La supernova que creó el Sol

Nebulosa del Águila, parte de una nube molecular de unos 20 años luz de diámetro. Foto NOAO

Nebulosa del Águila, parte de una nube molecular de unos 20 años luz de diámetro. Foto NOAO

No fue un acto de magia ni producto de la confabulación de los dioses.¿Cómo apareció el Sol? ¿Y el Sistema Solar?

Desde hace mucho se sabe cómo nacen las estrellas: de una nube densa de de gas que hay en las galaxias (nube molecular). ¿Pero de dónde proviene o, también, qué la mueve a ‘reunirse’ para formar un objeto estelar?

Continuar leyendo

Resumen científico de la semana

Dibujo del sistema solar con un planeta. ESO/Calcada

Dibujo del sistema solar con un planeta. ESO/Calcada

1. El planeta con el día eterno

¿Será que nunca anochece ni amanece? Astrónomos, utilizando instrumentos del Very Large Telescope hallaron un planeta que gira alrededor no de 1 ni de 2 sino de 3 soles, algo que no se creía posible pues la órbita sería inestable y terminaría expulsado. En este caso no parece funcionar así. El planeta con sus estrellas se encuentra hacia la constelación austral del Centauro y reside a unos 320 años luz de nosotros. Tiene una masa como 4 Júpiter y una temperatura dulce de 580 grados Celsius, poco para su tamaño y ubicación. El hallazgo fue publicado en Science.

2. Virus vs. bacteria

Con solo 7 genes identificados en un examen de sangre, científicos lograron distinguir cuándo una infección es provocada por virus o por bacterias, algo fundamental para el tratamiento con antibióticos, pues los primeros no responde a estos, y el uso de esa medicina es innecesario en al menos 30 % de las veces favoreciendo la resistencia bacteriana. El avance fue presentado en Science Translational Medicine. La prueba parece muy confiable, dijeron.

3. Cucarachas con GPS

Como los humanos y las ratas, las cucarachas poseen un GPS similar que les permite caminar por nuevos entornos, según un estudio publicado en Current Biology, un claro ejemplo de evolución convergente: distintos animales que desarrollaron sistemas similares para resolver los mismos problemas. El estudio se hizo mediante un experimento en una plataforma que rotaba, hallándose que la respuesta celular del cerebro difería si rotaban contra o en dirección a las manecillas de un reloj.

4. Enana mojada y nublada

Desde su detección en 2014 la enana marrón Wise 0855, a solo 7,2 años luz de nosotros, ha intrigado a los astrónomos: es el objeto más frío conocido fuera del Sistema Solar. Ahora se obtuvo su espectro con el telescopio Gemini y se halló que contiene nubes de hielo o hielo de agua, las primeras nubes de ese tipo halladas también fuera de nuestro Sistema. El anuncio se hizo en el Astrophysical Journal Letters.

5. Desorientación fatal

A medida que crece la contaminación del aire, los contaminantes interactúan con las moléculas de esencias emitidas por las plantas y las descomponen, dificultando el hallazgo de alimento por parte de polinizadores. Como resultado, disminuye la eficiencia de las abejas en proveerse alimentación mientras el tiempo de búsqueda aumenta, reportaron los científicos en Atmospheric Environment.

6. Agujero especial

En Monthly Notices of the Royal Society astrónomos revelaron el hallazgo de un objeto particular de los comienzos del universo, solo 0,5 billones de años tras el Big Bang: un agujero negro de colapso directo, que la teoría había predicho hace una década. Con este objeto podría comenzar a develarse el misterio de cómo se formaron los agujeros negros supermasivos en las primeras épocas del universo. Aquellos agujeros como el encontrado se formaron por un conjunto muy preciso de condiciones en aquellas épocas.

7. A correr descalzos

Correr descalzos de manera apropiada reduciría el riesgo de lesiones porque modifica de manera sustancia la forma como golpea el pie independiente de la velocidad, de acuerdo con estudio de investigadores españoles publicado en el Journal of Sport and Health Science. Correr de ese modo parece contribuir a la adquisición de un modo más eficiente de patrón biomecánico.

