Resumen científico de la semana

Artritis. Foto Flickr

Artritis. Foto Flickr

1. Problemas mentales en el cuerpo

Los problemas de la mente los siente el cuerpo, viejo dicho reconocido por la ciencia también. Pero ¿cómo? Un estudio europeo de psicólogos en el journal Plos One sugiere que en la gente joven tras la depresión aparecen problemas como artritis y digestivos, mientras que los desórdenes de ansiedad son seguidos por enfermedades de la piel. El estudio incluyó 6500 adolescentes.

2. Cómo estudiar

Hacer pruebas prácticas de conocimiento ayuda a proteger la memoria de los efectos negativos del estrés, sugiere un estudio en Science. Cuando se recurre al método tradicional de memorizar los beneficios no son tan evidentes, lo que indica que no se trata necesariamente de cuánto o por cuánto tiempo alguien estudia, sino cómo se estudia. Una manera de tomar exámenes con más calma y… mejores resultados.

3. Una gota de sudor

Científicos desarrollaron un dispositivo flexible de microfluidos que se adhiere con facilidad a la piel para medir el sudor de la persona y ver cómo es el comportamiento del cuerpo frente al ejercicio. Analiza biomarcadores que le permiten al usuario saber si requiere más agua o electrolitos, o si algo no anda bien médicamente. Está diseñado para un solo uso, es de bajo costo, y se pone en el antebrazo o espalda. El avance fue presentado en Science Translational Medicine.

4. Aspartame cuestionado

El aspartame, endulzante de amplio uso, no ayudaría a perder peso. Un estudio en Applied Physiology, Nutrition y Metabolism sugiere que un subproducto de este, fenilalanina, interfiere con la acción de una enzima que se sabe previene el síndrome metabólico, ese conjunto de síntomas asociados con la diabetes tipo 2 y la enfermedad cardiovascular. En ratones demostraron además que ratones a los que se les daba aspartame en el agua ganaban peso.

5. Lago sin bañistas

Bajo Utopia Planitia, una región de llanuras en Marte, habría más agua que la que contiene el lago Superior, el mayor de los grandes lagos en Estados Unidos según estudio en Geophysical Research Letters con base en datos aportados por la sonda Mars Reconnaissance Orbiter. Un depósito de unos 170 metros por 80, con 50 a 85% de hielo de agua mezclado con polvo y partículas de rocas. Un depósito a mitad de camino del ecuador al polo, donde hoy es imposible que exista agua en la superficie.

6. Por las abejas

Con 10 medidas los gobiernos ayudarían a proteger a quienes nos dan buena parte de los alimentos: las abejas y demás polinizadores, sabida el declive en el que se encuentran sus poblaciones. Entre las medidas sugeridas en un artículo en Science figuran más control en el uso de pesticidas, promover el manejo integrado de pestes, favorecer la diversidad de cultivos en las granjas, monitorear la presencia de estos insectos.

7. Enanas viejas

Astrónomos detectaron un gran número de galaxias enanas formadas cuando el universo tenía solo 2.000 a 6.000 millones de años de edad, lo que sugiere que se formó un número alto y jugaron un papel preponderante en la formación de estrellas. Son galaxias 10 a 100 veces más débiles que las previamente observadas de ese periodo. El hallazgo apareció en The Astrophysical Journal.

8. A ellas les va mejor

El doble cromosoma X protege a las mujeres contra el cáncer, por lo que la incidencia de los distintos tipos de esta enfermedad en ellas es mucho menor que en los hombres, según un artículo en Nature Genetics. La copia extra de ciertos genes brinda un escudo que no poseen los hombres, que solo tienen un cromosoma X.

9. Perros con memoria

Los perros tienen memoria episódica también, sugiere un estudio en Current Biology y recuerdan lo que hacen las personas, incluso acciones complejas tiempo después de observadas y sin razón alguna para recordarlo y sin recompensa de por medio según los científicos del grupo de ecología comparativa en Budapest.

10. Amenaza industrial

Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que el declive fuerte de los vertebrados comenzó hace 123 años, de la mano del proceso de industrialización. Algunas poblaciones se han reducido hasta 95%, notándose además una menor variedad genética que les dificulta luchar contra los cambios ambientales.

Aditivos en las comidas procesadas enferman

Una pata más que le nace al cojo: 2 de los 15 más comunes emulsificantes que unen los componentes aguados y aceitosos de las comunidades procesadas pueden alterar la microbioma del intestino y reducir la capa de moco que separa las células inmunes y las bacterias, lo que puede conducir a inflamación y al síndrome metabólico según un estudio en Nature.

Para decirlo más sencillo: 2 de los aditivos de los alimentos procesados son malos para la salud.

El estudio se hizo con ratones. Aquellos que los consumieron eran más proclives a desarrollar una variedad de síntomas que son las señales de esas enfermedades.

Se trata de los emulsificantes carboximetilcelulosa o polisorbato 80. Con niveles suministrados de 0,1 a 1%, el máximo recomendado por la FDA, los ratones proclives a la inflamación tenían dos veces más riesgo de desarrollar colitis; los dos grupos de ratones comieron más, ganaron 7% de su peso corporal, desarrollaron resistencia a la insulina, tenían niveles más altos de azúcar en la sangre, todos componentes del síndrome metabólico.

