¿Saben quién come pájaros? ¡La mantis religiosa!

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Los pájaros pequeños tienen una amenaza natural no conocida hasta ahora: la mantis religiosa.

Una amenaza natural que presentaron zoólogos de Suiza y Estados Unidos. Estos insectos carnívoros incluyen pájaros en su dieta y no solo en determinadas regiones: en todo el globo.  Continuar leyendo

Qué buena semana tuvo la ciencia (25-31)

Cortesía Nature

1. Primer cráneo fuera de África

Que el hombre emigró de África al Medio Oriente hace 100.000 años, luego de surgir como tal hace 200.000. O que pobló primero Eurasia hace 70.000 años. Un pedazo de cráneo hallado en una caverna en Israel parece ayudar a la solución: perteneció a alguien que vivió hace 55.000 años, era un humano africano que sugiere que la migración ocurrió hace 70.000 años, se asentaron en el Levante y de ahí poblaron Europa. El estudio apareció en Nature.

2. Anillos perdidos

La estrella anillada: astrónomos descubrieron un sistema de anillos en un objeto que gira en la joven estrella J1407 que es mucho más grande y pesado que el sistema de Saturno, según artículo avalado por el Astrophysical Journal. Parece que en él se han formado lunas. Son unos 30 anillos, cada uno de decenas de millones de kilómetros de diámetro: 120 millones de kilómetros, el doble de los de Saturno. El posible planeta sería gigante, pero no se ha visto aún.

3. Tengo sed

Científicos del HHMI encontraron, en trabajo con ratones, la zona del cerebro que regula la sed. Al activar ciertos genes en el órgano subfornical se genera sed aún si el animal está bien hidratado. Otros apagan ese deseo pese a requerir agua. Es un sistema que se mantiene en perfecto balance y que está relacionado también con la ingestión de sal, que activa la necesidad de beber. El estudio apareció en Nature.

4. Los pollitos dicen 1, 2, 3…

Los pollitos asocian valores numéricos bajos con el espacio a la izquierda y altos valores a la derecha, lo que sugiere que utilizan la misma línea mental de números que nosotros, o sea la representación espacial de estos de izquierda a derecha, según un estudio publicado en Science. Y al parecer no se trata de algo adquirido culturalmente sino de un rasgo que evolucionó hace millones de años.

5. Sorprendente hallazgo planetario

Con datos del observatorio espacial Kepler, astrónomos reportaron el hallazgo de la estrella más vieja con planetas: a 11.200 años luz, en la primera edad del universo. Se trata de la estrella Kepller-444, que alberga 5 planetas menores que la Tierra, con tamaños entre los de Mercurio y Venus. Sugiere esto que la formación de planetas se ha dado desde muy temprano y no es algo exclusivo de la última fase del universo. Recuérdese que el Sistema Solar tiene unos 4.600 millones de años. Y tiene implicaciones sobre la posibilidad de que se haya desarrollado vida mucho antes. El artículo apareció en el Astrophysical Journal.

6. Las serpientes más antiguas

Serpenteaban mucho antes de lo que se creía. Científicos reportaron en Nature Communications el hallazgo de fósiles de serpientes en Inglaterra, Portugal y Estados Unidos que datan de hace 143 a 167 millones de años, más de 70 millones de años antes de lo que se tenía registrado. Lo hallado aporta luces sobre la evolución de estos animales, sobre su cráneo y el momento en que perdieron sus patas.

7. Shssst… cerebro de bebé durmiendo

No hay descanso para los bebés mientras duermen. Un estudio revelado en Nature Communications, realizado en bebés de 9 a 16 meses, sugiere que su cerebro se mantiene activo al dormir. Comprobaron los investigadores que cuando toman una siesta, recuerdan mejor los nombres y solo tras dormir logran transferir los nombres aprendidos a los objetos nuevos similares.

