Le presentamos 2 planetas candidatos a tener vida

Ilustración de cómo debe ser Kepler-186f. Imagen NASA Ames/JPL-Caltech/T. Pyle

Ilustración de cómo debe ser Kepler-186f. Imagen NASA Ames/JPL-Caltech/T. Pyle

Si se les pregunta a astrónomos del Georgia Institute of Technology si hay otra Tierra entre los planetas extrasolares que se han detectado, la respuesta sería contundente: sí.

Es que un nuevo estudio sugiere que un exoplaneta a 500 años luz de nosotros es muy parecido a nuestra Tierra. Continuar leyendo

Cómo ver los 5 planetas que están alineados

Carta celeste para el 20 de enero en Medellín

Todos estos días y hasta el 20 de febrero más o menos pueden verse 5 planetas en nuestro cielo. Esa alineación no se tenía desde 2005.

Aunque varios de los planetas comienzan a salir por oriente en la madrugada, soklo antes del amanecer se ven los 5. El último en aparecer, y el más difícil de ver, es Mercurio, que se apreciaría por unos minutos antes de amanecer, casi sobre el horizonte, por lo que se requiere un terreno libre de montañas.

En orden, de oriente a occidente, los planetas son: Mercurio, Venus, Saturno, Marte y Júpiter, que hacia las 5 de la mañana está casi sobre el cenit. Se ven formando un arco. La guía puede ser Venus, el cuerpo más brillante sobre el oriente pasadas las 5 de la mañana.

Mercurio se aprecia mejor a las 5:30 pasadas, aunque a fines de mes estará más cerca de Venus y se apreciará mejor.

Si conoce constelaciones, Saturno está cerca de la cabeza de Escorpión y entre Marte y Júpiter está Virgo. Pero no es necesario ser experto en estas.

A finales de mes, la Luna también entra en escena, ayudando a identificar los planetas.

Los 5 planetas aparecen juntos tres veces en una década en promedio, aunque algunas veces alguno está tan cerca del Sol que no alcanza a verse.

Las próximas veces en que aparecerán será a mediados de agosto de 2016 y en la mitad de julio de 2020.

Aunque parecen estar en una línea en el cielo, en verdad están muy alejados unos de otros.

Para dar una idea, el 1 de febrero estarán de nosotros a estas distancias:

Mercurio: a 133.500.000 kilómetros.

Venus: 202.500.000 kilómetros

Marte: 205.500.000 kilómetros

Júpiter: 696.000.000 kilómetros

Saturno: 1.576.500.000 kilómetros.

Resumen científico de la semana

1. No somos de aquí ni de allá

Dos estudios al tiempo aportan contradictorias pistas sobre el origen de los americanos. Mientras uno en Science sugiere que los primeros pobladores entraron por Siberia en una sola oleada hace cerca de 23.000 años, otro en Nature encontró huellas genéticas de Australasia en pueblos amazónicos dando pie a la múltiple ocupación del continente americano. Dos estudios que complican el panorama sobre la pregunta básica: ¿de dónde venimos? El dibujo es de S. Bech.

2. Nos bombardean

Electrones de alta energía que viajan casi a la velocidad de la luz están golpeando la atmósfera, donde afectan la capa de ozono y además pueden dañar también satélites de comunicaciones, climáticos, militares y de navegación también, reveló un estudio en Nature que muestra las investigaciones iniciales sobre el tema. El flujo llega tras las explosiones solares.

3. Viejos agrícolas

Se ha considerado hasta ahora por las pruebas existentes que la agricultura comenzó hace unos 12.000 años en la región del Levante. Un estudio publicado en Plos One reveló la existencia de pruebas que indicarían que nació hace unos 23.000 años. Las evidencias se encontraron en las playas del mar de Galilea. La pista la dieron unas malezas encontradas en el sitio. Esas malezas crecen en sitios cultivados y suelos trabajados.

4. Un lejano primo

La Nasa anunció la detección de 521 candidatos a exoplanetas y la confirmación de un planeta primo de la Tierra, con un diámetro 60% mayor, orbitando en la zona de habitabilidad de su estrella, muy parecida al Sol, aunque más viejo. Se supone que es rocoso, pero no se ha precisado. Allí el año dura 385 días de los nuestros. El planeta es el Kepler 452b, a 1.400 años luz. Con él suman 1.030 planetas hallados en otros soles y más de 4.600 candidatos.

