Se nos subió la presión

Foto Pixabay

Foto Pixabay

El mundo está que estalla y no es por la cantidad de guerras que padece. Está que estalla porque en los pasados 40 años aumentó de manera significativa el número de personas que viven con presión sanguínea alta: no son 594 millones como en 1975, son 1100 millones hoy.

El mayor aumento se dio en países de ingresos bajos y medios, porque países de alto nivel como Australia y Japón han visto reducir su número.

Eso dice un estudio publicado en The Lancet.

La presión sistólica (el primer número) mayor de 140 mmHg y diastólica (el segundo) mayor de 90 se usan para diagnosticar la presión alta. Estudios recientes sugieren que el riesgo de muerte por enfermedad isquémica del corazón o derrame se duplica por cada 20 mmHg de aumento en la sistólica y 10 en la diastólica en la edad media y adulta de la vida.

La hipertensión es el factor líder del riesgo de esas condiciones y meta alrededor de 7,5 millones de personas en el mundo cada año, la mayoría en el mundo en desarrollo, según el profesor Majid Ezzati del Imperial College London, en el Reino Unido, primer autor del estudio.

El problema es global, no solo del mundo occidental como lo era y algunos países muestran que sí es posible reducir la incidencia, según el investigador, para quien la meta de la Organización Mundial de la Salud de reducir la prevalencia de la hipertensión 25% a 2025, podría no lograrse a menos que los países tomen drásticas acciones con las dietas, en particular con la sal, e ingiriendo más cantidad de frutas y verduras.

El nuevo estudio se basó en 1479 estudios de población comprendiendo 19,1 millones de hombres y mujeres de 18 y más años de 200 países.

En la mayoría de las regiones, se encontró, los hombres tienen pensión más alta que las mujeres.

Estudio muestra que este es un mundo de hipertensos

Imagen Pixabay

Imagen Pixabay

El mundo pobre se enferma: por primera vez las personas que viven en países de ingresos bajos y medios tienen mayor prevalencia de hipertensión que aquellos en países de altos ingresos según un estudio en Circulation, revista de la Asociación Americana del Corazón.

Un análisis de 2010 que involucra más de 968.000 participantes de 90 países reveló que más del 30 % de los adultos en todo el mundo viven con presión arterial alta y 75 % de esas personas viven en países de menores ingresos.

La hipertensión significa un riesgo mayor de enfermedad cardiovascular y de derrame, y la principal causa evitable de muerte prematura y discapacidad en el planeta.

Entre los hallazgos de la investigación figuran:

En 2010, 31,1 %, 1.390 millones de adultos del planeta tenían presión alta, 28,5, 349 millones, en países de ingresos altos y 31,5 % 1.040 millones de adultos en países de ingresos medios y bajos.

La prevalencia de presión alta decreció 2,6 % en países de altos ingresos y aumentó 7,7 % en los otros, entre 2000 y 2010.

En los países de ingresos medios y bajos los tratamientos aumentaron de 24,9 a 29 % entre esos años, pero el control empeoró al bajar de 8,4 a 7,7 %.

¿Por qué se han dado estos cambios?

Por envejecimiento de la población y la urbanización que derivan en hábitos de vida poco saludables, como alto consumo de sal, dieta alta en calorías y grasosa, y poca actividad física.

Y por la falta de atención y de recursos en países para tratar y controlar esa condición. Además, como la hipertensión no muestra síntomas, las personas no acuden al médico y existe un subdiagnóstico.

Sal en un planeta enano

Cráter con material brillante. Foto Nasa/Dawn

Desde que Dawn lo fotografió de lejos, algo no era normal. Unos puntos brillantes sobre la superficie de Ceres, el mayor cuerpo del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

En dos estudios presentados en Nature se entrega una posible explicación a esos puntos blancos, así como a otras características del planeta enano.

Ceres tiene más de 130 áreas brillantes, la mayoría asociadas a cráteres de impacto. Para Andreas Nathues del Max Planck Institute for Solar System Research, en Göttingen, Alemania, el material brillante es consistente con un tipo de sulfato de magnesio llamado hexahidrita. Un tipo diferente de sulfato de magnesio es conocido en la Tierra como sal Epsom.