8. De visita

En el primer acercamiento de tal magnitud, la Nasa colocó el lunes la nave Juno en órbita alrededor del mayor de los planetas del Sistema Solar, Júpiter, donde adelantará una misión de 20 meses en los cuales completará 37 órbitas alrededor de este gigante gaseoso. La nave debe soportar una radiación intensa que al final irá desgastando sus componentes. Juno se destruirá contra el planeta apenas termine su misión.

9. Paradigmas al suelo

En un nuevo paradigma en investigación sobre el cáncer de seno, científicos están probando con rapidez nuevas y promisorias medicinas experimentales mientras desechan tratamientos que no parecen responder reveló un estudio en New England Journal of Medicine. Se halló por ejemplo que pacientes con ciertos tipos de cáncer neratinib con velparib más carboplatin resulta más eficiente para erradicar tumores antes de cirugía que la quimioterapia sola.

10. Sí enferma

Un estudio en el Journal of Respiratory and Critical Care Medicine sugiere que el smog que invadió Londres durante 5 días en 1952 derivó en miles de más casos de asma en niños y adultos, con consecuencias severas a largo plazo: muchas de las personas padecen aún hoy esos problemas de salud dijo el estudio, lo que refuerza el impacto que las crisis de polución sobre las ciudades puede tener en sus habitantes.

Ahora resulta que el Sol sería un ladrón

Diagrama de cómo pudo ocurrir el 'robo'. Cortesía Lund University

Diagrama de cómo pudo ocurrir el ‘robo’. Cortesía Lund University

No solo existe la posibilidad, aunque no demostrado todavía, de la existencia del planeta 9 en nuestro Sistema Solar, sino que de existir su origen haría quedar mal a nuestro Sol: sería nada menos que un ladrón interestelar.

Un estudio basado en simulaciones de computador, desarrollado por astrónomos de Lund University en Suecia, mostró que es altamente probable que ese planeta 9 sea un exoplaneta, es decir, un planeta extrasolar, que de comprobarse algún día sería el primer caso de uno de esos planetas dentro de nuestro Sistema Solar.

La hipótesis es que el Sol, en su juventud, hace cerca de 4.500 millones de años, se robó el planeta 9 de una estrella vecina donde había nacido.

Para los científicos del estudio, muchos datos sugieren que el planeta 9 fue capturado y desde entonces ha pasado desapercibido.

Resulta irónico que mientras los astrónomos a menudo hallan exoplanetas a cientos de años luz en otros sistemas solares, exista la posibilidad de que haya uno escondido en nuestro patio”, según Alexander Mustill, astrónomo en Lund.

Las estrellas nacen en grupos y a menudo pasan cerca y es en esos encuentros donde una estrella puede ‘robar’ uno o más planetas en órbita alrededor de otra estrella. Para ellos, es probablemente lo que ocurrió cuando nuestro Sol capturó el planeta 9.

Por ahora es especulación, a pesar de que el modelo funcione, pues el noveno no ha sido hallado.

Ese planeta pudo haber sido expulsado por otros planetas y cuando terminó en una órbita superior, muy amplia alrededor de su estrella, fue cuando el Sol pudo haberlo ‘robado’. Cuando el Sol salió posteriormente del cúmulo donde nació, el planeta 9 fue fijado en órbita a su alrededor”, explicó Alexander Mustill.

De ese planeta, lógico, no se conoce nada, si es rocoso, gaseoso o de hielo, aunque diversos estudios sugieren que podría tener 10 veces la masa de la Tierra.

El provocador estudio sueco fue publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

10 noticias científicas de la semana

Foto Wikipedia commons

Foto Wikipedia commons

1. El aire que enferma ciclistas

Científicos presentaron en Environmental Science & Technology análisis del aire que respiran los ciclistas en sus recorridos, encontrando que en zonas congestionadas los compuestos orgánicos volátiles eran 100 a 200 veces más altos y ellos absorbían 40 a 100% más en esos sitios, lo que sugiere la importancia de rodar lejos del tráfico pesado. Un alto precio por contribuir a descontaminar las ciudades. Muchos de esos compuestos son cancerígenos.