8. Que se caiga el cabello

¿Se le cae el cabello? ¿Se quedó calvo? ¿Le molesta eso? Un nuevo paso hacia una posible solución dieron científicos del Sanford-Burnham Medical Research Institute al usar células madre inducidas pluripotentes para generar nuevo cabello. El artículo fue publicado en Plos One. El método provee una fuente inagotable de células del paciente para el trasplante y no está limitado por los folículos pilosos existentes.

9. Menopausia plástica

Preocupante: Mujeres en cuyos cuerpos se encuentran altos niveles de químicos hallados en plásticos, productos de cuidado personal, artículos para el hogar y el medio ambiente, experimentan la menopausia 2 a 4 años antes que las mujeres con menos cantidad de esos ingredientes, reveló un estudio en Plos One. Esos químicos están ligados a un declive en la función de los ovarios, que a su vez tiene relación con el desarrollo de enfermedad cardíaca, osteoporosis y otras condiciones.

10. Cómo revertir un huevo duro

Científicos averiguaron cómo hacer posible algo que pareciera que no lo es: cómo revertir un huevo hervido, duro, a su estado original. Y aunque no lo crea, no es un desafío a las leyes de la ciencia. Cuando se hierve un huevo, las proteínas en él se desdoblan y redoblan de una manera más intrincada. En el estudio ,os investigadores hallaron una forma de poner aparte esas proteínas en la clara del huevo y permitirles volver a su forma original. El estudio apareció en ChemBioChem y tiene aplicación para reducir costos de ciertas drogas para el cáncer y la producción de alimentos.

En qué se parecen una tortuga y un dinosaurio

Macrochelys temminckii, cortesía ACC

Si se mira bien, algún parecido se les saca. Pero no es sencillo entender que las tortugas tienen como parientes lejanos… los dinosaurios y las aves.

Eso acaban de establecer científicos de la Academia de Ciencias de California, que reconstruyeron en detalle el árbol de la vida de las tortugas, simpáticos animales, muchas de cuyas especies están amenazadas de extinción.

El trabajo se hizo con una nueva generación de tecnologías de secuenciación que permitieron analizar grandes cantidades de información genética, una técnica denominada Ultra Conserved Elements.

Los resultados del estudio fueron publicados en Molecular Phylogenetics and Evolution y revelan los parientes cercanos de las tortugas en el mundo animal. La técnica refuta la creencia extendida de que están muy relacionadas con lagartos y serpientes. En vez de eso, los autores las colocan en un nuevo grupo, Archelosauria, y estos son sus parientes más cercanos: aves, cocodrilos y dinosaurios.

Los investigadores creen que este nuevo grupo será el mayor grupo de vertebrados en recibir un nuevo nombre científico.

Se desprende del análisis que los resultados podrían terminar con años de especulación y poner los arquelosaurios en su lugar correcto en el árbol de los reptiles.

Para sorpresa las tortugas de caparazón blando fueron puestas en su propio árbol evolutivo, lejos de cualquier otra tortuga. Su larga historia independiente ayuda a explicar su forma llamativa así como su antiquísima presencia en el registro fósil, en el que está mucho antes que las llamadas tortugas de pantano con las que se les situaba.

James Parham, coautor, explicó que la nueva técnica permite comparar la evolución no solo a través de las especies sino también en cada continente. El estudio de los fósiles, en particular los rasgos óseos, no siempre presenta un cuadro evolutivo verdadero.

El árbol de la vida de las tortugas basado en la anatomía fósil no cuadra con el tiempo de aparición en el registro fósil como tampoco en la geografía. El nuevo trabajo reconcilia la información del ADN y los fósiles.

Mis 10 noticias científicas de la semana (28-2)

1. La familia más grande del planeta

Al analizar datos de la red de historia familiar MyHeritage, el biólogo Yaniv Erlich, del MIT, y colegas construyeron el más grande árbol genealógico hasta el momento: contiene 13 millones de individuos desde el siglo 15. Un trabajo que explica patrones de bienestar y de inmigración y que podrá ser usado entre otros asuntos para determinar ciertas características de las personas. El estudio fue presentado en la reunión de la American Society of Human Genetics.