Para los investigadores, esas áreas ricas en sales quedaron cuando el hielo de agua se sublimó en el pasado. Los impactos de asteroides pudieron desenterrar la mezcla de hielo y sal.

“La naturaleza global de los puntos brillantes sugieren que ese mundo tiene una capa bajo la superficie que contiene hielo de agua salado”, según Nathues.

El otro estudio, de miembros del equipo científico de la nave Dawn, examinó la composición del planeta enano y halló evidencia de arcillas ricas en amoniaco.

El hielo de amoniaco se evaporaría hoy en Ceres, porque el planeta enano es muy caliente. Sin embargo, las moléculas de amoniaco podrían ser estables si se presentan en combinación con otros minerales (químicamente unidos, por ejemplo).

La presencia de compuestos con amoniaco abre la posibilidad de que Ceres no se originó en el cinturón principal de asteroides donde hoy reside, sino que se pudo formar en el Sistema Solar exterior,

Otra idea es que se formó cerca a su sitio actual, incorporando materiales que llegaron de ese exterior, de cerca de la órbita de Neptuno, donde los hielos de nitrógeno son térmicamente estables.

La superficie de Ceres, un cuerpo de casi 940 kilómetros de diámetro, es en general oscura, como el asfalto fresco. Allí sobresalen todos estos rasgos.

Resumen científico de la semana

Foto Leif Richardson UVM

1. Desaparecen los abejorros

Si se considera que los polinizadores nos dan la comida, la noticia es seria: un amplio estudio encontró que en Europa y Norteamérica se está reduciendo la población de abejorros como consecuencia del cambio climático. El estudio, que apareció en Science, sugiere que si prosigue este declive eso incidirá en precios más altos de alimentos, menos variedades y otros inconvenientes. Los investigadores hallaron que la reducción no se debe a los pesticidas ni los cambios en los usos del suelo sino a aquel fenómeno climático.

2. La falta de educación mata

No tener educación mata. Un estudio aparecido en Plos One y limitado a Estados Unidos sugiere que la falta de educación es tan letal como ser un fumador. Solo en 2010 se pudieron haber evitado más de 145.000 muertes si los fallecidos hubieran recibido una mejor educación. Se encontró que la tasa de mortalidad se reduce a medida que se avanza en el escalafón educativo. La investigación confirma lo que se ha dicho desde hace mucho y puede ser extrapolado a distintos países.

3. Mueren las aves

Los ecosistemas marinos no están funcionando bien. Una investigación sugiere que las poblaciones de aves marinas se ha reducido 70% desde los años 50. Equivale a una disminución de 230 millones de aves en solo 60 años. El declive es ocasionado por la alteración de los ecosistemas marinos, el cambio climático y la introducción de depredadores invasores. El estudio apareció en Plos One

4. Agujero glotón

Astrónomos detectaron un agujero negro que surgió solo unos 2.000 millones de años tras el Big Bang y que creció mucho más rápido que la galaxia donde residía. Su masa es la de unos 7.000 millones de soles, demasiado grande para una galaxia típica como la suya, dijeron los investigadores en el estudio publicado en Science. El hallazgo reta nociones previas sobre el tamaño de los agujeros con relación a sus galaxias.

5. Cosas del nivel del mar

Lo que nos espera: un estudio sugiere que el nivel del mar aumentó varias veces 6 metros sobre el nivel actual en los últimos 3 millones de años, esto debido al derretimiento de las regiones polares. El estudio apareció en Science sugiere que el proceso toma su tiempo, pero no se detiene y eso es lo que podríamos estar experimentando en la actualidad. Un aumento de 6 metros será catastrófico para grandes ciudades de todo el planeta situadas en línea de costa.

6. Ojo con el exceso de agua

Tan mala la deshidratación. Y tan nociva la sobrehidratación. Una nueva guía internacional para deportistas advierte sobre los riesgos de esta última. Tomar agua o bebidas hidratantes en exceso durante la actividad física conduce a una condición llamada hiponatremia asociada al ejercicio, que se presenta cuando el cuerpo tiene mucha agua en relación con sus niveles de sal. Cuando se reducen mucho estos niveles, se presentan situaciones neurológicas serias y hasta fatales. El informe apareció en el Clinical Journal of Sport Medicine.