2. Qué cosa tan enorme

Astrónomos pudieron medir con precisión el agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia NGC 1332 a 73 millones de años luz de nosotros: es unos 660 millones de veces más masivo que el Sol y una nube de gas lo rodea a una velocidad de 1,8 millones de kilómetros por hora. La medición se logró con la red Alma en Chile y fue publicada en Astrophysical Journal Letters.

3. ¿Hongo esquizofrénico?

Un novedoso estudio de científicos de la John Hopkins vinculó la esquizofrenia con un mayor número de infecciones por el hongo Candida y el desorden bipolar. Personas con esos desórdenes era más probable que hubieran tenido infecciones repetidas por el hongo según el estudio en npj Schizophrenia, aunque los autores indicaron que no se puede hablar aún de causa-efecto pero el hallazgo sí permite un examen al rol de los estilos de vida, sistema inmunológico debilitado y las conexiones microbios-cerebro como contribuyentes a un mayor riesgo de esos problemas mentales.

4. Tres planetas y una enana

En torno a una estrella enana a solo 40 años luz, astrónomos detectaron 3 planetas con tamaño parecido al de la Tierra y aunque 2 de ellos residen muy cerca a la estrella, que esta sea mucho menos caliente que el Sol abriría las posibilidades de que estuvieran en zona habitable. Del tercer cuerpo no se pudo establecer la órbita. Estas estrellas son un buen objetivo en busca de otras Tierras porque constituyen 15% de las estrellas cercanas a nosotros. El logro fue publicado en Nature.

5. La onda de choque

Astrónomo detectó la segunda onda de choque producida en la fusión de cúmulos de galaxias, que se desplaza a 2.700 kilómetros por segundo. El hallazgo revelado en The Astrophysical Journal ayuda a entender más la evolución de esos objetos a tan gran escala y a estudiar fenómenos de alta energía en el medio intergrupal. La detección se hizo en el cúmulo Abell 655.

6. Robot cirujano

En otro avance en cirugía robotizada, científicos lograron una operación de tejido blando en cerdo vivo mediante un robot, sin uso de las manos humanas, logrando alto nivel de precisión según un artículo aparecido en Science Translational Medicine. Este tipo de tejidos requiere suma destreza por las situaciones inesperadas que pueden ocurrir durante la intervención. Los robots han ganado presencia como asistentes, no como cirujanos directamente, por lo cual este logro tiene más relevancia.

7. El noveno, en entredicho

A comienzos de año hubo revuelo por la publicación de un estudio que sugería la existencia del planeta 9 en nuestro Sistema Solar. Ahora otro grupo de astrónomos publicaron en Astrophysical Journal Letters el análisis de varias de los escenarios para la existencia de ese planeta y concluyeron que son muy bajas, lo que atiza la hoguera de quienes siguen en la búsqueda de ese esquivo y hasta ahora inexistente cuerpo.

8. El perro comelón

Quienes tienen perros labradores retrievers saben de su avidez por la comida y su tendencia a la obesidad. Un estudio en Cell Metabolism vincula ese comportamiento a una mutación en el gen POMC. En los perros más obesos había un enredo en la sección final del gen, lo que hace que no tengan la capacidad de sentirse llenos luego de una comida.

9. Somos más

Un nuevo estudio sobre el tema sugiere que el planeta podría albergar un billón de especies, d ellas cuales apenas se han encontrado menos de 3 millones. El estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences se basa en nuevos modelos que consideran la altísima cantidad de microbios que deben existir. Hasta ahora las investigaciones sobre la biodiversidad de la Tierra arrojan resultados muy diferentes.

10. Más carne al banquillo

Para rematar los estudios de la Organización Mundial de la Salud que vinculó el año pasado el consumo de carne con mayor riesgo de cáncer, una publicación en el Journal of the American Osteopathic Association, mostró que en un estudio con 1,5 millones de personas se encontró que la mortalidad por todo tipo de causas es más alta en quienes consumían carne, en particular la roja y la procesada.