2. ¿Vegetativo? No, callado

Un paciente en estado vegetativo incapaz de moverse y hablar mostró signos de estar atento, lo que no había sido detectado antes de acuerdo con un estudio en el journal Neuroimage: clinical. El paciente pudo enfocarse en palabras señaladas por los investigadores, tal como lo hace un individuo sano, reportaron los científicos. Esto sugiere que otros pacientes en ese estado podrían estar atentos a los sonidos del mundo exterior.

3. Tramposos a ratos

Nuestra capacidad para mantener el control y evitar hacer trampas o actuar con deshonestidad se va diluyendo a lo largo del día, de acuerdo con un estudio publicado en Psychological Science. En las mañanas se tiene un sentimiento moral mucho más fuerte reveló la investigación, pero quien tiene tendencia a ser deshonesto lo es en cualquier momento del día.

4. Ojos para invidentes

Científicos desarrollaron unas gafas inteligentes que resuelven el problema de la movilidad de personas con visión limitada, unos lentes que les ayudan a ver con imágenes simples y la descripción de señales y objetos cercanos. Fueron inventadas por Stephen Kicks, de la Universidad de Oxford. Por ello recibió un premio organizado por The Royal Society, dinero que invertirá en mejorar el invento y llevarlo a un precio menor para quienes lo necesiten.

5. Conectados a las serpientes

Al registrar actividad neuronal en la región pulvinar, área del cerebro involucrada en el procesamiento visual, Lynne Isbell y colegas de la Universidad de California en Davis hallaron evidencia que sugiere que ciertas neuronas en los macacos japoneses (Macaca fuscata) responden selectivamente a imágenes de serpientes. El hallazgo fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, lo que sugiere un a especie de teoría de selección en respuesta a los depredadores. ¿Venimos predispuestas hacia las serpientes?

6. Cómo movéis la cola

Aunque podría pensarse que una cola que mueve el perro es un movimiento cualquiera, estos distinguen en otro perro cuando la mueve a la izquierda o a la derecha, lo que revela que como los humanos tienen cerebro organizado asimétricamente según estudio publicado en Current Biology. Al mirar perros que la movían a la izquierda, se muestran más ansiosos, que cuando la agitan a la derecha.

7. Los genes del frío

Los siberianos deben usar genes para calentarse. Un estudio de Alexia Cardona de la Universidad de Cambridge halló una rápida evolución genética de solo 24.000 años desde que ese pueblo se asentó en esa fría región. Los candidatos a genes del calentamiento son unos involucrados en el metabolismo de la carne. Muchos de ellos comen carne más que todo, por lo que los genes que ayudan a convertir la grasa animal son importantes para generar calor.

8. Nada que se deja ver

Físicos revelaron que sus primeros 85 días el experimento LUX, que utiliza xenón como medio, no pudo detectar ninguna partícula de materia oscura, ese componente del universo que constituye el 27% de este. En 2014 correrán el experimento durante un año a la espera de tener mejores resultados. La materia oscura es la que mantiene unidas las galaxias y se cree que cientos de millones de partículas de esta nos atraviesan cada segundo, pues no interactúa con la materia ordinaria.

9. Un mellizo tostado

A 400 años luz, astrónomos detectaron el planeta más parecido a la Tierra hallado hasta ahora, Kepler-78b. Es del mismo tamaño y rocoso, pero reside tan cerca de su estrella que debe ser un verdadero horno. El planeta da la vuelta a su sol cada 8,5 horas. Hallado por el averiado observatorio espacial Kepler, sugiere que puede haber muchísimos planetas como el nuestro.

10. Tendrá un buen fin

Hay una nube, llamada la nube de Smith que tiene hacia la Vía Láctea, con la que colisionará en unos 30 millones de años. Un estudio en The Astrophysical Journal sugiere la existencia de un campo magnético que la protegerá. Esa nube trae material que alimentará la formación de otras estrellas en la galaxia. Se mueve a una velocidad de más de 220 kilómetros por segundo.