5. Dura es la pobreza

Un estudio aparecido en Jama Pediatrics encontró que el cerebro de niños en la pobreza no se desarrolla bien, lo que traerá consecuencias como la falta de atención y la dificultad de lidiar con el estrés. Una dificultad que disminuye cuando tienen el adecuado cuidado de los padres y que marca el camino para intervenciones y evitar secuelas de por vida

6. El enano que se las trae

Nuevos datos de la misión New Horizons en Plutón revelados por la Nasa muestran un planeta enano más especial de lo que podría esperarse en ese pequeño mundo en la frontera del cinturón de Kuiper. La nave detectó en el sobrevuelo una bruma extendida y hielo que fluye. Además con las montañas de hielo ya reportadas y la extraña química superficial. La bruma se encuentra en dos capas, una a 50 kilómetros de altura y otra a 80.

7. La música, remedio infalible

Un estudio encontró una asociación entre el aprendizaje de música en estudiantes de la secundaria y un neurodesarrollo acelerado, confiriéndoles a los estudiantes mayor capacidad auditiva y habilidades en el lenguaje que conducen a un mayor éxito académico. El estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences sugiere la importancia de las clases de música como parte del currículo escolar, algo que no se da con frecuencia.

8. Estuvimos con suerte

¿Por qué vivimos en la Tierra y no en Venus ni en Marte? Un estudio en Nature Geosciences parece aportar la razón: el bombardeo de asteroides tras la formación de nuestro planeta hizo que el uranio y el potasio, que producen calor y eran abundantes, fueran expulsados, lo que determinó la evolución de las placas tectónicas, el campo magnético y el clima que diferencian la Tierra.

9. Un gen esquizofrénico

Científicos identificaron una función crítica que parece ser el gen piedra de Rosetta que podría ayudar a desentrañar todos los genes relacionados con la esquizofrenia. El hallazgo reveló un periodo vulnerable en las fases tempranas del desarrollo cerebral que podría ser contemplado para hacer reversible, algún día, esa enfermedad. El estudio fue revelado en Science.

10. Y la serpiente tenía patitas

Es un fósil de un animal que vivió hace 110 millones de años en el Cretáceo en lo que hoy es Brasil. Nada raro hasta ahí: pero tenía 4 patas y… era una serpiente. Un hallazgo revelado en Science que podría ayudar a comprender mejor cuándo y cómo fue que las serpientes perdieron sus extremidades. Se sabe que estos reptiles evolucionaron de los lagartos que vivían en hoyos en la tierra. Y sirve para recordar que no siempre han sido como hoy.

La semana científica en 10 noticias

1. Ojo: el daño en la piel prosigue

No se trata de que al dejar de tomar el Sol el peligro de cáncer de piel desaparezca. Un estudio publicado en Science reveló que aún horas después de exponerse a la radiación ultravioleta, estando ya en un sitio a la sombra u oscuro, uno de los causantes de las mutaciones en el ADN puede formarse en el ADN, un componente que requiere de la melanina y los superóxidos para su formación. El estudio sugiere que la melanina tiene tanto efectos benéficos como nocivos.

2. Para frenar el VIH

En lo que podría ser un avance contra el virus que causa el sida, científicos de The Scripps Research Institute anunciaron la creación de un candidato de droga universalmente efectiva para bloquear todas las cepas del VIH 1, VIH2 y el VIS incluidas las variantes más fuertes que han sido aisladas de humanos y macacos. En el desarrollo de la investigación publicada en Nature participaron investigadores de 18 instituciones. Es el inhibidor más potente hasta la fecha.

3. Descifrando la relación ADN-enfermedad

Científicos lograron el mapa del epigenoma de 111 tipos de células y tejidos, un paso más hacia el entendimiento de los complejos vínculos entre ADN y enfermedad. Hoy se sabe que no somos solo lo que está escrito en nuestros genes, sino también las pequeñas modificaciones químicas que pueden regular la expresión o no de los genes. El estudio revelado en Nature es un paso para entender cómo 3 millones de letras de un libro de instrucciones del ADN son capaces de instruir diferentes actividades moleculares según el contexto celular.