La roca que llegó de lejos

Órbita del asteroide-cometa. Cortesía ESO

Órbita del asteroide-cometa. Cortesía ESO

Iba a ser o, mejor, pudo ser parte de un planeta, pero terminó exiliado en las afueras del Sistema Solar hasta que por algún evento gravitatorio volvió a acercarse.

Mediante observaciones con el Gran Telescopio de ESO y el franco-canadiense en Hawai astrónomos pudieron determinar que C/2014 S3 es el primer objeto descubierto con una órbita cometaria de periodo largo que tiene las características de ser una roca prístina, remanente de la formación del Sistema Solar.

La historia parece ser que se formó en el Sistema Solar interior al mismo tiempo que la Tierra pero fue enviado a una distancia lejana, hacia la nube de Oort, una región del Sistema a entre 1 y 2 años luz, donde permaneció miles de millones de años preservado en esa fría región.

En Science Advances los astrónomos revelaron que se trata de una roca antigua y no de un asteroide contemporáneo.

La mayoría de los asteroides no conservan inalterado el material que los conforma pues la el calor solar los altera.

Al comienzo C/2014 S3 fue identificado como un cometa poco activo dos veces más alejado del Sol que la Tierra. Su actual periodo orbital, de unos 860 años, sugiere que su fuente es la nube de Oort y que solo recientemente quedó atado a una órbita más cercana al Sol.

Los científicos pronto se dieron cuenta que era un cuerpo inusual, pues no tenía cola, característica de la mayoría de cometas de periodo largo cuando se acercan al Sol, por lo que se considera un cometa Manx, como el gato sin cola. A semanas de su descubrimiento se tomó su espectro. Así se determinó que es un asteroide de los hallados en el cinturón principal de asteroides y que no parece un cometa típico, además su material parece que no ha sufrido mucho ‘procesamiento’ indicando que debió permanecer helado por muchísimo tiempo.

Su baja actividad cometaria consistente con la sublimación del hielo es un millón de veces más reducida que las de los cometas de periodo largo a esa distancia del Sol.

Por todo eso los autores concluyen que probablemente está hecho de material fresco del Sistema Solar interior que ha sido mantenido en la nube de Oort y ahora está regresando a su lugar de origen.

Makemake tiene una ‘hija’

Makemake con su luna (señalada por la flecha). Foto Hubble

Makemake con su luna (señalada por la flecha). Foto Hubble

En las afueras del Sistema Solar, más allá de Plutón reside otro planeta enano, Makemake, descubierto en 2005 y bautizado en honor a una deidad de la gente de la Isla de Pascua.

En esa región del cinturón de Kuiper, astrónomos acaban de detectar la presencia de una luna alrededor de aquel planeta menor, un satélite de solo 160 kilómetros de diámetro, frente a los 1.400 de Makemake.

Se trata de un cuerpo oscuro, unas 1.300 veces más tenue que el planeta enano.

El cinturón es una zona repleta de restos de material congelado de la formación del Sistema Solar hace cerca de 4.500 millones de años. Algunos de los cuerpos allí tienen satélites, pero este es el primero alrededor de de Makemake, uno de los 5 planetas enanos reconocidos por la Unión Astronómica Internacional.

La luna fue detectada en abril del año pasado con una cámara del telescopio Hubble especial para detectar objetos tenues cerca a otros brillantes. El hallazgo fue anunciada en una circular de Planetas Menores (Minor Planet).

El satélite está inmerso en el brillo de Makemake, que aunque tenue debido a la lejanía del Sol, al cual orbita cada 308 años nuestros dificulta su visibilidad.

Makemake tiene su mayor acercamiento al Sol a unas 38 veces la distancia Tierra-Sol.

El descubrimiento de una luna. Calculando su órbita se puede calcular la masa del sistema y tener pistas sobre su evolución.

Además se podrán hacer comparaciones con Plutón y determinar si tienen composición similar.

Con nuevas observaciones se precisará su órbita, que si es circular sería de unos 12 días.