7. Escondites calientes

Los océanos Índico y Pacífico estarían escondiendo calor, reduciendo temporalmente el calentamiento global, algo que viene intrigando a los científicos en los últimos años. Esto sugiere un estudio de la Nasa publicado en Science. Sobre el tema han surgido distintas hipótesis, ninguna contundente, de investigadores preguntándose a dónde se ha ido el calor, pues los gases de invernadero no han disminuido. El Pacífico es la fuente principal de agua caliente bajo la superficie, aunque una parte ha ido a parar al Índico.

8. Ya no es sorda

Ahora la rata oye. Mediante una terapia genética investigadores recuperaron la capacidad auditiva en una rata con una forma genética de sordera. Se conocen más de 70 genes que provocan sordera cuando mutan. Los científicos se enfocaron en uno, TMC1, causa común de sordera, respondiendo por el 4 al 8 por ciento de los casos y el cual codifica una proteína que tiene un papel central en el oído, ayudando a convertir el sonido en señales eléctricas que viajan al cerebro. El avance fue publicado en Science Translational Medicine.

9- Habitantes del pasado

Algunos de los animales más antiguos del planeta, como gusanos con corazas y hasta una langosta gigante vivieron más de lo que se creía. El sorprendente hallazgo de una formación fósil muy bien preservada en Marruecos, permitió encontrar que unos 485 animales, de los primeros que poblaron los mares, vivieron hace 444 millones de años, en el Ordoviciense. Allí se han documentado 160 géneros. Muchos de ellos vivieron hasta 20 millones de años después en el cámbrico.

10. No estoy lleno

Ante una porción de papas fritas, pocos se resisten. Es más, se comen todo. Un estudio sugiere que los alimentos altos en grasa producen cambios en las poblaciones de bacterias en los intestinos alterando la comunicación con el cerebro. Como consecuencia este no recibe las señales de llenura, la persona sigue comiendo y se produce la obesidad. El estudio, con ratas, fue presentado por la Society for the Study of Ingestive Behavior.

Hallan el mecanismo cerebral que regula la sed

Foto Manuel SaldarriagaTengo sed. Científicos del Howard Hughes Medical Institute identificaron un circuito cerebral en ratones que regula la sed. Cuando un conjunto de células en él es activado, los ratones comienzan a beber agua, aún si están bien hidratados. otro conjunto de células surpime esa necesidad.

El primero está localizado en la región llamada órgano subfornical. Esta podría tener un circuito con dos elementos que probablemente interactúen entre sí para mantener el balance, según Charles Zuker, investigador de Columbia University quien encabezó el estudio.

Al actuar así el circuito asegura que el animal tome la cantidad correcta del fluido para mantener la presión sanguínea, el balance de electrolitos y el volumen celular.

El trabajo fue publicado en Nature.

El laboratorio de Zuker tiene su interés primario en la biología del gusto, habiendo identificado 5 receptores para los 5 sabores básicos, del dulce al salado, el ácido, el amargo y el unami y revelado que el sistema nervioso dedica múltiples caminos para sentir la respuesta a la sal, circuitos que aseguran que la sal es una atracción en bajas concentraciones.

Así es como el sistema del gusto regula la ingesta de sal, que es muy importante para la homeostasis del cuerpo. Este es solo un lado de la balanza: el consumo de sal tiene que ser equilibrado con la ingestión de agua.

Los científicos sabían que existía un mecanismo diferente responsable de controlar la toma de agua. “No hay cambio en la concentración del agua. Agua es agua”, explicó Yuki Oka, miembro del grupo. “Pero cuando usted está sediento, el agua es muy atractiva”. Por eso Zuker y Oka quisieron determinar cuál mecanismo cerebral regulaba la motivación para beber.

Resumen científico de la semana (10-16)

1. Llegaron mensajes de las estrellas

Las partículas del más allá. Al fin se esclarece. La nave Stardust, que viajó por el espacio para capturar partículas interestelares sí cumplió su cometido. Lanzada en 199 voló cerca del cometa Wild 2 para recoger material en un gel especial y luego cayó sobre el desierto del Lago Salado en Utah, Estados Unidos, en 2006. Se dijo que el golpe del aterrizaje había contaminado las muestras. Ahora un estudio en Science demuestra que 71 rastros de partículas, 25 parecían haber sido atrapadas en el espacio y 7 tienen origen interestelar. En la foto se aprecia uno de esos finos granos traídos por la sonda.