4. Cáncer y bebidas gaseosas

Un estudio publicado en Plos One sugiere una relación entre componentes de bebidas gaseosas y el cáncer, el 4-MEI, un posible carcinógeno formado durante la manufactura de ciertos tipos de color caramelo. Ese ingrediente es agregado a las bebidas solo con fines estéticos, lo que supone un riesgo innecesario al que se somete el individuo según los autores del estudio.

5. Una onda sorprendente

Pillada en el acto: por primera vez un satélite captó la onda de choque de una poderosa explosión solar al llegar a la Tierra y golpear el campo magnético terrestre, luego de haber pasado por Venus, Mercurio y la Luna, enviando un pulso magnético alrededor del planeta. Fue captada por las sondas de Van Allen que orbitan alrededor de los cinturones de radiación que rodean la Tierra. La onda aceleró partículas a energías ultraaltas. El estudio fue publicado en el journal of Geophysical Research. Esas ondas golpean la Tierra con relativa frecuencia.

6. Variantes del cáncer

Tanto que se ha hablado de mujeres que se extirpan los senos al ser portadoras de variantes genéticas que aumentan el riesgo de cáncer de ese tejido. Un estudio publicado en Human Molecular Genetics anunció el hallazgo de dos nuevas variantes que incrementan ese riesgo, luego de un análisis del ADN de más de 100.000 mujeres. Al momento se han detectado más de 80 variantes relacionadas con ese cáncer.

7. La estrella que vino a casa

Hace 70.000 años más o menos una estrella, la estrella de Scholz, cruzó nuestro Sistema Solar hacia la nube de Oort, que se encuentra al entre medio año luz y un año luz, provocando quizás una variación en la órbita de infinidad de cometas que habitan la zona. La estrella se encuentra hoy a 20 años luz y tiene una compañera, una enana marrón. El estudio fue publicado en The Astrophysical Journal.

8. Señales marcianas

Como una fumarola que se alza sobre la atmósfera, una mancha extraña, astrónomos no saben a qué se debe la presencia de una especie de nube en Marte vista en dos ocasiones por astrónomos aficionados, fumarolas que han subido hasta 250 kilómetros sobre la superficie. El hallazgo fue publicado en Nature.

9. Materia exterminadora

En un provocativo estudio aparecido en Montly Notices of the Royal Astronomial Society, Michael Rampino sugiere que el cruce del Sistema Solar a través del disco de la galaxia perturba las órbitas de cometas y calienta el núcleo de nuestro planeta, lo que podría estar conectado con extinciones masivas en distintas épocas. El Sistema Solar se mueve a través del disco cada 30 millones de años aproximadamente y esos pasos se correlacionarían con impactos como el que produjo la extinción de los dinosaurios por citar un caso. Esto se debería a la presencia de la materia oscura, que provoca disturbios en las órbitas de los cometas.

10. Metástasis

Investigadores de la Escuela de Medicina de Virginia identificaron en el cáncer de pulmón una sustancia segregada por esas células que les permite hacer metástasis, comenzando un mortal viaje a otros sitios del cuerpo. El hallazgo fue presentado en Cancer Research y abre la posibilidad de encontrar un bloqueador de la Activina A, causante del esparcimiento, debido a que los actuales bloquean otras proteínas benéficas.

Qué buena semana tuvo la ciencia (25-31)

Cortesía Nature

1. Primer cráneo fuera de África

Que el hombre emigró de África al Medio Oriente hace 100.000 años, luego de surgir como tal hace 200.000. O que pobló primero Eurasia hace 70.000 años. Un pedazo de cráneo hallado en una caverna en Israel parece ayudar a la solución: perteneció a alguien que vivió hace 55.000 años, era un humano africano que sugiere que la migración ocurrió hace 70.000 años, se asentaron en el Levante y de ahí poblaron Europa. El estudio apareció en Nature.

2. Anillos perdidos

La estrella anillada: astrónomos descubrieron un sistema de anillos en un objeto que gira en la joven estrella J1407 que es mucho más grande y pesado que el sistema de Saturno, según artículo avalado por el Astrophysical Journal. Parece que en él se han formado lunas. Son unos 30 anillos, cada uno de decenas de millones de kilómetros de diámetro: 120 millones de kilómetros, el doble de los de Saturno. El posible planeta sería gigante, pero no se ha visto aún.