Al determinar la forma de la órbita permitirá resolver el origen de la luna. Una órbita circular estrecha significa que fue producto de la colisión entre Makemake y otro objeto. Si es elongada, podría ser un objeto capturado por el planeta enano. Cualquiera de las dos posibilidades debió ocurrir hace miles de millones de años.

Un enorme y brillante planeta libre

El planeta en TW Hidrae. Foto Carnegie Institution for Science

El planeta en TW Hidrae. Foto Carnegie Institution for Science

Es brillante, mucho. Y mucho más grande que Júpiter. Y también ‘flota’ libre en el espacio. También está algo cerca a nosotros.

Astrónomos hallaron un gran planeta, algo menor que una enana marrón, que es hasta ahora el más brillante y joven entre los planetas que andan sin estrella por el medio interestelar.

El estudio aparecerá en The Astrophysical Journal Letters.

Se trata de 2MASS J1119-1137, que tiene entre 4 y 9 veces la masa de Júpiter, detectado con el explorador Wise de Nasa y otros telescopios en la superficie, se pudo ‘ver’ por su brillo mediante una combinación de imágenes ópticas y en infrarrojo.

Su huella lumínica es bien particular, según Kendra Kellogg, cabeza del estudio: emite más luz en el infrarrojo que lo que se esperaría si fuese viejo y se hubiese enfriado.

Se podría confundir por ejemplo con la infinidad de distantes enanas rojas que pueblan la galaxia que exhiben características semejantes a las cercanos objetos tipo planetas, en palabras de Jacqueline Faherty, otra investigadora.

Los astrónomos desecharon esa situación mediante el espectrógrafo del telescopio Gemini en Chile, confirmando que era un objeto de baja masa cercano y no distante.

Luego confirmaron la edad. Gemini solo les sugirió que tenía menos de 200 millones de años, pero con otro telescopio descubrieron que pertenece al grpo de estrellas más jóvenes en el vecindario de nuestro Sol, cerca de 2 docenas de estrellas de 10 millones de años, moviéndose juntas por el espacio, conocidas como la asociación TW Hidrae.

A solo 95 años luz, este gran planeta solo pierde el primer lugar como el más brillante planeta libre, que posee otro objeto, PSO J318.5-22, con 23 millones de años, más masivo que aquel.

El hallazgo de esta clase de planetas es una oportunidad para estudiar la naturaleza de planetas fuera del Sistema Solar: son más fáciles de observar que los que giran alrededor de estrellas cuyo brillo dificulta los análisis.

Granos creados en una estrella llegaron a la Tierra

Dibujo de asteroide camino a la tierra. Foto Wikipedia commons

Dibujo de asteroide camino a la tierra. Foto Wikipedia commons

Una explosión en una estrella enana blanca en un sistema estelar doble llegó hasta la Tierra. Llegó pero en forma de granos de polvo. Granos que no cayeron por arte de magia sino que vinieron incrustados en un meteorito.

Eso sugiere un nuevo estudio publicado en Physical Review Letters.

Los científicos descubrieron que esos granos tuvieron un origen explosivo. Estos granos presolares, como se les llama, fueron probablemente expelidos por estrellas que explotaron millones de años antes de que se formara el Sistema Solar.

Al analizar los datos extraídos de esas partículas, se determinó el tipo de explosión que los creó hace 5.000 millones de años.

Para rastrear los orígenes del polvo estelar, los científicos construyeron modelos de computador simulando las condiciones explosivas que las pudieron originar para ver si su fuente fue una enana blanca en un sistema doble.

Hace décadas los científicos estudian estas partículas, según el coautor del estudio, Christopher Wrede en declaraciones a LiveScience.

Los científicos analizaron los isótopos de los granos, esas variaciones de un elemento que tienen distinto número de neutrones. Varios granos tenían isótopos de silicio 30, que ha sido relacionado con una clase de explosión estelar, una nova clásica.

Estas son erupciones estelares en un sistema binario y son distintas de las supernovas en que son explosiones que se pueden dar una y otra vez explicó Wrede.