2. Salados hasta la muerte

Cerca de 1.650.000 personas mueren cada año por exceso de sal. No es que suden mucho ni que les caiga un bulto encima. No. Ingieren más de los 2 gramos diarios recomendados por la Organización Mundial de la Salud y en consecuencia mueren por enfermedades cardiovasculares reportó el New England Journal of Medicine. El consumo promedio mundial es de 3,95 gramos, de los 2,18 en África subsahariana a los 5,51 en Asia central. Salados.

3. Edición de genes

Nuevas tecnologías en uso permitirán la edición de genes en distintos productos agrícolas como las frutas, no solo para mejorar su sabor sino agregarles algunas características como el dulzor. El estudio fue publicado en Trends in Biotechnology. La edición de genes comienza a ser empleada además en el arreglo de mutaciones que causan enfermedades. La edición permitiría mejorar incluso frutos modificados genéticamente para crear, por ejemplo, un superbanano.

4. Tatequieto a la fiebre

La chikungunya es una enfermedad de reciente aparición en las Américas aunque lleva tiempo deambulando por el planeta. Provoca fiebres, dolores articulares y de cabeza entre otras manifestaciones, aunque rara vez ocasiona la muerte. Científicos revelaron que los primeros ensayos clínicos de una vacuna en desarrollo provocó reacción inmune en 25 personas. El anuncio fue de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

5. Mente y cuerpos conectados en la enfermedad

El sistema inmunitario estaría ligado a las enfermedades mentales. Científicos reportaron en Jama que los niños con niveles altos de una proteína liberada en la sangre en respuesta a infecciones tienen mayor riesgo de desarrollar enfermedades mentales como sicosis o depresión, lo que sugiere que la enfermedad mental y las enfermedades físicas crónicas como la diabetes 2 y la enfermedad coronaria pueden compartir un mecanismo biológico común.

6. Obesidad cancerígena

Ojo al sobrepeso. Un índice de masa corporal alto aumenta el riesgo de desarrollar 10 de los más comunes tipos de cáncer. Cada 5 kilos por metro cuadrado de aumento en ese índice está claramente relacionado con un mayor riesgo de cáncer de útero (62%), vesícula biliar (31%), riñón (25%), cerviz (10%), tiroides (9%) y leucemia (9%). También aumenta el riesgo general de cáncer de hígado, colon, ovario y seno. El estudio apareció en The Lancet.

7. Hablando en silencio

Científicos descubrieron lo que parece una nueva forma de comunicación entre las plantas por medio de la cual comparten una gran cantidad de información genética. El estudio se hizo con dos plantas (Arabidopsis y tomate) y su parásita. Esta envía una gran cantidad de moléculas mensajeras, al parecer diciendo las acciones que quiere que desarrolle la planta atacada, tal vez para que reduzca sus defensas, algo que será objeto de otro estudio. La investigación fue publicada en Science.

8. Un sueño desordenado

Un gen, Lhx1, responsable en gran parte de los ciclos de sueño y vigilia, fue identificado por científicos del Instituto Salk, lo que lo convierte en un objetivo claro para tratamiento de desórdenes del sueño y para el reconocido efecto del jet lag que afecta a los viajeros, se reveló en eLife. Hay varios genes relacionados con el sueño, pero este parece ser pieza clave en mantener todos en sincronización. El hallazgo podría derivar un día en un medicamento que regule su funcionamiento.

9. El hombre encoge los glaciares

El derretimiento de los glaciares se ha acelerado por razones antropogénicas, reveló un estudio publicado en Science. Aunque estos responden a variaciones como la radiación solar, queda claro que el ritmo actual se debe a la acción humana. La desaparición de estas masas de hielo incide en el aumento del nivel del mar y en la disponibilidad de agua. En las dos últimas décadas la tasa de deshielo aumentó de manera significativa por la mano del hombre.

10. Esporas al ataque

Las esporas de una bacteria común en el ambiente ayudas a encoger los tumores sólidos reveló un estudio en Science Translational Medicine, una estrategia que sería útil dado que no afecta las células vecinas al tumor. El procedimiento se hizo con perros mediante inyecciones de la bacteria Clostridium novyi modificada. El resultado podría deberse a las enzimas de la bacteria que destruirían células cancerígenas una vez adentro del tumor explicaron los científicos.