3. Tengo sed

Científicos del HHMI encontraron, en trabajo con ratones, la zona del cerebro que regula la sed. Al activar ciertos genes en el órgano subfornical se genera sed aún si el animal está bien hidratado. Otros apagan ese deseo pese a requerir agua. Es un sistema que se mantiene en perfecto balance y que está relacionado también con la ingestión de sal, que activa la necesidad de beber. El estudio apareció en Nature.

4. Los pollitos dicen 1, 2, 3…

Los pollitos asocian valores numéricos bajos con el espacio a la izquierda y altos valores a la derecha, lo que sugiere que utilizan la misma línea mental de números que nosotros, o sea la representación espacial de estos de izquierda a derecha, según un estudio publicado en Science. Y al parecer no se trata de algo adquirido culturalmente sino de un rasgo que evolucionó hace millones de años.

5. Sorprendente hallazgo planetario

Con datos del observatorio espacial Kepler, astrónomos reportaron el hallazgo de la estrella más vieja con planetas: a 11.200 años luz, en la primera edad del universo. Se trata de la estrella Kepller-444, que alberga 5 planetas menores que la Tierra, con tamaños entre los de Mercurio y Venus. Sugiere esto que la formación de planetas se ha dado desde muy temprano y no es algo exclusivo de la última fase del universo. Recuérdese que el Sistema Solar tiene unos 4.600 millones de años. Y tiene implicaciones sobre la posibilidad de que se haya desarrollado vida mucho antes. El artículo apareció en el Astrophysical Journal.

6. Las serpientes más antiguas

Serpenteaban mucho antes de lo que se creía. Científicos reportaron en Nature Communications el hallazgo de fósiles de serpientes en Inglaterra, Portugal y Estados Unidos que datan de hace 143 a 167 millones de años, más de 70 millones de años antes de lo que se tenía registrado. Lo hallado aporta luces sobre la evolución de estos animales, sobre su cráneo y el momento en que perdieron sus patas.

7. Shssst… cerebro de bebé durmiendo

No hay descanso para los bebés mientras duermen. Un estudio revelado en Nature Communications, realizado en bebés de 9 a 16 meses, sugiere que su cerebro se mantiene activo al dormir. Comprobaron los investigadores que cuando toman una siesta, recuerdan mejor los nombres y solo tras dormir logran transferir los nombres aprendidos a los objetos nuevos similares.

8. Que se caiga el cabello

¿Se le cae el cabello? ¿Se quedó calvo? ¿Le molesta eso? Un nuevo paso hacia una posible solución dieron científicos del Sanford-Burnham Medical Research Institute al usar células madre inducidas pluripotentes para generar nuevo cabello. El artículo fue publicado en Plos One. El método provee una fuente inagotable de células del paciente para el trasplante y no está limitado por los folículos pilosos existentes.

9. Menopausia plástica

Preocupante: Mujeres en cuyos cuerpos se encuentran altos niveles de químicos hallados en plásticos, productos de cuidado personal, artículos para el hogar y el medio ambiente, experimentan la menopausia 2 a 4 años antes que las mujeres con menos cantidad de esos ingredientes, reveló un estudio en Plos One. Esos químicos están ligados a un declive en la función de los ovarios, que a su vez tiene relación con el desarrollo de enfermedad cardíaca, osteoporosis y otras condiciones.

10. Cómo revertir un huevo duro

Científicos averiguaron cómo hacer posible algo que pareciera que no lo es: cómo revertir un huevo hervido, duro, a su estado original. Y aunque no lo crea, no es un desafío a las leyes de la ciencia. Cuando se hierve un huevo, las proteínas en él se desdoblan y redoblan de una manera más intrincada. En el estudio ,os investigadores hallaron una forma de poner aparte esas proteínas en la clara del huevo y permitirles volver a su forma original. El estudio apareció en ChemBioChem y tiene aplicación para reducir costos de ciertas drogas para el cáncer y la producción de alimentos.

