Bienvenidos al blog del Defensor

Victor-Leon-post1

EL COLOMBIANO es hoy el único periódico del país con Defensoría del Lector. Otros 400 periódicos de distintos países creen en el ombudsman, defensor u oidor, figura que se abre paso en el mundo del periodismo.

Esta figura busca defender la ética y el derecho a la información y mejorar la calidad del periodismo. Hace parte del sistema de autorregulación de los medios, conformado además por consejos y paneles de lectores, manuales de estilo, auditorías y secciones de control de calidad periodística.

La decisión de establecerla se funda en los principios éticos y periodísticos de EL COLOMBIANO, heredados de su director emérito, Fernando Gómez Martínez, y por quienes asumieron más tarde la responsabilidad de orientar el diario: Juan Zuleta Ferrer, Juan Gómez Martínez y Ana Mercedes Gómez Martínez.

Pero no basta la carta de navegación. Se requiere de la voluntad transparente para ponerla en común y de la decisión de designar quién atienda las reclamaciones de las audiencias.

La Defensoría del Lector es consecuencia directa de la responsabilidad social de los medios de comunicación. A través de este instrumento se apoya la construcción del sistema de autocontrol, conforme a la Constitución, las leyes y la ética.

En otros términos, contribuye a conservar la credibilidad, que es el patrimonio más valioso del medio y del periodista. La otorga la opinión pública y se construye o se destruye todos días.

A mi tarea como defensor del lector le he dado un enfoque pedagógico. Las columnas buscan estimular la participación, responder a las inquietudes de los lectores y explicar qué pasa en la Sala de Redacción. Son frases dirigidas a la conciencia de periodistas y lectores.

Dentro del periódico, construyo el espacio académico, Pensando en el Lector, con el ánimo de alentar la autocrítica y las competencias profesionales. Una biblioteca digital con más de quinientos libros de periodismo, enlaces a decenas de diccionarios y sitios de interés integran el conjunto de recursos de consulta y formación que los periodistas tienen a un clic.

En cuanto a la autocrítica, pienso que es factor crucial en el periodismo. Muchos autores ven como un mito esta paradoja: estamos listos para criticar y ausentes para recibir críticas de los lectores y la ciudadanía.

Y sobre la participación de los lectores es evidente que hoy se percibe una mayor interactividad. Sin embargo, creo que es deseable la presencia en las reuniones de planeación temática.

Precisamente en la columna anterior me referí a los comentarios que recibí durante el año 2011. En total sumaron 1.036, de los cuales el mayor porcentaje está representado por el 23,35 por ciento. Es decir, 242 lectores se quejaron por erratas y errores que van desde simples equivocaciones de digitación hasta faltas de ortografía, uso de barbarismos e imprecisiones.

Y también señalé que buena parte de las observaciones de los lectores correspondían a sugerencias y temas de investigación que fueron atendidos y desarrollados por la redacción del periódico.

El Blog del Defensor será un nuevo canal de relación con las audiencias, en la Zona C de nuestro portal.
Aquí estarán las columnas del defensor del lector y otros contenidos y recursos de interés.

¡Bienvenidos!