7 tipos de cáncer ligados al consumo de alcohol

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Beber alcohol no solo puede emborrachar sino tener una consecuencia más desastrosa: desarrollar 1 de 7 tipos de cáncer.

Podrían ser más, pero un meta análisis publicado en Addiction, en el que se revisó la mayor cantidad posible de investigaciones sobre el tema arrojó mayor seguridad frente a esos 7.

Pese al hallazgo no quedó claro si la relación es directa.

Hay evidencia sólida de que el alcohol causa cáncer en 7 sitios del cuerpo y probablemente en otros”, según Jennie Connor, cabeza de la investigación, de la Universidad de Otago en Nueva Zelanda.

La evidencia respalda una asociación causal del consumo de alcohol con el cáncer de orofaringe, laringe, esófago, hígado, colon y recto y de seno en las mujeres.

También hay evidencias crecientes de un vínculo con otros cánceres, como de próstata, páncreas y melanoma, pero la evidencia no es tan sólida hasta ahora para hablar de causa-efecto para esos cánceres.

Para esos 7 cánceres vinculados directamente, estudios previos han hallado que ha una relación de dosis-respuesta, o sea que a más consumo de alcohol más probabilidad de desarrollar esos cánceres.

También, dicen estudios anteriores, el riesgo se reduce cuando se deja de ingerir licor.

El vínculo entre el alcohol y los cánceres de boca y garganta son más fuertes que el de los otros cánceres.

Por ejemplo, según se explicó, beber más de 50 gramos de alcohol al día se asocia con un riesgo 4 a 7 veces mayor de desarrollar cáncer de boca, garganta, esófago en comparación con no beber.

Los gramos de alcohol en una onza de licor puedan variar, hay de 2,4 a 2,8 gramos en una onza de vino pero 1 a 1,2 gramos de alcohol en una de cerveza.

Ingerir la misma cantidad se asocia, por otro lado, con cerca de 1,5 veces más riesgo de cáncer colorrectal, de hígado o seno comparado con no beber.

Hasta ahora no se conoce el mecanismo exacto por el cual el alcohol provoca cáncer. Podría ser incluso diferente dependiendo del sitio del cuerpo donde ocurra. Se cree por ejemplo que un compuesto que se forma cuando se descompone el alcohol tiene que ver con los cánceres de boca, garganta, esófago e hígado. Es el acetaldehído, que en contacto con los tejidos puede alterar el ADN en las células, lo que deriva en cáncer.

En el cáncer de seno, el alcohol puede aumentar los niveles de estrógeno en el cuerpo, una hormona ligada a esta enfermedad.

Una e las limitaciones del estudio es que algunas investigaciones evaluadas se basan en autorreportes de las personas sobre cuánto alcohol ingerían.

Hacer ejercicio reduce riesgo de 13 tipos de cáncer

Foto Wikipedia commons

Foto Wikipedia commons

No es que a nadie vaya a desarrollarlos, pero un nuevo estudio sugiere que la actividad física reduce el riesgo de 13 tipos de cáncer.

Aparece publicado en JAMA Internal Medicine.

Un buen incentivo para dejar la inactividad física de la mayor parte de la población, considerándose que al menos 31|% de la población del planeta no hace ejercicio como debería ser.

Los investigadores encabezados por Steven C. Moore, Ph.D., M.P.H., del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, estudiaron datos de 12 cohortes europeas y analizaron las asociaciones entre la actividad física y 26 tipos de cáncer.

El estudio incluyó 1,4 millones de participantes y 186.932 cánceres se identificaron durante el seguimiento de 11 años promedio.

Los niveles más altos de actividad física comparados con los niveles más bajos se asociaban con menor riesgo en 13 de los 26 considerados.

Adenocarcinoma esofágico, 42% menos riesgo;

Cáncer del gastrias, 22 % menos;

Pulmón, 26 % menos;

Riñón, 22 %;

Endometrio, 21 %;

Leucemia mieloide, 20 %;

Mieloma, 17 %;

Colon, 16 %;

Cabeza y cuello, 15 %;

Recto, 13 %;

Vejiga, 13 %;

Pecho, 10 %;

La mayoría de estas asociaciones persistía a pesar del peso y la historia de fumador.

En conjunto, un mayor nivel de actividad física se asocia con un 7 % de menos riesgo de desarrollar cáncer.

Solo se asoció la actividad física con un 5 % de mayor riesgo de cáncer de próstata y 27 % de melanoma maligno debido a la radiación solar ultravioleta.