Mis 10 noticias científicas de la semana (8-12)

1. Así eran nuestros primos

El hallazgo de 6 fósiles de 3 especies desconocidas de haramiyidos (un enigmático grupo de mamíferos tipo roedores del periodo Jurásico en China) sugiere que los primeros mamíferos pueden haberse originado durante el Triásico, hace unos 200 millones de años. Aportan luces además para entender cómo se diversificaron esos primeros representantes de este orden. Los haramiyidos han sido considerados multituberculados. Los descubridores sugieren los dos grupos evolucionaron de un ancestro común en el Triásico tardío. Sí, nuestros primos. El estudio apareció en Nature. Foto cortesía Zhao Chuang.

2. No nos quemaremos vivos

La capa de ozono está en franco proceso de recuperación que debe consolidarse en las próximas décadas según una evaluación de 300 científicos. Esa frágil capa de gas se debilitó por mucho tiempo debido a la emisión de ciertos compuestos usados por el hombre. Tras prohibirse en el Protocolo de Montreal ahora se ve la recuperación. La acción, se dijo, evitará unos 2 millones de casos de cáncer de piel por año hacia 2030. El informe es publicado por el Programa del Medio Ambiente de Naciones Unidas.

3. Dinosaurio en piscina

El Spinosaurus aegyptiacus sería el primer dinosaurio semiacuático reportado hasta ahora según un estudio aparecido en Science. Vivió hace 95 millones de años y fue el mayor depredador de su época y región. Fósiles se encontraron en el Sahara marroquí. Los huesos sugieren adaptaciones para desenvolverse en el agua, en donde cazaba grandes piezas, como tiburones. También se movía en ríos. Llegó a medir 15 metros

4. AB… se me olvidó

Las personas con tipo de sangre AB tienen mayor probabilidad de desarrollar pérdida de memoria en sus últimos años que quienes tienen otros tipos según nuevo estudio aparecido en Neurology. Ese tipo es el menos común. La probabilidad de tener pérdida de memoria que conduzca a la demencia es del 82%.

5. Una sorpresa muy escondida

El cuerpo humano está repleto de microbios, el llamado microbioma que juega un papel en la salud y la enfermedad. Un estudio en Cell encontró que algunas bacterias comunes en la vagina pueden ser fuente de un antibacterial, lo que sugiere que bacterias en otras regiones corporales también podrían tener propiedades benéficas. El estudio no identificó si el antibiótico era producido en la propia vagina.

6. Fue el hielo

Cuando en 2002 colapsó un gran pedazo de la Antártida, mucho se especuló sobre la causa. Una de las razones dadas fue la inestabilidad de la cama que soportaba la gran masa de hielo. En Science científicos llegaron a la conclusión de esa cama había permanecido firme en los últimos 12.000 años, por lo que el colapso se debió al derretimiento del hielo en la parte de encima, una evidencia más del efecto del calentamiento global.

7. Aves muy diferentes

Un artículo publicado en Nature sugiere que las grandes barreras geológicas como la Amazonia, Los Andes y el istmo de Panamá no son las que condujeron a la alta especiación de aves sino que estas lograban cubrir grandes distancias y así fueron distinguiéndose unas de otras. Eso explicaría, por ejemplo, porqué Colombia tiene tan alta variedad de aves, el país del mundo que más posee.

8. Los venusinos

En un avance que permitirá definir mejor cuáles planetas extrasolares son más tipo Venus o Tierra, astrónomos definieron la zona Venus en la cual es más probable que un planeta exhiba condiciones como las venusinas, no apropiadas para la vida. El estudio apareció en el Astrophysical Journal. Venus y la Tierra tienen un tamaño parecido, por lo que la defunción ayudará a distinguir entre esos lejanos mundos.

9. Una atmósfera gasienta

La concentración de gases de invernadero en la atmósfera alcanzó niveles sin precedentes en 2013 debido a la subida acelerada de los niveles de dióxido de carbono reportó la Organización Meteorológica Mundial. El forzamiento radiativo que provoca el efecto de calentamiento experimentó un crecimiento del 34% por los gases de invernadero como CO2, metano y óxido nitroso.