La más pequeña de las estrellas en el sistema, una enana blanca, roba combustible de su compañera, calentándose y eventualmente liberando gas y polvo al espacio.

Luego de una nova clásica, la enana blanca puede continuar aspirando material de su compañera y encenderse de nuevo. En una supernova toda al estrella explota y solo sucede una vez”.

El investigador explicó que cuando el Sistema Solar se estaba formando, las colisiones calentaban y mezclaban bloques de polvo y gas, cocinándolos de modo uniforme de modo que compartían muchos de los mismos isótopos. Los granos con isótopos inusuales -como silicio 30 que es escaso en la Tierra- se destacan. Eso sugiere que deben haberse producido antes de la formación del Sistema Solar hace unos 5.000 millones de años.

La alta cantidad de silicio 30 en comparación con otros isótopos de silicio en los granos sugiere que se originaron en una nova clásica, pero los científicos están inseguros de cuánta cantidad deberían tener en relación con los otros isótopos, lo que amerita seguir investigando para saber si el origen es definitivo.

Las 10 noticias científicas de la semana

Escena del crimen prehistórico. Foto Marta Mirazón

1. La primera masacre de la prehistoria

A 30 kilómetros al oeste del lago Turkana en Kenya científicos de la Universidad de Cambridge encontraron los restos parciales de 27 individuos, incluyendo al menos 8 mujeres y 6 niños que fueron masacrados hace 10.000 años en una lucha de cazadores-recolectores de ese entonces. 12 estaban casi completos y 10 mostraban claras señas de muerte violenta, con traumas craneanos, manos, costillas y rodillas quebradas, lesiones de flechas en el cuello y puntas de proyectiles de piedra en el cráneo y el tórax de dos hombres. Varios esqueletos fueron hallados boca abajo con fracturas severas de cráneo. El estudio fue publicado en Nature.

2. Internet cerebral

Una investigación publicada en eLife reclama una nueva estimación de la capacidad de memoria del cerebro humano, 10 veces más que previas estimaciones. Para los investigadores de Salk University esa capacidad es de al menos 10 petabytes (10 a la 15 potencia). Los científicos estudiaron las conexiones neuronales de axones y dendritas y otras estructuras para llegar a la conclusión de que esa capacidad es similar a la de la web mundial. Cada neurona tiene miles de sinapsis con otras miles neuronas.

3. Bombeo de agua

En un artículo en Science Reports científicos explicaron cómo los árboles bombean agua de las raíces hasta la copa, un misterio que rodeaba aun la botánica. Hallaron además que ese bombeo se da hasta unos 15 metros, mucho más del límite barométrico de 9 que se tenía estimado. El agua es mantenida en el vacío por periodos de tiempo casi indefinidos aún bajo alta tensión y sin formar burbujas o romperse.

4. 1, 2, 3, 4… 9

Dos astrónomos reconocidos, de Caltech, publicaron un artículo en The Astrophysical Journal en el cual presentan lo que consideran evidencias serias de que hay un noveno planeta en el Sistema Solar, que se acerca hasta unas 200 a 300 veces la distancia Tierra-Sol y se aleja entre 600 y 1.200 veces esa distancia. Las evidencias se basan en la forma como se encuentran dispuestos varios cuerpos en el lejano cinturón de Kuiper, lo que supone un jalón gravitacional por algún cuerpo mayor, que sería el planeta 9, con una masa al menos 5 veces la terrestre. Falta detectarlo ópticamente, dicen.

5. Calores

El año pasado fue el más caliente en la historia de los registros de 136 años, revelaron la Nasa y la NOAA (oficina del clima de Estados Unidos), superando el calor vivido en 2014, que era el año más caliente. La temperatura promedio de tierra y océanos excedió 0,90 grados el promedio del siglo 20. Al calentamiento global por los gases de invernadero se sumó El Niño, que rigió buena parte del año. Los expertos consideran que 2016 podría a su vez destronar a 2015.