Los autores, sin embargo, advirtieron que la limitación del estudio es que no se puede excluir del todo que la dieta, el tabaco y otros factores tengan incidencia sobre los resultados.

También se basó en respuestas dadas por las personas sobre su actividad física, lo que podría contener errores al recordar.

Pero los hallazgos en general concuerdan con un voluminoso cuerpo de estudios que relacionan el ejercicio frecuente con menos riesgo de desarrollar cáncer.

Corra para que se le vuele al cáncer

Agréguele una razón más para hacer ejercicio: los hombres en buena forma física durante su edad media tienen menor riesgo de desarrollar y morir por ciertos cánceres, dijo un nuevo estudio.

“La forma física es un gran predictor del riesgo de cáncer”, en palabras de Sausan Lakoski en HealthDay. “Hay que estar en buena forma para protegerse de un diagnóstico de cáncer a una edad avanzada”, agregó.

Cuando las personas en el estudio estaban en buena condición física entre los 40 y 69 años tenían menos riesgo de contraer cáncer de pulmón o colorrectal décadas después. Y eran menos propensos a morir por esos tipos más del de próstata.

El estudio de Lakoski será presentado el 2 de junio en la asamblea anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology), en Chicago.

Estudios previos habían determinado que la actividad física protege contra algunos cánceres, pero pocos han observado la importancia de la condición física para predecir si desarrollarán o morirán por uno de esos males, dijo Lakoski.

En la investigación se evaluaron más de 17.000 hombres que se sometieron a una evaluación de la condición cardiovascular en Dallas cuando tenían en promedio 50 años. Los resultados fueron clasificados en cinco grupos, desde el de menor condición física al más alto.

Luego se analizaron los datos del sistema de salud sobre reclamaciones de los participantes por aquellos tres tipos de cáncer, encontrándose una relación con la forma física que tenían.

En el seguimiento de 20 a 25 años, 2.332 hombres desarrollaron cáncer de próstata, 276 cáncer colorrectal y 277 de pulmón.

En ese lapso fallecieron 769, 347 de cáncer, 159 de enfermedad cardiaca y 263 por otras causas.

Los hombres que tenían la mejor condición física en la prueba tenían un riesgo un 68 por ciento más bajo de cáncer de pulmón y un 38 por ciento más bajo de cáncer colorrectal, en comparación con los hombres que tenían la peor condición física.

El riesgo de cáncer de próstata no se redujo con un mayor nivel de condición física, pero sí el riesgo de morir de ese cáncer.

Mis 10 noticias científicas de la semana

1. La madre distingue el llanto por hambre

El cerebro de las mujeres parece dispuesto para responder al llanto de un bebé que tiene hambre, según un estudio publicado por los Institutos de Salud de Estados Unidos. Al analizar imágenes cerebrales de voluntarios, hombres y mujeres, se encontró que los patrones cerebrales de ellas cambian al sentir el llanto de un bebé, lo que no se nota en los hombres aunque estos también tratan de ayudar al pequeño. Y cuando era por hambre, la situación era más marcada en las mujeres. El estudio apareció en NeuroReport.

2. Una galaxia vecina tímida

A solo 5 a 6 millones de años de la Vía Láctea fue detectada una pequeña galaxia, Leo P, que parece no haber sido modificada por ningún choque intergaláctico y que presenta muchas estrellas jóvenes que siguen naciendo. La galaxia no había sido vista antes y no interactúa con la nuestra ni con Andrómeda, las grandes del vecindario. El estudio fue publicado en The Astrophysical Journal.

3. Nada detiene la extinción de las abejas

Los apicultores perdieron el 31% de sus abejas entre fines de 2012 y comienzos de 2013 en el invierno del norte, el doble de lo que se puede atribuir a causas naturales. Desde hace años el número de las poblaciones de estos insectos, esenciales para la polinización y por ende para la producción de alimentos, viene a la baja, creando verdadera alarma, dijo un análisis de Brandon Keim en Wired.

4. Y hubo una poderosa explosión

Testigos extraídos del fondo del mar hablan de una poderosa explosión. Son microorganismos amantes del hierro en los que se detectaron rastros de un isótopo radiactivo del hierro que provino de la explosión de una supernova en el vecindario en nuestra región de la galaxia hace 2.200 millones de años. En ese entonces ya existía vida en nuestros océanos. El estudio fue divulgado por científicos del Technische Universitaet Muenchen (TUM).

5. Una próstata marcada

Científicos de la Clínica Mayo obtuvieron la licencia tecnológica para aprovechar el hallazgo de unos biomarcadores del cáncer de próstata agresivo, con lo cual los médicos tendrán un elemento importante para el tratamiento de pacientes en todo el mundo. Se espera que esté pronto en el mercado según un boletín de esa organización.