10. Aló, ¿me escucha?

Conocida es la interacción entre los átomos y la luz y ha sido muy estudiada en el campo de la óptica cuántica. Pero esta vez, científico pudieron comunicarse con un átomo artificial mediante el sonido, ondas de sonido, lo que abre una puerta al mundo cuántico ‘hablándole’ y ‘escuchando’ al átomo, algo que a futuro podría tener utilidad en computadores superrápidos. El estudio apareció en Science.

Mis 10 noticias científicas de la semana (19-25)

1. Los pies, refugio perfecto

Si usted desea conocer la casa de los hongos, bienvenido a los pies. Más de 80 clases distintas de hongos se encuentran en esa parte del cuerpo según estudio presentado en Nature. Esos microorganismos andan por toda la ‘geografía’ humana de la piel, pero la mayor variedad se encuentra en los pies, dijo Julie Segre, coautora del estudio, genetista del National Human Genome Research Institute. Este es el primer censo de los hongos de la piel. Al identificar los nocivos de los que no, se podrían desarrollar tratamientos orientados al pie de atleta y a las infecciones de las uñas, dos de las condiciones más comunes. Dada la dificultad y demora para cultivar hongos en laboratorio los científicos recurrieron a la identificación mediante el ADN.

2. La hora de un buen trío

No se trata de una revelación científica, pero uno de tantas situaciones celestes ocurre en el cielo del fin de semana. Júpiter, Venus y Mercurio aparecen muy cerca desde nuestro punto de vista, una danza que no volverá a verse tan bien hasta 2026 según los expertos. Los tres planetas se han visto por oeste minutos después de irse el Sol. Cada día se separarán más.

3. No es un milagro, pero muchos Lázaros despiertan

Astrónomos de la Universidad de Antioquia descubrieron un gran cementerio de cometas en el cinturón principal de asteroides entre las órbitas de Marte y Júpiter. Allí residen al menos 500.000 asteroides de 1 metro a casi 1.000 kilómetros. Se descubrió que un 17% de esos cuerpos serían cometas muertos y otros que resucitan, lo que los astrónomos denominaron cometas Lázaro, lo que es posible cuando se acercan un poco más al Sol por alguna interacción planetaria y comienzan a sublimar agua de nuevo. Todo un logro de la Astronomía local.

4. Y los pingüinos dejaron de volar

Aunque el estudio no se centró en pingüinos sino en cormoranes (Phalacrocorax pelagicus), una especie de aves que aún conserva cierta habilidad para volar y que se zambullen en el agua propulsándose con sus patas, científicos saben ahora porqué los pingüinos no vuelan: las aves no pueden tener una doble habilidad, volar y nadar, porque la capacidad para sumergirse debilita la habilidad para volar. Para nadar bien las alas tiene que acortarse o crecer mucho más, lo que impide que vuelen. Un largo proceso evolutivo. El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences.

5. Nada como una buena rascada

Cuando a uno le pica en un punto se debe a un circuito neural que vincula las células en la periferia del cuerpo con el cerebro, sugiere un estudio en ratones, por lo que el proceso no tendría que ver con el mecanismo del dolor como se ha pensado. Y la proteína Nppb (polipéptido natriurético b) que solo se encuentra en las neuronas del circuito son las responsables de que se manifieste la sensación. Al suprimirlas, los ratones no sentían piquiña. Y al inyectarles más entraban en una rasquiña desenfrenada. El estudio fue publicado en Science.

6. La cucaracha no quiere que la engañen más

Son más listas y no hay nada qué hacer: las cucarachas evitan las trampas dulces diseñadas para matarlas. La rápida evolución de esa conducta que les permite caminar por entre deliciosas trampas azucaradas demuestra la capacidad del sistema sensorial del insecto para cambiar en respuesta al ambiente. Algo muy importante para la supervivencia y que revela porqué escapan a los venenos. El sistema sensorial permite que los insectos naveguen en su medio, pero no se sabe mucho de cómo se adapta a los cambios en él. Ayako Wada-Katsumata de North Carolina State University y colegas trabajaron con cucarachas alemanas y en pocos años estas aprendieron a evitar esas trampas, reportaron en Science. Por eso no caen con tanta facilidad.