6. Comenzó a temblar

La Tierra unos rasgos únicos en el Sistema Solar, aparte de sus océanos de agua, su atmósfera rica en elementos para soportar la vida. Es el único planeta con una capa externa de placas tectónicas que se desliza una debajo de la otra, creando montañas, valles y… terremotos. Esa característica surgió hace 3.000 millones de años, reveló un estudio en Science que utilizó trazos de elementos químicos. Todo se fundamenta en la alta presencia de granito, que se formó cuando el agua se filtró debajo de la corteza.

7. Apostemos

Agregarle luces centelleantes y música a los sitios de juego o casinos, aumenta el índice de decisiones arriesgadas de los jugadores, sugiere un estudio en el Journal of Neuroscience a cuya luz se puede explicar su presencia en casi todos esos sitios. El estudio, con ratas, demostró además que al bloquear un receptor de la dopamina se podría tratar la adicción al juego en humanos.

8. El amor, el amor

La atracción física tiene razones poco románticas sugiere un estudio en Genome Biology: está relacionada con nuestros genes, en especial aquellos vinculados con la estatura de la persona. Eso de acuerdo con un análisis del genotipo de más de 13.000 personas heterosexuales. Es decir: los genes que determinan su estatura influyen su elección de pareja por la estatura. Un ingrediente más para un tema tan complicado.

9. Araña mentirosa

Un artículo en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que existe un límite de tamaño con el cual los animales pueden adherirse a superficies verticales. Es el del lagarto o geco. Más allá, se requerirían extremidades muy grandes, difíciles de manejar. Para un humano, sería el 40% de su tamaño, lo que deja en claro que el hombre araña no tiene bases científicas.

10. Sexo para qué

Cuando un espermatozoide y un óvulo se unen, comienza una nueva vida. Es el caso en humanos, otros animales y en principio en plantas. Pero científicos israelíes y alemanes descubrieron un activador genético que hace que el musgo Physcommitrella patens tenga descendencia sin fertilización alguna, un mecanismo conservado a través de la evolución. El artículo apareció en Nature Plants.

Sal en un planeta enano

Cráter con material brillante. Foto Nasa/Dawn

Desde que Dawn lo fotografió de lejos, algo no era normal. Unos puntos brillantes sobre la superficie de Ceres, el mayor cuerpo del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

En dos estudios presentados en Nature se entrega una posible explicación a esos puntos blancos, así como a otras características del planeta enano.

Ceres tiene más de 130 áreas brillantes, la mayoría asociadas a cráteres de impacto. Para Andreas Nathues del Max Planck Institute for Solar System Research, en Göttingen, Alemania, el material brillante es consistente con un tipo de sulfato de magnesio llamado hexahidrita. Un tipo diferente de sulfato de magnesio es conocido en la Tierra como sal Epsom.

Para los investigadores, esas áreas ricas en sales quedaron cuando el hielo de agua se sublimó en el pasado. Los impactos de asteroides pudieron desenterrar la mezcla de hielo y sal.

“La naturaleza global de los puntos brillantes sugieren que ese mundo tiene una capa bajo la superficie que contiene hielo de agua salado”, según Nathues.

El otro estudio, de miembros del equipo científico de la nave Dawn, examinó la composición del planeta enano y halló evidencia de arcillas ricas en amoniaco.

El hielo de amoniaco se evaporaría hoy en Ceres, porque el planeta enano es muy caliente. Sin embargo, las moléculas de amoniaco podrían ser estables si se presentan en combinación con otros minerales (químicamente unidos, por ejemplo).

La presencia de compuestos con amoniaco abre la posibilidad de que Ceres no se originó en el cinturón principal de asteroides donde hoy reside, sino que se pudo formar en el Sistema Solar exterior,

Otra idea es que se formó cerca a su sitio actual, incorporando materiales que llegaron de ese exterior, de cerca de la órbita de Neptuno, donde los hielos de nitrógeno son térmicamente estables.

La superficie de Ceres, un cuerpo de casi 940 kilómetros de diámetro, es en general oscura, como el asfalto fresco. Allí sobresalen todos estos rasgos.