El rigor de los sondeos

A raíz del sondeo que realizó el periódico en su sitio web para conocer la opinión sobre el uso de la marihuana con fines medicinales, la lectora Miriam Fabiola Arbeláez pregunta: “¿Qué validez tienen los sondeos que todos los días realizan la televisión, la radio y también los periódicos…?”.
Juan Esteban Vásquez Fernández, macroeditor Digital explica que “Nuestro sondeo funciona de esta manera: El sistema permite votar una sola vez por navegador, es decir si una persona vota y después vuelve y carga la página e intenta votar de nuevo le aparecerá un mensaje que dice: ´NO PUEDES VOTAR. YA PARTICIPASTE´. El sistema se basa en los cookies de los navegadores para no permitir que una persona vote en múltiples ocasiones, sin embargo si un usuario borra la información del navegador podría repetir el voto, o también si ingresa al sitio web a través de otro navegador”.
Y añade: “Los votos son seguros, teniendo en cuenta que se sabe que son efectuados por personas, el sistema tiene una seguridad que impide que se hagan peticiones de votos externas por medio de robots. Reflejan el pensamiento de las personas que deciden votar, hay que tener en cuenta que no todos los lectores votan. También hay que tener en cuenta que hasta los servidores de la CIA han sido hackeados, por eso no estamos exentos de un ataque, pero nuestro sistema cuenta con la seguridad necesaria para este tipo de sondeos”.
El profesor universitario y autor León Darío Bello Parias anota al respecto; El nombre que se le da es adecuado, un sondeo puede considerarse como una primera impresión sobe algo, nunca generalizable a toda una población.
Agrega que “hay que tratar de identificar esa población que es aún más reducida, valga decir, el sondeo lo pueden responder sólo los que tienen acceso a Internet por un lado, luego que miren El Colombiano y por último que tengan la tendencia a contestar preguntas por éste medio, parecen muchas condiciones. Lo cierto del caso, es que estadísticamente no tienen valor científico, en algunos momentos pueden desorientar más que orientar. Por eso es importante tener el referente de quienes pueden contestar el sondeo, Nunca mencionar Los antioqueños opinan…”, que son titulares usuales. Es como los que hace CMI y todos esos medios que usted conoce…”.
En realidad El Colombiano hace pocos sondeos de esta clase. Para efectuar los sondeos o encuestas políticas en tiempo de elecciones o para medir la aprobación o desaprobación de los programas gubernamentales, los dirigentes y las instituciones, contrata a la reconocida firma Invamer Gallup.
Considero que los demás sondeos, cada vez más frecuentes en los medios de comunicación, principalmente en la televisión, no tienen rigor estadístico y por lo tanto hay que mirarlos con distancia, solo como un ejercicio de participación de la audiencia.
De todas maneras, los objetivos y reglamentación deben ser conocidos por los lectores, oyentes o televidentes. Las opciones para votar deberían ser múltiples y, por supuesto, la publicación incluir datos como el tiempo que estuvo abierta la votación, el número de votantes y tener cuidado con las extrapolaciones y generalizaciones.
Finalmente recomiendo, en el caso del periódico, la adopción de un reglamento básico que aclare las inquietudes de las audiencias y disipe las dudas y sospechas que afecten la credibilidad y la confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>