7. Esa vacuna sí sirvió

Científicos desarrollaron una vacuna más efectiva contra la influenza, probada con éxito en animales, mejor que la que se usa comercialmente hoy. Incluso, protegería contra variedades de influenza que no han emergido, según el estudio publicado en Nature. “Nos conduce hacia una vacuna universal de la influenza”, dijo Gary Nabel, quien dirigió el estudio. La vacuna se basa en nanopartículas de influenza en vez de los virus inactivados de las tradicionales. El próximo paso: pruebas en humanos para ver si en verdad protege.

8. Corales para la vida

Colombia tiene una nueva área donde comenzará a defenderse la vida con mayor ahínco: el Parque Nacional Natural Corales de Profundidad, frente al Archipiélago de San Bernardo, delante del golfo de Morrosquillo. Con un área de 142.192 hectáreas pasa a ser el área 57 en lograr su protección en el sistema de Parques. De importancia estratégica son los corales que contiene, donde abundan las especies y sirven de cuna para que los pececillos y otros animales marinos comiencen la vida y se nutran. El sitio es además un libro abierto para la ciencia.

9. La vitamina matabacterias

Altas dosis de vitamina C pueden eliminar con rapidez poblaciones enteras de cepas de bacterias causantes de la tuberculosis resistentes a las medicinas, lo que se logra al inducir una reacción química que produce altos niveles de radicales que afectan el ADN, reveló un estudio en Nature Communications. El estudio se hizo en cultivos de laboratorio de Mycobacterium tuberculosis y deben ser replicados ahora en vivo para determinar si funciona. De ser así sería un gran avance en el tratamiento de una enfermedad en expansión.

10. Los billetes vienen con regalos

Un estudio reveló la presencia de 710 géneros de bacterias en dos billetes de $1.000 colombianos secuenciados por el Centro Nacional de Secuenciación Genómica de la Universidad de Antioquia y Roche. El 5% son patógenos, aunque no se ha hecho la clasificación por especies. Y los hongos presentes serán analizados en el segundo semestre. Una muestra de la capacidad del CNSG y su equipo de investigadores.

Un planeta tuvo dos hijos

Un par de mellizos a la fuerza, eso fue lo que creó una moribunda estrella, mellizos solo algo más pequeños que la Tierra.

La historia, según deducen los astrónomos, pudo ser como sigue:

Un gran planeta giraba en torno a una estrella gigante roja, KIC 05807616, que un día comenzó a morir. Con el desequilibrio de fuerzas que se presenta cuando una estrella de tal tamaño muere, comienza a expandirse, a botar las capas externas. Pero el gran planeta que giraba cerca comenzó a caer en espiral hacia la estrella. Las enormes fuerzas lo partieron en pedazos, dos de ellos algo menores que nuestra Tierra.

Esos dos nuevos planetas se estabilizaron en órbita alrededor de la moribunda estrella, girando a tan solo 900.000 y 1.100.000 kilómetros, muy cerca para contener agua.

De esa manera, al partirse, la estrella pudo ganar en equilibrio, llegando a un tamaño más manejable, gracias a los pedazos que cayeron hacia ella.

En las primeras observaciones se insinuó otro posible planeta, que de confirmarse reforzaría la hipótesis de que se formaron de un solo cuerpo.

Cuando esos planetas fueron descubiertos en diciembre, causaron sensación entre los científicos.

Algún día el Sol también, cuando comience a morir, crecerá y posiblemente se engulla Mercurio, Venus y la Tierra, muy pequeños para devolveré el equilibro, mientras loas planetas más grandes quedarán lejos de su alcance.

El estudio fue hecho por astrónomos del Israel Institute of Tecyhnology.

Dibujo cortesía de los dos planetas alrededor de su estrella.

26 nuevos planetas en 11 soles

Cero y van dos: súmele a la cada vez más nutrida lista. La misión Kepler de la Nasa descubrió 11 nuevos sistemas planetarios que albergan 26 planetas confirmados.

Con estos descubrimientos casi que se dobla el número de planetas verificados de la misión Kepler y triplica el número de estrellas conocidas por tener más de un planeta que transita (pasa delante de ella vista desde el Kepler).

Los planetas orbitan cerca de sus estrellas y tienen un tamaño que va de 1,5 radios terrestre a más grandes que Júpiter. 15 tienen un tamaño entre la Tierra y Neptuno, pero se requerirán más estudios para determinar si son rocosos como nuestro planeta o poseen gruesas atmósferas gaseosas como Neptuno.