Otro Mar Muerto en el Sistema Solar

La Tierra tiene uno y el Sistema Solar otro. Sí podría decirse que hay dos Mares Muertos.

Al analizar datos de la misión Cassini de la Nasa, los científicos tienen evidencias firmes de que dentro de la mayor luna de Saturno, Titán, el océano existente allí es tan salado como el Mar Muerto de la Tierra.

Esto se deduce tras estudiar los datos de la gravedad y topografía tomados por Cassini en sus sobrevuelos en los últimos 10 años, que permitieron entender mejor la estructura de la capa externa de hielo.

“Titán es un mundo fascinante y con nuestra añeja nave Cassini vemos nuevos misterios mientras resolvemos los viejos”, dijo Linda Spilker, científica de la Nasa no involucrada en el nuevo estudio.

Otros hallazgos adicionales apoyan las sugerencias previas de que la capa helada externa es rígida y el proceso de congelamiento sólido. Los investigadores hallaron que se requiere una densidad relativamente alta del océano de Titán para explicar los datos de la gravedad. Esto indica que ese océano es extremadamente salado, agua mezclada con sales disueltas posiblemente compuestas de azufre, sodio y potasio.

La densidad indicada para esa mezcla le daría al océano un contenido de sal al menos equiparable a los cuerpos de agua más salados de la Tierra.

El estudio fue publicado en Icarus.

Los cubiertos cambian el sabor de los alimentos

No es por incomodidad o no. Es por puro sabor. Los cubiertos con los que usted coma, cambian el sabor del alimento. Sean de plástico o de metal le dan su toque, tal cual hace un chef.

Si quiere que la comida sea más sana, no solo reduzca la sal. Trate de servirla con un cuchillo.

Los cubiertos pueden hacer que la comida agradable y sana sepa un poco más salada y menos saludable. Eso dice un nuevo estudio.

Así, los quesos saben más salados cuando se comen con un cuchillo y el yogur más denso cuando se come con una cuchara de plástico. El estudio fue publicado en el journal Flavour.

“Esto lo hemos ignorado, la cubiertería tiene un impacto en los alimentos que ingerimos”, dijo Charles Spence, coautor del estudio, sicólogo de la Universidad de Oxford en el Reino Unido.

Quizás este hallazgo conduzca a la elaboración de utensilios que ayuden a comer más sano, por ejemplo dándole a la persona la misma sensasión salada que obtienen de las comidas procesadas pero con menos sal.

“La idea sería usar estas pistas para reducir el contenido real de ingredientes menos saludables dando la impresion sicológica de sal o dulce sin las consecuencias negativas”, dijo a LiveScience.

Distintos estudios sugieren que el disfrute de la comida se relaciona con varios factores más allá del sabor real del plato.

Un estudio de 2011 halló que los platos blancos hacen que la comida sepa más gustosa mientras otro encontró que el chocolate caliente sabe mejor en pocillos de color naranja. Y otra investigación ha mostrado que todo, desde el precio de una botella de vino al tamaño de una taza, afecta la experiencia de comer.

En el estudio, Spence y su colega Vanessa Harrar condujeron tres experimentos donde participantes calificaban yogures, el color de los utensilios con los que los comían (la cuchara azul hacía más salado el yogur rosado, los otros colores no tenían efecto), y el sabor salado de un queso comido con tenedor, cuchara, palillo o un cuchillo (servido con este era más salado según los participantes).

¿Por qué? No se sabe. Pero a chefs e investigadores de alimentos les serviría esta información.

Escoja utensilio. Y color.

Mis 10 noticias científicas de la semana

1. El riñón artificial que orina

Un estudio publicado en Nature Medicine presentó el primer riñón artificial que trasplantado a ratas, produjo orinas, así aun se deban superar obstáculos. Todo un logro. El órgano fue producido a partir de células en una matriz de riñón. Al usar células del mismo individuo solas o mezcladas con las de un donante se evita el rechazo. Cuando se superen algunas dificultades podría ser una opción para el demandado trasplante de riñón.