En lso ratones que ingirieron el emusificante la capa que separa la microbioma del contacto con las células inmunitarias desencadenando inflamación se redujo en la mitad. Al tiempo, la población de especies de bacterias en el intestino varió. Aquellas que pueden comer a través del moco se hicieron más populosas mientras disminuyeron las especies que producen químicos antiinflamatorios.

Los emulsificantes son comunes en el helado, las vinagretas y muchos otros alimentos empacados, pero no se conoce aún cómo afectan el intestino humano.

Por eso la recomendación de los investigadores es ingerir menos alimentos procesados.

Las evidencias de este y otros estudios parecen contundentes.

Curioso, curioso, bien curioso

Dinosaurios picados. ¿Cómo se rascaba un dinosaurio? Vaya uno a saberlo, pero lo que parece posible es que estos grandes animales tenían… piojos. El estudio en Biology letters empleó fósiles y datos moleculares para rastrear la evolución de los piojos y sus hospederos. Presentó serias evidencias de que los ancestros de los piojos que hoy se alimentan de las aves y distintos mamíferos comenzaron a diversificarse antes de la masiva extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años. En la foto, piojo de hace 44 millones de años. Curioso.

Síndrome metabólico. Cortar los carbohidratos parece ser más efectivo que reducir las calorías en personas que buscan reducir la cantidad de grasa en su hígado (una de las consecuencias del síndrome metabólico tan en boga hoy), según investigadores del UT Southwestern Medical Center. “Lo que nos dice este estudio es que si su doctor le dice que necesita reducir la cantidad de grasa en su hígado, usted puede hacer algo en un mes”, dijo Jeffrey Browning, líder de la investigación que será publicada en el American Journal of Clinical Nutrition. Curioso y llamativo.

Mujeres parecidas a hombres. Un interesante estudio en España reveló que las mujeres no son hoy lo que eran. Bueno, al menos en su cráneo. El estudio se examinó cientos de cráneos españoles y portugueses de varios siglos, encontrándose que las diferencias en los rasgos craneofaciales de hombres y mujeres se han hecho menos pronunciadas. Una investigación para aprender más de restos esqueléticos y para ayudar a identificar un individuo con base en sus restos, explicó Ann Ross, de North Carolina State University. Curioso.

Egipcios obstruidos. Las arterias taponadas no eran raras en la familia de la reina egipcia Ahmose-Henutempet, que gobernó durante la dinastía 17, hace unos 3.600 años, según una investigación en la que se escaneó el cuerpo de las momias. La reina, que murió en sus años 40 y su hermana, la princesa Ahmose-Meyret-Anon presentaban señales de aterosclerosis, la acumulación de sustancias grasas en los vasos cardiacos que derivan en ataques y derrames, reveló el estudio divulgado en el encuentro del American College of Cardiology y en el que se escanearon 44 momias de la familia real. Bien curioso.

Muñeca habladora. Medir el hueso de la muñeca podría ser una nueva manera de identificar qué niños y adolescentes con sobrepeso enfrentan un mayor riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, según una investigación publicada en Circulation. “Esta es la primera evidencia de que la circunferencia de la muñeca está altamente relacionada con la evidencia de resistencia a la insulina, dijo Raffaella Buzzetti, de la Universidad de Roma, cabeza del estudio. Curioso.

Ojo: ¿producen derrames las gaseosas dietéticas?

Las gaseosas dietéticas no serían tan saludables después de todo. Se les han hecho reparos porque han sido vinculadas en el pasado a un mayor riesgo de diabetes y de contribuir al desarrollo del síndrome metabólico.

Ahora, en la Conferencia Internacional de Derrames en Los Ángeles, la semana pasada la investigadora Hannah Gardener reveló una asociación entre las gaseosas dietéticas y el riesgo vascular.

Gardener es epidemióloga de la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami en Florida.

“Quienes consumen estas bebidas todos los días experimentan un riesgo 61 por ciento mayor de eventos vasculares que aquellos que no beben gaseosa alguna”, dijo.

Lo que es peor, el riesgo persiste luego de controlar el síndrome metabólico, la enfermedad vascular periférica y la historia de problemas cardiacos de las personas.

“Este es el primer reporte de esta asociación”, dijo Larry Goldstein, vocero de la American Stroke Association. “Pienso que siempre es bueno tomar las cosas con moderación. La gente debería mirar esta información y considerarla en el contexto de otros factores de riesgo”.

Los investigadores trabajaron con más de 2.500 personas del estudio multiétnico del norte de Manhattan. Se les preguntaba cuánta gaseosa dietética bebían.

Durante un promedio de 9,3 años, ocurrieron 559 eventos vasculares, incluyendo derrames isquémicos y hemorrágicos.

Se observó también un incremento significativo en el riesgo de eventos vasculares entre quienes consumieron la gaseosa de manera moderada o a diario.

Es la primera vez que se vinculan las gaseosas dietéticas con el riesgo vascular.

“Es un estudio observacional y no prospectivo”, dijo Goldstein, del Duke Stroke Center en Durham. “Es una asociación y no una relación causal comprobada.

La investigación reconoce que se requieren estudios adicionales. Los mecanismos detrás de esta asociación no son aún conocidos.

Para Steven Greenberg, de Harvard medical School en Boston, las personas deberían centrarse en una dieta saludable y en el ejercicio continuo.