Encuestas: fotos fijas de ciudadanos que se mueven…

El lector Jaime Humberto Correa se pregunta por qué los resultados de las encuestas que publican los medios de comunican difieren unos de otros.
Quizás la explicación más sencilla es que cada una de las investigaciones sobre la opinión electoral es como una imagen instantánea, una fotografía fija de los ciudadanos que se mueven a medida que avanza la campaña política. Y cada resultado, cada fotografía, siempre será diferente aunque la encuesta sea realizada por la misma entidad.
La encuesta electoral es una investigación social que averigua por las opiniones, percepciones y actitudes de los ciudadanos frente a los candidatos en contienda. Para su realización se estructuran una muestra y un cuestionario.
La muestra debe ser confeccionada con cuidadosa representatividad geográfica en vista de la dificultad económica y práctica para hacerla al azar, en cuya eventualidad cada ciudadano tendría la opción real de conformarla. Su tamaño debe comprender cuotas de sexos, edades y de otros criterios que permitan controlar sesgos y, así, para optimizar el índice de confianza y disminuir el margen de error.
Algunas organizaciones políticas contratan encuestas y cambian estos criterios a conveniencia para buscar mayores porcentajes de aceptación de su candidato en evidente manipulación, sobre todo cuando las divulgan como si se tratara de información electoral, cuando en realidad se trata de propaganda malintencionada que juega con la credibilidad pública.
Por esta razón, la primera pregunta que deben responder los periodistas y formularse la audiencia es ¿quién paga la encuesta? El Colombiano solo publica las que contrata el mismo periódico y se abstiene de divulgar resultados de otros encuestadores, tal como lo explicó Isolda María Vélez, macroeditora de Información, en la columna de la semana pasada.
El cuestionario también puede incidir en los resultados y en la calidad de la información que se obtiene. El orden de las preguntas, la forma de hacerlas, si es presencial o por teléfono, la extensión, el nivel socioeconómico y cultural y el lugar geográfico son algunos factores que pueden aclarar la diferencia de una encuesta a otra.
Los resultados, porcentajes y las tendencias, de las encuestas tampoco coinciden porque se realizan en fechas diferentes. Las opiniones políticas de los ciudadanos cambian todos los días al ritmo de los hechos políticos, específicamente en el grupo de los indecisos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>