2. La bebida de la dicha

Parece que no es el contenido. El solo sabor de la cerveza hace que se sienta la necesidad de beber, lo que podría, de paso aumentar el riesgo de alcoholismo. Sí, un estudio aparecido en Neuropsychopharmacology mostró que solo un tris de cerveza es capaz de acelerar la liberación del receptor dopamina en el centro de recompensa del cerebro, lo que es más evidente en personas con parientes alcohólicos. ¡Salud!

3. Tres alegres super Tierras

De la misión Kepler se reportó esta semana el hallazgo de dos nuevos sistemas planetarios con 3 super Tierras en la llamada zona habitable. Se trata de Kepler-62 y Kepler-69. El primero con 5 planetas, el segundo con 2. Kepler-62e, Kepler-62f y Kepler-69 son planetas más grandes que la Tierra en la llamada zona habitable, aquella situada a la distancia suficiente de la estrella para tener agua líquida, aunque estar en esa zona no significa que halla vida. Lo llamativo es que Kepler-62f es solo un 40% más grande que nuestro planeta, siendo el primero de ese tamaño en ser descubierto en la aquella zona.

4. Testigos de una gran explosión

Científicos de la Universidad de Washington en San Luis hallaron en un meteorito dos granos de silicato (SiO2) el constituyente más común de la arena. Los silicatos son de los pocos minerales que se condensan en atmósferas estelares. Parecen provenir de una gran estrella que explotó al final de sus días, contrario a otros 5 granos encontrados que señalan hacia una enana roja. Aunque aquellos 2 granos llevaron en distintos meteoritos su composición es idéntica, por lo que se cree provienen de la misma supernova. El estudio será publicado en Astrophysical Journal Letters y en Science.

5. La misteriosa circuncisión

Un pene circuncidado es más hostil a las bacterias anaeróbicas que el que no lo está según un estudio publicado en mBio. Este sugiere que el cambio en la composición microbiana del pene podría explicar uno de los sorprendentes hallazgos de los últimos años: porqué la circuncisión reduce el riesgo de infección por VIH de los hombres. Aunque el microbioma varía en todos los penes, aquellos circuncidados presentan la mayor variación, por lo que esa pequeña cirugía de remoción del prepucio parece seleccionar el tipo de bacterias que pueden vivir en esa zona de los genitales masculinos.

6. Galaxias con mucha Alma

La recientemente inaugurada red de radiotelescopios Alma en el desierto de Atacama trabaja rápido. Acaba de revelar la localización de 100 de las más fértiles galaxias del universo primigenio, en donde la tasa de formación de estrellas es elevada. En observaciones con otros instrumentos las galaxias aparecían como una sola burbuja, pero con Alma se pudo ver que son distintas estructuras según el estudio liderado por el Instituto Max Planck para la Astronomía.

7. El pez antediluviano

Se creía extinguido pero en 1938 se halló un pez celacanto que se pensaba había desaparecido hace 70 millones de años. Ahora científicos reportaron en Nature la secuenciación del genoma de uno de sus exponentes, Latimeria chalumnae. Esos peces compartieron la Tierra con los gigantes dinosaurios durante el Cretáceo. Se encontró que está más emparentado con nosotros los humanos que con los peces de aleta de espinas.

8. La detección del autismo

Científicos de Case Western Reserve University desarrollaron un método eficiente para diagnosticar autismo en niños según estudio aparecido en Plos One. Mediante el registro de la actividad cerebral detectaron patrones que permitieron determinar el autismo en el 94% de las veces, un método que podría confirmar el diagnóstico clínico según los autores.

9. Macabra combinación

El alto consumo de sal más el Helicobacter pylori en el estómago aumenta el riesgo de cáncer gástrico según estudio aparecido en Infection and Inmunity. En él, animales con el H. pylori sometidos a dieta alta en sal desarrollaron cáncer, mientras que solo 58% de aquellos con una dieta normal. Parece que el cáncer gástrico requiere en estos casos la presencia de una oncoproteína bacterial presente en el H. pylori. Combinación asustadora.

10. ¿Quién quiere hielo?

Un estudio publicado en Nature Geoscience indicó que el derretimiento del hielo en el verano en la península Antártica se ha incrementado por 10 en el último milenio. Eso significa que aún un leve aumento en la temperatura tendría un efecto grande en el descongelamiento del hielo, indicaron los autores.