6. Se le fueron las luces a Kepler

El telescopio espacial Kepler que ha revolucionado la búsqueda de planetas extrasolares entró inesperada mente en modo seguro, para la autoprotección. ¿Qué ocurrió? No se sabe, pero luego los especialistas de la misión realizaron los procedimientos para la reactivación y procedieron a la descarga mensual de datos, que estaba prevista para unos días después. Se considera que se perdieron 5 días de datos.

7. Europeos son uno solo

En la práctica todos los europeos de hoy descienden de un conjunto común de ancestros que vivieron hace cerca de 1.000 años, alrededor de la época en la que los vikingos realizaban sus viajes y los normandos conquistaban tierras, de acuerdo con un estudio publicado en Plos Biology. Esa podría ser también la historia de la mayoría de la gente del planeta, descender de unos pocos que no vivieron sino hace cientos de años.

8. Pasamos la barrera que no deberíamos

La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera, CO2, cruzó la barrera de las 400 partes por millón, la más alta en al menos 3 millones de años, lo que evidencia que pese a todas las negociaciones, compromisos y renuencias, el planeta sigue su carrera hacia el calentamiento, una carrera a la que lo ha sometido el hombre. El dato lo entregó el Observatorio de Mauna Loa, que mantiene un monitoreo constante.

9. La Tierra y la Luna unidas por el agua

Científicos utilizaron un equipo especializado de iones para estudiar la relación de hidrógeno-deuterio en rocas de la Luna y la Tierra, para llegar a una conclusión: el agua lunar no llegó por medio de cometas sino que estaba presenta en nuestro planeta cuando se produjo la enorme colisión que envió material de la Tierra para crear la Luna hace 4.500 millones de años, según el estudio publicado en Science.

10. El bicho de Justiniano

Al analizar ADN de restos de esqueletos del siglo 6 después de Cristo se encontró que la famosa peste que hubo en la época del emperador bizantino Justiniano (482-565), la que se presentó en la década de 540 y que fue llamada la plaga de Justiniano, la que minó su reinado y su salud también aunque se recuperó, fue causada por la bacteria Yersinia pestis, la misma que provocó la muerte negra y otras epidemias de los siglos 14 a 17. El estudio fue presentado en Plos Pathogens.

Funcionó vacuna contra cáncer cerebral

Una dosis de su propia medicina. Mejorada, eso está claro. Sí: una nueva vacuna contra el cáncer cerebral que emplea material del tumor de cada individuo ha sido efectiva en un ensayo clínico en fase 2, extendiendo la vida de los pacientes 47 semanas e incluso hasta más del año.

Los pacientes padecían de glioblastoma multiforme recurrente, que mata decenas de miles de personas cada año.

Los resultados alentadores fueron revelados en el encuentro de la American Association of Neurological Surgeons (AANS) en Miami.

El ensayo mostró que la vacuna podía extender la supervivencia de las personas varios meses en comparación con 80 pacientes que recibieron terapia estándar –47 frente a 32 semanas. Varios de quienes recibieron la vacuna pasaron del año.

“Los resultados sugieren que los médicos pueden extender la supervivencia combinando la vacuna con otras drogas que aumentan la respuesta inmunitaria”, dijo Andrew Parsa, quien dirigió la investigación por la Universidad de California en San Francisco.

El próximo paso será un ensayo con mayor número de pacientes para mirar la efectividad de la vacuna en combinación con la droga Avastin.

En Estados Unidos apenas 2% de quienes padecen este tipo de cáncer sobreviven más de 5 años, incluso con tratamiento. El cáncer casi siempre reaparece: solo es asunto de cuándo.

El tratamiento comienza por lo general con una resección quirúrgica, para remover el tejido canceroso del cerebro. Luego se procede a terapia de radiación y quimioterapia para matar cualquier célula remanente. Muchos se someten al tratamiento pero el cáncer reaparece luego.

Las vacunas contra el cáncer son un tratamiento que apareció en la última década. La Food and Drug Administration aprobó la primera vacuna terapéutica contra el cáncer de próstata y varias más están en experimentación.

El concepto básico es el mismo que una vacuna contra paperas o sarampión: una inyección en el brazo que induce una respuesta inmunitaria que ayuda a combatir el patógeno, en este caso el cáncer. Una respuesta efectiva encoge el tumor y extiende la vida.

