundo semestre.

7. Síganlo si pueden

Un ácaro del sur de California, Paratarsotomus macropalpis, reportado en 1916, es el animal más veloz de la Tierra según un estudio presentado en Faseb. Puede recorrer 322 veces su cuerpo en 1 segundo, frente a 177 reportados para el escarabajo tigre australiano y 16 del guepardo. Si se extrapolara al tamaño de una persona, ese ácaro correría a una velocidad de casi 2.100 kilómetros por hora.

8. Se me hizo corto el día

Solo 8 horas dura el día en el planeta Beta Pictoris b, mucho más corto que en cualquiera de los de nuestro Sistema Solar, de acuerdo con observaciones realizadas con el Vey Large Telescope de la ESO en Chile. Su ecuador se mueve a casi 100.00 kilómetros por hora dice el estudio publicado en Nature. Este planeta orbita la estrella Beta Pictoris a unos 63 años luz en la constelación austral del Pintor. Fue descubierto hace 6 años y fue uno de los primeros exoplanetas en ser fotografiado directamente. Ahora se conoce cuánto dura su día.

9. Esa vecina es un fósil

Científicos encontraron que la vecina y débil galaxia Segue 1 es una galaxia fósil, remanente del universo primigenio según reportaron en el Astrophysical Journal. Se trata de una galaxia poco evolucionada químicamente, quizás la menos de todas las conocidas y se estima que en los últimos 13.000 millones de años no ha formado nuevas estrellas. Solo tuvo al parecer una ‘camada’ de estrellas en sus inicios según los análisis. Esta galaxia, miembro del grupo local como nuestra Vía Láctea, se halla a unos 70.000 años luz y se aleja de nosotros a unos 206 kilómetros por segundo. Su luminosidad es solo 300 veces la del Sol.

10. Mueren los inocentes

Dos veces más presos fueron condenados injustamente y sentenciados a muerte que aquellos que fueron liberados en Estados Unidos sugiere un nuevo estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences. Desde 1973 144 presos condenados a muerte fueron exonerados, pero en ese lapso al menos 340 pudieron ser ajusticiados de manera injusta en el mismo periodo. Un tema que renueva el debate sobre la condena a muerte.