Cada vez más vírgenes tienen hijos

Si quiere encontrar vírgenes, pero vírgenes con hijos, solo hay un lugar al cual dirigir las miradas más allá de la Biblia: la naturaleza.

Estudio que encontró que las hembras de las serpientes crótalo se pueden reproducir sin un macho, sugiere que eso sería mucho más común de lo pensado entre animales.

La reproducción asexual es común entre invertebrados, pero se ha visto muy poco en vertebrados aunque en los últimos tiempos ha crecido la lista de vírgenes que procrean entre estos. El dragón de Komodo, el mayor lagarto del mundo, ha tenido descendencia vía partenogénesis, en la cual un huevo no fertilizado se desarrolla hasta la madurez completa.

Los nacimientos a partir de vírgenes se han documentado también en tiburones al menos dos veces; en aves como las gallinas y pavos; y en serpientes como las boas constrictor y los crótalos.

Estos casos se han observado en cautiverio, no en el medio natural. Hasta ahora. La partenogénesis era considerada como un síndrome de cautiverio, explicó Warren Booth, ecólogo molecular en la Universidad de Tulsa en Oklahoma.

Ahora el análisis genético revela ejemplos de nacimientos de vírgenes en dos especies cercanas de serpientes crótalo, Agkistrodon contortrix y Agkistrodon piscivorus, se reveló en LiveScience.

Estudios de los hijos mostró que el ADN de algunos descendientes provenía de la madre, sin contribución alguna de un padre.

Los crótalos y otras criaturas portan la meiosis, en la cual las células se dividen apra formar células sexuales, cada una de las cuales posee la mitad del material necesario para producir descendientes. En las hembras crótalo, pares de sus células sexuales probablemente se funden para generar embriones. El resultado es una descendencia que porta solo el material genético de la madre, pese a lo cual no son clones de la madre dado que no son creadas con mitades idénticas de su genoma.

Aunque esta clase de nacimientos podría explicarse por la ausencia de machos en un momento dado, en cautiverio se han observado boas que procrean por partenogénesis pese a haber machos en el sitio en la temporada de apareamiento. Al presentarse con varias hembras, excluye la posibilidad de que fuera un accidente.

Ahora se estudian otras posibles causas de vírgenes que procrean, como genética, virus, tumores y bacterias.

El estudio fue publicado en Biology letters.

El amor reduce el dolor físico

Si se curar heridas se trata… el amor. Una nueva investigación revela que mirar la foto de la persona amada activa la actividad neural en la zona del cerebro relacionada con los sentimientos de seguridad, lo que ayuda a llevar el dolor físico.

Una investigación previa había demostrado que la presencia de esa persona amada aliviaba el dolor, pero en el estudio publicado esta semana en Proceedings of the National Academy of Sciences se logró precisar el área cerebral involucrada en el fenómeno.

Los investigadores tomaron imágenes de resonancia magnética de los cerebros de 17 mujeres que miraban fotos de su pareja sentimental o bien objetos inanimados. Al tiempo, les aplicaban cortos shocks y les pedían calificar la intensidad del dolor. Aunque los shocks siempre eran idénticos, las mujeres reportaron menos dolor cuando miraban la foto de la persona amada. Esas diferencias en la sensación de dolor se relacionaba con actividad en la corteza prefrontal ventromedial, que actúa en los sentimientos de riesgo y temor, sugiriendo que las imágenes agradables suprimían en parte esas emociones.

Los científicos han advertido el efecto opuesto cuando las personas miran imágenes de arañas o serpientes, en cuyo caso el dolor se siente más fuerte.

“En la literatura la gente habla acerca del estímulo preparado de miedo, arañas y serpientes son cosas que estamos preparados innatamente para temer”, según dijo a Wired la psicóloga Naomi Eisenberger, de UCLA.

“Las imágenes del ser amado puede actuar como señales preparadas de seguridad, dado que los individuos, en nuestra historia evolutiva han favorecido nuestra supervivencia”.