Corregir para que el error no se perpetúe (2)

Dos lectoras expresan sus comentarios sobre el deber profesional y ético de escribir correctamente.
La comunicación con los lectores fue muy activa esta semana. Recibí comentarios sobre este espacio de reflexión, especialmente sobre la última columna, Corregir para que el error no se perpetúe,  y también sobre nuevos errores.
Hoy quiero publicar dos de los aportes. El primero es de María del Pilar Penagos, educadora estudiosa del uso del lenguaje en el ámbito escolar y en los medios de comunicación. Dice que cree que se necesita un esfuerzo de los periodistas para evitar los errores y corregir los que salen publicados:
“Escribir con corrección y buena ortografía exige además de conocimiento del tema, tiempo, dedicación, compromiso y experiencia. Escribir, más que plasmar saberes u opiniones, es abrir la posibilidad a quien lee de descubrir un mundo nuevo. Sí el texto escrito es coherente, conciso, no tiene errores que alejen al lector de la comprensión de lo leído, presenta de manera puntual la intención y el mensaje puede decirse entonces que el escritor logró su cometido”.
Y añade: “El reto al escribir no está sólo en expresar un concepto o transmitir un conocimiento sino en captar la atención del que lee, objetivo que se logra cuando las ideas, articuladas y claras, corresponden a un análisis serio, objetivo y cuidadoso del asunto tratado. Cuando el lector recibe una información confiable, debidamente documentada, sin errores ortográficos, con el valor agregado de una impecable redacción, obtiene un documento valioso con nuevas herramientas para enriquecer su saber y potenciar su capacidad de discernimiento.Escribir, más que agrupar palabras con sentido, es entregar a otros una puerta que se abre al infinito”.
La lectora Maryluz de Halstead ha llamado muchas veces al periódico. dice:  “Leo todos los días El Colombiano y con mucha frecuencia encuentro errores. Hoy (viernes 24 de mayo), por ejemplo, en la página 9A, Radar, salió un gran error: “Cocodrilo se coló en el parlamento taiwanés”, en vez de tailanés. No entiendo esa equivocación. Yo misma les envié hace unos meses el periódico subrayado con los errores que encontré. Me preocupa el mal uso de las preposiciones y de otras incorrecciones gramaticales porque molestan al lector. Leo sus columnas y considero que vale la pena insistir  para que escribir bien se conviertan en la cultura de los periodistas…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>