En el pasado, las vacunas contra el cáncer no funcionaban porque no producían una respuesta inmunitaria efectiva: o no mataban las células cancerosas o no funcionaban en todos los pacientes.

En este caso, se usan ciertos contenidos moleculares del tumor removido en el paciente. Agenus Inc preparó una vacuna específica para cada uno. Los médicos las inyectaron en el brazo de los pacientes varias veces al año.

Una droga contra todos los cánceres

Qué tal: una sola droga puede reducir los cánceres de seno, ovario, colon, vejiga, hígado y próstata. Sí: tumores que han sido transplantados a ratones.

El tratamiento: un anticuerpo que bloquea una señal normalmente hallada en células tumorosas y induce al sistema inmunitario a destruir esas células.

El asunto es como sigue: hace una década, el biólogo Irving Weissman, de Stanford University en Palo Alto, California, descubrió que las células de la leucemia producen más altos niveles de una proteína llamada CD47 que las células sanas. Esa proteína también está en células sanguíneas saludables; es un marcador que bloquea el sistema inmunitario para no ser destruida. El cáncer se aprovecha de eso para burlar el sistema inmunitario ignorándolo.

En años recientes, el laboratorio de Weissman demostró que al bloquear CD47 con un anticuerpo curaba ciertos casos de linfomas y leucemias en ratones estimulando el sistema inmune a reconocer las células cancerosas como invasoras. En esta ocasión, con sus colegas demostró que el anticuerpo que bloquea la Cd47 puede tener un impacto mayor que solo atacar cánceres de la sangre.

En su trabajo con ratones, al tratarlos con el anti-CD47, los tumores transplantados a los ratones se encogieron y no hicieron metástasis.

El estudio fue presentado esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Tyler Jacks, del Massachusetts Institute of Technology en Cambridge, citado por Science, dijo que aunque el estudio es prometedor, se requiere más investigación para ver si los resultados son iguales en humanos.

“El microambiente de un tumor real es un poco más complicado que el de uno transplantado”, indicó, “y es posible que un tumor real tanga efectos adicionales en la supresión inmunitaria.

Otro tema importante es cómo los anticuerpos CD47 se complementarían con los tratamientos existentes hoy: ¿trabajarán juntos o serán antagonistas?

Usar el anti CD47 adicional a la quimioterapia no sería recomendable si el estrés que esta produce hace que las células normales produzcan más CD47 de lo normal.

Ojalá funcione.

En la imagen, células con un tipo de leucemia

Nuevas aspirinas contra el cáncer

Una nueva clase de aspirina puede reducir el crecimiento de cánceres de colon, páncreas, seno, pulmón y próstata, así como ciertas clases de leucemia, dijeron científicos en Nueva York.

Los investigadores de la Escuela de Medicina de la City University of New York crearon cuatro formas nuevas de aspirina que liberan óxido nítrico y sulfuro de hidrógeno que, reportaron en un paper en medical Chemistry Letter, tienen propiedades anticancerígenas.

Aunque la aspirina regular y otras drogas antiinflamatorias no esteroides se han mostrado promisorias para detener el crecimiento de tumores al atacar la inflamación, producen efectos indeseados, como el sangrado cerebral y gastrointestinal, así como toxicidad hepática.

Las llamadas aspirinas NOSH no parecen afectar los tejidos adyacentes al tumor. Uno de los cuatro tipos examinados parece ser más de 100.000 veces más efectivo contra el cáncer que la aspirina normal.

Tamaño de los dedos revelaría longitud del miembro viril

Por si les interesa a ellas:

Ni un centímetro se le escapa a ciertos investigadores. Sí. Mucho se ha conjeturado y hablado en son de broma que el pie del hombre habla del tamaño de su pene, como comentaban entre sí las abuelas.

Pues bien: parece que hay una mejor manera de establecer el tamaño del miembro viril, de acuerdo con un estudio publicado el lunes por el Asian Journal of Andrology.

Los dedos de la mano darían un indicio más claro: mientras más corto el segundo dedo en relación con el cuarto, más largo el pene.

La relación 2D:4D de la mano del hombre ha sido ligada a una variedad de características biológicas, incluyendo el grado de belleza y el riesgo de contraer ciertos cánceres, como el de próstata.

La relación de la longitud del segundo dígito con el cuarto es sexualmente dimórfica en los humanos: la relación media es menor en hombres que en mujeres.

Esas correlaciones se deben probablemente a diferencias en los niveles prenatales de testosterona y la sensibilidad del receptor andrógeno, factores claves en el desarrollo del pene. Los autores liderados por In Ho Choi y colegas de Gachon University en Corea, proponen que un nivel prenatal elevado de andrógeno causa tanto el menor tamaño del dedo y la mayor longitud del pene.