Mis 10 noticias de la semana

1. El Higgs sí es el Higgs

En la conferencia de física de Moriondi en Italia, científicos de los experimentos Atlas y CMS del Gran Colisionador de Partículas del CERN en Suiza confirmaron que la partícula hallada el año pasado sí es el esperado bosón Higgs, que faltaba para completar el Modelo Estándar de partículas elementales. El bosón es el que explica porqué las demás partículas, esas que constituyen el mundo y el universo que vemos y sentimos, adquirieron y tienen una masa.

2. Jugando a las escondidas

Astrónomos de Penn University descubrieron un par de estrellas enanas marrón a tan solo 6,5 años luz de nosotros. Es el tercer sistema más cercano, tras el de Alfa Centauri y el de la estrella de Barnard. Ahora se buscarán planetas en ellas, una idea que no se descarta.

3. Marte fue favorable para la vida

La Nasa confirmó que el robot Curiosity halló señales de que en Marte pudo haber condiciones favorables para la vida. Tras analizar las muestras de una roca taladrada, se encontraron elementos indispensables para el desarrollo de la vida que conocemos. La misión no busca vida en sí, sino si pudieron existir condiciones para su desarrollo en el planeta rojo. Y parece que sí.

4. El Alma del universo

En las alturas de los Andes chilenos, en el Atacama, fue inaugurado el radiotelescopio Alma, el más poderoso instrumento para el estudio del universo. Un proyecto de varios países, liderado por ESO (European Southern Observatory). Consta de 66 antes que trabajan en interferometría, con lo cual su campo de acción llega a límites no vistos hasta ahora.

5. Los destellos del cometa Panstarrs

Esta semana por fin se dejó ver el cometa Panstarrs en los cielos del Hemisferio Norte. En Colombia fue reportado en sitios despejados, como el desierto de La Tatacoa. La llegada del invierno podría estropear su observación, teniendo en cuenta que comenzó a alejarse de nosotros y cada vez será muy débil. Se aprecia por occidente, luego de caer el sol. Es el primero de los cometas esperados para este año.

6. Antibióticos encienden alarma

Una nota editorial en Nature recordó que cada vez es mayor la resistencia de las bacterias a los antibióticos, lo que sería una catástrofe de orden mundial. Historias de súperbacterias se hacen cada vez más comunes a lo largo y ancho del planeta. La alarma se disparó tras un informe en el Reino Unido sobre el aumento de esa resistencia. El reporte sugiere 17 formas e enfrentar lo que es ya una crisis seria.

7. Defensa de la vida

La Conferencia de las Partes de Cites (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Salvaje) terminó sesiones en Bangkok con la aprobación de 55 propuestas para frenar la disminución de las maderas tropicales y de varias especies de tiburones, mantarrayas y otras plantas y animales. En la cita se rechazaron 9 propuestas y se pospusieron 6. La Conferencia acordó por primera vez tomar acciones para detener la cacería de elefantes y rinocerontes que ha diezmado sus poblaciones a límites críticos. La próxima cita será en 2016 en Sudáfrica.

8. La plantas corren hacia el norte

El aumento de temperatura en latitud norte ha hecho que las plantas estén creciendo más hacia esa región, mostró un estudio de Nasa presentado en Nature Climate Change. En ese Hemisferio el clima es más templado hoy, el Ártico se está derritiendo, la duración de la nieve es menor y la estación propicia para las plantas se está extendiendo, por lo que están creciendo más.

9. Salados la cosa es peor

Tres estudios publicados a la par en Nature mostraron algo que no se había establecido y que pone a pensar: las enfermedades autoinmunes como la esclerosis y la diabetes 1 han aumentado en distintos países, estableciendo los científicos los mecanismos para su desarrollo, encontrándose que existe un gran culpable: el consumo de sal, que es alto.

10. Abejas contra el sida

En estudio presentado en Antiviral Therapy es otra esperanza para detener algún día al VIH. Científicos cubrieron una toxina que se halla en el veneno de las abejas y encontraron que detiene al virus sin afectar las células sanas. Es suministrado mediante nanopartículas. El estudio se hizo in vitro. Se trata de un gel diseñado para aplicar en la vagina y evitar que comience la infección.

12