Estos planetas orbitan su estrella cada 6 a 143 días. Todas están más cerca a su estrella madre de lo que Venus está del Sol.

“Antes de Kepler, conocíamos unos 500 exoplanetas en todo el cielo”, dijo Doug Hudgins, científico de la misión. “Ahora, en solo 2 años mirando un parche del cielo no más largo que el puño de una mano, Kepler descubrió más de 60 planetas y 2.300 candidatos a planeta. Esto nos indica que nuestra galaxia está cargada con planetas de todos los tamaños y órbitas”.

Kepler identifica los candidatos al medir una y otra vez el cambio en el brillo de más de 150.000 estrellas para detectar cuando el planeta pasa por delante de su sol. Ese paso induce una pequeña sombra hacia la Tierra y la nave.

La confirmación de esa pequeña disminución en el brillo estelar requiere observaciones adicionales y un análisis exigente, explicó Eric Ford, profesor de Astronomía en la Universidad de Florida y autor de uno de los papers que confirmó el hallazgo de dos de esos planetas.

Cada uno de los nuevos sistemas planetarios contienen de 2 a 5 planetas. En sistemas planetarios tan estrechos, el jalón gravitacional de los planetas entre sí hace que uno acelere y otro desacelere a través de su recorrido orbital, lo que puede ser verificado sin extensas observaciones desde la superficie terrestre.

5 de los sistemas contienen un par de planetas en los que el planeta interior orbita la estrella dos veces por cada giro del planeta exterior. Cuatro contienen un par en el que el planeta exterior circula 2 veces la estrella por cada 3 del interior.

El sistema con más planetas de este nuevo hallazgo es Kepler 33, una estrella más vieja y masiva que nuestro Sol: alberga 5 planetas con tamaños de 1,5 el de la Tierra hasta 5 Tierras, todos situados más cerca a su estrella que cualquier planeta de nuestro sistema está con relación al Sol.

Imagen que ilustra sobre los sistemas y la ubicación de los planetas por tránsito cortesía Nasa Ames/Dan Fabrycky, University of California, Santa Cruz

Descubren planetas que murieron como morirá la Tierra

Un día relativamente lejano, el Sol se expandirá, en su agonía, tragándose varios planetas, que como la Tierra quedarán como rocas chamuscadas.

Astrónomos descubrieron dos planetas del tamaño de la tierra que están, literalmente, fritos. Su estrella madre, en las fases finales de su existencia, se convirtió en una gigante roja que creció varias veces su tamaño original y los abrasó debido a que circulaban en órbitas cercanas.

El descubrimiento fue publicado ayer en la revista Nature y revela lo que será nuestro destino.

Cuando el Sol, en unos 5.000 millones de años, se convierta en una gigante roja inflada al agotar casi todo su combustible, se tragará los planetas rocosos más cercanos, como Mercurio, Venus, la Tierra y Marte.

Sometidos a ese infierno, no quedará nadie para contarlo, si es que lo hubiere entonces.

Los planetas descubiertos no solo sobrevivieron la inmersión en el fuego estelar, sino que probablemente le ayudaron a su estrella a desprenderse del caliente material de los días finales.

“Si un planeta como la Tierra quedara 1.000 millones de años en ese ambiente, se evaporaría. Solo planetas más grandes como Saturno y Júpiter podrían sobrevivir”, explicó Elizabeth Green, del Observatorio de la Universidad de Arizona.

Los dos planetas, llamados KOI 55.01 y KOI 55.02, orbitaban muy cerca a su estrella, habiendo quedado inmersos en la envoltura estelar de la fase roja, pero sobrevivieron. Esos planetas tenían un radio de 0,76 y 0,87 veces el radio terrestre.

La estrella madre, KOI 55, es lo que los astrónomos llaman una estrella subenana B: consiste en el núcleo expuesto de una gigante roja que ha perdido casi toda su envoltura. De hecho, se cree que los planetas pudieron haber participado en el aumento de la pérdida de masa de la estrella necesario para la formación de esta clase de estrellas.

Dibujo cortesía S. Charpinet.

12