Los laboratorios están llenos de animales

Rata Lobund-Wistar usada en laboratorio. Foto cancer.gov

Rata Lobund-Wistar usada en laboratorio. Foto cancer.gov

Es una cifra difícil de estimar. Y de digerir. En el mundo cada año se usan hasta 100 millones de animales para ensayos de variada naturaleza, desde probar toxicidad de nuevas medicinas hasta para estudios conductuales.

Gatos, perros, ratones, peces, gusanos se incluye en las múltiples órdenes, familias y especies utilizadas. Continuar leyendo

Sí se pueden reducir emisiones (el caso Kyoto)

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Parece difícil de creer, pero un análisis presentado en Climate Policy reveló que los países obligados a reducir emisiones bajo el Protocolo de Kyoto sí lo hicieron acorde con ese mandato.

El Protocolo rigió hasta el año pasado y su remplazo, el recorte voluntario que regirá a partir de 2020, fue aprobado en diciembre pasado en París.

Se trata de un estudio científico que mostró el cumplimiento de los 36 países. Y para ellos no fue costoso: representó solo 0,1 % de su Producto Interno Bruto para los países de la Unión Europea y menos para Japón, de un cuarto a un décimo de lo que los expertos consideraban tras acordarse el Protocolo en 1997.

Estados Unidos nunca ratificó el Protocolo y Canadá se retiró. Los demás cumplieron una vez entró en rigor en 2005.

El estudio usó los datos finales de los países sobre emisiones de gases de invernadero y los intercambios por unidades de carbono, datos que solo se conocieron a fines de 2015.

Se estableció que en total los países firmantes sobrepasaron su meta en 2,4 gigatoneladas de CO2 año (gigatoneladas de dióxido de carbono equivalentes por año).

Más allá de ver que se logró lo que nadie pensaba y a pesar de que los grandes contaminantes del planeta siguieron haciéndolo, como Estados Unidos, China, India y Brasil entre otros, el estudio sugiere que sí pueden los países cumplir compromisos adquiridos para reducir emisiones un hecho que alienta lo pactado en la cumbre de París del año pasado.

Los investigadores hallaron que la mayoría de aquellos países redujeron las emisiones al nivel requerido por el Protocolo y solo 9 (Austria, Dinamarca, Islandia, Japón, Lichtenstein, Luxemburgo, Noruega, España y Suiza emitieron más. Esos 9 solo sobrepasaron emisiones alrededor de 1 % de lo pactado pero cumplieron utilizando los mecanismos de flexibilidad.

¿Generan infertilidad los protectores solares?

Los espermatozoides sufren en su motilidad. Foto Wikipedia commons

Los espermatozoides sufren en su motilidad. Foto Wikipedia commons

Aunque es popular el dicho de algo tenemos que morir, a veces es bueno saber qué nos enferma o… afecta.

Bueno, un estudio danés reveló que varios químicos que filtran los rayos ultravioletas en los protectores solares interfieren con la función de los espermatozoides y algunos imitan la hormona femenina progesterona.

El estudio fue presentado en el congreso de la Sociedad Endocrina.

Estos resultados son preocupante y podrían explicar en parte porqué es tan prevalente la infertilidad no explicada”, dijo el autor senior, Niels Skakkebaek, MD, DMSc, profesor de la Universidad de Copenhague.

Aunque el propósito de los filtros químicos UV es reducir la cantidad de rayos solares UV que pasan a través de la piel, algunos filtros son absorbidos con rapidez por la piel. Con frecuencia hay reportes de haber sido halados en muestras de sangre y en 95% de las muestras de orina en Estados Unidos, Dinamarca y otros países.

Los investigadores examinaron 29 de los 31 filtros autorizados en protectores en Estados Unidos o la Unión Europea en espermatozoides sanos de muestras frescas de semen de varios donantes saludables. Fueron examinados en condiciones que imitaban las condiciones en las trompas de Falopio en las mujeres.

Se evaluó la señalización del calcio en la que inciden los iones de calcio, que juegan papel primordial en el funcionamiento de los espermatozoides.

Se encontró que 13 o sea 45% de los 29 filtros examinados influyeron en los iones de calcio, interfiriendo con el funcionamiento normal de los espermatozoides. “Este efecto comenzó a muy bajas dosis de químicos, por debajo de los niveles de los filtros hallados en personas tras aplicarse los protectores”, dijo Skakkebaek.

Y 9 de los 13 filtros actuaban imitando el efecto de la progesterona, lo que sugiere que esos filtros son interruptores endocrinos. Además varios filtros afectaron otras funciones como la motilidad de los espermatozoides.

Si estos cambios provocados por los protectores solares afectan la fertilidad debe ser tema de otros estudios. Pero también las autoridades que aprueban esos productos deberían analizar más las posibles afectaciones en la fertilidad masculina.

Qué pasa en la cumbre de Rio+20 sobre desarrollo sostenible

¿Qué pasa en Rio+20? Es esta la cumbre internacional de Naciones Unidas más grande sobre medio ambiente y desarrollo sostenible desde 1992 cuando se hizo la Cumbre de la Tierra.

Poco se habla en nuestros medios del tema o se habla sin contextualizar. No pocos solo presentan la posición colombiana.

En Rio+20, como expresó el secretario general de la Cumbre, el chino Sha Zukang, se persigue establecer unas metas de desarrollo sostenible, fortalecer el marco institucional para lograrlas, profundizar en el concepto de economía verde y definir acciones claras en temas como energía, agua, océanos, seguridad alimentaria, empoderamiento de la mujer y educación entre otros.