El estudio tiene la limitación, según los autores, de que se midió la relación con el pene extendido, no erecto. Además, la población escogida fueron pacientes hospitalizados por cirugías urológicas en un solo centro del nivel terciario. Fueron 144 hombres de 20 o más años.

Se sabe que las altas concentraciones de testosterona en el periodo fetal inducen una actividad testicular alta, derivando en una menor relación de los dedos.

Un hallazgo que, de confirmarse, suma en el creciente cuerpo de evidencias que sugieren que la relación del dedo puede servir como biomarcador valioso para condiciones clínicas relacionadas con los efectos de los andrógenos durante el desarrollo, según un análisis del estudio hecho por Denise Brooks, del Skidmore College en Nueva York.

Ya lo sabe: si le están mirando mucho los dedos…

Un motivo más para un buen café: la próstata

Un nuevo estudio en menos de un mes, revela otro efecto benéfico del café: de acuerdo con investigación del Harvard School of Public Health, los hombres que beben café con frecuencia parecen tener un menor riesgo de desarrollar una forma letal de cáncer de próstata. El estudio fue presentado en el Journal of the National Cancer Institute de Estados Unidos.

Estudiaron el café dado que contienen varios compuestos benéficos, como antioxidantes, reduce la inflamación y regula la insulina, todos los cuales pueden influir en el cáncer de próstata.

Entre los hallazgos figuran:

-Hombres que consumían seis o más cafés al día tenían 20% menor riesgo de desarrollar ese cáncer.

-La asociación inversa con el café fue aún más fuerte para el cáncer agresivo de próstata. Quienes bebían café tenían 60% menos riesgo de desarrollar cáncer letal de próstata.

-Aún beber de una a tres tazas de café al día se asoció con una reducción en el riesgo del 30%.

-La disminución del riesgo se dio tanto al beber café regular como el descafeinado.

Los resultados del estudio deben ser validados en poblaciones adicionales.

Duerma bien

Lo saben los estudiantes, lo repiten los médicos: todos aquellos que pasan una noche en vela pagan las consecuencias al día siguiente; visión borrosa, dificultad para concentrarse, problemas de memoria.

Bueno, científicos encabezados por Ted Abel, profesor de Penn University, acaban de encontrar la parte del cerebro y las bases neuroquímicas de los efectos de la privación del sueño en la memoria.

En el estudio publicado en The Journal of Neuroscience.

Para ello diseñaron dos experimentos con ratones, buscando establecer el rol de la adenosina en los problemas de memoria por la falta de sueño. Establecieron además el papel del hipocampo en las dificultades que se experimentan por no dormir bien.

Estudio contradice exámenes para la próstata

A veces las noticias que llegan sobre la salud desconciertan. Ponen a tambalear paradigmas o, cuando menos, buenos consejos médicos.

Hoy es para los hombres. En un estudio publicado en el British Medical Journal no se encontraron mayores diferencias en la tasa de muerte por cáncer de próstata entre un grupo de individuos al que se les hizo seguimiento y otro al que no.

Para la investigación, se eligieron al azar cerca de 1.500 hombres para ser examinados cada tres años entre 1987 y 1996. Los dos primeros exámenes fueron mediante la palpación rectal y luego por el antígeno específico de próstata.

El reporte concluye tajantemente: “Luego de 20 años de seguimiento, la tasa de muertes por cáncer de próstata no difiere significativamente entre los hombres en el grupo examinado y aquellos en el grupo de control”.

Un método muy utilizado hoy para detectar ese cáncer es el examen del antígeno específico de próstata, mediante extracción de sangre. Sin embargo, según datos en Gran Bretaña citados por la BBC, alrededor del 15 por ciento de los hombres con niveles normales del AEP desarrollarán ese cáncer y dos tercios de aquellos con altos niveles en realidad no tienen cáncer de próstata.

Desconcertante, por decir lo menos.

Para especialistas como Sarah Cant, citada por ese medio, el estudio es pequeño en cantidad de pacientes y no se usó el antígeno en los tres chequeos, que es el método más confiable que se tiene, según sus palabras.

Otro estudio, dijo, reveló que utilizando el AEP se pueden reducir las tasas de mortalidad.

Un inconveniente es se ha visto que muchos hombres deben someterse a un tratamiento innecesario, porque en verdad no tienen nada.

Ante la duda, abstente. En este caos, tocará seguir confiando en los métodos a mano. No hay más.

12