El bazar de verdades y mentiras

El lector Eduardo Aristizábal Peláez, periodista y abogado, señaló la falta de rigor en las informaciones judiciales al comentar el título: Fiscalía no negociará con Rafael Uribe Noguera e irá a juicio, publicado en la página 7 de la edición del martes 13 de diciembre: Dice que “…el título no falta a la verdad, pero es ambiguo porque da a entender que la Fiscalía tiene la potestad, en este caso, de negociar una rebaja de penas y en realidad el numeral 7 del artículo 199 de la Ley 1098, Código de la infancia y la adolescencia, lo prohíbe…”.
La norma dice: “7. No procederán las rebajas de pena con base en los “preacuerdos y negociaciones entre la fiscalía y el imputado o acusado”, previstos en los artículos 348 a 351 de la Ley 906 de 2004.”.
Este caso es el menos relevante pero ilustra y sirve de ejemplor frente al bazar mediático y de redes sociales al que hemos asistido en los últimos días, en el que se ofrecen por igual verdades y mentiras, rumores, conjeturas, especulaciones y grandes dosis de información imprecisa, sobredimensionada y efectista.
Además del sensacionalismo y de la violación de derechos fundamentales, como el debido proceso, la presunción de inocencia, de la intimidad y la honra, a las que me referí en las últimas columnas, el periodismo falla con frecuencia por la falta de rigor en el uso de los términos jurídicos y judiciales.
Es preciso distinguir las etapas del esquema básico del proceso penal colombiano para redactar con ética, calidad y responsabilidad social frente a los derechos de los implicados en el delito y de las víctimas.
De la propiedad y la pertinencia de los términos y los conceptos dependen el rigor y la imparcialidad con la que los medios de comunicación presentan los hechos a sus audiencias.
Hay que distingir las etapas del esquema básico del proceso penal colombiano: la investigación, a cargo de los fiscales y la Fiscalía General de la Nación; la intermedia o de preparación del juicio; la de juzgamiento, a cargo de los jueces.
En cada una de estas etapas se cumplen acciones, gestiones y pasos que van consolidando la investigación hasta llegar al juicio.
Es vital que los periodistas conozcan las distintas etapas y fases, es decir que comprendan las implicaciones y los alcances de la investigación por parte de los fiscales, la indagación, la audiencia preliminar y la formulación de la imputación, si se llega a este punto sin necesidad de iniciar la etapa del juicio. Igual que del desarrollo de la etapa del juicio oral o preparación del juicio.
Ya en el juicio, el fiscal debe sustentar su acusación. Se pregunta al acusado si se declara inocente o culpable. La defensa presenta sus argumentos (no siempre defiende la inocencia de su cliente). Se practican las pruebas (testimonios, peritajes, dictámenes forenses, etc.). Se presentan los alegatos de conclusión (fiscal vs defensor). El juez anuncia el sentido del fallo. Se dicta sentencia. No siempre la consecuencia es la pena privativa de la libertad (cárcel). Hay penas alternativas: multas. En esta audiencia, la defensa o la fiscalía presentan sus recursos contra la sentencia (reposición y apelación).
A los periodistas nos obliga estudiar estos temas jurídicos y judiciales para informar con veracidad, imparcialidad y responsabilidad. Las audiencias se merecen un periodismo de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>