A la cita en Río de Janeiro se llegó sin una posición clara pese a las negociaciones desarrolladas en diferentes lugares, entre ellos en Nueva York en mayo.

El martes en la madrugada, los delegados aprobaron un texto de 49 páginas, reducido de uno inicial de 80. Sería la declaración oficial.

Con él no todos están satisfechos, como es el caso de la Unión Europea, aunque algunos sí, como el secretario general de Naciones Undias, Ban ki-moon. Janez Potocnik, comisionado europeo, cree que hay avances en las metas del desarrollo sostenible y en el reconocimiento de la economía verde como instrumento para conseguir esos objetivos.

El texto comienza a discutirse hoy cuando es la apertura oficial de Rio+20, cuyo segmento de alto rango, con la presencia de numerosos jefes de Estado, pero sin la presencia del estadounidense Barack Obama ni de la alemana Angela Merkel, se extenderá hasta el viernes.

¿Qué habrá en definitiva? Aunque solo se conocen apartes del documento base definido el martes, no habrá metas concretas ni compromisos sólidos, tal como ha sucedido en la mayoría de citas internacionales sobre desarrollo sostenible, medio ambiente y cambio climático.

No todos esperaban definir esas metas. El ministro del ambiente de Colombia, Frank Pearl, siempre ha apostado a negociaciones post Rio+20 para definir metas e indicadores.

El texto tiene mucho de ‘tomar nota de’ y poco de ‘decidir’ y ‘compromiso’ en palabras de Connie Hedegaard, ex comisionada de medio ambiente de la Unión Europea.

Para analistas y representantes de la sociedad civil, las carencias son claras:

No hay consenso sobre la economía verde, considerada por países en desarrollo como dos palabras con las que las naciones desarrolladas pretenden apropiarse y comercializar más los recursos naturales. El texto dice que cada país tiene sus propias herramientas para alcanzar el desarrollo sostenible.

Se desechó la petición de 30.000 millones de dólares anuales de las economías en desarrollo, habiéndose optado por “fondos de múltiples orígenes”.

No se incluyó la esperada cláusula que pedía eliminar subsidios a los combustibles fósiles.

Se eliminó a última hora la propuesta de un gobierno de altamar en el tema de océanos.

Se omitió concretar una reforma profunda al Programa de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente (PNUMA), pues los países ricos no desean que les pidan más dinero.

Para Sha Zukang si se implementan las acciones aprobadas y se cumplen las medidas de seguimiento, el documento sí es un avance.

El texto cuenta con 283 párrafos en 6 capítulos y 49 páginas.

La propuesta colombiana, que parece haber quedado incluida, es definir los Objetivos del Desarrollo Sostenible en conjunción con los del Milenio, que finalizarán en 2015, pero más ambiciosos. Esto requiere metas e indicadores, que se negociarían tras Rio+20.

¿Éxito? ¿Fracaso? El documento carece de ambición, es tímido, pero en asuntos de negociaciones internacionales es difícil que un texto sea agresivo y radical.

Se esperaba más. Habrá que ver lo que pasa de acá al viernes.

Apetito humano extingue las ranas

(La foto de esta nota puede ser ofensiva para algunos pero la publicamos por el interés del tema).

Sí, el cambio climático. También: el hongo que las ha estado invadiendo en algunas regiones. Pero no olvidemos: el apetito humano.

Las ranas están en peligro de extinción y, ¿saben qué?, el consumo por parte de humanos en algunos países está afectándolas, de acuerdo con un reporte de varios organismos.

Las cifras son escalofriantes:

En Estados Unidos se importan en promedio, cada año, 2.280 toneladas métricas de ancas de rana, que equivalen a entre 450 millones y 1.100 millones de ranas.

El mercado asiático-americano importa 2.216 toneladas métricas de ranas vivas.

La Unión europea demanda cada año 4.600 toneladas métricas de ancas, consumidas en su mayoría en Bélgica (53%), Francia (23%) y Holanda (17).

Las cifras fueron presentadas en el informe Canapés a la Extinción: El Comercio Internacional de Ancas de Rana y su Impacto Ecológico, entregado por los grupos conservacionistas Pro Wildlife, Defenders of Wildlife y Animal Welfare Institute.

Ese apetito humano está incidiendo en la extinción de estos anfibios, básicamente de dos maneras:

Muchas ranas son recogidas en su medio natural, en algunos casos agotando poblaciones enteras; y ese gran comercio internacional es el principal medio de dispersión del temido hongo quítrido, el Batrachochytrium dendrobatidis que ha sido culpado de unas 100 extinciones de anfibios en todo el mundo.

El suministro de ranas era dominado por las ventas de India y Bangladesh, pero esos países sobreexplotaron el recurso en los años 80. La gran mayoría de ranas salvajes importadas por Estados Unidos y la Unión Europea proviene de Indonesia. También son cultivadas en China, Vietnam y Taiwán. México es otro gran proveedor de ranas vivas para Estados Unidos.

Un gran número de especies de ranas cultivadas importadas a E. U. desde Asia eran en realidad especies nativas: la rana toro americana.

Un informe de Save the Frogs indica que 62% de todas las ranas toro importadas en California desde las granjas asiáticas están infectadas con aquel hongo. Estas ranas toleran el hongo, pero lo dispersan a especies nativas.

La mayoría de anfibios presenta una tasa de mortalidad del 80% cuando el hongo llega a sus hábitats.

Y mientras que cerca de 20 especies comprenden el grueso del mercado internacional, otras 180 son consumidas en su país de origen lo que muestra la amenaza que se cierne.

¿Necesitarán los países desarrollo de las ranas para sobrevivir?